log in
  • Tras años de tropiezos, Puerto Brisa vuelve a opera

    Atenderá buques de 180.000 toneladas y atraerá carbón de La Guajira, Cesar y el centro del país.
     
    Puerto BrisaPuerto Brisa, el terminal marítimo en Dibulla, Guajira, que levantó ampolla entre ambientalistas, pescadores, sociólogos y en los cuatro pueblos indígenas de la Sierra Nevada de Santa Marta: koguis, arhuacos, kankuamos y wiwas, empezará a operar a finales de este mes.
    Así le confirmó a Portafolio el presidente del puerto, Fabio Ramírez, quien señaló que en la primera etapa se realizó una inversión cercana a los 250 millones de dólares.
     
    El terminal multipropósito de servicio público recibirá embarcaciones de hasta de 180.000 toneladas y cuenta con una capacidad instalada para el manejo de 32 millones de toneladas de carga tanto de exportación como de importación.
     
    Adicionalmente, tendrá 354 hectáreas de zona franca que, según el experto en puertos Manuel Campos, puede despegar con mayor facilidad.
     
    “Puede atraer importaciones de Brasil o de México y de la misma manera generar exportaciones. Debido a su localización, podrá aprovechar su cercanía con Termoguajira”, afirmó. La pregunta que se hace el experto es qué tipo de carga se movilizará por Puerto Brisa, pues la CCX (antes MPX), carbonera que hace parte del grupo del magnate brasileño Eike Batista y la que motivó la construcción de la obra, no ha contado con suerte en La Guajira.
     
    “No hizo las minas que iba hacer en el tiempo que había planeado”, dijo Campos.
    Por eso considera que el nuevo terminal deberá apoyar inicialmente los proyectos que a futuro van a producir más carga como la perforación y off shore (costa afuera).
     
    De hecho, la zona franca se construyó para cumplir esa demanda, a una distancia promedio de 70 millas náuticas justo al frente del puerto.
     
    En los planes que tiene la compañía están “en una etapa inicial manejar cargas a granel, como carbón y otros minerales que por sus grandes volúmenes de producción demandan instalaciones con gran capacidad de almacenamiento, equipos de manejo eficientes y amigables con el medio ambiente, así como muelles con capacidad para recibo de buques de gran calado”, afirmó Ramírez. En el corto plazo, el puerto prevé el manejo de graneles líquidos y gaseosos, incluidos hidrocarburos derivados del petróleo y Gas Natural Licuado (GNL).
     
    Debido a lo que ocurre con CCX, Puerto Brisa se concentrará en los pequeños y medianos exportadores de carbón y otros minerales de La Guajira, Cesar, santanderes, Cundinamarca y Boyacá, que hasta ahora no contaban con una infraestructura moderna.
     
    “En particular, todos los productores y exportadores de carbón que no cuentan con un puerto exclusivo para el manejo de sus exportaciones”, asegura el presidente del puerto en Dibulla. Agrega que sus clientes contarán con una ventaja adicional y es la posibilidad de acopiar grandes embarques durante un periodo de tiempo acorde con la logística disponible, dada por la gran capacidad de almacenamiento que posee el puerto.
     
    OBSTÁCULOS EN LA CONSTRUCCIÓN DEL TERMINAL MARÍTIMO PARA CARBÓN
     
    La construcción de la obra empezó en octubre de 2010 y tardó aproximadamente tres años, pues estuvo acompañada por un caluroso proceso de concertación con las comunidades indígenas, pese a que el Ministerio del Interior había certificado que no había en la zona.
     
    Sin embargo, fue una tutela interpuesta por los pueblos de la Sierra la que obligó a suspender las obras mientras se adelantaba una consulta para determinar el impacto del proyecto. En abril del 2011, la Corte Constitucional obligó a realizar una consulta con las comunidades que terminó en noviembre del 2011, fecha en la que se reanudaron las obras. “Por los atrasos, los inversionistas tuvieron que pagar la realización de la consulta y pagos por incumplimientos a contratistas”, dijo Ramírez.
     
