log in
  • ‘El país debe revisar el mercado de energía’: Celsia

    La compañía tiene 1.852 megavatios de capacidad instalada, contrató la mayor cantidad de gas disponible y ha importado diésel para despachar sus plantas a plena capacidad.
     
    Planta TEn medio del difícil proceso que enfrenta Colombia por cuenta del fenómeno de ‘El Niño’, el presidente de Celsia, Ricardo Sierra, una de las principales generadoras de energía del país, dice que ahora se deben aunar esfuerzos para superar la crisis y una vez superada se debe examinar el mercado de la electricidad. Sierra habló con Portafolio.
     
    Las generadoras térmicas están siendo vistas como las ‘malas del paseo’ en esta coyuntura del sector eléctrico. ¿Cuál es su opinión al respecto?
     
    Las térmicas están respondiendo. A diferencia de ‘El Niño’ 91/92, los activos están disponibles para operar y, tal y como lo han hecho en situaciones recientes de escasez, están soportando en gran parte la demanda eléctrica del país y permitiendo que se embalse en las hidroeléctricas. Entre septiembre y octubre de este año, este parque térmico, que representa el 30% de la capacidad instalada, ha suministrado un 39 % de la demanda.
     
    ¿Cómo está preparada Celsia para ayudarle al país a enfrentar el fenómeno de ‘El Niño’?
     
    En Celsia tenemos 1.852 MW de capacidad instalada, de los cuales 340 MW operan actualmente con líquidos (con posibilidad de funcionar con gas natural) y 437 MW con gas natural.
     
    Además, con el objetivo de que nuestros activos térmicos se encontraran en plena disponibilidad de operar en esta coyuntura, la compañía realizó el mantenimiento mayor de todas sus unidades entre mayo y julio de este año, lo que ha garantizado el trabajo continuo de todo nuestro parque térmico. De igual forma, ha procurado la contratación de la mayor cantidad de gas natural disponible para generación y hemos importado más de 1 millón de barriles de diésel en el 2015.
     
    Mucha gente hace preguntas sobre qué se hizo con los recursos del cargo por confiabilidad. ¿Qué responde?
     
    En Zona Franca Celsia, que es donde tenemos una operación de gas y líquidos, se recibieron en los últimos 8 años ingresos de cargo por confiabilidad por 878 mil millones de pesos y se destinaron a costos fijos e inversiones en capacidad y logística de almacenamiento más de 1,2 billones, es decir, la compañía ha invertido en su infraestructura y en la operación mucho más de lo que ha recibido por cargo por confiabilidad.
     
    ¿Cuál es el problema entonces?
     
    Es importante la pregunta para aclarar que el cargo por confiabilidad remunera la inversión de capital realizada para la instalación de las plantas, así como los costos fijos necesarios para garantizar la plena disponibilidad de los activos. Por su parte, el precio de escasez debe remunerar los costos variables de operación durante el periodo crítico, efecto que no está logrando.
     
    La combinación de un precio de escasez con problemas en su formulación asociados al combustible usado como referencia, así como los impuestos a los combustibles líquidos y la ausencia de gas natural, flexible y con precios competitivos para generar, ha ocasionado la situación actual de crisis de todas las plantas térmicas que operan a líquidos del sistema.
     
    ¿Por qué se generó esta situación?
     
    En este momento se conjugan la ocurrencia de un fenómeno de ‘El Niño’ extenso e intenso luego de dos años de sequía, los cambios estructurales en la oferta de gas natural y los problemas en el precio de escasez.
     
    ¿A quién le cabe responsabilidad en esta situación?
     
    No es momento de buscar responsables. La labor de todos debe centrarse en que el país tenga el suministro de energía necesario para pasar la sequía. Es importante acompañar las medidas expedidas por el Gobierno y la Creg para solventar la crisis.
     
    ¿Qué propone para superar esta situación y qué correctivos se deberían tomar?
     
    Se requiere el apoyo a las medidas tomadas por el Gobierno Nacional que tienden a garantizar el cubrimiento de la demanda eléctrica. Adicionalmente, es importante el compromiso de las compañías generadoras para continuar generando, como lo hemos hecho nosotros, con todas nuestras centrales, tanto térmicas como hidráulicas.
     
    Una vez superada esta situación, se debe abrir un espacio de reflexión para que conjuntamente los generadores, los comercializadores, los usuarios, los gremios, los industriales y el Gobierno revisemos aspectos esenciales del mercado de electricidad, especialmente, lo relacionado con la generación térmica.
     
    ¿Qué le responde a quienes aseguran que un racionamiento de energía es inevitable?
     
    Esperamos que las medidas tomadas por el Gobierno Nacional sean suficientes para poder contar con la máxima oferta térmica posible. Igualmente, es importante que los aportes hidrológicos se mantengan y que la demanda contribuya con un uso racional del agua y la electricidad. Hemos venido realizando campañas en este sentido.
     
    ¿Cómo van ustedes financieramente?
     
    Esta situación ha sido difícil para el parque térmico del país que opera a líquidos y por eso la importancia de las medidas tomadas recientemente. Respecto a Celsia, la situación actual tendrá impacto en los resultados que podremos mitigar en parte, con nuestra diversificación geográfica y la presencia en el negocio de distribución.
     
    ¿Qué proyectos adicionales vienen en camino?
     
    La compañía obtuvo la licencia ambiental para el desarrollo de Porvenir II (352 MW) y San Andrés (20 MW); igualmente, trabaja en un portafolio de nuevas centrales que incluyen, entre otros, la generación a carbón. De igual forma, estamos activamente apoyando el desarrollo de las energías renovables en Colombia, tanto solar como eólica, y en el negocio de distribución recientemente resultamos adjudicados en tres licitaciones de expansión y fortalecimiento del sistema de transmisión regional en la Costa Caribe colombiana, dentro del Plan5 Caribe.
     
    Sin embargo, los resultados financieros asociados a esta situación seguramente harán revisar la estrategia de crecimiento en el país.
     
