log in
  • "Bogotá y la sabana deben asumir los costos ambientales de su crecimiento": Asogravas

    Minerales ProducCarlos Forero, director del gremio que reúne las industrias de materiales de construcción, sale en defensa de la resolución con la que el Ministerio de Ambiente amplió las zonas compatibles con la minería en Bogotá y la sabana. 
     
    Desde el 2 de diciembre se prendió un nuevo debate entre ambientalistas y el Ministerio de Ambiente, por cuenta de la resolución 2001, que expidió ese despacho estableciendo las zonas compatibles con la minería en la sabana de Bogotá (ZCM). Estas, definidas inicialmente en 1994, sumaban un área de 11.300 hectáreas y con la nueva norma pasaron a 18.000, repartidas en 21 municipios.
     
    Mientras los críticos aseguran que se afectarán ecosistemas vitales en una región de interés ecológico nacional y el Tribunal Administrativo de Cundinamarca suspendió provisionalmente la aplicación de la norma, el ministro de Ambiente, Luis Gilberto Murillo, argumenta que debía cumplir con la reglamentación de esas zonas, aunque está dispuesto a reabrir la discusión.
     
    Lea también: Autorizan otras 7.000 hectáreas para minería en la Sabana de Bogotá
     
    En ese choque ahora tercia la industria de materiales de construcción, principales minerales extraídos en la sabana: tienen 333 de los 433 títulos adjudicados allí. El Espectador habló con el director de Asogravas, Carlos Forero, quien defiende la decisión del Ministerio.
     
    ¿Cómo analiza la resolución 2001?
     
    Hay que entender que esta es una historia de procesos fallidos. No por culpa de los gobiernos, sino del diseño de la Ley 99 de 1993, que declaró la sabana de interés ecológico nacional y al tiempo le pidió al Minambiente que definiera allí las ZCM. Es complicado que eso le salga bien.
     
    ¿Por qué?
     
    El Ministerio debería concentrarse en defender zonas de protección. Para definir las ZCM tuvo que pedirles información a las entidades que saben de minería, porque no tenía el conocimiento. Las escalas para definir polígonos dentro de los que se pueda hacer minería deben ser muy detalladas, porque en esto hay zonas muy pequeñas. El Minambiente, entonces, puede tener un amplio margen de error. Ahora, lo que hizo fue cumplir la ley.
     
    Las inquietudes parten de que aumentaron las ZCM.
     
    La primera resolución, de 1994, se destinó solo a materiales de construcción. Después vino otra de 2004, que amplió las ZCM a materiales de construcción y arcilla (la tumbó el Consejo de Estado). Y ahora llega este proceso. El Minambiente pensó que no tenía sentido proteger un área solo de un tipo de actividad minera, cuando en la Sabana también se extraen, por ejemplo, carbón y hierro. Integró todos los minerales (excepto la sal, por condiciones de seguridad alimentaria). Por eso es lógico que haya más áreas.
     
    Lea también: Suspenden parcialmente permisos para minería en la Sabana de Bogotá
     
    ¿Cuántas ZCM nuevas quedaron para materiales de construcción?
     
    Dentro de lo que hemos revisado, ninguna. Hay una combinación de ZCM que estaban en la resolución de 1994 y de otras de la de 2004, más otras que han estado en explotación por fuera de esos polígonos, pero que tienen títulos mineros y licencias ambientales. Estas pueden entenderse como nuevas, pero no lo son porque han estado en explotación a pesar de que antes no las habían declarado compatibles.
     
    Esa es una de las críticas: que se legalizaron títulos que estaban por fuera de las anteriores ZCM.
     
    Pero no eran actividades ilegales. Tenían título minero y licencia ambiental, incluso antes de la Ley 99. Actividades sin título ni licencia no quedaron compatibles bajo ninguna circunstancia.
     
    Pero la magistrada que hace cumplir el fallo del río Bogotá suspendió la resolución.
     
    No he hablado con ella. Siento que quiere verificar el impacto que generará mantener la actividad minera en la sabana.
     
    Es claro que su gremio también tiene un interés económico.
     
    En esta industria pesa mucho el costo del transporte. Transportar material más de 50 kilómetros desde la fuente, genera sobreprecios. Sin embargo, desde municipios ubicados en un radio entre 101 y 180 kilómetros de distancia de Bogotá, las empresas traen unas 426.000 toneladas mensuales de material.
     
    Es decir, les sale más barato tener fuentes de extracción en la sabana, cerca de Bogotá.
     
    Sí, pero aquí también está en juego el abastecimiento de materiales de construcción para Bogotá. La sabana y Bogotá demandan unos 30 millones de toneladas anuales de materiales de construcción. Con todo lo que se viene (segundo aeropuerto, vías de cuarta generación, troncales de Transmilenio, construcción de hospitales y la apuesta en infraestructura de la administración Peñalosa), en diez años demandaremos unos 50 millones de toneladas. ¿De dónde provendrán esos materiales?
     
    Su propuesta es que sea de Bogotá y la Sabana.
     
    La necesidad de internalizar los costos ambientales es un principio universal. Bogotá y la sabana deben hacerlo, y no irse a municipios y departamentos vecinos a sacarles de sus ríos y canteras los materiales para crecer. Un alcalde que pretende que su ciudad crezca no puede echarles a los constructores toda la responsabilidad de ver dónde consiguen los materiales de construcción. Estamos trabajando con ONU Hábitat para que los POT definan de dónde vendrán esos materiales, respetando el ambiente. Los alcaldes deben asumir esa obligación moral, ética y práctica.
     
    ¿Y ya hablaron con la Alcaldía de Bogotá, de cara al nuevo POT?
     
    La administración Peñalosa lo tiene claro. Revaluó la propuesta del exalcalde Gustavo Petro de prohibir completamente la minería en Bogotá. Una ciudad como esta no puede decir eso. Un municipio como Mosquera, tampoco. Eso sí: hay que generar más incentivos para que los municipios acojan esa actividad.
     
    Con la resolución como quedó, ¿Bogotá dará abasto con su demanda de materiales?
     
    Podría tener relativa tranquilidad en los próximos diez años, con fuentes ubicadas hasta a 60 kilómetros de la ciudad.
     
    Fuente: Elespectador.com / Carlos Hernández Osorio
  • ¡No más minería! ¿O sí?

    La semana pasada Yamid Amat entrevistó en “Pregunta Yamid” a Mauricio Olivera y Eduardo Lora para hablar del tema pensional en Colombia. Yamid suele cerrar el programa con un sondeo a los televidentes. Ese día propuso que se les preguntara si estaban o no de acuerdo con elevar la edad de jubilación en Colombia. Así iba a despedir el programa. Eduardo Lora alcanzó a detenerlo resaltando que la pregunta planteada de esa manera no tenía sentido pues todos preferimos recibir una pensión más pronto que tarde. Como la plata para pagar pensiones no cae del cielo, propuso que a los televidentes se les preguntara más bien si estaban de acuerdo con pagar más impuestos para poder mantener la edad de jubilación actual. El 73% respondió afirmativamente.
     
    Los ladrillos de nuestras casas son minería, el cemento y la arena que los pegan tambiénLos ladrillos de nuestras casas son minería, el cemento y la arena que los pegan tambiénEl domingo de esta semana los habitantes de Cajamarca acudieron a las urnas para responder una pregunta como la que iba a hacer Yamid antes de que Lora lo interrumpiera. ¿Está usted de acuerdo, Sí o No, con que en el municipio de Cajamarca se ejecuten proyectos y actividades mineras?” El 98% de los sufragantes votó (obviamente, agregaría yo) que NO. La consulta abre debates fascinantes. Bienvenidos: qué maravilla poder discutir sobre cómo, como sociedad, nos ponemos de acuerdo sobre qué actividades económicas se pueden llevar a cabo, en dónde, las condiciones de las mismas, quién decide esas reglas, quién supervisa, cómo repartimos las regalías de esas actividades, cómo mitigamos los daños colaterales si aceptamos esas actividades y un largo etcétera. Esos son los debates que deberían ocupar nuestra atención.
     
    Comienzo por resaltar lo que la introducción anterior ya sugiere: la pregunta de la consulta no es la correcta. Si a mí me preguntan si quiero que en mi barrio haya minería también respondería que de ninguna manera. Si hacemos esa pregunta en todos los municipios de Colombia tendríamos un mandato popular que prohibiría la minería en el territorio nacional. ¿Qué implicaría ese mandato? Es bastante simple: la vida humana sería inviable. Los ladrillos de nuestras casas son minería, el cemento y la arena que los pegan también; las pantallas por las que leemos esta nota no son posibles sin minería; las tuberías que nos traen agua y aquellas que se llevan nuestros desechos vienen de la minería; los cableados que nos traen energía y comunicaciones son mineros; los andenes, rieles y carreteras no son posibles sin minería; una jeringa, su aguja y el frasco de una vacuna son subproductos mineros; una ambulancia se fabrica con minería y se mueve con combustibles que son minería; un azadón o un tractor son mineros; una tiza o un marcador son producidos con minería, y hasta las balas con las que nos matamos durante medio siglo de conflicto y el balígrafo con el que firmamos la paz no son posibles sin minería. Ah, y si queremos hablar de productos verdes, tampoco escapamos a la minería: las baterías de los vehículos eléctricos se fabrican con productos mineros, las aspas de un molino de viento para generar energía limpia también y ni hablar de un panel solar.
     
    El punto de partida del debate no puede ser hipócrita: NO hay ninguna posibilidad de que 50 millones de personas nos acomodemos en el territorio colombiano y vivamos sin minería. Y si la respuesta no puede ser cero minería, como sociedad no podemos eludir las preguntas de dónde, cómo, quién y qué se mina. Y por eso no es obvio que las comunidades locales nos podamos tomar el derecho a decidir que en la nuestra no se vale minar. A cada una de nuestras comunidades nos resultaría conveniente no permitir minería pero, como sociedad, ese equilibrio es inviable. El debate jurídico no podrá escapar a esa tensión.
     
    Si bien arriba argumenté que nuestra sociedad es inviable sin minería, nuestra vida es perfectamente viable sin oro. Esa distinción es clave porque el debate en Cajamarca estuvo motivado por un proyecto minero particular: el de la Colosa que pretende (¿o pretendía?) extraer justamente oro a gran escala en una mina a cielo abierto. El oro es un mineral inútil, como bien lo anotaba Héctor Abad en su columna de El Espectador, y por tanto el debate de cara a la consulta era entre permitir extraer un metal inútil o defender el medio ambiente: pelea de toche contra guayaba madura. Así, uno podría concluir que la pregunta de la consulta en Cajamarca habría tenido que enfocarse en ese metal en particular y no a la minería en general. Prohibida la minería de oro, solucionado el problema, concluirían algunos.
     
    Pero seamos francos, ni siquiera con una pregunta mejor formulada, enfocada en la minería “inútil”, se puede resolver el debate en blanco y negro, en un sí o no. Así el oro sea inútil, el motor de su minería es su precio. Como escribí hace un par de años, apagarlo pasa por una transformación de la arquitectura financiera internacional por la que deberíamos abogar pero cuyo éxito, si llega, tardará muchos años. Mientras su precio sea alto habrá tensión entre las consecuencias positivas de la empresa minera (financiar los bienes públicos con regalías, el empleo formal de sus trabajadores y las utilidades de sus dueños) y las secuelas ambientales.
     
    Pero justamente para eso tenemos autoridades ambientales, para que de manera objetiva evalúen si los proyectos mineros pasan o no los estándares ambientales que como sociedad nos parecen adecuados, para que nos digan si las secuelas son tan bajas como queremos. Al final, que haya habido consulta y su resultado apabullante son el reflejo del fracaso de esa política ambiental en Colombia y de la poca confianza que los ciudadanos tienen en que esas autoridades sólo autorizarán proyectos con secuelas ambientales coherentes con esos estándares. Para ponerlo en palabras de mi colega Juan Camilo Cárdenas, el Ministerio de Ambiente sólo sirve si estorba. Y el que tenemos no parece estorbar.
     
    El precio elevado de un metal inútil no es solo el motor de proyectos legales como la Colosa, al cual las autoridades ambientales habrían podido ponerle las exigencias ambientales apropiadas. El precio elevado es también el motor de la minería ilegal que según algunos cálculos extrae más de la mitad del oro en Colombia. Esa minería—la más dañina de todas para el medio ambiente, la salud de los mineros y de las poblaciones afectadas y la que no le deja ni un peso a los gobiernos locales vía regalías—no  sólo no se acabará con la consulta popular sino que posiblemente se exacerbe con la prohibición. La competencia de la minería ilegal es la legal. Los efectos de una política pública, de un decreto, de una ley o de una consulta, rara vez se circunscriben solo a los deseados; casi siempre tienen efectos colaterales, posiblemente no deseados. Incorporarlos a la discusión es un acto de honestidad intelectual que con demasiada frecuencia parecemos olvidar.
     
    Total, ni siquiera con minerales inútiles es obvio que convenga prohibir sin matices su extracción. Evidentemente, con el resto de minerales que son esenciales para nuestra vida diaria, la prohibición es simplemente inviable y lo único razonable es una autoridad ambiental seria que diga caso a caso cuáles proyectos cumplen con los estándares que nosotros mismos como sociedad establezcamos. Ojalá de este debate surjan autoridades ambientales en cuyas manos sintamos que las decisiones sobre qué se permite y qué no quedan a buen recaudo. Pero me temo que en el camino habremos de ver a varios municipios empujados a votar por falsos dilemas, por preguntas incompletas y con información fragmentaria sobre los argumentos a favor y en contra, como en Cajamarca.
     
    Mientras resolvemos el asunto, lo cual tomará posiblemente años, cabría sincerar el sistema de repartición de regalías. Por pura coherencia, si un municipio decide que en su territorio queda proscrita la minería, también debería ser excluido de la repartición de regalías mineras de otros municipios. Cajamarca, cabe decirlo, tiene 25.000 millones de pesos en proyectos financiados con esos recursos.
     
    Pd: La votación de Cajamarca es también consecuencia de la reforma a las regalías que repartió esos recursos por todo el país en lugar de mantenerlos concentrados en los municipios que los generaban. Tras la reforma los municipios mineros se quedaron con los mismos costos ambientales de los proyectos pero con menos recursos para compensarlos. Así, la economía política local se inclinó en favor de los prohibicionistas.
     
     

    Marc Hofstetter

    LaSillaVacia

     

  • ¿Hubo exceso en operativos contra minería informal en Antioquia?

    Mineria Ilegal 1La intervención que la Administración Departamental ha emprendido para desmantelar lo que han denominado minería ilegal muestra dos caras: una, la erradicación de la problemática social generada por esa actividad, y otra, por reclamos de mineros que denuncian la muerte de cuatro trabajadores en Buriticá.
     
    En tanto el Gobierno de Antioquia insiste en el éxito de los operativos realizados, desde la fase inicial en el año 2013 hasta un proceso de consolidación de esa intervención ejecutado durante 2016, el proceso penal por presunta responsabilidad de las autoridades en el fallecimiento de cuatro mineros y heridas a 90 personas más en la mina El Platanal, en abril de 2014, continúa aunque no con los resultados esperados por los familiares de las víctimas.
    Según Victoria Eugenia Ramírez, secretaria de Gobierno de Antioquia, durante toda la intervención en Buriticá se han presentado 10 muertes (ver gráfico). Admitió que las personas que fallecieron en El Platanal, están en proceso de reclamación y fueron categorizadas como víctimas.
     
    “Las pruebas están allí y hoy la Gobernación es parte en los procesos de reparación. Estas personas (familiares) están demandando con base en decisiones de la Fiscalía”, dijo.
     
    Para el diputado a la Asamblea, Jorge Gómez, los mineros murieron como consecuencia de asfixia causada por un incremento de gases tóxicos. Presentó un informe en el que, aseguró, la comisión que investigó el caso reveló que “lo más probable es que los gases procedieron de una voladura realizada con sustancias explosivas no determinadas”.
     
    Gómez dijo que “hubo una irrupción súbita de gases y humos, los cuales contribuyeron a que la atmósfera minera se registraran concentraciones superiores a 1500 ppm de Monóxido de Carbono (CO) y 36 ppm de ácido sulfhídrico”.
    Recalcó que hubo permisividad de las autoridades que vigilaban el proceso y cuestionó que se buscaba la clausura del socavón, como una solicitud de la multinacional Continental Gold.
     
    En ese mismo sentido, Alex Alberto Morales, miembro de la Corporación Jesús María Valle, que acompaña el proceso, enfatizó que “hubo irresponsabilidad en la acción de explosión con la intención de cerrar una mina”, en lo cual se utilizaron 32 bultos de Anfo.
     
    “Con un solo bulto hubiera sido suficiente. Eso muestra que hubo intención de dañar a las personas”, dijo.
     
    Niegan responsabilidad
     
    Sobre las acusaciones, voceros de la compañía Continental Gold, negaron su responsabilidad en el accidente de la mina El Platanal y dijeron que no puede concluirse que el informe de la Agencia Nacional de Minería -ANM- sugiera que fueron causantes del hecho.
     
    “De acuerdo con el informe de la ANM, los investigadores no encontraron una conexión entre los túneles de las minas El Amanecer (la cual tenía orden de cierre por parte de las autoridades) y la mina ilegal El Platanal, por lo cual no es posible que los gases producidos por las actividades de cierre técnico de la mina El Amanecer, pudieran atravesar y ser causantes de las muertes”, consideró la empresa.
     
    Rubén Darío Gómez, secretario de Conalminercol, reveló que la orden de la explosión que mató a los trabajadores fue entregada por el puesto de mando unificado, compuesto por la Procuraduría, Fuerza Pública, Dapard y otras autoridades.
    Sin embargo, las directivas de Continental insistieron en responsabilizar a quienes operaban la mina El Platanal por las deficientes condiciones técnicas y de seguridad industrial que propiciaron el accidente.
     
    “Los sistemas de ventilación ubicados en las minas Platanal y Cafeto Gold no son diseñadas técnicamente, tal como lo dispone el Decreto 1335 de 1997, por lo cual, ante un evento inesperado de generación de gases no se contaba con el suficiente caudal que permitiera diluirlos y evacuar los gases en forma rápida y eficiente”, explicó.
    Continental aseguró que el informe concluye que la causa del accidente fueron los gases generados por sustancias explosivas no determinadas y “la minería ilegal hace uso de sustancias explosivas artesanales de difícil control y manejo”.
     
    Por su parte, Enrique Olano, secretario de Minas de Antioquia, aseveró que lo que pasó en la mina fue lamentable y “ha dado la pauta para que con la Agencia Minera se realicen acciones productivas para que no se vuelva a presentar”.
    Intervención avanza en 80%
     
    La Secretaría de Gobierno, reportó que en su intervención a la minería ilegal han salido voluntariamente 3.040 mineros ilegales, decomisaron 95.820 millones de pesos, resultado de esta minería.
    “En Buriticá hay 111 bocaminas, 65 intervenidas, 44 con cierres técnicos, 11 en proceso y 54 beneficiaderos cerrados”, aclaró Ramírez.
     
    A Rubén Gómez, esa política de intervención ha demostrado abuso de poder en la región y es caldo de cultivo para una problemática social.
     
    “Nos preocupa la determinación de la Gobernación de replicar el operativo de Buriticá en todos los territorios mineros de Antioquia”, acotó.
     
    Gómez insistió en cuatro puntos de acuerdos, entre los que está la formalización. Dijo que persisten incumplimientos del gobernador Luis Pérez y la Nación, sobre compromisos pactados, desde años atrás, con los mineros, por los que se mantiene la advertencia de protestas y paros. Apuntó que desde 2011 se acordó iniciar el proceso de identificación de minas informales para trabajar el reconocimiento de quienes laboran con maquinaria pesada. Agregó que el Gobierno se comprometió a sacar esa norma a través de una ley especial con carácter de urgencia. “Por el contrario se emitió una directriz sobre destrucción de maquinaria”, dijo.
     
    De acuerdo con Ramírez, el cumplimiento de los acuerdos se muestra con la instalación de la Mesa Minera en Buriticá, con la cual se busca la formalización de pequeños mineros. Añadió que se oferta empleo a estos mineros por intermedio de la Secretaría de Competitividad y Productividad, como con Comfenalco y el Sena, a fin de amortiguar el impacto causado con la intervención.
     
    Fuente: elcolombiano.com / Víctor Andrés Álvarez Correa
     
  • 'A la minería la ven feo en el país': Continental Gold

    Mineria MartiCompañía lidera plan de formalización en zonas auríferas. Habla el vicepresidente de Sostenibilidad.

    Cerca de 450 mineros informales de Buriticá (Antioquia) están prácticamente listos para comenzar a ejercer prácticas bajo altos estándares de sostenibilidad en la región, en un proceso que lidera la compañía Continental Gold.

    El vicepresidente de Sostenibilidad de esta compañía, Julián Bernardo González, habla del proyecto.

    ¿Cómo está la actividad exploratoria para la empresa?

    La situación del sector minero, y en especial del oro, no ha sido la mejor en el último periodo. La minería es el ‘niño feo’ para todo el mundo. Algunos queremos hacer las cosas bien, pero muchos las hacen mal y la cobija le cae a todo el mundo por igual. El boom de la exploración se ha mermado bastante. En nuestro caso, en la mina de Buriticá, estamos en exploración avanzada, pero la geología indica que es un sector de una alta calidad de oro y, para fortuna, no está localizada en zonas como ríos, reservas o páramos.