    Christian Pardo Q.
     
    Fuente: LaRepublica.co
  • Trump prepara acciones ejecutivas para reactivar minas de carbón

    Washington, 20 mar (PL) El presidente norteamericano, Donald Trump, anunció ayer durante un acto en el estado de Kentucky que prepara nuevas acciones ejecutivas encaminadas a reactivar la minería del carbón en el país.
     
    Donald Trump , Presidente de EEUUDonald Trump , Presidente de EEUUMientras hablamos estamos preparando más medidas para salvar a nuestra industria del carbón y evitar que los maravillosos mineros continúen fuera de sus puestos de trabajo, manifestó esta noche durante un mitin en la ciudad de Louisville.
     
    El mandatario, quien no dio detalles sobre las acciones para alcanzar tal propósito, expresó además que quiere convertir a la Agencia de Protección Ambiental de una asesina de empleos a una creadora de puestos de trabajo.
     
    Asimismo, repitió otras promesas de campaña como su intención de renegociar los acuerdos internacionales, entre ellos el Tratado de Libre Comercio de América del Norte con México y Canadá.
     
    Un detalle criticado por diversos medios locales fue la alusión del mandatario al jugador de fútbol americano Colin Kaepernick, quien el pasado año, cuando era mariscal de campo de los San Francisco 49ers, se negó a cantar el himno nacional y permaneció sentado en señal de protesta durante la previa de un juego de pretemporada.
     
    Al concluir el partido, el atleta explicó que el acto fue una forma de rechazar el trato y la violencia contra las minorías raciales en Estados Unidos.
     
    'No voy a levantarme para mostrar orgullo por la bandera de un país que oprime a la gente negra', declaró entonces.
     
    En esta jornada, Trump dijo haber leído un artículo en el que se dice que los dueños de los equipos en la Liga Nacional de Fútbol Americano no quieren contratar a Kaepernick, quien ahora es un agente libre, por temor a recibir un tuit desagradable del presidente.
     
    De acuerdo con el portal The Hill, el mariscal de campo fue diana de ataques del presidente durante su etapa como candidato republicano, cuando llegó a decirle que debía buscar un país que fuera mejor para él.
     
     
    PrensaLátina.cu
  • Trump rechaza una petición del sector del carbón

    WASHINGTON El gobierno de Estados Unidos rechazó una iniciativa de la industria del carbón para emitir una orden de emergencia, un mecanismo utilizado con poca frecuencia, para proteger las centrales eléctricas que funcionan con carbón.
     
    Donld Trump EEUUUn ejecutivo afirmó que la decisión rompe una promesa personal del presidente, Donald Trump.
     
    Las empresas afirman que las centrales se ven lastradas por regulaciones medioambientales y presiones del mercado, y pedían ayuda a través del decreto.
     
    Sin embargo, el Departamento de Energía ha decidido que la orden es innecesaria y la Casa Blanca se ha mostrado de acuerdo.
     
    Trump se había comprometido a emprender esa medida en conversaciones privadas con directivos de Murray Energy Corp. and FirstEnergy Solutions Corp., después de varios actos públicos en julio y a principios de agosto, según misivas a las que tuvo acceso The Associated Press.
     
    La decisión refleja un patrón que empieza a aparecer en el gobierno de Trump: las osadas declaraciones del presidente, tanto públicas como privadas, no siempre se trasladan a la práctica.
     
     
     
    ELNUEVOHERALD.COM
  • Trump revoca una regulación de minería del carbón de Obama

    El presidente estadounidense Donald Trump ha firmado la revocación de otra regulación de su predecesor, Barack Obama, en este caso, una relacionada con la minería del carbón.
     
    Carbon AfricaEl presidente estadounidense Donald Trump ha firmado este jueves la revocación de una regulación relacionada con la minería del carbón.
     