    ¿Qué lecciones deriva de todo lo ocurrido en estas últimas semanas?
     
    El marco regulatorio desarrollado en los 90 le permitió a Colombia fortalecer un sector determinante para la economía. Las nuevas realidades en los energéticos y el cambio climático invitan a pensar que es el momento de revisar aspectos esenciales del mercado eléctrico, especialmente, lo relacionado con la generación térmica.
     
     
    Fuente; Portafolio.co
  • “La industria, con razón, se queja de los precios de la energía”: Celsia

    Ricardo Sierra quedó a cargo de las tres compañías que el Grupo Argos tiene en el sector.
     
    Ricardo Andres Sierra 1La Empresa de Energía del Pacífico (Epsa), Celsia y Zona Franca Celsia quedaron a cargo de Ricardo Sierra, quien hasta hace menos de un mes era la cabeza de la segunda. Según explica, la decisión se tomó con el fin de fortalecer la presencia en el sector eléctrico de las empresas en las que el Grupo Argos tiene participación.
     
    Sierra dice que están buscando trabajar con el talento humano en cualquier zona del país que lo demande y que una de sus apuestas es diversificar  geografías. Para ello, están revisando países de la Alianza del Pacífico. 
     
    ¿Por qué lo eligieron para presidir, también, a Epsa? 
     
    Esto es una reorganización administrativa, nosotros queremos actuar en Colombia como una sola compañía, tenemos a Epsa, Celsia y Zona Franca Celsia. La idea de la creación de una gerencia general es para promover una reorganización y mayor presencia en Colombia.
     
    ¿Cuál es la estrategia?
     
    Todo el equipo de todas las compañías unificado bajo una sola sombrilla, es decir las personas que trabajan en Celsia o Epsa empiezan a trabajar unificadamente. Queremos utilizar el talento humano que tengamos en Cali o en proyectos en la Costa o en Antioquia. Con Epsa nos ganamos el montaje de dos subestaciones, una en La Guajira y otra en Córdoba. Entonces, ahí vamos a hacer que la gente de Epsa no piense sólo en el Valle sino que salga y poderlos usar en otras regiones.
     
    ¿Es posible que Epsa empiece a operar en los proyectos que tienen fuera del país?
     
    No. Es una reorganización que sólo afecta a Colombia. Esto nos va a permitir expandirnos en el país.
     
    ¿Qué proyectos tienen en la mira?
     
    Estamos inaugurando Cucuana, en el Tolima, que estará operando cien por ciento en septiembre, y estudiando los otros proyectos que vienen en el Caribe, a ver dónde deberíamos participar. En generación estamos estudiando con mucho detalle Porvenir 2, un proyecto de 350 megavatios, y una pequeña central en San Andrés.
     
    ¿Al fin qué pasó con las licencias para esos proyectos?
     
    Lo de Porvenir ya salió la licencia en firme. Estamos estudiando la viabilidad del proyecto para ver si dentro de las alternativas que tenemos en Celsia con respecto a otros proyectos deberíamos ejecutarlo o no.
     
    ¿Cuándo se iniciaría la construcción de esos proyectos?
     
    Los proyectos hidroeléctricos están en proceso de evaluación, aunque ya tengamos la licencia ambiental en uno, estamos esperando a terminar la evaluación y lo ponemos a competir con otros proyectos que tenemos en la mira para ver qué hacemos. Las dos subestaciones que nos ganamos estamos esperando diseños para desarrollarlos.
     
    ¿Para cuándo tienen que estar listas las subestaciones?
     
    Tienen que estar operando en menos de 24 meses.
     
    ¿En 2016, como está pronosticado, sí va a estar lista la transmisión a Buenaventura?
     
    Pasamos una instancia muy importante que era la parte de comunidades y estamos haciendo la negociación de los permisos pero ya estamos entrando en una fase ágil del proyecto y esperamos cumplir con el cronograma si no tenemos ningún problema con comunidades. 
     
    ¿En qué son más fuertes ahora, en generación o en transmisión?
     
    Somos muy fuertes en el país porque tenemos generación hidráulica, en el suroccidente, tenemos generación térmica en la Costa y en Barrancabermeja, eso nos da un balance positivo. En transmisión somos relativamente pequeños y en distribución tenemos un negocio muy importante en la zona rural del Valle del Cauca, unos 550 mil clientes.
     
    ¿Pero en qué quiere fortalecerse el grupo?
     
    Le vamos a seguir apostando a las tres. Queremos tener un crecimiento equilibrado.
     
    Ustedes estaban mirando negocios en Estados Unidos, ¿qué avances han tenido?
     
    Tenemos en la mira diversificar geografías. Estamos buscando otros países para invertir. Nosotros ya estamos en Panamá y en Costa Rica y estamos evaluando posibilidades en la Alianza del Pacífico (Chile, Perú y México) y estamos empezando de manera muy preliminar si en nuestro portafolio deberíamos tener activos en Estados Unidos.
     
    ¿De qué depende que lleguen allá?
     
    Estamos haciendo una revisión detallada del tema regulatorio. Estados Unidos son cinco grandes zonas eléctricas y cada una tiene sus reglas y composiciones diferentes. Tenemos que mirar el tipo de proyectos que hay, el tipo de compañías que pueden existir para saber si Celsia entra a ese mercado.
     
    ¿Qué país de la Alianza del Pacífico les interesa más?
     
    Son todos muy distintos y las oportunidades muy peleadas. Hay que estudiarla muy bien porque no todos los países en transmisión son importantes.
     
    Se habla de la extensión del fenómeno del Niño, ¿está preparado el grupo?
     