    Esto da facilidad, pero abre las puertas a la minería informal y los problemas que se generan alrededor.

    ¿Qué nivel de recursos han invertido?

    Hasta el momento hemos invertido cerca de 140 millones de dólares en exploración, desde el 2009.

    ¿Cómo han involucrado la formalización?

    Hace dos años Buriticá tenía 6.500 personas, y en este momento se estima que hay entre 12.000 y 14.000.

    La población flotante hace colapsar los servicios públicos y al pueblo.

    También, el minero ilegal e informal no llega con el comportamiento del ciudadano ejemplar, situación que afecta a la población campesina, ante lo cual, con las autoridades, lideramos la Ley del Mercurio para tener un proceso de formalización y generar empleo de calidad en la región.

    ¿Qué fases tiene este plan?

    El programa ya arrancó, y reúne a unas 450 personas y 8 asociaciones.

    ¿Qué implicaciones tiene el proceso?

    Cuando estén formalizados, ellos son responsables de cumplir unas obligaciones.

    Tenemos un equipo dedicado a que las asociaciones cumplan con todas las normas, pues cuando les hablamos de tener seguridad social no sabían lo que era.

    ¿Qué metas tienen?

    Ellos no están produciendo oro, pero están haciendo inversiones para su capacidad.

    Han conseguido plata para tener sus minas cumpliendo todos los estándares.

    No podemos ser responsables de un tema ambiental, Tenemos que estar pendientes de que cumplan estas medidas, dándoles soporte técnico, social y económico.


    Fuente: Eltiempo.com

    {backbutton}

  • 'Minería debe mostrar sus aciertos y fallas'

    Mineria MartiEl estudio 'Brújula minera' muestra que El Cerrejón sigue siendo la compañía con mejor reputación.

    Un bajo reconocimiento de las empresas mineras del país entre los ciudadanos fue uno de los resultados que arrojó el reciente estudio ‘Brújula minera’, del Centro Nacional de Consultoría, en el cual se observa que hay una crisis reputacional profunda en esta industria.

    Los resultados revelan que de los 2.400 encuestados para la investigación, el 52 por ciento en los municipios mineros dijeron no conocer ninguna entidad del renglón; entre tanto, el 61 por ciento en sitios no mineros respondieron desconocer alguna de estas compañías.

    En la presentación del informe, este jueves, en las instalaciones de Casa Editorial EL TIEMPO, Santiago Ángel, presidente de la Asociación Colombiana de Minería, dijo: “Las empresas, para ser más relevantes, deben comenzar a contar las buenas prácticas que están realizando en las regiones, para lograr una mayor visibilidad dentro de la población y ganar así aceptación entre los ciudadanos”.

    El estudio revela también que mientras que los colombianos consideran que la minería es positiva para el país, menos de la mitad, un 37 por ciento en los municipios no mineros y un 44 por ciento en los mineros, tienen una imagen favorable de las empresas mineras.

    Del mismo modo, advierte que la confianza de los ciudadanos hacia estas organizaciones y los gremios que las representan es baja. De una calificación de 1 a 10, las firmas mineras obtienen en los municipios mineros un 5, mientras que en las localidades no mineras logran tan solo un 4,8. Entre tanto, los gremios consiguen en los municipios mineros una calificación de 4,8 y en los no mineros, un 4,6.

    Carlos Lemoine, presidente del Centro Nacional de Consultoría, invitó al sector para que se haga más visible, y en este proceso las firmas mineras deben dar a conocer tanto las falencias como los aciertos que tienen con las comunidades y la coordinación institucional que desarrollan con estamentos públicos y privados.

    La viceministra de Minas, María Isabel Ulloa, señaló que “una imagen negativa del sector es perjudicial para todos. Para las grandes compañías que sostienen el ingreso nacional minero, hasta los más pequeños, que, a pesar de hacerlo bien, se ven afectados por una percepción negativa distante de la realidad. Y, de paso, también nos perjudica a nosotros”.

    La información recopilada por ‘Brújula minera’ sirvió también para identificar las empresas con mejor reputación en el mercado colombiano.

    En los primeros cinco lugares se mantienen Cerrejón, Cerro Matoso, Drummond, Mineros S. A. y AngloGold Ashanti.

    Las compañías con mejores prácticas ambientales, según los directivos mineros, son Cerrejón, Mineros, Cerro Matoso, AngloGold Ashanti y Drummond. Mientras que para las autoridades del Gobierno son Cerrejón, en primer lugar, seguida de Cerro Matoso, Mineros S. A., Drummond y Holcim.

    Y las que tienen las mejores prácticas en responsabilidad social son Cerrejón, Mineros S. A., Cerro Matoso, Grupo Argos y Milpa, según los directivos. Para las autoridades del Gobierno, este ranking lo lidera Cerrejón, seguida por Cerro Matoso, Cementos Argos, Mineros S. A. y AngloGold Ashanti.


    Fuente: El tiempo

  • ‘La comunidad, pieza clave en un proyecto de minería ’

    La directora ejecutiva del GDIAM afirma que una operación extractiva debe estar articulada con el Estado, la población y el sector privado.
     
     
    El Grupo de Diálogo sobre Minería en Colombia (GDIAM) aparece en momentos en que el sector extractivo busca una tabla de salvación que le brinde estabilidad jurídica a la operación y de paso se involucre a las comunidades en toda la cadena.
     
    Maria Isable Ulloa-  Directora del Grupo de Diálogo sobre Minería en Colombia (GDIAM) Maria Isable Ulloa- Directora del Grupo de Diálogo sobre Minería en Colombia (GDIAM)En conversación con Portafolio, María Isabel Ulloa, exviceministra de Minas, y hoy directora ejecutiva del GDIAM, indica que el propósito es construir acuerdos sobre cómo la minería en Colombia puede contribuir al desarrollo sostenible e incluyente del país.
     
    Y que las discusiones deben estar orientadas al consenso en los temas ecológicos, étnicos y culturales, para crear valor y articular las comunidades, las compañías mineras, el Estado, el sector privado y las organizaciones de la sociedad civil en el uso de suelo y subsuelo.
     
    ¿Cuál sería el papel del GDIAM para prevenir los vacíos de información, que según el sector minero, se están llenado con verdades falsas?
     
    El reto es articular la relación entes territoriales y gobierno nacional. Tiene que ver con regulación en términos de política pública. Se debe insistir para que el Gobierno abra una agencia para el diálogo intercultural. Un puente permanente entre las comunidades, el Gobierno, y las empresas mineras. 
     
    ¿Cuál es la conclusión a la que ha llegado el GDIAM?
     
    Lo que se observa en el territorio es que se presentan diálogos para una discusión particular. El diálogo debe ser permanente, incluso desde antes del inicio de un proyecto. No solamente entre las empresas y la comunidad, sino que además esté presente el Estado.
     
    ¿El GDIAM, como ficha clave en el proceso de relacionamiento?
     
    Ser el ejemplo de diálogo intercultural, más en un cómo, que en un qué. Es un grupo conformado por personas de diversas visiones que tienden lazos de confianza a través de la simetría de la información para llegar a consensos. Ese es el punto de partida para el diálogo, más en un proyecto minero.
     
    ¿La comunidad debe ser el origen de un proyecto minero?
     
    La manera más efectiva y eficaz de lograr el desarrollo sostenible de un proyecto minero es involucrando no solo a la comunidad, sino a los demás protagonistas en un diálogo, para entender y comprender sus puntos de vista.
     
    ¿Cómo sintonizar un proyecto minero con las comunidades? 
     
    Hay que entender y comprender las necesidades, el entorno económico y visión cultural de la comunidad. Más cuando son comunidades étnicas. Hay que promover el diálogo intercultural. La cultura entre uno y otro municipio son diferentes. El Estado y las compañías mineras tienen que ser un ciudadano más de ese municipio.
     
    ¿Cómo debe ser el diálogo?
     
    No hay que entablar diálogos para calmar a las comunidades. Para tenerlas calladas. El diálogo debe ser transparente con información veraz. Sin asimetrías de información. La relación es de mutua confianza. 
     
    El reto del Estado es sincronizar el uso del suelo con el del subsuelo, ¿engranaría el GDIAM en la fórmula?
     
    El punto común es el adecuado aprovechamiento de los recursos naturales. El consenso es entre el territorio con la nación. En la consulta previa debe haber garantías para todos. Y todos tienen derechos dentro del consenso y el diálogo.
     
    ¿El GDIAM podría ser la tabla de salvación para rescatar la operación minera?
     
    Sí, por legitimidad. El Grupo representa a todos los sectores involucrados, con visiones diversas y muy diferentes que están relacionadas con el sector minero. Da luces para que cada una de las posturas se sienten a la mesa para llegar a un consenso. Catorce personas, muy disímiles, crearon un documento de 137 páginas para que el sector extractivo los pueda aplicar para el desarrollo armonioso de la actividad. 
     
    ¿El GDIAM ha participado en la redacción del proyecto de ley que busca reglamentar el tema de las consultas previas?
     
    Se ha trabajado de la mano con el Ministerio del Interior para que los puntos de vista del GDIAM sean tomados en cuenta. Es tratar de nutrir la discusión desde un punto medio donde puedan confluir todas las visiones para que el Estado establezca una normatividad en la que todos estén abiertos al diálogo para fortalecer una política pública minera.
     
    Alfonso López Suárez
    Redacción Portafolio
  • "Minería artesanal y ancestral es digna de protección" : Contralora

    'Debe reconstruirse el Sistema Nacional Ambiental': Contralora
     
    'Minería en Colombia', lanzamiento de los volúmenes 3 y 4
     
    ContraloriaLa Contralora General de la República, Sandra Morelli Rico, y el profesor Luis Jorge Garay presentaron hoy los volúmenes 3 y 4 del libro "Minería en Colombia", una publicación de la CGR donde se analiza y evalúa el sistema minero y las políticas públicas para el mismo.
     
    El volumen 3 de "Minería en Colombia" está dedicado a analizar el tema de "Daños ecológicos y socio-económicos y consideraciones sobre un modelo minero alternativo".
     
    A su vez, el volumen 4 toca lo referente a "Control público, memoria y justicia socio-ecológica, movimientos sociales y posconflicto".
     
    La serie "Minería en Colombia" de la Contraloría General de la República, elaborada durante casi 20 meses por un grupo de expertos, funcionarios de la entidad y contratistas, se ha constituido en un referente para la discusión, evaluación y planteamiento de alternativas alrededor de sistema de extracción minera en el país.
     
    La publicación, dirigida por el profesor Gary, contó con la participación de reconocidos expertos como Julio Fierro, Guillermo Rudas Lleras y Luis Alvaro Pardo, entre otros.
     
    Al finalizar el acto de lanzamiento de las nuevas publicaciones, la Contralora Sandra Morelli Rico impuso al profesor Luis Jorge Garay la medalla al mérito por su apoyo al control fiscal.
     
    Puede haber una minería sostenible
     
    En su intervención, la Contralora Sandra Morelli Rico hablo del desorden inmenso que había en materia de titulación minera y el esfuerzo de saneamiento que realizó el Gobierno en esta materia.
     
    Se refirió también a la minería informal, artesanal y ancestral, que se confunde con la ilegal o es subsumida por ésta.
     
    Para la Contralora, ese tipo de minería artesanal y ancestral es digna de protección, pero igual se le deben hacer los requerimientos legales del caso y evitar que pueda ser altamente contaminante.
     
    En cuanto a la minería artesanal que subsiste en el departamento de Boyacá, la Contralora formuló un llamado para que se vele por la aplicación de las más elementales normas de seguridad industrial para los mineros, lo mismo que por la sostenibilidad ambiental en la zona.
     
    Recordó también casos como el del Alto Baudó, en el Choco, donde la CGR descubrió que se estaba haciendo pago de regalías por explotación de oro en un municipio no productor, enmascarando así un lavado de activos en grandes dimensiones.
     
    Para la jefe del organismo de control la conclusión más importante de esta serie sobre "Minería en Colombia" es que es muy importante que se reconstruya el sistema nacional ambiental, compuesto por instituciones, normas y licenciamientos.
     
    "Si logramos un seguimiento permanente pues perfectamente puede haber una minería sostenible, amigable con el medio ambiente, respetuosa de los bienes públicos, de la salud, de la vida, y rentable en forma conmutativa", anotó luego en declaraciones a los medios de comunicación.
     
    Avances de los capítulos 3 y 4
     
    Según explicó el profesor Luis Jorge Garay, la serie "Minería en Colombia" es un trabajo inédito de la CGR que gracias a la decisión, al compromiso y al impulso de la Contralora General pudo desarrollarse, con la idea de proveerle a la opinión pública los mejores elementos de juicio para hacer un análisis de las políticas públicas relacionadas con el sistema minero en el país.
     
    Por otro lado, destacó, se ha buscado presentar el papel que tienen las auditorías y otras acciones institucionales que realiza la CGR al evaluar el sistema minero-energético, como una contribución al debate que se ha dado sobre el tema.
     
    "Unos de los avances logrados en el volumen es la inclusión de unas consideraciones de un modelo minero alternativo diferente al vigente en Colombia, buscando remediar las graves falencias de diferente orden que tiene el modelo actual, en contra de los intereses y fines esenciales del Estado y de la observancia de derechos fundamentales de amplios grupos poblacionales", anotó Garay.
     
    Por otra parte, en el volumen 4 se relievan algunas actuaciones especiales de la CGR, como fue la reciente intervención intersectorial, con la participación de varías contralorías delegadas, para el análisis de los impactos ecológicos y sociales de la minería en el departamento del Cesar.
     
    Así mismo, con base en las auditorías realizadas por este organismo de control, se avanza en el análisis de cómo han venido siendo manejados o administrados los megacontratos en el sector minero, como el de la Drummond.
     
    Unos de los expertos que participó en la serie "Minería en Colombia", Luis Alvaro Pardo, director del centro de pensamiento minero Colombia Punto y Medio, considera que el contrato 078 suscrito en 1988 entre la empresa estatal Carbocol S.A. y Drummond Ltda para explotar carbón en la localidad de La Loma, en el departamento de Cesar, debe ser demandado y la Nación resarcida "por la aprobación y aplicación de una fórmula matemática que atenta contra los intereses económicos del país".
     
    Contraloria - paismienro.co
     
  • “En la minería ilegal existe la esclavitud del siglo XXI”

    Mineria Ilegal CianuroEl consultor del Comité Andino de Minería Ilegal de la Comunidad Andina de Naciones asegura que las Farc fuera de la guerra serán un peso menos para combatir la minería ilegal.
     
    Juan Antonio Fernández Jerí, consultor del Comité Andino de Minería Ilegal de la Comunidad Andina de Naciones (CAN), llegó a Colombia para participar en el primer congreso mundial de la Policía rural. Este peruano, quien hasta hace poco fungía como alto comisionado para asuntos de formalización minera en su país, plantea un panorama optimista en la lucha contra la minería ilegal, tanto en Colombia, como en los países miembros de la Comunidad Andina de Naciones. El consultor suramericano habló con El Espectador y adujo este buen panorama a raíz del trabajo en conjunto de las naciones en los últimos dos años.
     
    ¿Qué hace el Comité Andino de Minería Ilegal?
     
    La CAN le puso los ojos a esta problemática desde 2012 con la agenda ambiental que construyó ese año. En 2013 no estuvo activa por reestructuración, pero, con el nuevo secretario general de la CAN, Walker San Miguel Rodríguez, en 2014 se creó el Comité para empezar a crear sinergias, conocimiento, fortalecimiento de las capacidades de los estados miembros en la lucha contra la minería ilegal. Esta problemática, la cual afrontan las zonas rurales de Colombia, Ecuador, Perú y Bolivia, compromete la biodiversidad envidiable que estos países poseen. Por ejemplo, Colombia posee el 10 % de la biodiversidad mundial y tener una actividad latente de minería ilegal le hace daño al país y al mundo.
     
    ¿Qué soluciones ha planteado el Comité para combatir la minería ilegal?
     
    Esta actividad tiene que hacerse bajo vigilancia del Estado y en territorios en los que se esté previamente autorizado. El lío aquí es que la minería ilegal se desarrolla en lugares alejados de las ciudades, a donde el Estado no llega y la población es muy pobre. En estas zonas existen comunidades indígenas y consejos comunitarios que necesitan ser protegidos, la minería ilegal contamina las fuentes hídricas. Reputadas universidades estadounidenses han reportado casos en que la salud de los habitantes se ve afectada por las aguas contaminadas. La minería tiene que seguir existiendo, pero de manera sostenible y con tecnologías limpias.
     
    Puntualmente, ¿qué actividades hacen los cuatro países (Colombia, Bolivia, Perú y Ecuador) para combatir la minería ilegal?
     
    Hay reuniones binacionales entre las policías de los países para compartir las experiencias de cada país en la lucha contra este tipo de minería. Se intercambia información sobre todo en territorios fronterizos donde la minería se desarrolla, para que del mismo modo se desarrollen operativos conjuntos. Se comparten las experiencias de formalización de la minería para tener referentes y aplicarlos en cada país. Colombia, por ejemplo, reorganiza a las personas que trabajaban en minería ilegal para que se dediquen a producir en otros sectores, como el agrícola o el ganadero.
     
    ¿Cada cuánto ocurren estas reuniones entre los países?
     
    Estas reuniones, en las cuales hay representantes de la Fuerza Pública y de las cancillerías, se dan bimensualmente vía teleconferencia. Cabe aclarar que esto no dificulta las reuniones, por el contrario: facilita que más personas participen y sin necesidad de trasladarse. Actualmente y de manera conjunta se está construyendo el plan operativo contra la minería ilegal para el próximo año.
     
    En los últimos años hemos visto que los grupos armados en Colombia han priorizado la minería ilegal para financiarse, por encima del narcotráfico...
     
    Hasta el año pasado, los representantes de la Policía colombiana reportaron que el 70% del financiamiento de las Farc provenía de la minería ilegal. La buena noticia es que hemos pasado a una nueva etapa de la historia de Colombia en la que las Farc, la guerrilla más grande del país, no van a ser promotoras de la minería ilegal, facilitando la lucha contra este delito.
     
    Pero existe el peligro de que otros actores armados lleguen a ocupar esas zonas vacías.
     
    La minería ilegal se solucionará cuando el Estado haga presencia en estas zonas.
     
    ¿Qué actividades y/o delitos conexos trae la minería ilegal?
     
    La más grave que existe dentro de la minería ilegal es la esclavitud del siglo XXI: trata de personas, esclavitud sexual y laboral. Hay cientos de menores de edad y mujeres que son víctimas de estas aberraciones. Los países de la CAN, bajo el paraguas de los Protocolos de Palermo —que previenen, reprimen y sancionan la trata de personas—, realizan operativos en los campamentos rurales de minería ilegal.
     
    ¿Cómo ve el papel de la Policía rural en el posconflicto para luchar contra la minería ilegal?
     
    Cumple un rol fundamental porque son y serán los que acompañen a las comunidades que viven más alejada de las grandes urbes. Pero es importante que esa policía rural esté rodeada de las otras instituciones del Estado, sino, la labor de la policía rural se verá menguada.
     
    ¿Qué conclusiones ha sacado del Comité de Minería Ilegal y de este primer congreso internacional de minería ilegal?
     
    Este intercambio de experiencias permite nutrirse de conocimientos que logran abrir la mente y la baraja de soluciones para combatir la minería ilegal. Cuando uno conoce las realidades de los vecinos y que al mismo tiempo han superado grandes problemas, vemos que nuestros retos y desafíos tienen alguna solución. Es fundamental que los estados sean persistentes en la lucha para combatir estos problemas.
     
     
    Fuente: Elespectador.com 
  • “No se permitirá minería mal hecha bajo un título minero”

    Mineria Pequ GranUn total de 64 minas permanecen cerradas en la cuenca del Sinifaná luego del más reciente accidente, ocurrido en Angelópolis con saldo de tres personas muertas. La presidenta de la Agencia Nacional de Minería (ANM), Natalia Gutiérrez Jaramillo, habló con EL COLOMBIANO luego de reunirse ayer con la Secretaria de Minas de Antioquia, Claudia Cadavid, para tratar la investigación por el hecho, así como procesos de titulación y de fiscalización.
     
    ¿Qué mensaje tiene la autoridad nacional en minería luego de lo ocurrido en Angelópolis?
     
    “La autoridad minera, ni regional ni nacional, vamos a permitir que se haga minería mal hecha bajo el amparo de un título. Para hacer minería bien hecha se necesita más: tener planes de inversiones y de trabajo, seguridad minera, licencia ambiental”.
     
    ¿Se incumplían algunas de estas condiciones en Carbones Acevedo?
     
    “Estamos viendo que particularmente este título puede estar en causales de caducidad y de multa. Hay hechos que tenemos que evaluar: sí hay un título minero, pero no hay licencia ambiental. Tenemos que hablar con la autoridad para tomar medidas frente a este incumplimiento. La secretaria de Minas de Antioquia va a suspender la operación en el título mientras investigamos”.
     
    ¿Los incumplimientos técnicos están desbordados en la cuenca del Sinifaná?
     
    “Desafortunadamente la cuenca del Sinifaná ha tenido minería tradicional que no ha estado amparada bajo un título. Lo que está tratando de hacer el Gobierno Nacional es primero definir si la región es segura para hacer minería en términos geológicos, porque no tenemos suficiente conocimiento del subsuelo”.
     
    ¿Cómo van a mantener cerradas las minas ante la presión de los mineros?
     