    Se trata del 'Stream Protection Rule' ('Norma de Protección de Riachuelos'), que obligaba a las compañías mineras a reportar pagos a Gobiernos extranjeros hechos en el marco de las actividades de producción.
     
    La norma de la Oficina de Minería Superficial del Departamento de Asuntos de Interiores de EE.UU. entró en vigor el pasado mes de diciembre y presuponía la protección de vías navegables de los desechos de la producción minera.
     
    La resolución, que pone fin a una de las regulaciones clave de la presidencia de Barack Obama, ha sido autorizada por el 'Acto de Revisión del Congreso' ('Congressional Review Act'), una ley de 1996, que permite que el Congreso elimine restricciones administrativas impuestas por agencias ejecutivas.
     
    El presidente estadounidense ha tachado la normativa revocada de "otra terrible norma que mata empleos" y ha rematado que "es una gran amenaza a los empleos y vamos a deshacernos de esta amenaza. Vamos a luchar por ustedes". Trump ha subrayado que con la eliminación de dicha medida sigue "cumpliendo mi promesa al pueblo estadounidense de deshacernos de regulaciones ineficientes".
     
     
    RT.com
  • Trump y el carbón guajiro y cesarense

    Donald Trump , Presidente de EEUUDonald Trump , Presidente de EEUUEl Partido Republicano de los Estados Unidos, actualmente controla el Congreso de ese país en ambas cámaras, y el presidente Donald Trump es de los suyos. Se hizo presidente con su estructura, pero no es precisamente un republicano militante. Algo que el establecimiento republicano y su no muy cuerdo presidente comparten es que el efecto invernadero que produce cambio climático no existe. 
     
    El planeta no se está calentando y volviendose en ciertas partes cada vez más invivible, por razones que la ciencia no avala. Como si eso fuera algo normal en el desarrollo del planeta. Sin embargo, el consenso científico mundial dice que es producto de la acción humana: por la producción de energía con fuentes no renovables como el carbón, el petróleo y el gas natural, la ganadería por la producción de metano y el transporte a base de gasolina. 
     
    Ese precepto, aceptado por la comunidad internacional tanto a nivel científico como político, es el que ha llevado a distintos gobiernos a impulsar la industria de la energía renovable y a limitar las emisiones de gases de efecto invernadero en la producción de energía, los automóviles, etc. El calentamiento global ha sido calificado como un peligro para la supervivencia del hombre en la tierra.
     
    Ahora, con Trump en la Casa Blanca y la derecha más radical del partido Republicano en el Congreso estadounidense, ese consenso global puede venirse al traste y nos guste o no esa situación, esto puede darle algo de tiempo a la industria del carbón térmico colombiano, de la que vive la economía vallenata.
     
    Los esfuerzos de los gobiernos a nivel global contra el carbón, llevaron a que cada vez haya menos producción de carbón, los grandes fondos e inversionistas se están saliendo de esta industria a como de lugar. Consecuencia de esto y de la desaceleración de China, el precio del carbón empezó a descender peligrosamente, tanto que a nivel local Drummond y Cerrejón tuvieron que cerrar puestos de trabajo y frenar ampliaciones.
     
    Esto sucedió en el mundo entero. Según Bloomberg Beyond Coal, iniciativa filantrópica de Michael Bloomberg para que el mercado energético americano deje de producir a base de carbón, del 2010 a la fecha 230 plantas de energía a base de carbón han dejado de funcionar.
     
    Sin embargo, a mediados de 2016 y lo que va de este año, las cosas empezaron a cambiar. Según el portal indexmundi.com, el carbón Colombiano cerró en US$89.8 dólares en diciembre 2016, mientras en julio estuvo en US$54.8. La demanda revigorizada de la economía sin duda es la que ha ayudado a que esto se esté dando. A pesar de que haya menos consumo, se está valorizando la producción que va quedando. 
     