    Estamos superpreocupados porque si tú miras la generación de Epsa este año ha sido muy baja, porque no ha llovido en el suroccidente. Tenemos embalses a niveles del 30% de la capacidad, entonces no hemos tenido capacidad de generación. Sentimos que ya hay señales de las entidades que se pronuncian frente a este fenómeno y parece que se va a fortalecer e ir hasta el primer trimestre del próximo año, pero ya no débil-moderado sino tendiendo a fuerte. Los resultados de la empresa no van a ser los más positivos este año. Eso es verdad, no tenemos cómo generar pero hay que mirar el balance final del año a ver cómo se van a dar las cosas. Como si fuera poco, se les suma ahora el aumento en los precios del gas. Es muy inconveniente la situación de suministro de gas en el país. Es muy costoso, es decir, a nosotros nos están vendiendo a US$7 el millón de BTU y eso es muy caro para poder generar energía de forma competitiva y fuera de eso no tenemos la posibilidad de encontrar contratos de gas de largo plazo, lo que hace que no podamos ofrecer contratos de energía de largo plazo a nuestros clientes industriales. Son dos problemas: no hay gas de largo plazo y el que le entregan a los térmicos es muy costoso. Por eso la industria se queja por los precios. La industria, con toda razón, se está quejando de los precios pero el problema es que no tenemos gas de largo plazo, que es el que cierra la matriz energética en Colombia y entonces hace que todos los precios tiendan al alza.
     
    ¿La regasificadora  soluciona el problema estructural?
     
    No es una solución estructural sino una que va a servir mucho para el respaldo. El problema de ese gas es que puede llegar a precios altos y no va a llegar como lo recibe un industrial en Perú a US$3 o a un mexicano. A nosotros nos toca generar energía a US$7 y no le podemos ofrecer precios competitivos a la industria. La acción de Celsia también está de “capa caída”. Es a todo el mercado. A Colombia le están pasando la factura de cobro de la desaceleración de los precios del petróleo, los inversionistas están muy preocupados con el tema tributario y en general con la inestabilidad que generan los diálogos de paz, la devaluación, entonces los inversionistas están esperando a ver qué pasa y han deprimido el mercado.
     
    ¿Cuáles son las soluciones que ayudarían a que esta situación  cambie?
     
    Una señal es montar una estructura tributaria para las corporaciones que sea competitiva frente a los países vecinos. Tenemos tasas de tributación que están 30% por encima de países de la región y los accionistas están viendo que es mejor invertir en compañías de los vecinos. Esto debería de tratar de solucionarse en la próxima reforma estructural. También hay que esperar a que el déficit fiscal se solucione. 
     
    Por: Óscar Güesguán Serpa
     
    Fuente: ElEspectador.com
  • Avanza el plan de descongestión de las licencias ambientales

    Gremios ven mayor celeridad en la resolución de estos trámites en el país, sin embargo esperan que con el cambio en el procedimiento, que empezó a regir este año, sean más ágiles los procesos.

    AnlaDespués de dos años de haber iniciado en firme el proceso para obtener la licencia ambiental para iniciar la construcción del proyecto hidroeléctrico Porvenir II, la empresa Celsia, principal accionista del proyecto, obtuvo el pasado viernes la tan anhelada noticia.

    La empresa recibió la resolución con la cual la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales, Anla, autorizó la realización del proyecto que pretende sumar una capacidad de 352 megavatios de generación, y requiere una inversión aproximada de 864 millones de dólares.

    Ahora, la tardanza en la resolución de este trámite causó grandes retrasos en el proyecto, que debía entrar en operación en el 2018 y ahora, en el mejor de los casos, estará listo en el 2020.

    Para el presidente de Celsia, Juan Guillermo Londoño, si bien es cierto que la demora del trámite ha retrasado el inicio de las obras, el que finalmente se haya dado una respuesta a la solicitud es una buena señal.

    “Somos respetuosos de los procesos, y en todo caso hay que destacar el esfuerzo que se ha venido haciendo en favor de resolver las solicitudes que presentamos para el desarrollo del país, según considere la autoridad”, señaló.

    Voceros gremiales de los sectores petroleros y de infraestructura coinciden en que en los últimos meses se ha logrado descongestionar buena parte de los procesos.

    A noviembre del año pasado la Anla llevaba resueltas 93 solicitudes que estaban represadas en la autoridad, de infraestructura, minería y petróleo, de las cuales 83 fueron resueltas y a las 8 restantes les requirieron información adicional.

    De acuerdo con el ministro de Ambiente, Gabriel Vallejo, el avance se ha logrado sin afectar la rigurosidad técnica del proceso y este año, que entra en vigencia el decreto 2041 del 2014, con el cual se cambia el mecanismo para la expedición de licencias ambientales, se podrá avanzar más rápido.

    “El proceso nuevo empezó el primero de enero, eso es como cuando usted cambia de gerente en una empresa, que sin hacer grandes cambios estructurales obtiene resultados. ¿Cómo se ha hecho la descongestión?: dialogando con la gente, yendo al territorio, en unos casos hemos tenido que negar solicitudes”, señaló Vallejo.

    El camino que falta

    En la Anla aún no hay indicadores de cómo ha funcionado el nuevo mecanismo, sin embargo, de acuerdo con el director jurídico de la Cámara Colombiana de Infraestructura, Juan Carlos Quintero, aún es pronto para evaluar este nuevo mecanismo.

    “Los proyectos de cuarta generación que están en las primeras fases, que incluyen las licencias, utilizarán este nuevo mecanismo que, en teoría, debe ser más ágil, porque hay un solo momento para que la autoridad haga devoluciones. Pero hasta ahora se están haciendo los diagnósticos”, señaló Quintero.

    Por su parte el presidente de la Asociación Colombiana del Petróleo, Francisco Lloreda, sostuvo que en este sector se ha visto ya un avance y se han descongestionado procesos.

    “En los últimos tres meses hemos visto mayor celeridad, algo que apreciamos y valoramos los empresarios, sin embargo, el tiempo promedio sigue siendo de 15 meses por cada licencia y ahí hay todavía mucho por hacer”, señaló el dirigente gremial.

    Agregó que en este momento analizan con los ministerios de Ambiente y de Minas y Energía algunas restricciones con las que se están emitiendo licencias para la actividad petrolera.