    “Lo que estamos tratando de hacer es que la Policía acompañe al alcalde a mantener cerradas estas actividades porque se han intentado cerrar varias veces las minas, pero con el transcurso de los días los mineros vuelven a entrar de forma ilegal a trabajar”.
     
    ¿Qué alternativas hay para los mineros ante el cierre de las minas?
     
    “Para cerrar las minas hay que hacerlo de manera técnica, porque existe el riesgo del gas metano. La idea es que estas personas, acompañadas por el Departamento de Prosperidad Social, se empleen en el cerramiento seguro. No tendrán los mismos ingresos pero es algo temporal mientras estudiamos si en la región se puede hacer minería segura”.
     
    ¿Cómo garantizar que no se sigan presentando estos accidentes en socavones?
     
    “Este es un tema que hace parte de lo que es la minería. En particular la minería de socavón tiene unos riesgos y el que no quiera accidentes mineros, es mejor que no haga minería. En general la minería de carbón y de oro en socavón tiene particularidades en las que la Agencia Nacional de Minería y la Secretaría de Minas de Antioquia quieren ser muy exigentes”
     
     
    Fuente:  Elcolombiano.com
     
    {backbutton}
  • 120 municipios evitaron consultas populares mediante acuerdos de desarrollo minero

     

    Mineria MartiEl Ministerio de Minas y Energía reiteró su llamado a desestigmatizar la explotación de recursos mineros y de carburos en el país, al tiempo que señaló que esta no es una industria ilegal y que se debe de frenar el miedo que actualmente se siembra en la comunidad.

    El ministro German Arce señaló que un camino diferente al de las consultas populares es el de la firma de acuerdos de desarrollo sostenible los cuales, según reveló, ya se han logrado en 120 municipios del país, evitando que se convoque gente a las urnas luego de procesos en los que todos fueron convocados.

    “Aquí lo que vemos es que en ocho municipios se ha dicho que no al desarrollo de la minería y en 21 más tenemos procesos en ejecución, sin embargo lo que no se dice es que en 120 la gente ha permitido la minería pero de forma responsable”, dijo Arce.

    Este reporte fue entregado en el debate de control político que se realizó en la Comisión V del Senado, en el que la legisladora Maritza Martínez advirtió que existe una campaña de desprestigio y terror contra las consultas populares, las cuales según ella solo protegen los derechos de la comunidad.

    “Se dice que la gente por reclamar lo que les pertenece ya están acabando con la economía y la verdad es que existen muchas alternativas, se les vulneran sus derechos y fuera de eso les quieren quitar la única posibilidad que han encontrado para reclamar soluciones a eso”, dijo Martínez.

    En este debate también intervino Ecopetrol, que reconoció que han existido problemas en muchos procesos de explotación petrolera, los cuales señaló que se han venido corrigiendo con el fin de establecer un desarrollo sostenible y amigable con el medioambiente.


    Fuente: rcnradio.com/

     

  • A pesar de tropiezos, industria minera dio muestras de recuperación

    Comportamiento Mineria Durante el primer semestre de este año, hubo una muestra de recuperación en el comportamiento de la industria minera nacional, debido a la caída de los precios internacionales y a la desaceleración de la economía global que afecta la oferta y demanda. Esta situación que podría catalogarse como un brillo en medio de la oscuridad de un yacimiento, se evidencia por el aumento que se dio específicamente en la Inversión Extranjera Directa (IED) y en las exportaciones de minerales tales como carbón, oro, níquel, esmeraldas y cobre, según cifras de la Asociación Colombiana de Minería (ACM) y del Banco de la República.

    Desde enero a junio de 2017, la IED obtuvo resultados alentadores al alcanzar US$285 millones, mientras que el año pasado se situó en terreno negativo con US$-97 millones.

    Jaime Concha Prada, vicepresidente de Minería, Hidrocarburos y Energía de la Asociación Nacional de Empresarios (Andi), dio a conocer que este aumento en la inversión extranjera se generó básicamente porque “el año pasado se concedieron licencias de explotación a tres nuevos proyectos en Antioquia, que casi triplicarán la producción y las exportaciones legales de oro”.

    El ingeniero de minas Rafael Roldán Jiménez, actual presidente de la Asociación de Profesionales del Sector Minero Colombiano y jubilado de Mineros S.A., señaló que la inversión extranjera directa en la minería en conjunto fue positiva, si se enfrenta a la desinversión de 2016: “Esta cifra es supremamente baja comparada con lo que teníamos hace tres, cuatro y cinco años. Representando el nivel de desconfianza que se ha adquirido en los últimos tiempos, para hacer negocios de minería en Colombia por parte de inversionistas extranjeros”.

    En concordancia con lo anterior, Eduardo Chaparro Ávila, director del proyecto de la plataforma para el desarrollo mineral patrocinado por la Unión Europea en siete países de América Latina, explicó que hasta ahora lo que se ha registrado es un rayito de luz, el cual muestra que al tener una captación de inversión de buena calidad “facilitará el ingreso fiscal, el desarrollo del empleo y la presencia del Estado en las regiones”, debido a que el potencial mineral del país no es mono sino diverso “es decir tenemos esmeraldas, carbón, cobre, etc. Las expectativas en los metales es en donde deberíamos centrar la atracción y la protección de la inversión extranjera”, agregó el directivo.

    En contraste, para el economista y director de contenidos del grupo Ágora, Giovanni Montoya Aldawe, los US$285 millones obtenidos durante el primer semestre en IED es un inicio, “la minería colombiana para estar en niveles de producción más óptimos requiere por lo menos tres o cuatro veces esa cifra como flujo de inversión, pero en realidad sirve para demostrarle a los inversionistas que en el país hay oportunidades en esa actividad, una dotación importante de recursos naturales y condiciones que permiten hacer un buen negocio”, argumentando que más que el efecto directo arrojado por la cifra, es esencial enfocarse en el efecto indirecto con el fin de generar mayor confianza para los inversionistas.

    Años pasados mediante la Inversión Extranjera Directa, se lograron alcanzar US$533 millones en 2015, US$1.582 millones en 2014 y US$2.977 millones en 2013.

    Amylkar Acosta Medina, exministro de Minas y Energía, investigador de la Universidad de Los Andes y Externado y miembro de la Academia Colombiana de Ciencias Económicas, manifestó que la inversión de los US$285 millones fue modesta. Por esa razón, Colombia debe esforzarse por elevar ese monto para llevar a cabo proyectos de gran envergadura, “porque la apuesta del país tiene que ser no sólo a desarrollar pequeños y medianos proyectos que son los que se pueden hacer con inversiones de esa magnitud, sino que tiene que aspirar como lo ha hecho Perú a ser un gran jugador en el mercado de los minerales”, añadió el exministro.

    No obstante, Montoya Aldawe concluyó que se visiona un posible crecimiento de la demanda por parte de Estados Unidos y Europa, a raíz de la recuperación de sus actividades industriales, “siendo un punto favorable para Colombia, debido a que los inversionistas se anticiparon a esas decisiones y decidieron aumentar la inversión en el país”, esto en comparación con 2016.

    Para el CEO de GranColombiaGold, Lombardo Paredes Arenas, la industria minera es global por naturaleza, por lo que requiere “inversiones con una visión a largo plazo que sean económicamente rentables, asegurando la seguridad de las comunidades y el medio ambiente”.

    Producción y exportaciones
    Según Silvana Habib Daza, presidente de la Agencia Nacional de Minería (ANM), Colombia ya cuenta con un lugar en el escenario internacional de producción de minerales, al ser el primer productor de carbón en América Latina y el once en el ámbito mundial. Asimismo, el segundo productor de ferroníquel en la región y noveno en el mundo; el primer productor de esmeraldas en el continente y segundo en el mundo. Finalmente, es el quinto productor de oro en Latinoamérica y el quince en el ranking mundial.

    A corte del primer semestre, el oro y el carbón fueron los que impulsaron la industria extractiva en el país.

    Santiago Ángel Urdinola, presidente de la ACM, explicó que “los índices de carbón térmico han aumentado en un 8%, al igual que el oro formal que ha registrado un incremento del 14% durante este primer semestre. Esa misma tendencia puede verse en otros minerales como níquel, esmeraldas, hierro y cobre”.

    Por su parte, en este mismo período las exportaciones carbón, oro, níquel, esmeraldas y cobre aumentaron en US$1.880 millones, es decir un 59%, pasando de US$3.183 millones en 2016 a US$5.063 millones en 2017. Mientras que en 2012, los mismos insumos alcanzaron el techo de US$7.533 millones, siendo el más alto en los últimos ocho años.

    La participación del sector minero en las exportaciones nacionales, es del 28%, mientras que la suma de otros sectores es del 72%. “El incremento de las exportaciones va de la mano con la recuperación de los precios internacionales de la mayoría de los minerales”, indicó el presidente gremial.

    Al respecto, el investigador y miembro del Centro de Pensamiento de Sostenibilidad y Responsabilidad de la Minería de la Universidad Nacional, Jorge Pérez Peláez, recomienda que el mercado mundial siga impulsando la vía de demanda y de precios, “el carbón ha tenido un precio que se ha venido recuperando”, oscila entre los US$60 y US$70 la tonelada. “Se espera que los incrementos sigan hacia la meta cercana de las 100 millones de toneladas”, dijo.

    En el caso del precio del oro, “viene de unos US$1.250 la onza y ya hemos alcanzado US$1.330 o US$1.350”, agregó el investigador, explicando que tanto las exportaciones, como los volúmenes de incremento en la producción son ejes dinamizadores.

    Jaime Arteaga de Brigard, director de la Brújula Minera y de la empresa Jaime Arteaga & Asociados, recordó que los minerales han venido recuperándose, y el año pasado se presentó una producción en el ámbito nacional sin precedentes, “cuando se aumenta el valor de los minerales, esto hace que incremente el interés de inversión en la minería. Y cuando hay un crecimiento en la producción, se exhiben básicamente condiciones de productividad interesantes para la inversión internacional”.

    ¿Qué ha impactado a la industria?
    La actividad extractiva en Colombia, una de las cinco locomotoras del crecimiento del Plan de Desarrollo 2010–2014, se desaceleró a consecuencia del debilitamiento de la demanda externa por materias primas debido al desplome de los precios, siendo los del petróleo los últimos en caer.

    “La ralentización del crecimiento de la economía global, especialmente de las economías emergentes, encabezadas por China, la apreciación del dólar y en el caso del petróleo su sobreoferta en el mercado, le pusieron fin a un largo ciclo de precios altos”, señaló Acosta Medina.

    Por lo que es necesario enfrentar la realidad a pesar de la problemática mundial, ya que la industria extractiva colombiana se ha venido recuperando un poco. Sin embargo, aún quedan retos jurídicos, sociales, ambientales e institucionales para volver a alcanzar el potencial minero y los estándares logrados en la Inversión Extranjera tiempo atrás.

    “El sector atraviesa un período de inestabilidad jurídica, generado mayoritariamente por la creciente ola de consultas populares”, expresó el líder gremial.

    Cabe destacar que en mayo de este año, la ACM tenía registradas 39 consultas o acuerdos municipales, cifra que ha ascendido a 96 para el mes de septiembre, siendo una situación que afecta negativamente la inversión, sumado al desaprovechamiento del potencial geológico de Colombia.

    Óscar Londoño Escobar, exgerente de operaciones de El Cerrejón y docente de la Facultad de Minas de la Universidad Nacional, aseveró que dicha situación lleva a que la inversión extranjera, en lugar de quedarse en Colombia podría buscar refugio en otros países como Perú y Ecuador, en donde haya realmente estabilidad jurídica, “compañías como BHP Billiton o cualquiera de estas grandes empresas, prefieren poner sus capitales en países donde la juridicidad sea mucho más fuerte”.

    Por otro lado, Pérez Peláez evidenció otra problemática que es la minería ilegal, porque al ocurrir esta situación se genera una “deseconomía” del recurso natural, sin embargo espera que se rompa ese círculo con el fin de realizar una economía formal de desarrollo. “En Colombia se puede hacer minería bien hecha con empresarización, con contribución al desarrollo y con respeto por los recursos naturales, etc.”, y recomendó pasar de la información populista a la técnica, en conjunto con el Gobierno y la empresa privada para incluir a la municipalidad, siendo apoyados por la academia.

    El Ministerio de Minas y Energía, concluyó que el reto principal será la modificación de la jurisprudencia de la Corte Constitucional en materia de “concertación con los municipios, asimismo áreas de restricción o prohibición para la actividad minera por motivos ambientales, y el trabajo articulado con otros Ministerios y el Gobierno para la erradicación de la explotación ilícita de minerales”.

    El potencial geológico aporta al desarrollo

    A pesar de la desinformación y el desconocimiento, la minería legal y formal ha contribuido al desarrollo social. Jorge Jaramillo Pereira, experto en minería y docente de la Universidad Nacional, dijo que con base en cifras del Departamento Administrativo Nacional de Estadística (Dane), “en la última década el país disminuyó la pobreza de 48 a 28%, gracias en gran parte al incremento en la producción petrolera, y al buen comportamiento que tuvo la minería principalmente por el tema de buenos precios”.

    Asimismo, explicó que los favorables resultados en la lucha contra la pobreza en el período de 2010-2014, provienen más del auge minero-energético, que de cambios significativos en las políticas públicas anti-pobreza. Lo cual se suma al aumento de la clase media, debido a que esta población creció del 37% al 55% entre 2003 y 2012.

    Precios aproximados para un proyecto

    De acuerdo con cifras estimativas, Londoño Escobar señaló que un proyecto de megaminería estaría costando alrededor de US$2.500 millones, uno grande entre US$800 millones y US$1.500 millones, mediano entre US$500 millones y US$1.000 millones, y de pequeña minería entre US$150 millones y US$200 millones.

    A modo de ejemplo, el experto argumentó que “Cerro Matoso desde que empezó a explorar hasta que inició la operación siderúrgica de los hornos, pudo costar aproximadamente unos US$2.200 millones. El Cerrejón desde que empezó la exploración, hasta que salió la primera tonelada de carbón en 1.985, invirtió casi US$3.850 millones en un proyecto que en ese momento tenía una proyección de quince millones de toneladas al año”, con el tiempo fueron creciendo y se aprovechó más la capacidad instalada.

    Además, los US$285 millones obtenidos en inversión extranjera, los catalogó como el inicio de un proyecto minero y pueden traducirse en “gastos de exploración, de perforación, de análisis de núcleos, entre otros”, puntualizó el exgerente de operaciones de El Cerrejón.

    Pasos a seguir para realizar un proyecto minero

    Etapa de exploración

    • Realizar una exploración y garantizar que hay un yacimiento que es económicamente explotable, porque existen muchos que no son rentables.
    •  Tiene que considerarse su ubicación geográfica con soporte logístico en mantenimiento, viviendas y saber la cercanía o lejanía a un centro urbano. También si debe movilizarse en avión o cuenta con campamento.

    Etapa de desarrollo

    • Implica construcciones de carreteras, montaje de plantas e infraestructura.
    • Aún no se ha producido nada. (Duración: cuatro o cinco años).

    Etapa de producción

    • Cuando se procesa la primera tonelada de mineral, se suman costos de maquinaria. (Duración: seis o siete años).

    Etapa de retorno en inversión

    • Al cabo de aproximadamente diez años, se podría recibir el retorno en la inversión. Además, se requiere de acompañamiento estatal y jurídico.

     

    Fuente: elmundo.com /  Monica Andrea Saavedra Crespo

     

  • Alcaldes podrán decidir si quieren minería

    Mina Los alcaldes de Colombia podrán decidir si en sus municipios se permitirá o no la minería. Así lo decidió la Sala Plena de la Corte Constitucional, que con una votación de 5 votos contra 4 tumbó el artículo 37 del Código de Minas, el cual impedía que los mandatarios excluyeran zonas de sus territorios para la minería.

    El artículo en mención había sido demandado por los ciudadanos Luis Guillermo Osorio, Yorman Efraín Torres, Juan David Franco Daza, Damián Ramírez y Miguel Arias, quienes consideraron que con el Código de Minas se estaban imponiendo límites a los Planes de Ordenamiento Territorial (POT).

    Para establecer este tipo de restricciones, los demandantes señalaron que era necesaria una ley estatutaria y no una ordinaria. El caso fue estudiado por el magistrado Alejandro Linares. En su concepto, el artículo no debería derogarse dado que la misma Corte había señalado que la competencia para excluir zonas mineras le correspondía a la Nación.

    Sin embargo, su ponencia fue derrotada en la Sala Plena de la Corte. Votaron en contra María Victoria Calle, Luis Ernesto Vargas, Jorge Iván Palacio, Alberto Rojas y Gloria Ortiz.

    Justamente la magistrada Gloria Ortiz será la encargada de elaborar una nueva ponencia que resuma los argumentos a favor de que los alcaldes decidan si quieren minería en sus municipios. De acuerdo con el Código de Minas, cuando se declaran zonas sin minería se debe justificar de manera técnica si se trata de zonas de protección, como zonas de reserva forestal.

    En la sentencia C-123 de 2014, la Corte había fallado otra demanda sobre el mismo tema. En ese entonces declaró exequible el artículo 37 de la Ley 885 de 2001. Sin embargo, aclaró que las autoridades competentes a nivel nacional debían acordar con los entes territoriales las medidas para preservar el medio ambiente.

    Fuente: Elcolombiano.com

  • Alianza del Pacífico puede convertirse en bloque minero mundial

    Minerales En Mano1Agregó que el fortalecimiento y desarrollo de la actividad minera, beneficia a las economías locales dado que contribuye con su aporte a mejorar los niveles de calidad de vida de la población.

    “Dentro de la AP nos encontramos importantes países productores de metales del mundo y unidos nos permitirá optimizar la capacidad de negociación en los mercados internacionales", dijo Alberto Salas lider de los empresarios de Chile.

    La Alianza del Pacífico (AP) abre una oportunidad de oro para que Chile, Perú, México y Colombia unidos se puedan convertir en un bloque minero mundial que beneficiará a sus habitantes, aseveró Alberto Salas, presidente de la Confederación de la Producción y del Comercio de Chile.

    “Dentro de la AP nos encontramos importantes países productores de metales del mundo y unidos nos permitirá optimizar la capacidad de negociación en los mercados internacionales, mejoras tecnológicas o el intercambio de trabajadores. Separados nos costaría mucho hacerlo, pero unidos podemos lograrlo”, refirió Salas, quien participa en el 12° Simposium Internacional del Oro y la Plata organizado por la Sociedad Nacional de Minería, Petróleo y Energía (SNMPE) en la ciudad de Lima.

    Agregó que el fortalecimiento y desarrollo de la actividad minera, beneficia a las economías locales dado que contribuye con su aporte a mejorar los niveles de calidad de vida de la población.

    Al 2015 la población que vive en la Alianza del Pacífico suma más de 216 millones de personas y tiene un Producto Bruto Interno (PBI) per cápita de US$9.910.

    “El hecho de abrir la frontera es beneficioso. Hoy ya lo vivimos, tenemos cientos de peruanos viviendo en Chile y su migración ha constituido un aporte para mi país. Por lo tanto, y basado en dicha experiencia, puedo señalar que la oportunidad de libre tránsito de la Alianza del Pacífico nos permitirá ser países más competitivos”, declaró Salas al culminar su intervención en la mesa redonda Perspectivas de la Economía Mundial.

    Explicó que la Alianza reconocerá, por ejemplo, un certificado de capacitación para los trabajadores expedido en el Perú, en México, Chile o Colombia. “Esto nos permitirá tener personal mejor capacitado en menor tiempo”, subrayó.

    La Alianza del Pacífico incluye un Acuerdo Comercial que facilita el comercio entre los cuatro países a través de la reducción arancelaria, la disminución de obstáculos al comercio, la solución de controversias, la agilización de las operaciones de importación y exportación, y la facilitación del comercio de servicios, comentó Salas.

    Recordó que existen 42 países del mundo en calidad de observadores en la Alianza del Pacífico. El Producto Interno Bruto de los países de la AP reúne el 38% del Producto Bruto Interno total de América Latina y el Caribe, además en conjunto suman aproximadamente el 50% del comercio exterior de América Latina.

    Fuente: Americaeconomia.com

  • Alistan nuevas normas para minas a cielo abierto

    Minera Coal 2011Después de modificar el reglamento de seguridad para minería subterránea, Minminas prepara nuevo decreto.
     
    Cuando Colombia compara sus cifras de accidentalidad minera con países de Suramérica como Chile y Perú, se hace evidente que ejercer esta actividad en el país es más peligroso que en otras naciones del vecindario.
     
    Sin embargo, el Gobierno Nacional alista un plan para llevar a cero el número de accidentes mineros.
     
    Ya en septiembre el Ministerio de Minas y Energía hizo una modificación al reglamento de seguridad para minería subterránea, a través del Decreto 1886. Ahora, la cartera está analizando una nueva modificación a la normativa, esta vez, para minería a cielo abierto.
     
    “La seguridad minera a cielo abierto está regida por el Decreto 2222 de 1993, el cual se encuentra en proceso de revisión y actualización. El proyecto de Reglamento para este tipo de minería ya surtió las etapas de actualización, discusión pública y revisión jurídica, en la actualidad se están adelantando los trámites que disponen las normas para expedir el Decreto respectivo”, señaló el Ministerio de Minas y Energía al responder un cuestionario enviado por este diario.
     