    La pregunta que hay que hacerse es: ¿Ayudará el viraje de la política energética y ambiental en Washington a que haya un compás de espera al carbón Colombiano? Necesitamos que el Cesar y La Guajira empiecen a mirar hacia otros horizontes productivos en lo agropecuario, la industria y los servicios a nivel global si queremos sobrevivir en un mundo sin carbón. Pero mientras ese día llega, los republicanos están dando un poco de tiempo…y ese es un recurso que nunca sobra.
     
    Editorial -ElPilon.com
  • Vale amenaza con abandonar grupo industrial por disputa con Rio Tinto

    Vale Brasil Reuters 2LONDRES (EFE Dow Jones)—El gigante brasileño de la minería Vale SA podría abandonar un importante foro del sector por las tensiones con su rival Rio Tinto PLC en torno a un importante activo de mineral de hierro en Guinea.
     
    Vale ha escrito al Consejo Internacional de la Minería y los Metales —ICMM, por sus siglas en inglés— sobre su pertenencia a este órgano integrado por 22 de las mineras más importantes del mundo, como Vale, Rio, BHP Billiton BLT.LN +0.85%  PLC y Glencore GLNCY +2.33%  PLC.
     
    Según tres fuentes conocedoras de la situación, el prsidente ejecutivo de Vale, Murilo Ferreirac —miembro del consejo del ICMM— ha amenazado con abandonar el organismo por una demanda judicial interpuesta por Rio Tinto.
     
    Rio Tinto demandó a Vale y al multimillonario israelí Beny Steinmetz a finales de abril. En la demanda, se dice que Vale y Steinmetz —junto con el ex ministro de Minería guineano Mahmoud Thiam y con Mamadie Touré, esposa del difunto líder del país Lansana Conté— se pusieron de acuerdo para robar a Rio la mitad de la concesión de mineral de hierro Simandou en Guinea, uno de los activos mineros infradesarrollados más grandes del mundo. Tanto Vale como la división minera de Steinmetz, BSG Resources Ltd, han negado lo que se dice en la demanda, al igual que Thiam, mientras que no se pudo contactar con Touré para recabar sus comentarios.
     
    Si Vale abandonara el ICMM, sería el primero en hacerlo desde que se fundó el consejo en 2001. Además de promover los esfuerzos de la industria minera en el ámbito del desarrollo sostenible, el ICMM constituye un poco habitual foro de reunión de los principales ejecutivos de las grandes mineras en torno a una mesa. Bajo sus auspicios, se celebran reuniones dos veces al año, habitualmente en mayo y en octubre.
     
    — Paul Kiernan en Rio de Janeiro contribuyó a esta nota
     
    Por Andrew Peaple
     
    Fuente: WSJournal.com
  • Van inscritos 1.159 comercializadores de minerales

    A junio 26, se presentaron 3.361 peticiones de certificación al Registro Único de Comercializadores de Minerales, Rucom.
     
    Carbon ExportEl 12 de enero de este año, la Agencia Nacional Minera habilitó el Registro Único de Comercializadores de Minerales, Rucom, un sistema para que todas las personas jurídicas y naturales dedicadas a la venta de estas materias primas se acrediten ante la autoridad.
     
    A corte del 26 de junio de este año, fueron 3.361 personas y empresas las que presentaron sus documentos para registrarse en el nuevo sistema.
     
    Sin embargo, solo fueron certificadas 1.159.
     
    Si bien esta cifra es baja con relación al total de comercializadores de minerales que se estima que hay en el país, para las autoridades es normal teniendo en cuenta que el sistema es reciente.
     
    De acuerdo con la norma, las personas o las empresas que no tengan este registro no podrán realizar sus actividades de comercialización y las autoridades podrían decomisarle las mercancías en caso de encontrarlos sin el registro.
     
    No obstante, la presidenta de la ANM, María Constanza García, señaló que habrá un margen de espera para que las personas y las empresas se registren mientras se perfecciona el sistema.
     
    Del total de los que solicitaron el registro, 1.142 peticionarios no cumplieron con la totalidad de los documentos que exige la ANM para hacer la inscripción, por lo que sus peticiones fueron devueltas.
     