    El Ministro de Ambiente sostiene que lo más importante del caso es que se han mejorado los canales de comunicación y han aumentando las salidas a campo para que la Autoridad pueda tomar decisiones basadas en un conocimiento real del terreno y de los proyectos.

    CELSIA MANTIENE EL INTERÉS EN PORVENIR II: JUAN G. LONDOÑO

    El equipo técnico de Celsia está concentrado en analizar el contenido de la resolución que les dio la licencia ambiental para construir el proyecto de Porvenir II.

    Y es que, después de la publicación de la resolución, el Ministerio de Ambiente da un tiempo para que se presenten opiniones con respecto a lo contemplado en la licencia. Tras ese plazo, si no hay objeciones la autorización queda firme.

    A pesar de que la empresa aún no ha terminado de estudiar las condiciones interpuestas en la licencia ambiental, para la construcción del proyecto, el presidente de la empresa, Juan Guillermo Londoño, señaló que el interés en el desarrollo del proyecto se mantiene.

    “La compañía sigue creyendo en el proyecto, creemos que es competitivo e interesante”, señaló el ejecutivo.

    En cuanto quede en firme la licencia la firma debe iniciar el proceso de gestión predial y, posteriormente, la fase de construcción.

    Fuente: Portafolio.co

  • Celsia da el salto con compras claves en Centroamérica

    JG LondonoLa compañía adquirió los activos de la francesa GDF Suez en el sector eléctrico de Panamá y Costa Rica. Es su primer paso de expansión internacional. En diciembre, asumirá el control.
     
    El miércoles, Celsia confirmó un acuerdo con la multinacional GDF Suez, con sede en Paris, para adquirir sus activos de generación termoeléctrica, hidroeléctrica y eólica en Panamá y Costa Rica por un valor de 840 millones de dólares. Esta compra es consecuente con la estrategia de crecimiento de la organización en la que se definen como mercados objetivos Colombia y países con potencial de interconexión eléctrica. Portafolio habló con su presidente, Juan Guillermo Londoño.
     
    Celsia es una firma del Grupo Argos.
     
    ¿Cuánto tiempo tardó y cómo se dio esta negociación?
     
    Durante años hemos venido conversando con diversos jugadores globales que tienen activos en la región. Llevábamos más de dos años en negociaciones y la compra se dio tras una búsqueda de activos que, inicialmente, no estaban en venta. No fue una oportunidad, es realmente una estrategia: el primer paso de la compañía en el desarrollo del crecimiento y expansión internacional, porque Panamá y Costa Rica son dos países que nos permiten diversificar riesgos de monedas, de mercados y de activos, ya que no teníamos nada en carboeléctricos.
     
    ¿Se están anticipando a la interconexión eléctrica entre Colombia y Panamá?
     
    Sí, representa una oportunidad de tener de socio al Gobierno panameño, clave de cara a la deseable interconexión entre los dos países, para adquirir conocimientos desde el punto de vista comercial.
     
    Además, los activos de Panamá son claves dentro de la matriz eléctrica de ese país.
     
    Representan el 20 por ciento de la capacidad instalada, y seremos el segundo actor.
     
    ¿Cómo fue el proceso de búsqueda?
     
    Tenemos relaciones con empresarios globales y locales, y ese nivel permite más cercanía para establecer alianzas en proyectos como este. La búsqueda la hicimos directamente y a través de banqueros de inversión con quienes trabajamos. Con BNP Paribas hemos hecho otras adquisiciones en el pasado y aprovechamos su relación con la firma francesa.
     
    ¿Cómo va a crecer la facturación de Celsia?
     
    Tenemos previsto que el Ebitda para el 2015 sea de 86 millones de dólares. En términos de ingresos, sería del orden de 280 millones de dólares para este año y 290 millones en el 2015.
     
    ¿Se financiaron o lo hicieron con flujo de caja?
     
    La transacción tiene una estructura diversa de fuentes.
     
    Los 840 millones se cancelan asumiendo unos créditos que tenían las compañías adquiridos por 231 millones de dólares y el resto, 560 millones, se pagan con recursos propios, reservados para el proceso de crecimiento y expansión. También tenemos preaprobados créditos con financiadores para apalancamiento financiero, dado que el endeudamiento frente al patrimonio es muy bajo y hay capacidad.
     
    ¿Qué otro atractivo tienen esos países?
     
    Son dos economías con niveles de crecimiento importante: Panamá, el mayor de Latinoamérica, una economía de servicios, no manufacturera. Hay déficit de capacidad instalada. Le falta invertir en 1.000 megavatios adicionales de capacidad en los próximos años para renovar tecnologías y activos.
     
    En Costa Rica, a pesar de ser un sector con el 85 por ciento de generación en manos de agentes estatales, vemos oportunidad de crecer en energía eólica. Es una de las zonas de mejores de vientos en el continente y es clave para tener una central eólica, que nos dará una competitividad en ese país, que privilegia inversiones en energías renovables no convencionales.
     
    ¿Cómo inyectar el ADN de Celsia en las adquiridas?
     
    Lo primero que haremos será conocer, dominar e involucrarnos en la industria eléctrica de los dos países. Hay que ser prudentes y adquirir prácticas usuales. No se trata de una conquista, sino de una mezcla de lo que aportamos en mercadeo y en relacionamiento con socios públicos. Tenemos un modelo de sostenibilidad integralmente concebido desde el punto de vista humano, ambiental, de gobierno corporativo, en relaciones con comunidades, y creemos que podemos hacer una tarea importante. Iremos trasmitiendo poco a poco eso a los colaboradores. No vamos en plan de desplazar al personal porque tenemos un equipo humano para llevar la cultura organizacional y poner el talento en áreas críticas para que sean multiplicadores de ese ADN.
     
    ¿Se tardó la expansión internacional o llega en el momento justo?
     
    Desde el 2007 tuvimos esa estrategia de crecimiento, y empezamos un proceso de desinversiones de 90 años, para invertir en el sector eléctrico, que decidimos como nuestro foco definitivo. Cuando se presentó la opción de Isagen suspendimos el proceso de internacionalización hasta que se definiera; luego comunicamos que no íbamos en ese negocio y emprendimos la tarea de buscar esos activos.
     