    El cambio de la normativa se inició con la minería subterránea porque este tipo de actividad es la que genera mayor número de accidentes en el año en Colombia.
     
    Las razones principales por las que los mineros pierden la vida en el país (en accidentes de trabajo) son derrumbes en labores subterráneas, atmósferas viciadas con gases tóxicos, explosiones de metano y polvo de carbón o por riesgos mecánicos.
     
    Este tipo de problemas le han costado la vida en la última década a más de mil trabajadores del sector (1.008 es la cifra oficial).
     
    Sin embargo, en el último año el país ha reducido sus índices de accidentalidad. Según los datos de la Agencia Nacional Minera (ANM) mientras el año pasado se registraron 87 accidentes, en este van solo 67, cifra que de mantenerse a final de año implicaría una reducción de 22 por ciento este año.
     
    El Ministerio destacó que en esta misión de reducir accidentes ha contribuido el grupo de Salvamento Minero, que adelanta un trabajo de capacitación para prevenir incidentes y fallas en las minas colombianas.
     
    ¿QUÉ CAMBIÓ EN EL REGLAMENTO DE SEGURIDAD?
     
    Este año se hicieron más estrictas las normas para las labores subterráneas de minería.
     
    Por ejemplo, se obligó al empleador a dedicar al menos un día al año, para entrenar a su equipo en temas de seguridad; se le otorga al empleador la responsabilidad de garantizar la seguridad; se obliga el uso de autorescatadores, una especie de kit de emergencia, para todo el personal que ingrese a la mina; se hicieron más estrictas las normas en cuanto a los niveles de oxígeno en la mina; y se hacen más severas las normas para manejo de explosivos, así como los castigos en caso de accidentes.
     
    De no llegarse a cumplir alguna de estas medidas, el titular minero o el empleador podrían ser castigados con multas, suspensión de labores y, si persiste en sus fallas, podría suspenderse el título minero.
     
    Fuente: Portafolio.co / Nohora Celedón
  • Análisis - La locomotora minera, con rumbo indefinido

    Mineros CascosEl superciclo de precios de las materias primas impulsó nuevas inversiones para la industria extractiva en el país. Sin embargo, pocos proyectos se han concretado.

    La historia reciente de la actividad minera colombiana está marcada por altos y bajos, que quedan en evidencia al ver los gráficos que dan cuenta de la evolución del sector en materia de generación de riqueza (PIB), inversión extranjera directa y exportaciones.

    Sin embargo, basta con mirar las cifras de producción de minerales para darse cuenta de que, pese a los altibajos, el sector ha avanzado.

     Colombia es el quinto mayor exportador de carbón del mundo, ocupa el lugar número once en materia de producción y sus reservas en este recurso podrían durar por más de cien años.

    Tanto en carbón como en oro la producción se ha multiplicado por dos y en materia de ferroníquel el incremento ha sido más discreto.

    En la última década, Colombia logró capturar parte de la inversión de empresas mineras que inundó el mercado global gracias al llamado ‘superciclo’ de precios de los minerales.

    Desde el 2009 hasta el 2013 minerales como el carbón, el oro y el cobre tuvieron cotizaciones máximas históricas y los inversionistas aprovecharon la coyuntura para buscar nuevos recursos.

    A Colombia, por ejemplo, llegaron más de 60 compañías júnior, para invertir en proyectos de exploración en la última década, aunque de toda esa inversión solo una de esas iniciativas se ha podido concretar en una obra en construcción. La mina de oro San Ramón, de la empresa canadiense Red Eagle.

    El boom de la minería se empezó a notar desde el 2005, cuando la inversión extranjera directa para el sector minero fue de 565 millones de dólares. En el 2013 la cifra llegó a los 661 millones de dólares, es decir el 17 por ciento de toda el capital extranjero que llegó al país de nabera directa, ese año.

    En medio de este auge de precios el país también decidió darle un vuelco a sus instituciones mineras.

    Así, el Instituto Nacional de Investigaciones Geológico-Mineras, Ingeominas, que era la autoridad del sector, se divide en el Servicio Geológico Colombiano, encargado del conocimiento del subsuelo, y en la Agencia Nacional de Minería, que tiene la función de administrar la actividad del sector.

    Ambas instituciones han logrado que hoy Colombia conozca con qué recursos cuenta en materia minera, precisó, por ejemplo, el potencial en cobre.

    Pero también la actividad de fiscalización de la Agencia dejó en evidencia los altos niveles de informalidad de las explotaciones que persisten aún en minas que tienen títulos mineros legales.

    EL VAIVÉN DE LAS METAS

    El principal producto minero de exportación de Colombia es el carbón, y lo que pasa con este mineral, refleja una tendencia en la industria extractiva nacional.

    La presencia de grandes jugadores internacionales como Glencore, AngloAmerican, BHP Billinton y Drummond han permitido al país mantener su preponderancia en materia carbonífera. Aunque los bajos precios llevaron a replantear las metas.

    Basta recordar que según el Plan Nacional de Desarrollo 2010-2014, el año pasado el país debió alcanzar una producción de 124 millones de toneladas y el año pasado no fue posible alcanzar ni los 90 millones de toneladas.

    El freno que se ha visto en los últimos dos años a la actividad carbonífera tiene que ver con dos factores que han golpeado a toda la industria extractiva: los bajos precios de las materias primas, pero también a la conflictividad social y laboral entorno a toda la industria minera.

    En el 2013, por ejemplo, hubo paros laborales en Colombian Natural Resources, Drummond y Cerrejón lo que detuvo la producción. Este año, el freno viene por cuenta de una decisión de la Corte Constitucional que impide el tránsito nocturno del tren carbonero de Fenoco, lo que podría frenar la extracción de cerca de 15 millones de toneladas de carbón del Cesar.

    Algo similar ha ocurrido con minerales como el oro, el ferroníquel y las esmeraldas, donde hay proyectos e intenciones de invertir, pero las empresas se quejan de inestabilidad jurídica.

    ORO, ENTRE LA ILEGALIDAD Y PROYECTOS FRENADOS

    Las reservas de oro en Colombia podrían posicionar al país como uno de los países con mayor producción de Suramérica. Pero el desarrollo de los proyectos ha encontrado con varios obstáculos.

    El principal de ellos tiene que ver con las ubicaciones de los yacimientos, que, en muchos casos, se encuentran en ecosistemas sensibles, por lo que el eventual desarrollo de las minas genera preocupaciones ambientales.

    Exactamente este es el caso de los proyectos mineros de la provincia de Soto Norte, en Santander. Parte de los títulos mineros de empresas como Eco Oro y Leyhat quedaron dentro del páramo de Santurbán, un ecosistema protegido, lo que impide el desarrollo de las minas, como estaban planeadas.

    Otros proyectos en exploración, como La Colosa, de AngloGold Ashanti, se han encontrado con una gran oposición por parte de las comunidades, aún cuando todavía no se ha definido qué tipo de mina se pretende construir.

    Pese a la ausencia de proyectos de mediana y gran escala en el país, la producción de oro ha crecido, y algunas voces como la de la Asociación Colombiana de Minería, temen que buena parte de esta nueva producción es ilegal.

    Las cifras oficiales indican que hay más de 186 municipios del país con explotaciones ilícitas de oro, en algunas zonas esta actividad es utilizada para financiar grupos al margen de la ley.

    EL FERRONÍQUEL, EN LA LUCHA POR MANTENERSE

    Entre los diez productos de exportación más importantes del país se encuentra el ferroníquel, que se produce en Cerro Matoso, una mina ubicada en Montelíbano.

    Sin embargo, tanto los precios de este mineral, como la declinación de los yacimientos tienen a la empresa buscando alternativas, ya no para crecer, sino al menos para mantenerse en el mercado.

    De las 50.000 toneladas de mineral que producía la mina hace unos años, en el 2015 la compañía espera cerrar con una producción de 38.000 en el mejor de los casos.

    Fuente: Portafolio.co

  • ANM controla la comercialización de minerales que tienen origen ilícito

    ANMEl Registro Único de Comercializadores de Minerales RUCOM, puesto en marcha a partir del primero de enero de 2015, le permite al Gobierno Nacional a través de la Agencia Nacional de Minería, controlar la extracción ilícita de minerales y generar incentivos para la formalización minera.
     
    El RUCOM es una herramienta para controlar que en el país se comercialicen solamente minerales que tengan origen lícito, eso significa que se pueda demostrar que provienen de titulares mineros en etapa de explotación; solicitantes de los programas de legalización y de formalización de minería tradicional en trámite; beneficiarios de Áreas de Reserva Especial o sea comunidades mineras que adelantan explotación tradicional de minerales en un área declarada y delimitada por la ANM; subcontratos de formalización minera; y barequeros debidamente inscritos ante las alcaldías municipales.
     
    En este último caso, hay una función muy importante que ejercen los alcaldes y que está contemplada legalmente desde 1988 y que hoy sigue vigente a través de la Ley 685 de 2001, según la cual, las alcaldías deben inscribir a los barequeros vecinos del lugar en que se realice la actividad. Las alcaldías además deben facilitar a estos ciudadanos la inscripción y remitir a la ANM los listados de las personas inscritas,  a fin de que sean publicados en el RUCOM.
     
    “Hacemos un llamado a los alcaldes del país, para que ejerzan la responsabilidad que les otorga la Ley. Requerimos como Autoridad Minera que los mandatarios locales nos suministren el listado de quienes clasifican en la categoría de barequeros, para que de esta manera nosotros podamos controlar la actividad y algunos temas claves como el tráfico de regalías y la evasión de impuestos”, afirma la presidenta de la Agencia Nacional de Minería, Natalia Gutiérrez Jaramillo.
     
    Para la autoridad minera también resulta preocupante que municipios que reportan alta producción de oro, no tengan títulos mineros vigentes bajo su jurisdicción y que tampoco los alcaldes reporten sus listados de barequeros. Según datos extraídos del proceso de fiscalización de la ANM, se estableció que sólo 134 títulos en todo el territorio colombiano están explotando metales preciosos. La producción de esos títulos equivale solamente al 17% de la producción total de oro, de acuerdo a las exportaciones anuales.
     
    “A través del RUCOM, el Gobierno Nacional busca que compradores y comercializadores, solo puedan adquirir los minerales registrados en las listas que expida la Agencia Nacional de Minería, y que cuenten con su respectiva certificación. El propósito de esta nueva herramienta es darle mayor transparencia y control a la actividad comercializadora de minerales en Colombia, evitando que sea utilizada para lavado de activos y financiación de grupos armados al margen de la ley. La minería no puede ser usada como el vehículo para la financiación de actividades ilícitas,” puntualiza Gutiérrez Jaramillo, quien a su vez aclara que es más eficiente en costos y tiempo la lucha contra la explotación ilegal de minerales, si se previene y se controla a través de la comercialización.
     
    Actualmente la explotación ilícita de minerales se combate a través de operativos de la Fuerza Pública por todo el territorio nacional. Con el RUCOM se complementa ese control desde el lado de la demanda, favoreciendo a quienes hacen la minería bien hecha y aportan a través de las regalías, para el desarrollo del país y de los colombianos.
     
     
    Por: Paisminero.co / CP - ANM
     
    {backbutton}
  • ANM entrega Área Especial para formalización de mineros tradicionales

    Mineria PalaLa figura beneficia a mineros tradicionales de los municipios de Tarso y Venecia en Antioquia.
     
    •Colombia alcanza un total de 23 AREs delimitadas.
     
    Bogotá, agosto 12 de 2015 -  La Agencia Nacional de Minería ANM declaró y delimito como Área de Reserva Especial según Resolución 550 del 10 de agosto de 2015, una zona que abarca 86.7 hectáreas ubicadas en Tarso y Venecia, departamento de Antioquía, con el objetivo de adelantar estudios geológico – mineros y desarrollar proyectos estratégicos para el país, de conformidad con el artículo 31 del Código de Minas.
     
    Según visita técnica de la ANM, se estableció que la comunidad minera de localizada en las Minas “Palomera No. 1”, “Palomera No. 2”, “Palomera No. 3”, “San Judas”, “San Pacho No. 1” y “San Pacho No. 2” se ha dedicado por más de 20 años a la actividad minera, desarrollando sus labores de manera artesanal, siendo esta actividad su principal fuente de ingresos, constituyéndose en minería de subsistencia.
     
    La delimitación de esta Área de Reserva Especial beneficia directa e indirectamente a un grupo de cuarenta (40) familias y contribuye con la optimización de la explotación de los recursos minerales de la zona y con el cumplimiento de la legislación minera y ambiental vigente, así como la de generación de empleo formal.
     
    “Un Área de Reserva Especial (ARE) es una zona donde existen explotaciones tradicionales de minería informal y que por solicitud de una comunidad, se delimitan para que de manera temporal, no se admitan nuevas propuestas de contrato de concesión minera sobre todos o algunos de los minerales ubicados en dichas zonas. Además son el mecanismo establecido por el Código de Minas para adelantar la formalización de comunidades mineras tradicionales, es decir aquellas que demuestran adelantar de manera continua o discontinua trabajos mineros desde antes de agosto de 2001” explica la Presidenta de la ANM, Natalia Gutiérrez Jaramillo.
     
    Dentro de las Áreas de Reserva Especial se desarrollan estudios geológicos–mineros financiados por la Autoridad Minera Nacional. En caso de que los estudios evidencien la existencia de potencial geológico – minero, se celebra entonces un contrato especial de concesión con la comunidad minera beneficiaria.
     
    “Desde mi labor como Viceministra de Minas y también del Interior, he podido conocer de cerca el tema y entender que la formalización y la minería bien hecha generan encadenamientos productivos. En ese propósito, la ANM contribuye a que los mineros tradicionales comprometidos con adelantar su actividad con mejores estándares técnicos, ambientales y sociales, ingresen en el camino de la legalidad. Tarso y Venecia es un gran ejemplo de que sí se puede hacer minería bien hecha y que las condiciones están dadas por el Gobierno para iniciar este proceso dentro del marco de la ley”.
     
    “Las AREs son un primer e importante paso para la formalización. Una figura que reconoce los derechos de los mineros tradicionales y que puede culminar, con el acompañamiento de la ANM, en un contrato de concesión minera que brinde oportunidades legales de empleo, desarrollo y bienestar a la comunidad de Remedios”, puntualizó la Presidenta de la Agencia.
     
    Con esta nueva Área de Reserva Especial en Remedios, suman 23 en todo el país. Actualmente la ANM tiene trámites de ARE en proceso en los departamentos de Antioquia, Bolívar, Boyacá, Casanare, Cundinamarca, Cauca, Chocó, Guainía, Guajira, Nariño, Norte de Santander,  Santander, Valle, Tolima. Los principales minerales en estas áreas son material de arrastre, oro, carbón y sal.

    Por: Paisminero.co / CP-ANM

  • Áreas protegidas se definirían en conjunto con Minminas

    BiodiversidadExpertos en políticas ambientales cuestionan la propuesta del Minambiente de pedirle a la autoridad minera que de ahora en adelante tenga mayor injerencia en los procesos de declaratoria.
     
    Para lograr la ampliación del Parque Nacional Chiribiquete, entre Guaviare y Caquetá, la cual se hizo realidad en 2013, el Ministerio de Ambiente y los funcionarios de Parques Nacionales trabajaron durante tres años para reunir información y convencer al país sobre la necesidad de tomar esta decisión de preservación. Pero hubo un trámite que retrasó esperado anuncio que ampliaría en 1’300.000 hectáreas el parque amazónico y lo convertiría en una reserva monumental de casi tres millones de hectáreas: un año tuvo que esperar el Minambiente un concepto —no vinculante— del Ministerio de Minas sobre esta declaratoria.
     
    En principio, la autoridad minera determinó que la nueva área protegida traslapaba un millón de hectáreas de reserva de hidrocarburos que eran de gran interés nacional. Por suerte, al final los bloques petroleros fueron recortados y el país anunció una de las decisiones de conservación más importantes que ha tomado en los últimos años.
     
    De la protección de Chiribiquete, dijo en su momento Parques Nacionales, dependería la salud de toda la Amazonia. “Serán esos bosques los que les entregarán a las futuras generaciones el suficiente oxígeno para respirar”, coincidieron los expertos.
     
    Pero la discusión sobre cuánto debe intervenir la autoridad minera en las decisiones de conservación sigue sin resolverse y ahora un proyecto del mismo Ministerio de Ambiente, que a los ojos de expertos en política ambiental es bastante polémico, promete avivar el debate debido al protagonismo que cobraría la autoridad minera en los procesos de declaración.
     
    Hace un par de semanas, en respuesta al decreto 2372 de 2010, el Minambiente, aún presidido por Luz Helena Sarmiento, les envió a algunas entidades gubernamentales una propuesta sobre el protocolo para definir las nuevas áreas protegidas en Colombia y la manera como se debería proceder en la ampliación de las que ya están creadas.
     
    El documento (titulado Ruta declaratoria de nuevas áreas y ampliación de áreas del Sistema Nacional de Áreas Protegidas), conocido por El Espectador, establece que a la hora de iniciar un proceso para constituir un nuevo parque nacional natural, no sólo se tendrá que hacer una caracterización de toda su composición cultural y biológica, también se tendrán que tener en cuenta los intereses en desarrollar proyectos minero-energéticos en las zonas.
     
    De esta manera, luego de describir los servicios ecosistémicos y las riqueza culturales que justificarían una declaratoria, los técnicos del Ministerio de Ambiente tendrían que sumar al protocolo una descripción de los “polígonos de las áreas de interés minero estratégico y los proyectos potenciales para desarrollos hidroeléctricos, microcentrales, desarrollos viales proyectados y distritos de riego”.
     
    Más adelante, a la hora de sustentar la declaratoria, el Minambiente pediría que se elabore un documento en el que se “resalten los actores sociales e institucionales que han participado en la iniciativa y, en caso de que exista el deber de colaboración, se demuestre la participación de la autoridad minera”.
     
    Para el exministro de Ambiente Manuel Rodríguez, profesor de la Universidad de los Andes y consultor internacional en política ambiental, es cuestionable que el Minambiente se preocupe tanto por incluir a la autoridad minera en este proceso y diga de una “manera ambigua” que debe ser tenido en cuenta. “¿Qué significa esto? ¿Que dónde haya bloques petroleros y títulos mineros no habrá nuevos parques? Las ambigüedades sólo traen problemas y confusiones. Esto es como decir que cada vez que entreguen un título minero se le debería pedir a la autoridad ambiental un concepto frente al daño ecológico que podría ocasionar la futura explotación de recursos naturales sobre ese territorio”.
     
    Respecto al mismo punto, el abogado Carlos Lozano Acosta, asesor de la Asociación Interamericana para la Defensa del Ambiente (AIDA), recuerda que “los títulos mineros no dan derechos adquiridos para explotar así que habrá que ver si el Ministerio los quiere tener en cuenta para revocarlos o para mantenerlos. Aunque sabemos que un área
     
    protegida con explotación minera es una contradicción”.
     
    Por otro lado, la abogada Diana Rodríguez, miembro de la línea de justicia ambiental de Dejusticia, cree que esa injerencia se traducirá inevitablemente en la reducción de las nuevas declaratorias, debido a que el trámite se hará mas extenso al prolongarse la negociación con el Ministerio de Minas.
     
    Para los expertos, la propuesta podría dificultar los procesos de declaratoria de nuevos parques nacionales que se están adelantando, como el proyecto Parque Serranía de San Lucas, donde se espera proteger 377.000 hectáreas de Bolívar y Antioquia en una zona cercada por títulos mineros y actividades extractivas criminales.
     
    Lo mismo ocurriría con zonas donde hay intereses petroleros, como las 240.000 hectáreas que se quieren proteger en el alto de Manacacías, Meta, y las 101.000 hectáreas de humedales en las selvas de Lipa, en Arauca, que se encuentran en proceso de convertirse en reserva natural.
     
    “Además, este proyecto va en contravía de las competencias de las autoridades ambientales, como las corporaciones autónomas regionales (CAR) e incluso las del mismo Ministerio de Ambiente”, dice la abogada Rodríguez al referirse a un punto de la ruta en el que el Minambiente les exigiría a las corporaciones que, antes de declarar un área protegida regional que esté dentro de las áreas de reserva forestal de la Ley 2ª de 1959 o en las áreas sustraídas de las reservas forestales, las CAR tendrían que llevarle la propuesta para su evaluación y aprobación, trámite que hoy, según los expertos consultados, no es necesario.
     
    Ahora que Colombia se muestra tan interesada en entrar a la lista de “países avanzados” de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), la abogada de Dejusticia cree que este panorama no ayuda al país a cumplir los saldos en rojo que tiene en términos ambientales: “La OCDE le recordó a Colombia que aún no cuenta con el número suficiente de áreas protegidas y también le recomendó que, si quería hacer parte de ese grupo, debía fortalecer su instituciones ambientales. Reglamentaciones como esta no ayudan ni a lo uno ni a lo otro”.
     
    Llama la atención que el Ministerio de Ambiente no haya puesto a consideración pública esta propuesta que hasta hoy desconocían expertos y organizaciones civiles interesadas en los temas de conservación. “No entendemos por qué no ha sido anunciada ni socializada. No se puede legislar sobre los parques nacionales de Colombia sin tener en cuenta a la opinión pública. Es obligación del ministerio que el país conozca sus planes”, dice el exministro Manuel Rodríguez.
     
    El Espectador intentó contactar a la saliente ministra de Ambiente, Luz Helena Sarmiento, pero no fue posible. Sin duda, este será uno de los primeros debates públicos que tendrá que dar Gabriel Vallejo, su sucesor. 
     