    PETICIONES RECHAZADAS
     
    De las 3.361 peticiones, solamente 193 fueron rechazadas.
     
    De acuerdo con la información suministrada, las principales razones por las que la ANM ha rechazado solicitudes de registro ante el Rucom es porque se trata de empresas que no deben registrarse, por ser transportadoras o titulares mineros y no comercializadoras, porque la matrícula de la cámara de comercio está cancelada o porque son empresas que no están legalizadas.
     
    Cabe aclarar que solo las personas que tranzan con estos minerales deben hacer el registro, esto implica que los fabricantes de joyas que usan minerales preciosos como materia prima también deben certificarse en el Rucom.
     
    ¿DÓNDE ESTÁN LOS COMERCIALIZADORES?
     
    La mayoría de las personas que tranzan con minerales, entre los registrados este año, son personas jurídicas, específicamente 66 por ciento de los certificados.
     
    Antioquia y Bogotá son las zonas del país con mayor número de registros. En estas dos áreas se concentra el 44 por ciento de los comercializadores certificados por el Rucom.
     
    Boyacá y Chocó, departamentos productores por excelencia, le siguen en el escalafón con 248 inscritos, que representan 21 por ciento del total de los registrados en el país.
     
    En estas zonas priman las personas naturales frente a las jurídicas en el sistema.
     
  • Wyoming se aferra al carbón, pese a un futuro incierto

    Carbon WyomingEl estado que produce casi 40% de este mineral en Estados Unidos sentiría el impacto de las nuevas normas ambientales

    GILLETTE, Wyoming—El carbón sigue siendo el rey en el corazón de la cuenca Powder River de ese estado, en donde una columna de camiones que transportan cargas recién extraídas asciende todos los días por una ladera en las afueras de la ciudad.

    Por eso, cuando la conversación en un bar local se centra en las nuevas normas de emisiones de carbono propuestas en junio por la Agencia de Protección Ambiental (EPA, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos —reglas que golpearán con mayor fuerza a la industria del carbón— los clientes habituales responden con una mezcla de incredulidad y rechazo.

    "Lo que hacemos aquí nos llena de orgullo", resalta Doug Holzer, operador de equipo pesado en la mina Coal Creek, de Arch CoalACI -0.93% Saboreando una cerveza Budweiser después de salir de su turno nocturno, Holzer, de 57 años, pregunta en voz alta de donde obtendría EE.UU. su electricidad si no fuera por el carbón local. "Estamos calentando a todo el país", asevera.

    A los líderes políticos de Wyoming, el estado que genera 40% de toda la producción de carbón de EE.UU., no les interesa contemplar una era poscarbón. Aunque las nuevas normas de emisiones probablemente acelerarán la transición a otras fuentes de energía para la generación de electricidad, Wyoming ha prometido mantener el carbón como un baluarte de su economía, ya sea para consumo interno o exportación.

    El gobernador de Wyoming, Matt Mead, ha buscado en las últimas semanas defender a un nervioso sector minero al indicar que los niveles propuestos de emisiones no solo perjudicarán al estado, sino al resto del país, que sigue dependiendo del carbón para casi 40% de su electricidad.

    Las nuevas normas de la EPA buscan reducir la contaminación de carbono generada por las plantas de electricidad en un promedio de 30% para 2030 con respecto a los niveles de 2005. La propuesta otorgaría flexibilidad a los estados a la hora de implementar los estándares y Wyoming tendría que disminuir sus emisiones de carbono en 19%, menos que la mayoría del resto de los estados, según el Centro de Clima de Georgetown.


    Las normas propuestas bien podrían intensificar la transición desde el carbón a otras formas de energía que arrancó parcialmente con el auge del gas de esquisto en este y otros estados, lo cual elevó la presión sobre los mineros de carbón de Wyoming para encontrar nuevos mercados.