    ¿Cuándo asumirá Celsia el control de los nuevos activos?
     
    Nos falta una aprobación de la adquisición en Costa Rica, que es un país muy celoso en analizar quién entra al sector de generación eléctrica. En Panamá todo fluye. Las transacciones se deben cerrar entre noviembre y diciembre, y ahí tomaríamos control de los activos.
     
    OTRAS FIRMAS COLOMBIANAS EN LA REGIÓN
     
    Durante los últimos tres años, EPM ha consolidado su presencia en el mercado de energía en Centroamérica. Compró a la guatemalteca DECA II, la mayor accionista de EEGSA, la principal distribuidora eléctrica de ese país con más de 940 mil clientes, y de Comegsa, la más importante comercializadora de energía de la región. En Panamá, adquirieron Elektra Noreste S.A., y en El Salvador, con la Distribuidora de Electricidad del Sur (Delsur), segunda empresa de distribución en ese país. Por su parte, la EEB tiene un proyecto de redes de transmisión en Guatemala con la firma Trecsa, y ganó un proyecto para un ingenio azucarero en el sur del país. Adicionalmente, analiza alternativas en Panamá, ya sea a través de un proyecto interno o mediante la interconexión con Colombia.
     
    Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Necesita activar JavaScript para visualizarla.
     
    Portafolio-co
  • Celsia iniciará construcción de primera granja de energía solar en Colombia

    La granja Celsia Solar Yumbo ocupará un terreno de 18 hectáreas y tendrá una capacidad de 9,9 MW. Contará con 35.000 paneles solares que evitarán la emisión de unas 6,600 toneladas de CO2 Será operado por Epsa, una  empresa Celsia.
    Celsia Solar YumboYumbo,  febrero de 2017. Celsia, por medio de su subsidiaria EPSA, da un paso adelante en generación de energía con fuentes alternativas al iniciar la construcción de la granja Celsia Solar Yumbo. Se trata de un proyecto de 9,9 MW, conformado por 35.000 paneles solares en un terreno de 18 hectáreas en el municipio de Yumbo, Valle del Cauca (Suroccidente de Colombia) que generará aproximadamente 16 GWh al año, lo que equivale al consumo básico mensual de energía de 8 mil viviendas. La granja solar inicia construcción en marzo de 2017 y entrará en funcionamiento para el tercer trimestre del año.
     
    “Instalar esta granja será para nosotros un sueño cumplido. Desde hace más de cuatro años hemos venido trabajando, aprendiendo y experimentando con generación de energía solar en proyectos a pequeña escala. Este aprendizaje, producto del talento de nuestros colaboradores y de nuestra apuesta por la sostenibilidad, hoy nos permite dar este salto y empezar a entregarle a nuestros clientes, energía renovable generada por el sol, un recurso abundante gracias a la privilegiada ubicación del país”, afirmó Ricardo Sierra, Presidente de Celsia.
     
    Transición energética en Yumbo
     
    La granja solar se construirá sobre el terreno en el que hace casi 20 años operaba la planta de generación de Termoyumbo. “Es muy simbólico lo que va a pasar en este terreno: la transición de la producción con un combustible fósil al futuro de las energías renovables. Significa también que es fundamental contar con diferentes fuentes de generación para entregarle al país la matriz energética que necesita para su desarrollo, aprovechando la increíble diversidad de recursos con los que cuenta”, dice al respecto Sierra.
     
    En el proceso de construcción de Celsia Solar Yumbo trabajarán alrededor de 60 personas, por un periodo aproximado de 6 meses a partir de marzo que inician las obras, y la operación demandará un equipo cercano a 10 personas. “Con esta primera granja solar buscamos adquirir capacidades para el desarrollo de proyectos fotovoltaicos a gran escala en Colombia, Panamá y otros países de la región”, explica Carlos Salazar, Líder de ingeniería para el desarrollo de la compañía.
     
    Infografia SolarCelsia Solar Yumbo hace parte de un ambicioso plan de inversiones en energía solar de Celsia, con el cual actualmente la compañía avanza en el desarrollo de granjas solares en Colombia - en los departamentos del Valle del Cauca, Bolívar, Santander, Cesar - y en Panamá, en la provincia de Chiriquí.
     
    Celsia
  • Celsia se suma a las empresas que siguen en la tarea de encontrar un presidente

    Javier GutierrezpBogotá_El proceso de selección del presidente de una compañía, es lo más parecido al hermetismo de una logia masónica en la que se estudia rigurosamente al nuevo integrante.

    Hoy en el país hay más de tres empresas que están en búsqueda de su timonel. A la lista de Ecopetrol y la energética ISA, se suma la compañía Celsia, perteneciente al Grupo Argos, la cual informó la semana pasada que su presidente estaría en la dirección hasta junio de este año.

    La petrolera estatal en diciembre anunció que Javier Genaro Gutiérrez Pemberthy saldría de la compañía en un momento en el que tiene el reto de ser competitiva con un precio de barril de petróleo en U$51,16.

    Gutiérrez Pemberthy llegó a la estatal petrolera en 2007 después de estar en la compañía Interconexión Eléctrica S.A, donde trabajó desde 1975. Gutiérrez asumió la presidencia de Ecopetrol con retos tan grandes como que ser la empresa más vendedora del país durante 2013, con cifras récord de una producción de más de $70,4 billones de ingresos para ese año.

    El siguiente caso es el de Juan Guillermo Londoño Posada quien sale de Celsia luego de dirigir la empresa durante nueve años. Londoño venía de Colinversiones y al cumplir 62 años dejará su cargo en la empresa energética donde desarrolló la reconversión hacia el negocio de energía de la filial del Grupo Argos. Celsia está catalogada como la cuarta compañía generadora del país, que aportó 10% de la electricidad nacional que el país necesitó en 2014. Este sería un nuevo cambio en las empresas del Grupo Antioqueño quienes el año pasado cambiaron al presidente del Grupo Nutresa.