     
    Angelica Cuevas.
     
    ElEspectador.com
  • Avances en el plan de acción para una minería segura hecha en la cuenca de la Sinifaná

    Minerales En Mano·Se firma convenio entre el Gobierno Nacional, departamental y local para desarrollar una minería con óptimos estándares de seguridad minera, laborales, sociales, ambientales y económicos.
     
    ·El Departamento de Prosperidad Social ha ofertado 384 empleos temporales con prestaciones reglamentarias de ley, mientras que con los titulares mineros de la Cuenca de la Sinifaná se concretó la oferta de 110 puestos de trabajo formales, que pueden recibir a mineros cesantes de la zona.
     
    El Gobierno Nacional, departamental y local de los cinco municipios de la Cuenca de la Sinifaná en Antioquia, junto a Corantioquia, firmaron un convenio para aunar esfuerzos en el desarrollo de actividades conjuntas y coordinadas que aporten insumos para la toma de decisiones en la cuenca, frente al desarrollo de actividades mineras seguras y alternativas para la problemática socio económica de la zona..
     
    El acuerdo permitirá el análisis hidrológico, hidrogeológico, ambiental y económico de la Cuenca de la Sinifaná, así como su definición y viabilidad productiva. Se enmarca en el plan de trabajo adelantado por la Mesa Minera creada desde 2013, y que trazó entre sus objetivos contar con herramientas técnicas y jurídicas para avanzar en la legalización de la minería tradicional.
     
    Desde 2012 el Gobierno Nacional, la Gobernación de Antioquia y las alcaldías de la región, han llevado a cabo otras acciones derivadas del trabajo de la mesa minera, como el primer censo en la zona de influencia del título de Industrial Hullera y el levantamiento topográfico de 150 unidades mineras para determinar los niveles de riesgo.
     
    Otras acciones
     
    En diciembre de 2014, fueron enterados los alcaldes de la Cuenca de la Sinifaná sobre el informe final del levantamiento topográfico que fue realizado junto con la Universidad Eafit y con el fin de que adelanten acciones de su competencia.
     
    De otra parte, el Departamento de Prosperidad Social ha ofertado 384 empleos temporales con prestaciones reglamentarias de ley, mientras que con los titulares mineros de la Cuenca del Sinifaná se concretó la oferta de 110 puestos de trabajo formales, que pueden recibir a mineros cesantes de la zona.
     
    Además, el Viceministerio de Minas, la Gobernación de Antioquia y los alcaldes de la Cuenca de la Sinifaná compartieron un documento con la Procuraduría
     
    General de la Nación que recoge las acciones realizadas en la zona para garantizar que se haga bien la minería.
     
    Es importante recordar que las familias afectadas por el accidente minero ocurrido el 30 de octubre de 2014 en Amagá, recibieron las resoluciones de pensión a que tienen derecho.
     
    Las autoridades nacionales, departamentales y municipales han reiterado que con estas y otras acciones, se busca garantizar no solo una minería bien hecha en la región sino actividades seguras que permitan preservar la vida de los trabajadores.
     
     
    Por: Paisminero.co / CP- MME
     
    {backbutton}
  • Cero Tolerancia con Actividades Criminales Asociadas a la Mineria

    Mineria Ilegal ChocoMME. - En el Primer Foro Internacional de Minería Ilegal que organizó la Policía Nacional en Bogotá, la Ministra encargada de Minas y Energía, María Isabel Ulloa, señaló que las actividades criminales asociadas a la minería merecen todo el peso de la ley y habrá cero tolerancia por parte del Estado frente a este tipo de acciones”.

    Diferenciar claramente entre mineros y los criminales, a través de la definición de los tipos de minería, es uno de los aportes más importantes del Ministerio de Minas y Energía en la lucha contra la explotación ilícita de minerales, dijo la Ministra encargada, María Isabel Ulloa, en el marco del Primer Foro Internacional de Minería Ilegal.

    “Cero tolerancia frente a las actividades criminales asociadas a la minería. Vamos a concentrarnos en dar definiciones legales para perseguir contundentemente a los que se portan mal y le hacen daño al país. Pero también, desde el Gobierno Nacional estamos ayudando a los mineros comprometidos con la formalización”.

    La Ministra (e) señaló que el Ministerio adelanta una Política de Formalización Minera que dejará al país con titulares mineros, que cumplan con buenas prácticas técnicas, sociales, laborales, económicas y ambientales. “Esto es llevar la minería a un mejor nivel y aportar a la lucha contra la actividad ilícita”.

    Asimismo, señaló la urgencia e importancia de diferenciar entre un minero y un criminal, y conminó a la audiencia del foro internacional a "dejar de llamar minería criminal a una actividad ilegal que no es minería".

    Consideró como otra herramienta para el control de los delitos correlacionados con la minería, la claridad de la trazabilidad en la cadena, en la producción, en el beneficio, el transporte y la comercialización del mineral: "saber que cada mineral que se está comercializando viene de un título legalmente otorgado es muy importante", indicó Ulloa.

    Finalmente, la Ministra (e) afirmó que la tarea en la lucha contra la explotación ilícita de minerales, una actividad que no merece llamarse minería, debe ser coordinada y conjunta, con apoyo entre los países y creando redes que permitan buscar soluciones articuladas a un flagelo que ha hecho daño al sector.

    Por: paisminero.co / CP - MME


    {backbutton}

  • Cerrejón Invierte Hasta US$100 Millones Anuales

     

    R JunguitoCartagena – Durante dos días, la capital de Bolívar fue sede de la tercera edición del Congreso Nacional de Minería, en el cual se debatieron los retos y perspectivas del sector. En entrevista con LR, Roberto Junguito, presidente de Cerrejón, así como de la junta directiva de la Agencia Nacional de Minería (ACM), organizadora del evento, hizo un balance de la agenda y destacó que la empresa que lidera espera mantener su producción este año entre 32,5 y 34 millones de toneladas.

    En cuanto a Cerrejón, ¿cuáles son las proyecciones de crecimiento y nuevos proyectos que tiene la compañía?

    En Cerrejón hemos enfrentado la caída de los precios de carbón y realmente ha tocado hacer un esfuerzo muy grande por mejorar en términos de eficiencia y competitividad, para que podamos mantenernos en el mercado. Hay una serie de minas en Estados Unidos que cayeron porque no tenían los niveles deseados. Más que buscar proyectos de crecimiento, queremos asegurar que podamos mantener los niveles de producción y exportaciones que hemos venido teniendo en los últimos años y para eso estamos haciendo esfuerzos de nuestro lado en costos. Nuestra idea más que proyectos de crecimiento es poder mantener los índices de producción que hoy en día tenemos.

    ¿Y en cuánto están esos índices de producción?

    Nosotros, si miramos el promedio de los últimos tres o cuatro años, hemos tenido más o menos entre 32,5 millones de ton y 34 millones de toneladas anuales de producción. Pensamos que esas van a ser las cifras entre las cuales nos vamos a mover este año.

    ¿Y en términos de inversión?

    Una compañía como Cerrejón puede invertir para mantener su operación entre US$50 millones y US$100 millones al año. Hay ciertos momentos en que hay picos y en otros hay bajas. Hemos caído en inversión en los últimos años y a futuro quisiéramos poder convencer a nuestros inversionistas de invertir más, para estar en el rango más alto.

    ¿Cómo les ha afectado el comportamiento de los precios internacionales?

    Los precios del carbón entre 2011 y 2012 estuvieron por encima de los US$100 la tonelada. La situación ocurrida en Estados Unidos con Shell Gas  empezó a generar todo este movimiento de caída de los precios, que le pasó también al petróleo, y llegamos a principios de 2016 a precios de US$40 la tonelada. Un negocio en el que tú te metes y estás invirtiendo a US$100 y de pronto te baja a US$40, eso fue lo que empezamos a vivir. El año pasado empezaron a subir y hacia finales del año llegamos a niveles de casi a los US$80 por tonelada, muy puntualmente en el último  trimestre del año, específicamente en diciembre pero en promedio estuvimos alrededor entre los US$60 y US$65. En el primer trimestre de este año nos ubicamos en US$65 y las curvas de futuro es que esos precios bajarán a niveles de US$55 e inclusive hasta US$50.  En la medida en que los precios estén muy bajos, es necesario el Cert, pues de esta manera es más fácil convencer a los accionistas de invertir pese al comportamiento de los precios.

    ¿Qué puntos importantes se pueden destacar del Congreso?

    Uno de los puntos que salió del Congreso es la importancia del sector. En un momento en el que se está hablando del posconflicto necesitamos invertir en la regiones, necesitamos invertir en las áreas digamos periféricas del país. Son en las regiones periféricas donde estamos nosotros los mineros, entonces no solamente tenemos presencia en estas áreas, sino que ayudamos con recursos económicos para sacarlas adelante.

    ¿Cuál era el objetivo del evento?

    El primer objetivo era poder compartir los hechos y datos de la importancia que tiene el sector extractivo y la minería para el país. Muchos de los asistentes no necesariamente habían asistido a este tipo de foros, no habían tenido contacto con el tema minero y muchas veces no están informados adecuadamente. Yo creo que aquí hay un tema muy importante de divulgación de lo que realmente hacemos, de la importancia relativa en la economía que tenemos. Lo segundo es que es un foro en el que pudimos reunir puntos de vista muy distintos. Parte de lo que nosotros queremos hacer como sector era abrirnos a ese diálogo.

    ¿Cuáles fueron los temas concretos debatidos?

    Hubo como tres o cuatro frentes de discusión. El primero es que este es un sector que ha estado golpeado desde el punto de vista de los precios y y que obviamente también se impactó como los otros actores del sector privado con el tema de la reforma tributaria. Entonces parte de lo que quisiéramos es como logramos incentivar la inversión acá. 

    El dinero para el sector está disponible a nivel global, pero nosotros como Colombia tenemos que ser lo suficientemente atractivos para decirle al inversionista que venga al país en lugar de irse para Perú, Chile, México o Brasil. Hoy tenemos una herramienta importante para ello, que son los Cert (certificados de reembolso tributario), que se definieron en la Reforma Tributaria para darle incentivo a la inversión. 

    ¿Y los otros puntos?

    Lo segundo que estamos viendo es que a raíz del tema de las regalías ha habido menor interés por parte de las regiones de llevar a cabo minería, porque antes recibían una gran cantidad de dinero por las regalías y en la medida en que cambió el régimen se descentralizó y se repartió en el resto de los municipios del país y se recibe menos dinero. Nosotros ahí vemos que hay una solución también que sale también de la Reforma Tributaria,  que es la de obras por impuestos, donde en la medida en que nosotros podamos reducir el impuesto físicamente en dinero, lo podamos pagar con obras en las regiones del posconflicto, que son muy cercanas a las vecindades de las minas y que eso pueda mostrarle a la población que realmente vale la pena seguir creciendo la minería o desarrollar nuevos proyectos en las regiones.

    La opinión

    Germán Arce
    Ministro de Minas y Energía
    “Cerrejón es una compañía responsable, que ha hecho un trabajo muy importante durante los últimos 25 años, y que ha demostrado que hace minería bien hecha”

    Fuente: Larepublica.co 

     

  • Cerrejón superó las 34 millones toneladas en 2014

    Cerrejon 2012Según un comunicado de la empresa, la cifra representa "un récord histórico" y supera en un 2% en comparación con las exportaciones del año 2013.
     
    Las exportaciones de carbón proveniente de la mina Cerrejón, ubicada en el norte de Colombia y considerada la más grande del mundo a cielo abierto, alcanzaron los 34,2 millones de toneladas en 2014, informó la compañía.
     
    El presidente de la compañía, Roberto Junguito, agregó que "2014 fue un año desafiante para Cerrejón, especialmente en el plano económico, por la reducción significativa del precio del carbón en el mercado internacional".
     
    Junguito explicó que para este año la compañía continuará sus esfuerzos de mejora en eficiencia y productividad para enfrentar la vertiginosa caída de los precios del carbón en el mercado internacional.
     
    También gestionará los permisos y licencias para mantener los volúmenes de producción y exportaciones que le permitan seguir contribuyendo al desarrollo en armonía con los más exigentes estándares que rigen sus actividades.
     
    El presidente de Cerrejón añadió que seguirá haciendo alianzas con la comunidad del departamento de La Guajira (norte), en donde queda el complejo, para ayudarla solucionar los problemas de abastecimiento de agua potable.
     
    También seguirá con los proyectos agrícolas en comunidades indígenas y conservar sus programas de salud, educación y cultura.
     
    Igualmente, dijo Junguito, la compañía seguirá fortaleciendo su Sistema de Gestión Ambiental, con el propósito de seguir desarrollando una minería responsable con el medioambiente, cumpliendo la legislación nacional y adoptando prácticas que permitan el uso racional de los recursos.
     
    Cerrejón es un complejo de minería y transporte integrado en La Guajira, y abarca una mina a cielo abierto que produce más de 33 millones de toneladas de carbón térmico al año, un ferrocarril de 150 kilómetros y un puerto marítimo que recibe barcos de hasta 180.000 toneladas de carga. La mina pertenece en tres partes iguales a BHP Billiton (australiana), Anglo American (inglesa) y Glencore (suiza).
     
     
    Fuente: Portafolio.co
     
    {backbutton}
  • Chile abierto a alianzas con Colombia para el sector minero en el marco de la Alianza Pacífico

    Candelaria 066En 2014 Chile produjo un total de 5,74 millones de toneladas métricas de cobre fino, liderando la producción mundial con 31% del total.
     
    Colombia es un mercado con posibilidades para los proveedores del sector minero de Chile, en 2014 los montos exportados fueron del orden de US$7,6 millones.
     
    En el marco de la IX Feria internacional Colombia Minera, ProChile arribará al a ciudad de Medellín con la Ministra de Minería de Chile Aurora Williams y 8 empresas chilenas líderes en bienes y servicios mineros que presentarán su oferta y buscarán alianzas con el sector minero local.
     
     
    Con motivo de la versión IX de la Feria Internacional Colombia minera, que se realizará entre el 28 y 30 de octubre en la capital antioqueña, Chile estará presente como país invitado, representado por 8 empresas chilenas proveedoras de productos y servicios para la minería; lideradas por la Oficina Comercial de Chile (ProChile), con el fin de generar alianzas comerciales con las empresas mineras locales, afianzar lazos de colaboración, compartir experiencias y aprender del desarrollo del sector minero colombiano, en el marco de la plataforma de la Alianza del Pacífico.
     
    “Chile tiene mucho que ofrecer, al ser un país con una amplia experiencia en minería, nuestras empresas operan en grandes proyectos mineros que en su mayoría corresponden a empresas transnacionales que han decidido invertir en nuestro país, lo que les ha ayudado a conseguir altos estándares de calidad, destacándose por poseer un mix precio - calidad competitivo”, indicó Hugo Corales, Director de ProChile en Colombia.
     
    La empresas chilenas participantes son líderes productos y servicios, tanto en las líneas de exploración como explotación,  tales como soluciones tecnológicas de clase mundial para la gestión de sustentabilidad de las empresas, fabricantes de instrumentación geotécnica, fabricantes de herramientas, servicios de gestión de proyectos mineros, desarrollo de productos y  servicios en tecnologías contra el desgaste y programas para el tratamiento de minerales metálicos e industriales, que podrán ser visitados en el pabellón azul, stand 302.
     
    En las últimas décadas, Chile ha consolidado su posición como líder mundial en la producción de cobre, elevando su participación en el mercado mundial.  En 1990 representaba un 17,7% de la producción global, ya para 2014, y según datos del Consejo Minero de Chile, el país produjo un total de 5, 74 millones de toneladas métricas de cobre, liderando la producción mundial con el 31% del total.                           
     
    Según el último estudio de la Comisión Chilena de Cobre de Chile (COCHILCO) la proyección de inversión para los próximos 10 años en Chile (2015-2024) en el rubro de la minería será de US$ 77,290 millones, y el 80% estará destinado a proyectos de cobre.
     
    América Latina es una mercado de alta importancia para los proveedores chilenos de minería. En 2014 el 87% de las exportaciones de minería fueron hacia países de la región y los principales países receptores de bienes y servicios de minería chilena fueron: Perú con US$ 202,6 millones, Brasil con US$ 88,7 millones y Argentina con US$ 76,8 millones, principalmente. Los envíos a Colombia registraron un monto de US$7,6 millones, para el mismo año.
    Por su parte, Colombia sigue fortaleciendo su atractivo minero para los países de la región y estos encuentros comerciales son la oportunidad para estrechar vínculos y generar nuevas alianzas, no obstante, de acuerdo al último Reporte de Inversión Extranjera Directa en Colombia, presentado por ProColombia, durante el 2014 se registraron ingresos por US$ 16 mil millones, de los cuales un 40% de este flujo fue absorbido por el sector minero.
     
    La Feria Internacional Minera IX Colombia Minera, es la cita del sector minero más importante del país, organizada por la Asociación Nacional de Empresarios de Colombia (ANDI), en esta oportunidad unificará dos de los más tradicionales eventos feriales de la ANDI en uno solo para celebrar en conjunto la IX edición de la Feria Internacional Minera de Medellín y la XI de ExpoMetalica.
     
    La feria contará con alrededor de 300 stands, 25 países participantes y convocará a expertos en exploración de nuevas minas, servicios mineros, productores de minerales, inversionistas y principales autoridades mineras de Colombia.
     
     
    Por: Paisminero.co / CP ProChile
  • Colombia en la búsqueda de un nuevo dorado

    Oro En ManoCon inversiones cercanas a 1.700 millones de dólares despegarán cuatro proyectos auríferos en los próximos años. El gobierno espera que la minería legal le gane terreno a la ilegal.
     
    El panorama de la producción de oro en Colombia, que era muy oscuro hasta el año pasado, dio un giro de 180 grados en los últimos meses y luce más despejado. Con la aprobación de las licencias ambientales para cuatro grandes proyectos mineros se espera triplicar la explotación legal, aumentar las regalías para las regiones y generar más empleos.
     
    Y es que después de años de trámites, la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales (Anla) le dio vía libre a los proyectos mineros en Gramalote, de AngloGold Ashanti; Cisneros, de Antioquia Gold; Santa Rosa de Osos, de Red Eagle Mining; y Buriticá, de Continental Gold. Todos ellos, en el departamento de Antioquia, operados por multinacionales de Canadá, Sudáfrica y Perú.
     
    Con esta luz verde, Antioquia se posiciona como uno de los principales productores del país. Además, se convierte en el principal impulsor de un sector que estaba afrontando una difícil situación por la menor producción en algunas minas legales, la indefinición sobre las licencias ambientales, el avance de la minería ilegal y la caída de los precios internacionales. Después de llegar a cifras récord de 1.800 dólares la onza de oro troy, entre 2010 y 2012, lo que impulsó el boom aurífero, los precios se descolgaron por debajo de los 1.200 dólares la onza a comienzos de este año.
     
    Pero la situación para este sector comenzará a cambiar. Así lo sostiene el ministro de Minas y Energía, Germán Arce, quien dice que con las iniciativas mencionadas las inversiones superarán 1.700 millones de dólares y generarán más de 5.000 empleos directos en las etapas de construcción y montaje y más de 2.500 desde que comiencen a producir. “Los nuevos proyectos de gran minería de oro son una respuesta del conocimiento geológico, del apoyo a la industria, los incentivos a la inversión y el respaldo a la minería bien hecha”, afirma el funcionario, quien espera que el país extraiga más de 20 toneladas del mineral al año, el triple de la producción legal actual.
     
    Así lo corrobora Santiago Ángel, presidente de la Asociación Colombiana de Minería (ACM), quien espera que, por fin, la minería legal supere a la ilegal, que tanto daño le hace al medioambiente. De hecho, en la actualidad, de las cerca de 57 toneladas de oro producidas al año en Colombia, solo el 12 por ciento, es decir, alrededor de 7 toneladas, corresponde a compañías legalmente establecidas, que pagan regalías. El resto corresponde a barequeros que extraen el oro artesanalmente o a empresas criminales que destrozan el medioambiente, no contribuyen al desarrollo de los municipios y actúan al amparo de bandas como los Urabeños.
     
    Listos para despegar
     
    Por eso, el país tiene puestas sus esperanzas en proyectos formales que, si bien no están exentos de riesgos ambientales, tienen normas más estrictas en la materia y pagan regalías e impuestos.
     
    Uno de ellos queda en el municipio de Buriticá y pertenece a la canadiense Continental Gold, que el 30 de noviembre recibió aprobación de la Anla para modificar la actual licencia ambiental. La compañía produce hoy cerca de 6.000 onzas al año, pero con el nuevo permiso espera extraer 250.000 onzas, una cifra similar a todo el oro legal producido actualmente en el país.
     
    Buriticá es la primera mina a gran escala que se desarrollará en Colombia en las últimas dos décadas, y hace parte de los Proyectos de Interés Nacional y Estratégicos (Pines) que impulsa el gobierno. Mateo Restrepo, presidente de Continental Gold, afirma que hasta la fecha han invertido 250 millones de dólares y que destinará 400 millones adicionales para construir el nuevo complejo minero. Esta será la primera mina de oro subterránea mecanizada a gran escala, y su obra comenzará en el primer semestre de 2017. Esta etapa durará tres años y la mina operará durante 14, tiempo durante el cual entregará a la nación por impuestos y regalías 1.000 millones de dólares.
     