    A partir de 2012, se han suspendido o están programadas para suspenderse en la próxima década 297 unidades que utilizan carbón en plantas generadoras de electricidad debido a las regulaciones pendientes de la EPA y las fuentes de energía más económicas, según SNL Energy, una empresa especializada en datos de la industria.

    Mead es partidario de que se construyan terminales de carbón en el noroeste del país de modo que el carbón de Wyoming se pueda exportar a mercados en Asia, aunque las propuestas son resistidas por algunas ciudades y activistas que no quieren que los ferrocarriles de carbón atraviesen sus comunidades.

    "Esta batalla y pelea dista mucho de haber terminado, en mi opinión", afirmó Mead a seguidores del Partido Republicano. "Seremos muy enérgicos a la hora de defender lo que es bueno para Wyoming y lo que es bueno para el país".

    Ningún lugar en Wyoming ha sentido el impacto de los estándares propuestos más que la cuenca Powder River, una zona rica en minerales que cuenta con 12 minas de carbón. Según datos del estado, la industria carbonífera empleó a unas 6.500 personas el año pasado y la minería de carbón generó más de US$1.000 millones de ingresos para Wyoming durante el año fiscal 2013, la mayor cifra en una década.

    La mayoría del carbón de Wyoming se extrae aquí y después se envía a más de 30 estados. "El carbón no se va a terminar", dijo el representante Tom Lubnau, el presidente republicano de la asamblea del estado, que representa a Gillette. "Está muy bien tener pensamientos nobles hasta el momento en que el aire acondicionado deja de funcionar".

    En Gillette, un pueblo de 32.000 habitantes donde los mineros se reúnen en los bares y restaurantes después de los cambios de turno, es fácil toparse con la ira contra las políticas federales del medio ambiente. "Nuestra forma de pensar aquí es que si eliminan el carbón, veremos cuantas luces se quedan encendidas y cuántas plantas eléctricas siguen operando", afirma Luke Schlautmann, un mecánico de 34 años que trabaja en una de las minas de carbón cerca del pueblo, mientras terminaba su almuerzo en Lula Belle's Cafe.


    Shane Durgin, presidente de la mina de carbón Belle Ayr, de Alpha Coal West Inc. en la cuenca Powder River, dijo que a menudo escucha las grandes preocupaciones de sus empleados sobre el futuro del carbón y sobre su propio sustento. "Como industria, no somos el hijo predilecto en este momento", expresa. "Tenemos muchos retos" por delante.

    En su defensa de la industria carbonífera, las autoridades del estado indicaron que durante casi una década Wyoming había destinado cantidades significativas para lograr que la producción del carbón sea más contaminante.

    A partir de 2006, se han invertido US$80 millones en fondos estatales y privados para investigación sobre el carbón limpio en la Escuela de Recursos de Energía de la Universidad de Wyoming.

    El año pasado, la legislatura destinó US$15 millones para construir un centro de pruebas para el desarrollo de usos comerciales del carbón, que las autoridades del estado esperan creará un mercado de productos derivados del carbón. El centro será el anfitrión de una competencia de US$10 millones del uso comercial del carbón.

    Wyoming también es un importante productor de gas natural, pero las autoridades del estado dicen que no sería necesariamente fácil para los mineros de carbón aplicar sus habilidades a esa industria.

    Algunos grupos ecológicos afirman que Wyoming simplemente está aplazando lo inevitable. El estado emite la mayor cantidad de carbón per cápita en EE.UU., según los datos más recientes de la administración de información de energía del país. Y el carbón es responsable por casi toda la generación de electricidad del estado.

    Esto tendrá que cambiar, indicaron grupos ecológicos que han instado al estado a diversificar su economía. "Gillette no tiene un plan B", dice Shannon Anderson, una coordinadora del Consejo de Recursos de la cuenca Powder River, un grupo local de preservación. "Wyoming realmente no tiene un plan B".

    Por Dan Frosch

     

    Fuente: WSJournal.com

Links to Best Bookmaker Bet365 it The UK