    Luis Fernando Alarcón Mantilla, presidente de la compañía Interconexión Eléctrica S.A. (ISA)  es el siguiente en la lista. Llegó en enero 2007 a la cabeza de esta empresa que cerró hace dos años con ingresos superiores a los $3,6 billones.

    Alarcón desarrolló estudios de Ingeniería civil en la Universidad de Los Andes y se graduó en 1975. Después realizó estudios de posgrado en Economía en el mismo centro académico y luego un Master of Science en Ingeniería Civil en el MIT de Massachussets. Durante su gestión ISA se consolidó como el conglomerado multilatino con cuatro negocios: transmisión de energía, telecomunicaciones, concesiones viales y gestión de sistemas en tiempo real.

    El caso de Mineros es diferente pues su presidenta Beatriz Uribe Restrepo quien trabajó en la compañía durante 38 años, y que en 2000 fue nombrada como  presidenta dejará su cargo el próximo 30 de abril.

    En su reemplazo estará Andrés Restrepo Isaza quien se desempeñaba como vicepresidente ejecutivo desde abril de 2014 cargo creado un año atrás para impulsar la estrategia de expansión de la compañía. Cabe recordar que Grupo Colpatria tiene una participación accionaria de 35%.

    Fuentes consultadas por LR aseguran que los cazatalentos hoy se centran en encontrar líderes con la capacidad de responder a cambios empresariales y a nuevos órdenes económicos.

    Para Ernesto Fajardo, socio de Tasa, empresa cazatalentos, “por encima de todo debe tener un grado de adaptabilidad a los cambios del mercado, que le permitan conducir por el buen camino a la empresa”.

    Queda entonces, un reto nada fácil para que las empresas cazatalentos puedan establecer y dar la última palabra de quién es la persona encargada de regir los destinos de la empresas respondiendo a trabajadores y accionistas.

    Candidatos para la empresa más grande del país
    Después de que se supiera que hasta 20 candidatos ha tenido el proceso de selección del presidente de Ecopetrol, se conoció que entre los más nombrados han estado el exministro de Hacienda, Juan Carlos Echeverry. Por otra parte está Camilo Marulanda López, economista de 35 años y egresado de la Universidad de Los Andes. La petrolera estuvo desde el jueves pasado en juntas con los directivos para elegir el nombre de la persona que tomará las riendas de la empresa más grande del país. Sobre los otros nombramientos se espera que el día de la asamblea general de accionistas, donde se presentan los resultados de 2014, se tenga un nombre o una persona elegida.

    Las opiniones

    María Fernanda Jaramillo
    Directora de la firma Talengo
    “El factor más importante para que una compañía seleccione a un CEO, radica en el momento que vive la empresa y en la estrategia de negocio a mediano y largo plazo”.

    María Alejandra Peñalosa

    Analista de mercadeo y publicidad
    “La manera en que se puede innovar en la selección de un CEO para las empresas en el sector privado, pero sobre todo en el público, es que se conozcan quiénes se postulan al cargo”.

    Por:  Diego Alejandro Olviares Jiménez

  • Celsia va por 64% de Epsa tras reportar ingresos de $2,27 billones este año

    Junto al reporte consolidado de resultados financieros al cierre del tercer semestre en el que Celsia sumó $2,27 billones en ingresos ordinarios y $179.510 millones en ganancias, la compañía también dio a conocer sus próximos dos movimientos: la OPA para adquirir 14% más de las acciones de Epsa y la emisión de 350 millones de acciones ordinarias.
     
    Ricardo Sierra, Presidente de CelsiaRicardo Sierra, Presidente de CelsiaAsí lo confirmó Celsia mediante un documento que hizo público la Superintendencia Financiera, en el que aseguró que en el marco de su proceso de consolidación de operaciones en el mercado local “autorizó a la administración a incrementar hasta en un 14% la participación que tiene actualmente en Empresa de Energía del Pacífico S.A. (Epsa)”, por la cual lanzará una Oferta Pública de Adquisición de Acciones (OPA).
     
    “Epsa es la compañía que nos sirve para hacer todo el crecimiento en Colombia. Hoy estamos desarrollando todo nuestro negocio solar. En granjas solares, ya inauguramos la primera de 10 megas en Yumbo, pero estamos desarrollando otras 200 megas más en otros proyectos. Epsa representa cerca de 60% de nuestro Ebitda, así que pasar de 50% a 64% en la compañía con la que estamos creciendo en Colombia hace todo el sentido”, dijo a LR, Ricardo Sierra, presidente de Celsia.
     
    Sobre la apuesta, Grupo Bancolombia dijo que “desde el punto de vista estratégico, consideramos positiva y pertinente la decisión de incrementar la participación en Epsa, soportada en la calidad del activo, el balance de sus negocios integrados en energía, su fortaleza financiera y su capacidad de crecimiento gracias a su destacada generación de caja”.
     
    Por otro lado, en el mismo documento la compañía aseguró que para obtener los recursos de dicha operación, su Junta Directiva autorizó a la administración a realizar los trámites requeridos para efectuar una emisión de hasta 350 millones de acciones ordinarias que hoy se encuentran en reserva, oferta que se haría pública en el primer trimestre de 2018.
     
    En ese sentido, Sierra dijo que la noticia es muy relevante porque desde hace cuatro años no hay emisiones en el mercado de valores y la última que hizo Celsia fue en 2005. “Es muy interesante poder tener la confianza en el país y en el sector energético para inaugurar de nuevo el mercado de acciones”, concluyó.
     
    “También pensamos que es adecuada y oportuna la decisión de considerar una emisión de acciones para la obtención de los recursos de la transacción, y además para mejorar la estructura de capital y poder apalancar la expansión de la compañía hacia los nuevos negocios”, dijo Bancolombia.
     
    Por su parte, Grupo Argos, casa matriz de la compañía habló sobre los dos anuncios y dijo que tiene plena confianza en el plan estratégico de su filial y confirmó que participará tanto en la emisión de títulos como en la OPA por las acciones de Epsa.
     