    La multinacional esperó varios años el visto bueno de Corantioquia para la licencia, trámite que finalmente gestionó la Anla. Mientras tanto, durante este tiempo creció la minería ilegal en la región, con cientos de entables, de los cuales la Policía desmanteló varios este año.
     
    También recibió el visto bueno de la Anla la mina Gramalote, en el municipio de San Roque, que pertenece a la sudafricana AngloGold Ashanti, una de las tres mineras más grandes del mundo, y a la canadiense B2FGold. Esta también extraerá a gran escala, pero a cielo abierto, en un área de 2.080 hectáreas. Tiene la meta de producir alrededor de 414.000 onzas de oro y más de 426.000 onzas de plata anuales, durante 11 años, su tiempo de vida útil.
     
    Hasta el momento esa empresa ha invertido 250 millones de dólares. Pero se avecinan sumas gigantescas si se tiene en cuenta que intervendrá 1.300 hectáreas, construirá vías, campamentos, reubicará pobladores de la región, comprará predios y creará una sociedad con mineros artesanales.
     
    Por su parte, la canadiense Red Eagle Mining explotará una mina en el municipio antioqueño de Santa Rosa de Osos. La firma llegó al país en 2010, en pleno auge del boom del oro por el aumento en los precios internacionales del metal. Con la licencia ambiental aprobada comenzarán a producir en el primer trimestre de 2017 con una meta inicial de 50.000 onzas al año.
     
    Y la minera Antioquia Gold tiene un proyecto más pequeño, pero también importante para la región, en el municipio de Cisneros, a 80 kilómetros de Medellín. La compañía, perteneciente a inversionistas canadienses y al Consorcio Minero Horizonte, de Perú, comenzó a trabajar en el país en 2009 para desarrollar una mina subterránea que producirá, según estimativos iniciales, 70.000 onzas al año.
     
    Si bien estos proyectos ya tienen luz verde, todavía hay incertidumbre sobre la suerte de otras grandes minas que han afrontado varios tropiezos. Una de ellas es La Colosa, en el Tolima, también de propiedad de AngloGold Ashanti, que está a la espera de una consulta popular en el municipio de Piedras, a ser realizada en enero del año entrante. Los pobladores votarán si quieren que haya o no explotación minera en su región.
     
    Angostura, en el páramo de Santurbán (Santander), de la canadiense Eco Oro (antes Greystar), tampoco ha podido despegar a pesar de que lleva 23 años en el país y de que tiene 14 títulos mineros. La razón es que en 2014, el Ministerio de Ambiente delimitó dicho páramo y en febrero de este año la Corte Constitucional restringió la actividad minera en la zona, lo que afectó el 50 por ciento del proyecto. La empresa ha invertido en Angostura más de 250 millones de dólares y terminó el pasado 7 de septiembre un proceso de conciliación con el gobierno, en el que no llegó a ningún acuerdo.
     
    Si bien el año entrante será clave para la definición de la suerte de estas dos grandes explotaciones mineras, lo cierto es que la industria aurífera tiene ahora mejores perspectivas de crecimiento. Pero no está exenta de grandes retos. Uno de ellos es hacer una minería responsable, que mitigue los daños en el medioambiente, que no contamine las aguas y no afecte a los pobladores. Pero, también, que sea capaz de transformar la situación económica y social de las regiones para que producir oro no sea una maldición, como ha ocurrido en el pasado.
     
    Fuente: Semana.com
     
  • Colombia es un país de alta accidentalidad minera

    Fiscalizacion MEn la última década han fallecido cerca de mil personas en más de 700 emergencias presentadas en operaciones mineras legales e ilegales. La mayor mortalidad se da en minas subterráneas de carbón.
     
    El miércoles en la noche la muerte visitó nuevamente a una mina en Boyacá. En el municipio de Samacá, una explosión de gas metano en una explotación subterránea de carbón acabó con la vida de cinco trabajadores que se encontraban en el socavón. Sus cuerpos fueron rescatados ayer a las tres de la mañana.
     
    Con este accidente ya son 46 en lo corrido del año atendidos por el Grupo de Seguridad y Salvamento Minero de la Agencia Nacional de Minería, ANM, en los que han fallecido 60 personas.
     
    En la última década se han producido casi 1000 fallecimientos (999 para ser precisos) en 795 emergencias.
     
    Con estas cifras es fácil concluir que la muerte se instaló como un riesgo latente en buena parte de la actividad minera que se realiza en el país.
     
    Pero hay que ver los detalles.
     
    En primer lugar, la misma ANM admite que puede haber un subregistro de estos accidentes, pues en minas que se explotan sin títulos mineros ni permisos al día en caso de accidentes, en los que no hay muertos, es posible que no avisen a las autoridades por miedo a sanciones.Es decir, la cifra de accidentes puede ser mucho más alta de las registradas.
     
    Otro dato llamativo es que en las minas legales (para este caso la agencia se refiere a aquellas que tienen títulos mineros vigentes) se han reportado el 75 por ciento de las emergencias registradas entre el 2005 y el 2015.
     
    Esa tendencia se mantiene en lo que va de este año, pues de los 46 accidentes, 33 se dieron en minas legales y solo 13 en minas ilegales.
     
    Cuando se compara la accidentalidad del sector en Colombia con la de países mineros como Perú y Chile, las diferencias saltan a la vista: en el primero, el año pasado se reportaron 26 accidentes, con 32 personas fallecidas; en el segundo 23 eventos, con 27 muertos.
     
    En Colombia, en el 2014 fueron 87 accidentes y 120 muertos.
     
    Pero dicen que las comparaciones son odiosas, y, según el vicepresidente de Seguimiento y Control de la Agencia Nacional de Minería, Javier García Granados, en este caso pueden ser de ‘peras con manzanas’.
     
    “En Perú y Chile no se explota carbón bajo tierra, es más la producción de minerales metálicos. La operación de carbón es más peligrosa”, explica, y tiene cifras para respaldar su afirmación: cuatro de cada cinco emergencias atendidas por el grupo se presentan en operaciones de carbón, solo una de cada diez se da en explotaciones de oro.
     
    Es que la minería subterránea de carbón presenta más riesgos por la existencia de gases metano, de tal forma que si no hay la infraestructura de ventilación adecuada cualquier chispa puede ocasionar una explosión de gran magnitud.
     
    Pero no todas las minas (con o sin título) tienen la infraestructura adecuada y las autoridades lo saben.
     
    El experto en minería y cofundador del grupo de salvamento minero del Gobierno, Eduardo Chaparro, explica que además la alta accidentalidad minera del país está asociada con la informalidad del sector.
     
    “En Chile hay más accidentes en la industria bancaria que en la minería, así que en Colombia es un problema asociado fundamentalmente con la ilegalidad, que no está amparada con las medidas de seguridad industrial adecuadas”, señala.
     
    A pesar de estas consideraciones el hecho es que las cifras siguen siendo altas, no solo si se comparan por número de accidentes y de fallecidos, sino también si se relacionan las tasas de fatalidad de la industria.
     
    Este es un indicador que se calcula dividiendo el número de muertos sobre el número de horas-hombre trabajadas para una industria particular, en este caso la minera.
     
    En Colombia, en los últimos años ha tenido una disminución considerable, de un índice de 3,32 en el 2010 a uno de 2,66 en el 2014, y uno de 1,45 en lo que va del 2015.
     
    Sin embargo, la cifra está muy lejos aún de casos como el chileno, que reportó un índice de 0,04 para el primer trimestre del 2015 y de 0,06 en 2014, e incluso de Estados Unidos, el segundo mayor productor de carbón del mundo, donde la tasa es de 0,9.
     
    Por donde se mire, el número de vidas que cobran los accidentes mineros en el país es alto.
     
    Aunque los gremios y la industria insisten en que hay que distinguir entre la minería bien hecha y la minería ilegal y criminal, las estadísticas oficiales mantienen zonas grises con respecto a cómo diferenciarlas.
     
    BUSCAN LAS CAUSAS DE LA EXPLOSIÓN EN SAMACÁ
     
    La mina Laureles, donde se produjo el accidente el pasado miércoles, es una operación subterránea, a cargo de Carbones Andinos y cuyo titular es la Cooperativa Boyacense de Productores de Carbón de Samacá Ltda.
     
    Esta mina tiene cinco bocaminas, y tras el accidente fueron clausuradas tres para iniciar una investigación e indagar la causa original de la explosión.
     
    La ANM informó que en cuatro inspecciones que hizo a la mina se identificaron cuatro deficiencias en la operación, pero aún no es posible determinar si una de ellas ocasionó la explosión.
     
    El vicepresidente de la ANM, Javier García Granados, dijo que la entidad cumplió con su función preventiva y de fiscalización.
     
    Fuente: Portafolio.co / Nohora Celedón
  • Colombia quiere certificar su transparencia en extractivas

    Minerales En ManoEste es un estándar global para la gestión, seguimiento y control de los recursos económicos que recibe la nación por la actividad de petróleo, gas y minería.

    Colombia se postuló a la Iniciativa de Transparencia para las Industrias Extractivas (EITI, por su sigla en inglés), y aspira a recibir el título oficial de candidato en octubre próximo, informó el miércoles el Ministerio de Minas y Energía.

    El Ministerio indicó que Colombia envió el pasado 23 de agosto el formulario de aplicación, después de cumplir los pasos que requeridos para recibir la candidatura.

    "Este es un ejemplo para el país, no solo del compromiso de la industria extractiva por la transparencia, sino también un ejercicio de trabajo en grupo entre el Gobierno Nacional, la sociedad civil, el sector público y privado", destacó el ministro de Minas y Energía, Tomás González, según el comunicado.

    La EITI es "un estándar global para la gestión, seguimiento y control de los recursos económicos que recibe la nación por la actividad extractiva (petróleo, gas y minería)", así como de las contribuciones económicas de esta industria, agregó el comunicado.

    El viceministro de Minas, César Díaz, señaló que el país cumplió con los pasos establecidos por EITI para aspirar a la candidatura, y que consisten en la difusión de una "declaración pública e inequívoca de su intención" de implementar la iniciativa y la designación de una persona que lidere el proceso.

    Además el Gobierno se comprometió a "trabajar con la sociedad civil y las empresas, y formar un grupo de multipartícipes para supervisar la implementación del EITI", que debe contar con un plan de trabajo actualizado y con costos y plazos para los informes que establezca el Consejo del EITI.

    Según el Ministerio, "se espera que el país reciba oficialmente el título de candidato durante la próxima reunión del Consejo Internacional de EITI, que se realizará en Myanmar (antigua Birmania) en el mes de octubre".

    En julio pasado, Guatemala recibió la certificación que valida el cumplimiento de las normas internacionales en ese sector y la convirtió en el segundo país de América Latina, después de Perú, en tener ese reconocimiento.

    Fuente: Portafolio.co / EFE

    {backbutton}

  • Colombia Recibió Estatus De País Candidato A La Iniciativa Para La Transparencia De Las Industrias Extractivas

    “Ser país candidato a la Iniciativa de Transparencia Internacional permitirá a los ciudadanos acceder a una plataforma de información útil, con la que podrán hacer  seguimiento a los temas que les atañen como veedores sociales, hablamos por ejemplo de los pagos que hace la industria del sector por impuestos y regalías o del manejo que se da a los recursos, su distribución y beneficio común”, destacó al respecto el Ministro de Minas y Energía, Tomás González.
     
    Extraccion MinaColombia recibió el estatus de país candidato a la Iniciativa para la Transparencia de las Industrias Extractivas (EITI), un estamento que dará mayor comprensión y capacidad de control a la ciudadanía frente a la actividad extractiva que se realiza en el territorio colombiano.
     
    “Ser país candidato a la Iniciativa de Transparencia Internacional permitirá a los ciudadanos acceder a una plataforma de información útil, con la que podrán hacer  seguimiento a los temas que les atañen como veedores sociales, hablamos por ejemplo de los pagos que hace la industria del sector por impuestos y regalías o del manejo que se da a los recursos, su distribución y beneficio común”, destacó al respecto el Ministro de Minas y Energía, Tomás González.
     
    Agregó que “el Gobierno Nacional, comprometido con prácticas de buen gobierno y la transparencia, encuentra en la iniciativa EITI una herramienta eficaz que generará confianza y conocimiento del sector minero energético en las diferentes instancias de la sociedad colombiana”.
     
    Durante la versión 28 de la reunión del Consejo de EITI Internacional, que se realizó este 15 de octubre en Naypyidaw, Myanmar, nuestro país recibió el estatus de candidato, lo que significa que en Colombia hay mecanismos que propician un mejor clima de inversión y que fortalecen la rendición de cuentas y el buen gobierno.
     
    “El de hoy es un nuevo paso para ponernos a tono con las mejores prácticas para el desarrollo de la actividad extractiva y sobretodo, un gran paso para que los ciudadanos conozcan de primera mano la información relevante del sector”, dijo la Viceministra de Minas, María Isabel Ulloa.
     
    La presidenta de EITI Internacional, Clare Short, manifestó a su vez que “el compromiso de Colombia con la transparencia de los recursos naturales es bienvenida, los colombianos podrán escrutar como el sector del petróleo, gas y minería del país manejan sus recursos y aseguran que su gerencia y administración beneficien a toda la gente”.
     
    Para los representantes de la sociedad civil ante el Comité Tripartito Nacional de EITI Colombia, el estatus de país candidato es una muy buena noticia en tanto que el plan de acción nacional para EITI Colombia incluye “temas de gran trascendencia como la inversión local de las regalías y el inicio de un diálogo entre los distintos sectores”, tal como lo señalaron los representantes de  Transparencia por Colombia, Foro por Colombia y la Universidad Externado, al reiterar su compromiso y entusiasmo con la iniciativa como con el seguimiento a la materialización de los compromisos adquiridos.
     
    Recibir el estatus de país candidato a esta iniciativa internacional representa beneficios para la sociedad civil, las empresas extractivas y el Gobierno, esto teniendo en cuenta que su implementación mejora la capacidad de gobernabilidad, además de la credibilidad internacional y el compromiso en la lucha contra la corrupción.
     
    Así mismo, la industria extractiva encuentra una oportunidad para mejorar su reputación al exhibir que su actividad es responsable, abierta y transparente.
     
    ANM
     
  • Colombia y Perú trabajan por el desarrollo de sus minerías

    ViceministrosLos Viceministros de Minas de ambos países revisaron y aprobaron un plan de acción que activa la cooperación binacional en los campos de la minería del oro, plata, cobre y demás minerales metálicos y no metálicos, y para el desarrollo sostenible de energía renovables y eficiencia energética.
    Colombia y Perú trabajan de la mano en el buen desarrollo de sus actividades mineras, gracias a un acuerdo de cooperación que pusieron en marcha los viceministros de minas de ambos países.
     
    La Viceministra de Minas de Colombia, María Isabel Ulloa, asisitió a la instalación y primera reunión del grupo de trabajo que plantea como temas de cooperación la formalización minera, la normatividad y fomento de las inversiones, y la resolución de conflictos.
     
    El pasado 17 de febrero, la Viceministra se encontró con su homólogo peruano Guillermo Shinno en la ciudad de Lima (Perú) y expresaron la importancia de promover el desarrollo de la minería mediante la cooperación binacional en el intercambio de conocimiento, información, experiencias y tecnologías relacionadas con el sector.
     
    Asimismo, los viceministros presentaron un diagnóstico de la actividad en sus países, las políticas y normativa para el sector, experiencias en cuanto a formalización de pequeña minería, incentivos para la inversión, control a la minería ilegal, entre otros temas.
     
    El Grupo de Trabajo Binacional Minero está enmarcado en el “Memorando de Entendimiento entre el Ministerio de Energía y Minas de la República del Perú y el Ministerio de Minas y Energía de la República de Colombia sobre cooperación en el campo de la minería del oro, plata, cobre y demás minerales metálios y no metálicos, y desarrollo sostenible de energías renovables y eficiencia energética”.
     
    Fuente: Portafolio.co
  • Colombia: minería ilegal preocupa más que caída del oro

    Mineria Ilegal ChocoEl Banco Mundial no augura una recuperación del precio del metal en los próximos cinco años.
     
    A los productores de oro de Colombia, aunque parezca extraño, no les preocupa tanto la caída de los precios del oro, como sí el mal funcionamiento de las políticas del Gobierno para el sector minero. A pesar de que esta semana la onza se cotizó en su mínimo de los últimos cinco años, se muestran inconformes con la falta de medidas para luchar contra la extracción ilegal y la burocracia para lograr echar a andar una mina en el país.
     
    Contrario a lo que pasó con el petróleo, que en seis meses se desplomó a menos de la mitad, la destorcida del oro fue paulatina. Los mismos factores o actores que elevaron su cotización son los que hoy provocan su caída. La crisis financiera de 2008 en Estados Unidos, el ajuste de las tasas por parte de la Reserva Federal (FED) y la alta demanda del commodity por parte de China lo llevaron a niveles de US$1.859 la onza. En esa coyuntura funcionó como una inversión segura.
     
    Sin embargo, ante la recuperación de la economía norteamericana, la posibilidad de que la FED suba tasas y la publicación de las reservas de oro del Banco Central de China -cerca de 1.700 toneladas- que no cumplieron con las expectativas, pues se esperaba que fueran mayores, hicieron que el mercado reaccionara. Esta semana el precio osciló entre US$1.100 y US$1.080 por onza.
     
    El miércoles el Banco Mundial publicó su informe trimestral, “Panorama sobre los mercados de productos básicos”, y la conclusión principal fue que en la actividad energética mundial ven un crecimiento de la demanda, pero un menor crecimiento, porque la economía todavía pasa por una etapa de recuperación “frágil”.
     
    En conversación con El Espectador, el autor del informe, John Baffes, aseguró que “los precios del oro dependen mucho del sentimiento de los inversores. Vimos los precios altos del oro en el pasado porque los inversionistas lo vieron como una inversión, especialmente después de la crisis financiera de 2008. Ahora ellos están confiando menos en el oro, razón por la cual vemos que sus precios caen”. La previsiones del organismo multilateral para este año es que la onza troy se mantendrá en US$1.175, mientras que para 2020 se estima que rozará los US$1.084.
     
    Esta cifra, aunque no es del todo alentadora, todavía permite desarrollar proyectos mineros en Colombia con un margen de ganancia aceptable, según explicó el country mánager de la canadiense Red Eagle Mining, Rafael Silva. Si bien este proyecto está en etapa de exploración y producirá su primera onza en 2017, su modelo financiero flaquearía de no cumplirse las predicciones del Banco Mundial. “Lo peor que nos puede pasar es que el precio de la onza de oro quedara por debajo de US$1.000. Según nuestros tres modelos financieros, la sensibilidad se da en ese precio, pero todavía se puede trabajar. A US$1.300 es la cifra ideal para pagar el proyecto en poco más de uno año”. En la mina San Ramón producir cada onza cuesta US$763.
     
    Colombia tiene dos grandes empresas dedicadas a la extracción de oro: Mineros (un grupo empresarial colombiano en el que tiene mayoría accionaria el Grupo Colpatria, la Corporación Financiera Colombiana y grupos minoritarios), así como Gran Colombia Gold (una empresa canadiense que lleva a cabo la explotación subterránea más grande del país). Sumadas las dos firmas a pequeñas mineras y los “barequeros” completan la producción formal, que en 2014 alcanzó los 6,76 millones de gramos de oro, solamente el 12% de la producción total.
     
    “En ambas fases es muy importante tener los precios del oro altos, pero tan importantes como estos es la estabilidad de las reglas internas y nacionales de cada país. La industria está acostumbrada y preparada a la volatilidad de los precios, pero a lo que no está acostumbrada es a la falta de claridad de las reglas de juego, a la ilegalidad que la está atafagando y una demora excesiva de las licencias ambientales. Nada nos ganamos con tener unos precios en la luna, suponga que el “superciclo” no se ha terminado, si no se establecen unas condiciones para el negocio, para que sean las empresas legales las que puedan desarrollar esta actividad, de nada sirve que el precio suba o baje”, dijo la exdirectora del Sector de Minería a Gran Escala, Claudia Jiménez.
     
    Las cifras de producción ilegal en Colombia son preocupantes. Según la Asociación Colombiana de Minería (ACM) y la Agencia Nacional de Minería (ANM), el 88% del oro extraído en el país es ilegal. Y aunque desde 2012 haya disminuido esa producción en cerca de 12 millones, todavía es muy alta para los productores.
     
    El presidente de Continental Gold, Leon Teicher, advirtió que “esa minería criminal está dañando los pueblos, llenándolos de prostitución, de droga, sobornando a la Policía, al Ejército y a los alcaldes. En Colombia se debería controlar la minería criminal con la fuerza del Estado y crear un ambiente jurídico para que se desarrolle el negocio, así se puede extraer oro incluso a US$800 la onza”.
     
     
    Fuente: Elespectador.com
  • Construyen universidad para los mineros del bajo cauca antioqueño

    Mineria CriminalEl Centro de Formación Minera, en El Bagre, es una estrategia para combatir la informalidad.

    En 40.000 metros cuadrados está puesta la esperanza de formalización de más de 8.000 mineros en Antioquia en los próximos dos años.

    Ese espacio físico, a 332 kilómetros de Medellín, en la región del Bajo Cauca albergará, en tres meses, el primer Centro de Formación Minero Ambiental del país (CFMA), la estrategia con que el gobernador Sergio Fajardo busca enfrentar la creciente minería informal.

    Se trata de un ambicioso proyecto de 13.000 millones de pesos de inversión en una alianza entre el Gobierno seccional, el Sena y la empresa Mineros S.A., para ofrecer carreras técnicas y tecnológicas en labores concernientes al oficio de la minería.

    La sede del CFMA es El Bagre, primer municipio productor de oro de Antioquia y desde donde operan más de 60 por ciento de las 1.664 unidades mineras informales del departamento.

    Para el gobernador Fajardo, ese espacio de formación académica en el que en unos años esperan graduar profesionales universitarios, es una apuesta por la educación junto a la estrategia de Parque Educativos.

    “Con el CFMA se podrá mirar la minería con una perspectiva diferente”, enfatizó Fajardo, en tanto añadió que con la educación se puede llegar a crear una nueva generación minera en el país.

    En Antioquia la minería se desarrolla principalmente en las regiones del Bajo Cauca y el Nordeste, que serán las impactadas con el centro de Formación. Sin embargo, otras zonas del departamento como la occidental y la Cuenca del Sinifaná, en el suroeste, también evidencian problemáticas sociales asociadas a la minería.

    Según Juan Carlos Loaiza, director de fomento minero del departamento, para sacar adelante el proyecto cuentan con la cooperación del gobierno australiano y del canadiense, con el cual buscan certificar una pista de entrenamiento.

    “Habrá un laboratorio en el que trabajarán temas como por ejemplo la extracción de oro sin utilizar el mercurio. Hoy con esa técnica recuperan el 50 por ciento del oro; el otro 50 se está yendo. Lo que queremos es que vean que se puede ser responsable y obtener más productividad”, dijo Loaiza.

    Para las autoridades regionales la extracción del oro con mercurio es la responsable del más grande daño ambiental en el Bajo Cauca. De hecho, reportan que en esa zona hay un pasivo de 45.000 hectáreas devastadas por la minería.

    Actualmente la Gobernación busca recuperar al menos 1.000 de esas.

    “Son desiertos y ver en seis meses árboles creciendo es algo emocionante”, apuntó Loaiza.

    Recientemente 34 mineros del Bajo Cauca fueron graduados en buenas prácticas como parte de esos programas para evitar el mercurio. Se llaman Biored y los auspicia agencia Usaid.

    Germán Díaz, quien trabaja en una mina de oro en el sector Yarumo, de Cáceres, es uno de los beneficiados. Aseveró que han reducido el uso del mercurio a la mínima cantidad. Antes –agregó– manejaban entre 4 y 5 libras y hoy una quinta parte de una libra.

    "Hay que cuidar el medio ambiente porque es allí donde habitamos y si lo contaminamos nos estamos matando nosotros”, afirmó Díaz.

    Al tiempo con Biored, que espera graduar a final de año otros 100 trabajadores, 17 unidades mineras pudieron salir de la informalidad gracias a un programa piloto de la Gobernación.

    Un minero profesional

    Con el Centro de Formación Minero Ambiental y los programas de formalización, la Administración departamental busca que las personas que trabajan en ese sector den un primer paso para adquirir un título profesional y, de paso, que adquieran condiciones técnicas, administrativas y financieras para que la unidad minera pueda soportar las obligaciones que se le vienen cuando estén legalizados.

    Esto es una función del mediano y largo plazo. Por eso pedimos vigencias futuras. De cara al ‘boom’ de la minería, no todos se podrán legalizar. Por eso proponemos a muchos a que creen empresas de encadenamiento que ofrezcan servicios", acotó Juan Carlos Loaiza, director de Fomento Minero.

    Fuente: Eltiempo.com / Víctor Andrés Álvarez C


    {backbutton}

  • Consultas mantienen en jaque a la minería, ¿qué puede pasar?

    Mineria VenezuelaCinco consultas populares en menos de un año, con victoria del No, y por lo menos otras 20 iniciativas que estarían en carpeta, tienen en alerta al Gobierno Nacional y a los sectores de minas e hidrocarburos por el mal mensaje que se está enviando a los inversionistas y los efectos que esto podría traer para la economía del país.
     
    Y no es para menos. De seguir prosperando los resultados negativos de este mecanismo de participación, la competitividad nacional se podría ver afectada más de lo que ya se encuentra, en medio del proceso de desaceleración que se evidenció en el primer trimestre del año, donde el Producto Interno Bruto, PIB, apenas se ubicó en el 1,1 %, y con un pronóstico desalentador de 2% o menos para el 2017.
     
    Además, existe preocupación en el tema de la inversión en el sector de minas e hidrocarburos, pues la inestabilidad jurídica, la falta de reglas claras de juego, los retrasos en la expedición de licencias ambientales y, ahora, las consultas populares y previas, generan gran incertidumbre para empresas que quieren traer su capital a Colombia.
     
    Por eso, cambiar la metodología para llegarles a las comunidades y lograr frenar esta ola de consultas populares sería un primer paso para cambiar los resultados y para impedir que se siga promoviendo este tipo de convocatorias, que impiden el desarrollo de actividades económicas en algunos municipios del país.
     
    El presidente de Fedispetróleo, Álvaro Younes, explica que la gente tiene mucho temor por un “mal mensaje” de la depredación de la minería, y por eso recomendó la manera de motivar a la gente y educar a los municipios sobre la importancia de tener inversión en sus regiones, sin que les asuste el tema de la explotación del subsuelo.
     
    “Este tema nos afecta como país. La percepción que estamos teniendo es que hay un elemento negativo y que se tiene que cambiar la manera de llegarle a la población para las consultas populares. Si seguimos haciendo lo mismo, las respuestas serán las mismas. El resto de consultas que faltan seguirán respondiendo por el No, y creemos que eso no es lo que necesita Colombia”, señaló Younes.
     
    Gran parte de esta responsabilidad recae, principalmente, sobre el Gobierno Nacional, y son las instituciones las que tienen que empezar a aparecer en las regiones para explicar y hacer un diálogo nutrido, con los argumentos necesarios y bien fundamentados, y convencer a la población de que estos territorios deben aceptar una minería bien hecha.
     
    Inclusive, desde Dejusticia se ha solicitado a la Agencia Nacional de Minería y la Agencia Nacional de Hidrocarburos que elijan las áreas estratégicas ricas en minerales y petróleo, donde se deberían ofertar títulos, y contrastarla con las zonas donde está prohibida la minería y luego concertar con las autoridades municipales, para que estos puedan opinar.
     
    “Mediante audiencias, los municipios pueden contarle al Gobierno por qué sí o por qué no es importante hacer o no minería. Ahí harían la concertación y luego saldrían a ofertar los títulos, teniendo en cuenta dos factores esenciales: las zonas donde se puede o no se puede hacer minería y luego ofertando los títulos aplicando el principio de mejor postor”, dijo Diana Rodríguez, investigadora principal y coordinadora de la línea ambiental en De justicia.
     
    ¿Qué dice el Gobierno?
     
    El ministro de Minas y Energía, Germán Arce, es enfático en afirmar que existe una preocupación por la proliferación de las consultas populares, pero realmente el Gobierno no está en contra del mecanismo de participación, sino de la forma como se ha venido utilizando en algunos municipios, que incluso no tienen gran potencial dentro de la minería en el país.
     
    Arce le dijo a Colprensa que el planteamiento es revisar algunos vacíos normativos, “esa es una prioridad en la que estamos trabajando”, y otro de los problemas de esta discusión es que se están haciendo consultas populares “donde ni siquiera hay solicitudes de títulos y menos en sitios donde no hemos llevado este diálogo”.
     
    El jefe de la cartera de Minas aseguró que el diálogo se tiene que convertir en el instrumento principal dentro de este proceso, y eso se ha comprobado con los resultados que han encontrado las diferentes entidades estatales, porque aunque van siete consultas que le han negado posibilidades a la minería y a los hidrocarburos, 91 municipios han logrado concertaciones para el desarrollo de estas actividades.
    “Lo que nosotros estamos diciendo es que siete municipios han dicho que No, pero son municipios que no son mineros, que hoy no producen hidrocarburos y minería de manera importante. Pero hay otros, en este ejercicio que hemos hecho por petición de la Corte Constitucional, para atender y concertar y por ello tenemos 91 acuerdos firmados”, señaló Arce.
     
    Para Silvana Habib Daza, presidenta de la Agencia Nacional de Minería (ANM), los mecanismos de participación ciudadana se deben respetar, pero deben hacerse efectivos con una buena información a las personas. Por eso, desde el 2016 se empezó una estrategia para llegar a los territorios e informar sobre el sector y concertar con las comunidades, anotó.
     
    De ese trabajo, que calificó como “exitoso”, es que se han logrado las 91 concertaciones con municipios de 20 departamentos, en actividades como acero, carbón, esmeraldas, hierro, materiales para construcción, oro, otros materiales preciosos y uranio, dentro del proceso de caracterización, estrategia de campo y reunión con los alcaldes.
    “¿Cómo lo hacemos? Empezamos unas reuniones con el alcalde, con los jefes de planeación, hacemos un estudio del plan de ordenamiento territorial, obviamente les informamos sobre el catastro minero las zonas constituidas para explotación y, luego cuando hay tiene títulos solamente se pueden explotar cuando la autoridad ambiental otorga la licencia”, señala Habib Daza.
     
    También destacó, al igual que el ministro Arce, que muchas de estas consultas se hacen con “premisas que muchas veces no son ciertas”, como que la minería acaba con el medio ambiente, sin hacer la diferencia de lo que es la explotación ilegal y legal, y esta última es la que se está promoviendo desde el Gobierno Nacional, bajo la campaña “una minería bien hecha”.
     
    La presidenta de la ANM reconoció que el diálogo es el único camino y la gran apuesta ahora es fortalecer el relacionamiento con las comunidades. “Ese es el camino y en eso estamos trabajando”, resaltó Habib Daza, quien mencionó que ese diálogo también debe darse para las consultas populares anunciadas, porque allí hay mucha desinformación.
     
    “Nosotros lo que queremos es que se informe a la ciudadanía. Estamos viendo que se están dando consultas populares en municipios donde no hay potencial para minería de gran escala y se está promoviendo consulta contra la gran minería, y son municipios donde hay solo materiales de construcción. Obviamente, estos mecanismos son importantes, pero hay que utilizarlos cuando sean efectivos”, dijo.
     
    Específicamente, las declaraciones del Ministro y de la Presidente de la Agencia Nacional de Minería se dieron frente a la consulta popular que se desarrolló el pasado 9 de julio en Arbeláez, Cundinamarca, donde había cuatro títulos de materiales de construcción, su potencial básico era el yeso y la consulta se promovió contra la gran minería en una región “donde no va a realizar una minería a gran escala”.
     
    Daza recalca que las consultas populares no pueden convertirse en una “moda”, sino que se deben aprovechar para los temas que realmente lo ameriten. “Necesitamos que los mecanismos de participación se conviertan en veedurías de la actividad”, que le pidan cuentas a la minería, si se está haciendo bien y que genere recursos y programas para el desarrollo de los municipios.
     
    Hasta el momento se han realizado siete consultas populares contfa la minería y solo este año van cinco: Cabrera y Arbeláez, en Cundinamarca; Cajamarca, en Tolima; Cumaral, en Meta; y Pijao, en Quindío. El próximo 6 de agosto, Pasca se convertirá en el tercer municipio de Cundinamarca que realizará este tipo de consultas y se preguntará solo sobre hidrocarburos.
     
    El ministro Arce ratifica que el mensaje es que el Gobierno respalda las actividades mineras e hidrocarburíferas legales, con el cumplimiento de los más altos estándares medioambientales, pero siendo responsables con las comunidades.
     
    Frente a las consultas populares, “tenemos que aprender a escucharnos y entender que esta industria es el principal aportante de impuestos y de regalías para desarrollar y atender muchas de las necesidades de los colombianos”, sostiene.
     
     Fuente: Elpais.com
  • Consultas previas oirán no solo a contradictores de proyectos

    Ante la cascada de consultas populares que ha crecido en las últimas semanas, y que busca a través de las urnas definir la suerte de las operaciones mineras, petroleras y energéticas, el Gobierno Nacional trabaja con celeridad para dejar listo y radicar el mes entrante el proyecto de ley estatutaria que reglamenta las consultas previas.
     
    Texto de proyecto reglamentario está en manos del Ministerio del Interior, encargado de hacer la socialización.Texto de proyecto reglamentario está en manos del Ministerio del Interior, encargado de hacer la socialización.Las alarmas están prendidas en el Ejecutivo, ya que en 44 municipios del país, en donde existe operaciones minero energéticas, han manifestado su intención de adelantar este mecanismo de participación ciudadana para avalar proyectos mineros (25), petroleros (16) y generación de energía (3).
     
    PROMESA DEL GOBIERNO
     
    La reglamentación de las consultas previas, para evitar que las consultas populares definan la continuidad de proyectos minero-energéticos, fue una promesa que hizo el Presidente Juan Manuel Santos al sector extractivo, ante la demanda que manifestaron por la inseguridad jurídica y la falta de reglas claras para la operación.
     
    (Lea: Consultas populares pueden frenar el desarrollo del país, Asociación Colombiana de Minería) 
     
    “La redacción del proyecto de ley está en manos del Ministerio del Interior”, señala el ministro de Minas y Energía, Germán Arce Zapata, al precisar que la discusión con los gremios de hidrocarburos, minería y energía, y que estaban siendo canalizados por su despacho, ya fue cerrada .
     
    “La fase de comentarios terminó”, recalca el jefe de esta cartera, y agrega que el texto redactado está bajo un principio de acuerdo en los términos incluidos en la ley: “Este articulado es socializado antes de entregarlo al Congreso en la próxima legislatura”.
     
    Uno de los puntos a resaltar en el proyecto de ley tiene que ver con la exposición de argumentos en la que tendrán cabida no solo los movimientos sociales y ambientales, sino también la comunidad, los voceros del Gobierno Nacional y los representantes de las empresas minero-energéticas.
     
    “Ya no sólo se escucharán las voces interesadas en argumentar porqué un proyecto petrolero, energético o minero acabarían con los recursos naturales, sino también se oirán las explicaciones del Gobierno y de las empresas sobre el desarrollo ambientalmente sostenible de los proyectos. También las opiniones y comentarios de las comunidades”, explica Orlando Velandia Sepúlveda, presidente de la Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH).
     
    OTROS EJES DEL PROYECTO
     
    El articulado del proyecto de ley que será presentado el próximo 20 de julio, además de abrir el espacio para que los diferentes actores expongan sus puntos de vista, sincronizará el uso del suelo que le compete a los municipios con el del subsuelo que es de la nación, sustentado en la premisa constitucional que prima el interés general sobre el particular.
     
    “Lo que buscamos son reglas claras para la realización de las consultas previas con las comunidades étnicas en cuanto a tiempos, procesos y responsabilidades”, indica Carlos Cante, viceministro de Minas.
     
    Por su parte, Luis Ernesto Gómez Londoño, viceministro para la Participación y la Igualdad de Derechos del Ministerio del Interior, precisa que “este proyecto de consultas previas está siendo socializado con las diferentes comunidades, y la intención es presentarlo como ley estatutaria al Congreso”.
     
    Del proyecto, y al que tuvo acceso Portafolio, se destaca que la futura ley no solo cobijará los proyectos minero-energéticos, sino que además se extenderá a los de infraestructura.
    “El proceso de consulta previa deberá surtirse en un lapso de máximo tres (3) meses, contando desde la primera sesión de la que trata el artículo 10 (Fase de Socialización) hasta la protocolización del proceso. Una vez expirado el término sin que haya finalizado el proceso y si existen razones válidas para ello, se prorrogará por una sola vez hasta por un (1) mes”, señala uno de los apartes del proyecto.
     
    A renglón seguido, indica el texto en su artículo 20: “El proceso de consulta previa de proyectos, obras o actividades tendrá las siguientes fases: a) socialización e instalación, b) taller de impactos, y c) acuerdos y protocolización”. 
     
    SECTOR PETROLERO
     
    La industria de hidrocarburos en el país está pendiente de la suerte del proyecto petrolero en el municipio de Cumaral (Meta), que el próximo cuatro de junio, decide si continúa la operación de Ecopetrol en la zona.
     
    “Es importante para el país que el sector minero energético tenga un marco normativo claro (reglamentación consultas previas), que sea respetado por todas las ramas del Estado para que sea posible cumplir en los tiempos previstos con los compromisos de exploración y producción”, afirma el presidente de la Asociación Colombiana del Petróleo (ACP), Francisco José Lloreda Mera.
     
    ENERGÍA EN LA MIRA
     
    Además del sector minero y petrolero, la actividad de generación eléctrica con fuentes hídricas también está en jaque por cuenta de las consultas populares. 
     
    La más reciente para este sector se realizó el pasado 27 de febrero en Cabrera (Cundinamarca) donde los habitantes del municipio vetaron el proyecto que pretendía construir ocho centrales eléctricas sobre el río Sumapaz.
     
    “Estamos preocupados por los efectos que en materia de consultas populares se puedan generar hacia proyectos de generación y transmisión de energía puesto que en el pasado ya hemos sido perjudicados por el rechazo de las comunidades. Futuros proyectos se pueden ver comprometidos. Es fundamental que el Gobierno reglamente los elementos necesarios, a corto plazo, como la consulta previa”, resalta Alejandro Castañeda, director ejecutivo de la Asociación Nacional de Empresas Generadoras (Andeg).
     
    Alfonso López Suárez
    Redacción Portafolio
  • Cumbre Minera analizará la situación del Sector

    Minerales En Mano1

    Bogotá D.C., 06 de abril de 2015. La Asociación Colombiana de Minería –ACM  realizará el próximo 23 y 24 de abril en Cartagena el congreso nacional: Minería bien hecha progreso para Colombia, primer encuentro de la agremiación y considerada la más importante cumbre minera bajo el lema unidos por el desarrollo, frase que representa la integración gremial que vivió el sector el año pasado.
     
    El Presidente de la asociación, Santiago Ángel Urdinola, destacó la realización del congreso como “una oportunidad que le permitirá al país abordar los temas coyunturales de la industria en un escenario de precios bajos con una mirada para encontrar posibles alternativas y seguir siendo fuente de desarrollo para el país”.
     
    Por eso, la Asociación Colombiana de Minería – ACM, diseñó una agenda académica que abordará varios de los temas más relevantes para el sector minero como son: la visión sobre el futuro de los commodities mineros en el mundo, la importancia de los recursos mineros en las finanzas públicas, el medio ambiente como factor determinante para la industria, la competitividad del sector para atraer capitales y el papel de los empresarios en el posconflicto.
     
    “La industria ha realizado diferentes congresos, ahora el gremio unido congregará en un solo escenario a las más relevantes empresas mineras,  expertos internacionales, los más importantes representantes del gobierno y del Estado, la academia y las compañías prestadoras de bienes y servicios relacionados con la actividad” , enfatizó Ángel Urdinola.
     
    El Congreso tendrá la presencia de reconocidos conferencistas internacionales como: Mitchell H Hooke, Alan Broome, Paul Espie y Mike Elliott, nacionales como:  Juan Carlos Henao, Ernesto Borda, Guillermo Perry, Ramiro Bejarano, Bruce Mac Master, los exministros Minas y Energía, Orlando Cabrales Martínez y Amylkar Acosta, entre otros, además de varios de los representantes de las empresas mineras, quienes compartirán la visión de la minería en un escenario de precios bajos, competitividad y relacionamiento de un proyecto minero con su entorno, entre otros importantes temas.
     
    Igualmente, los paneles contarán con la presencia del alto gobierno y del Congreso de la República, quienes son los encargados de definir la política minera y los lineamientos para las operaciones.
     
    paisminero.co
  • Decreto destrabaría trámites mineros enredados en la ANM

    Banca De InversionUn decreto firmado por los ministros del Interior, Minas, Ambiente y Agricultura, a finales del año pasado, podría ser la clave para solucionar este cuello de botella, en las próximas semanas.
     
    El tinglado de trámites de concesiones mineras que se represa en la Agencia Nacional Minera, ANM, ya llega a las 8.406 solicitudes.
    Sin embargo, un decreto firmado por los ministros de las carteras del Interior, Minas, Ambiente y Agricultura a finales del año pasado podría ser la clave para solucionar este cuello de botella, en las próximas semanas.
     
    Y es que la razón por la cual se acumularon tantos trámites tuvo que ver con que en marzo del año pasado la Corte Constitucional, con la sentencia C-123, pidió a las autoridades mineras del país incluir en el proceso para tramitar autorizaciones de exploración o explotación minera la formulación de un acuerdo con las autoridades locales para definir, con ellas, las medidas necesarias para la protección del ambiente.
     
    Pero el 23 de diciembre del año pasado fue publicado el decreto 2691, con el que se creó un mecanismo para desarrollar este tipo de acuerdos con las autoridades municipales.
     
    Ahora bien, aunque ya existe el procedimiento, no se ha reactivado aún la gestión de estos trámites represados en la Agencia. Portafolio intentó comunicarse con la entidad para conocer las razones de esta situación, sin embargo, no fue posible obtener una respuesta oficial.
    No obstante, fuentes cercanas a la Agencia aseguran que en este momento se están afinando los detalles para reactivar la diligencia de las solicitudes en cuestión de semanas.
     
    Pero no será fácil. Para dimensionar la magnitud del asunto, hay que decir que cuando la ANM entró en operación, en el 2012, se tenían 19.629 solicitudes mineras represadas.
     