    También indicó que el primer movimiento lo hará con el objetivo de mantener y aumentar su nivel accionario en Celsia y el segundo con el fin de unificar el todo portafolio de inversión en energía en Celsia.
     
    Respecto a los anuncios, Jorge Mario Velásquez, presidente del Grupo dijo que “Grupo Argos respalda estas operaciones dado que generan valor para todos los accionistas de Grupo Argos, Celsia y Epsa, optimizan y fortalecen su estructura como holding, da mayor visibilidad al mercado sobre su inversión en el negocio de energía y brindan a Celsia la flexibilidad financiera necesaria para soportar sus proyectos”.
     
    Sobre los resultados financieros a cierre de septiembre, Celsia mostró una mejor cara. Y aunque en términos de ingresos la compañía paso de $3 billones entre enero y septiembre de 2016 a $2,2 billones entre el mismo periodo de este año, su utilidad neta mostró una recuperación de 88%, pasando de $95.404 millones en 2016 a $179.510 millones a septiembre de este año.
     
    “Tuvimos un tercer trimestre fenomenal, los resultados fueron muy buenos y esperamos que el cierre del año se comporte muy similar”, dijo Sierra, quien agregó que probablemente los precios se mantengan bajos en la bolsa como consecuencia del aumento de lluvias, y que ve un 2018 “muy neutral en el mercado de energía”.
     
    Celsia avanza en desarrollo de energía solar
     
    ARTÍCULO RELACIONADO
     
    Con la apertura de la planta de Yumbo, Celsia tendrá cinco granjas solares antes de 2020
     
    El presidente de la energética, Ricardo Sierra, aseguró que aunque ya instalaron una granja solar de 10 megas en Yumbo, Valle; la compañía se concentra en otros proyectos que suman 200 megas más de energía. “Estamos instalando más de 40 megas en techos solares con clientes directos; estamos desarrollando el Plan5Caribe, que suma inversiones por $470.000 millones en la costa; y estamos montando productos como las plantas de respaldo”, afirmó Sierra, quien dijo que Celsia está desarrollando una estrategia no solo en el Valle, sino a nivel nacional.
     

    LAREPUBLICA.CO 

  • Los US$1.500 millones que invertirá Celsia

    La empresa eléctrica espera iniciar trabajos en dos proyectos de generación hidráulica: Porvenir II y San Andrés de Cuerquia, que en conjunto sumarán 400 megavatios.La empresa eléctrica espera iniciar trabajos en dos proyectos de generación hidráulica: Porvenir II y San Andrés de Cuerquia, que en conjunto sumarán 400 megavatios.Un nuevo escenario de generación eléctrica va tomando fuerza en Colombia apoyado en el aire y el sol. Salvo Ituango, el país no tiene un gran proyecto en el frente nacional para la producción de electricidad que le dé respaldo al sistema y satisfaga la demanda de acuerdo con el crecimiento de la economía. “Nosotros esperamos seguir creciendo en energía renovable, eólica y solar”, dice Marcelo Álvarez, el vicepresidente de generación de Celsia, una empresa ligada a la fabricación de cigarrillos, inversiones y generación. 
     
    Entre sus planes inmediatos contempla, por ejemplo, realizar inversiones por un poco más de US$1.500 millones en proyectos de generación hidráulica, solar y eólica. “Creemos que tenemos clientes y una estrategia de negocios que nos permite desarrollar los proyectos”, destaca Ricardo Sierra, presidente de la compañía. EPM ha solicitado al Gobierno incentivos para el desarrollo de energía renovable no convencional. Un buen número de empresarios enfocan sus acciones hacia ese tipo de energía y esperan señales claras del Gobierno. El Niño, que recién terminó, aceleró el interés por formas más limpias de energía. 
     
    Celsia viene empujando los trabajos en granjas y techos solares. “Ya tenemos más de 10 megavatios contratados, y eso nos pone como la primera compañía en instalaciones solares del país”, señala Sierra. Unilever ha mostrado alto interés para adquirir energía renovable no convencional. “Estamos desarrollando el plan Cinco Caribe en la Costa, granjas solares, dos centrales hidroeléctricas, y fuera de eso mucho trabajo con los clientes en temas de distritos térmicos”, remarca el presidente de la sociedad al reiterar que “vemos con muy buenos ojos la iniciativa de vincular más energía renovable no convencional a la matriz energética colombiana. Se necesita más sol y viento”. El objetivo es claro: Celsia quiere crecer en las nuevas energías “del orden de 600 megavatios”, dice Álvarez.
     
    En energía renovable no convencional tienen en la mira proyectos solares y eólicos. “Tenemos una cartera de 300 megavatios. En fotovoltaicas, granjas solares, de 200 a 250 megavatios, ya están con un nivel de avance importante en su tramitación ambiental o de ingeniería para iniciar su ejecución en los primeros seis meses de 2017”. En eólicos “tenemos una proyección de 350 megavatios concentrados en La Guajira”. Esas iniciativas tienen estudios de factibilidad en desarrollo para iniciar su tramitación ambiental. Para los proyectos solares fotovoltaicos, la inversión estimada es del orden de los US$250 millones, y para las iniciativas eólicas, de US$450 millones.
     
    Mauricio Llano, vicepresidente de asuntos regulatorios de Celsia, explicó que la compañía está enfocada en dos tipos de expansión. En primer lugar, instalando paneles para industrias, comercios y unidades residenciales. “En eso es importante que los beneficios de la Ley 1715 se apliquen de manera ágil y expedita y que la ANLA (Autoridad Nacional de Licencias Ambientales) reglamente lo que le corresponde”. La segunda tiene que ver con el área de expansión de las granjas solares y los parques eólicos, “en los cuales esperamos que el Gobierno desarrolle algunos mecanismos adicionales al cargo por confiabilidad para que estos proyectos puedan hacerse realidad”.
     
    Para el próximo año Celsia espera iniciar trabajos en dos proyectos de generación hidráulica: Porvenir II y San Andrés de Cuerquia, ambos en Antioquia, que en conjunto sumarán 400 megavatios. “Esperamos iniciar su construcción tan pronto se logre el cierre financiero, para lo cual se está buscando financiamiento, ya sea a través de mecanismos tradicionales o de alguna sociedad”, dijo Álvarez. La inversión estimada para Porvenir II es de US$800 millones.
     
    San Andrés de Cuerquia, con 20 megavatios, se encuentra en la última etapa de especificaciones para sacar los pliegos de licitaciones. “Esperamos en el segundo trimestre del próximo año las adjudicaciones de los contratos para su ejecución”. Se calculan otros US$65 millones en este espacio.
     
    Reglamentación clara
     
    Ricardo Sierra dice que el sector eléctrico está esperando cambios de regulación en el precio de escasez: “Es necesario, para el próximo verano y para el próximo Niño, que se sepa claramente cuál es la nueva regla de remuneración de las plantas térmicas”. Marcelo Álvarez indica que la regulación debe dar las garantías para hacer las inversiones en energías renovables y fuentes de respaldo que permitan mantener plantas térmicas y grandes hidroeléctricas que sustenten el mercado cuando “nos falten el viento o la radiación solar”.
     
    Diciembre es un punto crítico en la nueva regulación, debido a que la planta de regasificación que va a permitir importar gas natural licuado (GNL) empieza a operar. “Ese gas nos va a servir para generar energía en tres plantas fundamentales para el sistema: Tebsa, Termocandelaria y Zona Franca Celsia”, destaca Mauricio Llano. La planta se construye con una inversión de US$140 millones y la terminal va a estar en capacidad de movilizar hasta 7’360.000 metros cúbicos de gas natural licuado al año.
     
    Por: Jorge Sáenz Vargas
     
    ElEspectador.com
  • Ricardo Sierra, nuevo presidente de Celsia

    Ricardo Sierra CelsiaLa junta directiva  nombró este martes,  a Ricardo Sierra Fernández , como presidente de la compañia, El doctor Sierra nació en Medellín en 1968, es Administrador de Negocios de la Universidad Eafit, tiene un Postgrado en Estudios Políticos de la misma universidad y cursó el Trium MBA del London School of Economics (LSE), la Escuela de Comercio de París (HEC) y la Universidad de Nueva York (NYU). Actualmente es el Vicepresidente Financiero de Grupo Argos y trabajó antes en Cementos Argos y Corfinsura (hoy Bancolombia). Cuenta con experiencia en el sector eléctrico, formó parte de la Junta Directiva de Meriléctrica y es miembro de la Junta Directiva de Celsia.

    En el proceso de selección participó activamente el Comité de lo Humano de la Junta Directiva, quien contó con el acompañamiento de la firma Egon Zehnder.
     
    Sobre el particular, el doctor José Alberto Vélez, Presidente de la Junta Directiva de Celsia, manifestó: “Agradecemos a Juan Guillermo por el trabajo realizado y damos la bienvenida a Ricardo como Presidente, quien liderará la organización y continuará impulsando su crecimiento, con visión de futuro y bajo un estricto compromiso con la sostenibilidad”.
     
    El doctor Sierra iniciará sus funciones como Presidente el 1 de junio de 2015.
     
    Celsia.com
     
  • Utilidad de Celsia cae 16%

    La utilidad neta al 30 de septiembre fue de $171 mil millones en comparación con los $205 mil millones obtenidos a septiembre de 2013.
     
    CelsiaCelsia registró al cierre de septiembre ingresos operacionales consolidados por $1,9 billones, lo que equivale a un incremento del 10% con respecto al mismo período de 2013.
     
    De estos, la generación y comercialización mayorista de energía eléctrica representó el 56%, los ingresos de cargo por confiabilidad, el 8%; la comercialización minorista de energía eléctrica, el 24%; el uso y conexión de redes, el 8%, la comercialización de gas natural y capacidad de transporte, el 1%, y otros servicios operacionales, el 2%.
     
    La energía generada por la organización en lo corrido del año alcanzó 4.725 GWh, lo que equivale al 10% de la producción total del Sistema Interconectado Nacional, SIN. De esta generación, un 57% fue hidráulica y un 43% fue térmica.
     
    Por su parte, en el negocio de comercialización minorista que se atiende por EPSA y CETSA, se registraron 15.113 clientes más que al cierre de septiembre de 2013, para alcanzar un total de 554.215. La energía suministrada a septiembre de 2014 ascendió a 1.449 GWh, de los cuales 821 GWh fueron vendidos al mercado Regulado y 627 GWh al mercado No Regulado.
     
    El ebitda consolidado al cierre de septiembre se incrementó un 14% frente al presentado el año anterior, para alcanzar $742 mil millones, con un margen del 38%. Por su parte, la utilidad neta al 30 de septiembre fue de $171 mil millones en comparación con los $205 mil millones obtenidos a septiembre de 2013.
     
    Se destaca el buen comportamiento del negocio de distribución que incrementó sus ingresos tanto en comercialización minorista como en el uso y conexión de redes, debido a la variación positiva del IPP y a un mayor volumen de ventas en el mercado No Regulado.
     
    La organización realizó, en lo corrido del año, una inversión total de COP 173.761 millones en el desarrollo de su plan de inversiones y expansión.
     
    En el negocio de generación, Cucuana, de 55 MW, logra un avance del 94% con una inversión total realizada a la fecha de $266 mil millones y para el Bajo Tuluá, un avance del 97% con una inversión total realizada de $147 mil millones.
     
    En cuanto al proyecto de combustible líquido en Zona Franca Celsia, todas las obras fueron finalizadas y se encuentran operativas. El pasado 9 de octubre, se realizaron con éxito las pruebas con combustible líquido de la unidad Flores IV dando por finalizado el proyecto.
     
     
    Fuente; Dinero.com
     
Links to Best Bookmaker Bet365 it The UK