    La entidad tardó más de dos años en salir del 80 por ciento de estas solicitudes (15.514 trámites), esto sin tener en cuenta que todos los días entran nuevas peticiones al sistema.
     
    Para el experto del sector minero, Eduardo Chaparro Ávila, el Gobierno se demoró en sacar esta reglamentación y el represamiento de los trámites en la agencia estimula la actividad ilegal.
     
    “Con esta parálisis en el sistema se frena la exploración, se estimula la ilegalidad (porque ante la demora para realizar el trámite algunos deciden explotar de todas formas sin autorización) y se generan una serie de situaciones que se agravan con el tiempo. Ahora se tiene que negociar con los municipios, y no tengo muy clara la capacidad del Ministerio o de la Agencia para atender estos procedimientos”, señaló el analista, adscrito a la Asociación Nacional de Empresarios de Colombia, Andi.
    De acuerdo con el procedimiento fijado en el decreto 2691, los concejos municipales podrán solicitar medidas de protección para prohibir las actividades mineras en los territorios de su jurisdicción, siempre y cuando esta petición esté sustentada por estudios técnicos que debe presentar el municipio y vayan en concordancia con el Plan de Ordenamiento Territorial.
     
    El decreto también explica que el nuevo procedimiento aplica solo para las solicitudes que se presenten después de la fecha de publicación del decreto (23 de diciembre).
     
    Las que se hayan radicado antes la ANM deberá decidir, pero teniendo en cuenta los acuerdos que se logren entre el Ministerio de Minas y Energía y los municipios.
    LOS PLAZOS
     
    Según el decreto 2691, los municipios tienen hasta marzo para enviar al Ministerio las solicitudes de declaración de zonas excluidas de la Minería.
    La cartera tendrá 10 días hábiles para confirmar el recibido y si la solicitud no cumple con los requisitos pasará a estudio de la autoridad competente, que tendrá 20 días (prorrogable por 20 más) para resolver si aprueba la exclusión solicitada por la autoridad municipal.
     
    CIFRAS DE LA DESCONGESTIÓN
     
    19.629: trámites de concesiones tenía la ANM cuando fue creada, es decir en el 2011.
     
    7.066: trámites de concesiones tenía la Agencia en mayo del 2013. En ese entonces había avanzado la descongestión.
     
    8.406: trámites de concesiones se aumentó el número después de casi 10 meses de freno a los trámites.
     
    Fuente: Portafolio.co / Nohora María Celedón
     
    {backbutton}
  • Diálogo incluyente e intercultural, una oportunidad para la minería

    Mineria MartiEs decir, para el GDIAM la minería debe crear valor compartido con las comunidades y las regiones donde opera.

    En estos tiempos, hablar de minería se ha vuelto una actividad de alto riesgo. No importa del lado donde se esté, las posiciones absolutas y dicótomas son la regla. La minería NO porque acaba con nuestras fuentes hídricas y por ende va contra la vida. La minería SÍ porque toda se hace bien hecha y sin ella no hay desarrollo.

    Hemos llegado al punto, en el que todos los actores relacionados con el sector deben hacer un alto en el camino y repensar si dar este debate en estas condiciones le está contribuyendo de la mejor manera al país. Sin duda las posiciones de unos y otros tienen fundamento en realidades; no se puede desconocer que hay un reclamo legitimo de la sociedad y de los territorios relacionado con la debida protección de los recursos naturales; esto sin contar con el derecho fundamental que tienen las comunidades étnicas de ser consultadas y tenidas en cuenta en las decisiones en torno al desarrollo de sus territorios. Así mismo, tampoco se puede obviar que la minería ha contribuido de manera significativa al desarrollo del país y de las regiones a lo largo de la historia; y que las personas y empresas que realizan la actividad minera de manera legal tienen derecho a reglas claras y estables.

    Tampoco se puede desconocer, que algunas empresas se han equivocado en su relacionamiento con las comunidades que hacen parte del área de influencia de sus proyectos y que la institucionalidad minera y ambiental ha sido débil. Pero sin lugar a dudas, no se puede dejar de lado los efectos nefastos de la extracción ilícita de minerales en los territorios y el medioambiente; al igual que la evidente confusión por parte de la opinión pública entre estas actividades criminales y el desarrollo de la actividad minera que realiza el sector formal.

    Sin embargo, nada de lo anterior puede implicar que la opinión de unos se deba imponer sobre la de los otros, por el contrario, lo que se debe lograr es que partiendo del reconocimiento del otro y sus visiones divergentes, se pueda alcanzar consensos a través de la construcción de espacios de diálogo legítimos y participativos.

    En este contexto, desde 2014 el Grupo de Diálogo sobre Minería en Colombia-GDIAM, inspirando en un ejercicio similar que se hizo en Chile, se ha convocado a personas con visiones y opiniones diferentes para alcanzar una visión compartida de la minería. Para el grupo, la minería en Colombia debe ser incluyente, resiliente y competitiva. Es decir, para el GDIAM la minería debe crear valor compartido con las comunidades y las regiones donde opera. De la misma forma, debe dejar en todas sus etapas un balance impacto-beneficio neto positivo en el sistema social y ecológico que interviene. Y finalmente, este grupo reconoce que la minería requiere de un entorno nacional que ofrezca adecuadas condiciones de seguridad física y jurídica, instituciones de calidad y marcos estables que brinden garantías a la inversión.

    A la fecha son varias las propuestas concretas realizadas por el GDIAM, producto del consenso al interior del Grupo, que buscan contribuir en la construcción de la política pública minera. Pero tal vez, su aporte más importante es que es un ejemplo real del inmenso potencial que tiene el diálogo intercultural, para construir visiones compartidas.

    Fuente: Semana.com / María Isabel Ulloa

     

  • Dificultades en sector minero reconoce el gobierno

    Mineros CascsMedellin - El ministro de Minas y Energía, Tomás González, durante la instalación de la XI Feria Minera de la Andi, la cual se desarrolla el 28, 29 y 30 de octubre en el centro de convenciones Plaza Mayor de Medellín reconoció que el sector minero energético del país atraviesa por ‘dificultades’ por los altos precios en bolsa y las decisiones de la justicia, concernientes a combatir la minería informal.
     
    “Son tiempos difíciles para la minería. Los ciclos de precio siempre son duros para industrias extractivas y los precios del oro, los precios del carbón, los precios de los minerales y de los otros metales están en niveles difíciles que le han puesto mucha presión al sector”, afirmó el ministro de Minas y Energía.
     
    Sumado a ello, estarían las decisiones de la justicia frente a la extracción y exploración de compañías en diferentes, en medio de, según él, “falta de información con acusaciones injustas”.
     
    “Además de esos precios difíciles, hemos tenido decisiones judiciales que han sido duras para el sector que han implicado acomodarse, ajustarse y que nos han llevado a tener que actuar de manera precipitada, acelerada para mantener el rumbo”, aseguró.
     
    Frente a ese panorama, el funcionario reiteró que se avanza en un proceso de restructuración de la Agencia Nacional de Minería. Los cambios estarán enfocados en cuatro frentes.
     
    “La más importante y la que más tiene que mejorarse es la predictibilidad y los tiempos de respuesta. Segundo, el tema de fiscalización. Hemos recorrido un camino largo, pero tenemos que aprender de la experiencia que ya está. Tres: el corazón de lo que tiene que ser una agencia minera que es el catastro, hay avances, pero todavía no tenemos el catastro que nos merecemos. En cuarto lugar, asegurarnos de que la agencia esté mucho más involucrada en los temas de formalización”, detalló.
     
     
    Por: Paisminero.co 
  • Ecuador en busca de inversiones y de ejemplos de minería en Chile

    El Gobierno ecuatoriano ha ofrecido impulsar la minería en el país con responsabilidad social y ambiental.
     
    Mineria Camion 2010La visita de la delegación ecuatoriana a Chile para conocer más sobre su industria minera es importante para Ecuador, que tiene proyectado instalar en su territorio una refinería de cobre con el objetivo de dar valor agregado al desarrollo de la minería responsable en el país.
     
    Autoridades del Gobierno y dirigentes sociales de Ecuador visitarán la próxima semana Chile con los objetivos de atraer inversiones y conocer ejemplos de minería responsable en ese país del Cono Sur, informó este sábado el ministerio Coordinador de Sectores Estratégicos.
     
    La delegación ecuatoriana estará encabezada por el ministro coordinador de Sectores Estratégicos, Rafael Poveda, autoridades de la Empresa Nacional Minera y dirigentes comunitarios de varias zonas donde se desarrollan proyectos mineros en Ecuador.
     
    La visita de la delegación ecuatoriana a Chile, que se extenderá hasta el próximo viernes, comenzará este lunes con el traslado hacia la comuna de Salamanca, ubicada en la provincia Choapa, a unos 200 kilómetros de Santiago, donde se ubica la mina de cobre Los Pelambres.
     
    En ese lugar opera una fundación empeñada en fortalecer el desarrollo minero sustentable, que ha permitido a los habitantes de la provincia poner en marcha varios proyectos productivos como el cultivo y exportación de damasco y la producción de miel.
     
    Asimismo, la delegación tiene previsto visitar el proyecto minero Andina, donde la estatal Corporación Nacional del Cobre (Codelco) apoya experiencias de desarrollo comunitario.
     
    El ministro Poveda, por su parte, prevé mantener reuniones de trabajo con empresarios chilenos, especialmente del sector minero y de la producción de papel, precisa el comunicado del Ministerio.
     
    La visita de la delegación ecuatoriana a Chile para conocer más sobre su industria minera es importante para Ecuador, que tiene proyectado instalar en su territorio una refinería de cobre con el objetivo de dar valor agregado al desarrollo de la minería responsable en el país.
     
    Según estudios promovidos por el Gobierno, Ecuador tiene ventajas competitivas para el desarrollo de la industria minera, poco explotada en el pasado, por lo que requiere de inversiones privadas, precisa el comunicado del ministerio de Sectores Estratégicos.
     
    No obstante, varios colectivos sociales y de indígenas se han opuesto al desarrollo de la industria minera en Ecuador, sobre todo de proyectos a gran escala en zonas de alta concentración de biodiversidad, por el peligro ambiental que conlleva ese tipo de actividades.
     
    El Gobierno ecuatoriano ha ofrecido impulsar la minería en el país con responsabilidad social y ambiental y ha recordado que esa actividad en países como Chile y Perú aporta el 15% al producto interno bruto (PIB) de esos Estados.
     
     
    EFE - Americaeconomia.com
  • EL FUTURO ESTÁ AQUÍ

    La suite de productos AVEVA, es la solución para diseño y fabricación más poderosa que existe hoy en el mercado. Combinando las décadas de experiencia por parte de AVEVA con tecnología de punta, la efectividad se demuestra en una dramática reducción de horas consumidas e inconsistencias entre diseño, fabricación y construcción.

    Aveva 1Diseño Sencillo y Consistente

    AVEVA Everything 3D TM es la aplicación para diseño dentro del conjunto de soluciones AVEVA. Su filosofía de trabajo es multidisciplinaria, y se extiende a todas las principales disciplinas de un proyecto: mecánica, tuberías, estructuras, eléctrica, instrumentación, y otras. Cuenta con los principales códigos y estándares de la industria, ingeniería y construcción, por lo que es la solución de más rápida puesta en marcha del mercado.

    Uno de los puntos clave que diferencia a AVEVA Everything3D de sus competidores, es la integración de la tecnología de Laser Scanning en la etapa de diseño. Con AVEVA E3D, la nube de puntos se puede trabajar de forma concurrente con el modelo—sin necesidad de computadores excesivamente caros—e incluso realizando chequeos de interferencia entre los elementos modelados y la nube de puntos. Las inconsistencias entre diseño y construcción son cosas del pasado.

    Aveva 2Full Integración

    Un diseño preciso y detallado es esencial para la elaboración de cualquier construcción metálica de manera eficiente y sin errores. AVEVA Bocad™ ofrece la mejor productividad de su clase en estructuras metálicas y permite diseñarlas, fabricarlas y construirlas de manera rápida y consistente para entregar un proyecto de alta calidad que cumpla los plazos y los presupuestos previstos por nuestros clientes.


    En la exportación hacia AVEVA Bocad, los elementos que son extraídos desde AVEVA E3D se visualizan 100% plenos, sin cambio o modificación, logrando un enlace a la perfección, lo cual facilita el paso más importante para la fabricación: el Detallamiento Estructural.

    El detallamiento se realiza de forma simple y ágil, permitiendo el uso de rutinas automatizadas que vienen desarrolladas con el software. Las rutinas que se encuentran dentro de AVEVA Bocad, pueden ser personalizadas para lograr una mayor eficiencia en los proyectos particulares que se desarrollan. Existen cinco módulos de AVEVA Bocad, ajustados específicamente para cada cliente según la industria a la cual pertenece: Steel, Onshore, Offshore, Roof and Wall y Tower.


    Aveva 3Como la más avanzada plataforma BIM (Building Information Modeling) en el mercado, posee sistemas de auto chequeo de modelo, tales como interferencia de miembros, interferencia entre pernos, revisión de distancias mínimas entre pernos y bordes, chequeo de conexiones, entre muchos otros.

    Entregables sin dolor de cabeza

    La potencia de la tecnología AVEVA permite generar entregables de forma automática y sin inconsistencias con el diseño. AVEVA E3D genera los reportes de materiales, pesos, planos e isométricos de forma expedita y sencilla, facilitando la comunicación entre ingeniería y fabricación.

    Aveva 4A la hora de generar los entregables, AVEVA Bocad produce planos de montaje, conjunto, fabricación, además de las listas de materiales y documentos asociados a fabricación. Una gran ventaja es poder realizar cambios dentro del plano generado, actualizándose inmediatamente en el modelo 3D sin incurrir en sobretiempos de retrabajo.

    Los productos AVEVA son las soluciones más versátiles y precisas del mercado para todas las necesidades de diseño, fabricación y construcción. Ahorre tiempo, dinero y dolores de cabeza—el futuro está aquí, y AVEVA lo lidera.

    Para Conocer más sobre AVEVA E3D y AVEVA Bocad, visite la dirección web www.aveva.com.            o escribanos a: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Necesita activar JavaScript para visualizarla. --  Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Necesita activar JavaScript para visualizarla.


    {backbutton}

  • Embajada del Reino Unido le pide a las multinacionales de su país hacer minería responsable en Colombia

    Minerales En Mano1Jeff Glekin, embajador delegado del Reino Unido en Colombia, afirmó en Manizales que estas compañías deben respetar los tratados internacionales que han firmado como país y como empresas británicas.
     
    Respetar el medio ambiente y las comunidades y practicar un negocio responsable en materia de derechos humanos son las solicitudes que el gobierno británico le ha hecho a las multinacionales de su país que están en Colombia realizando explotación minera.
     
    Jeff Glekin, embajador delegado del Reino Unido en Colombia, afirmó en Manizales que estas compañías deben además respetar los tratados internacionales que han firmado como país y como empresas británicas.
     
    "Obviamente en estos sectores hay retos muy grandes pero lo que se quiere promover son las prácticas de negocios responsables, sostenibles y respetuosos con el medio ambiente", indicó.
     
    De acuerdo con el también encargado de negocios de la embajada, el Reino Unido también quiere crear empleo y crecimiento en la economía colombiana por lo que considera que es una balanza que pueden manejar.
     
    Fuente: caracol.com.co
     
  • Empresarios temen efectos en industria por consulta minera

    Mineros Cascos11Dicen que si ciudadanos deciden sobre esas actividades podría peligrar el abastecimiento de insumos.
     
    Empresarios del sector minero y de materiales para la construcción serían los directamente afectados con la consulta que se pretende realizar en Ibagué, para que sean los ciudadanos y no el Gobierno los que autoricen o no actividades de minería.
     
    Agregaron que además se pone en peligro el abastecimiento de insumos esenciales para la fabricación de cemento y concreto.
     
    El presidente de la Asociación Colombiana de Minería, Santiago Ángel, afirmó que preveían una consulta sobre el tema, pues se ha debatido bastante en la región. “En la votación del Concejo de la ciudad quedó 10 contra 9, y luego se llevó al Tribunal del Tolima, en donde la decisión fue muy dividida y demorada porque hubo recusaciones, y, finalmente, se expidió”, dijo.
     
    El dirigente agregó que “es triste que para hacer una pregunta sesgada, que no se refiere a la minería que se hace con requerimientos técnicos, se van a gastar unos 13.000 millones de pesos, que es el doble del presupuesto que tiene la ciudad para recreación y deporte y para infancia y adolescencia”, explica.
     
    Por su parte, la compañía Anglogold Ashanti señaló que por ahora no hará un pronunciamiento con respecto al fallo, debido a que todavía no conoce el contenido.
     
    Sobre este asunto, fuentes del sector minero recordaron que el proyecto La Colosa todavía no tiene un estudio de impacto ambiental, lo que quiere decir que todavía no está produciendo oro ni hay actividad minera de extracción en jurisdicción del municipio de Cajamarca.
     
    Cabe recordar, además, que desde el 2013 Anglogold Ashanti inició el proceso de renuncia a 6 contratos de concesión en el cañón del río Combeima, de los cuales cuatro se radicaron ante la Agencia Nacional de Minería en noviembre y diciembre del 2012, mientras la salida de los otros dos se presentó en mayo y agosto del 2014. (Además: Serán las propias comunidades las que veten minería en su territorio)
     
    Tras la puerta que abrió la Corte Constitucional para que entre los municipios y el Gobierno se concierte el uso del subsuelo, que es propiedad del Estado, el presidente de Asogravas, Carlos Fernando Forero, advirtió en junio que si la consulta se llega a efectuar, puede haber un efecto dominó en varios municipios que consideren que este es el camino para hacer el ordenamiento del territorio, y habría procesos similares de manera recurrente no solo en el Tolima, sino en otras zonas del país.
     
    La preocupación tiene que ver con el efecto que habría para el desarrollo de las obras civiles y de vivienda, toda vez que desde fuera de Bogotá ingresan cerca de 450.000 toneladas mensuales de agregados y materiales de construcción, de ellas el 83,3 por ciento se extrae en el Tolima.
     
    El Ministerio de Minas y Energía se abstuvo ayer de realizar algún pronunciamiento sobre la decisión del Tribunal Administrativo del Tolima y, a través de su oficina de prensa, anunció que el ministro Germán Arce hará un pronunciamiento el lunes.
     
    Fuente: Eltiempo.com
  • En marzo, bajó el ritmo de la fiscalización minera

    Fiscalizacion MMientras en el primer bimestre la Agencia Nacional de Minería visitó 1.052 títulos, en marzo fueron 303.

    La Agencia Nacional de Minería, ANM, reportó que en el primer trimestre del año fiscalizó 1.355 títulos mineros en el territorio nacional, en su mayoría de explotación.

    En un anterior informe, la entidad había informado que entre enero y febrero los equipos de seguimiento y control, evaluaciones técnicas y salvamento minero de la entidad habían visitado 1.052 títulos, lo que quiere decir que en el mes de marzo disminuyó el ritmo que traía la entidad, pues en marzo se realizaron solo 303 visitas.

    De acuerdo con el reporte de la Agencia, del total de títulos monitoreados por la autoridad, la mayoría de ellos, 1.116 exactamente, están en etapa de explotación, 136 en exploración y 103 en construcción.

    Además, la entidad informó que la mayor parte de los títulos visitados son proyectos de minería a cielo abierto (851), y el resto (504) son subterráneos.

    Este balance no es de extrañar, si se tiene en cuenta que en el ejercicio pasado de fiscalización se determinó que más del 80 por ciento de la minería que se hace en Colombia es a cielo abierto.

    La mayor parte de las visitas se hicieron a proyectos de materiales de construcción, le siguieron los proyectos de carbón, otros minerales, oro y, por último, esmeraldas.

    “En cuanto a los lineamientos para priorizar estas visitas son básicamente los títulos de los Proyectos de Interés Nacional PIN, los títulos en explotación, o sea con actividad productiva, aquellos títulos no visitados en el último trimestre de 2014, los títulos con aspectos de seguridad minera críticos, y aquellos títulos que representen situaciones complejas para el área aledaña y que a partir de la visita se pudieran empezar a solucionar”, señaló la presidenta de la ANM, Natalia Gutiérrez.

    La meta de abril es completar 600 visitas de fiscalización, para llegar a los 1.955 proyectos revisados por la autoridad en los primeros cuatro meses de este año.


    Fuente: Portafolio.co

  • Es momento para repensar el sector minero-energético: Andi

    El gremio asegura que la crisis de precios hace urgente que se tomen medidas para aliviar al sector.
     
    Mina GlencoreLa coyuntura de bajos precios del petróleo y de algunos minerales que se explotan en el país es perfecta para que el Gobierno replantee su plan de acción y afine sus políticas de promoción para el sector minero-energético.
     
    Así lo considera el vicepresidente de Minería e Hidrocarburos de la Andi, Jaime Mauricio Concha Prada, quien prepara Colombia Genera 2015, uno de los congresos más importantes de este renglón económico que representa más del 14 por ciento del Producto Interno Bruto nacional.
     
    “Ideológicamente el país está dividido con respecto al desarrollo de la industria minera y de hidrocarburos. Creo que la crisis es el momento para repensar si vamos a hablar en un mismo idioma, incluso entre las entidades del gobierno”; señaló Concha Prada.
     
    El líder gremial explica que la desaceleración del sector y la disminución de los recursos que esto genera dejan en evidencia la importancia de un sector que tiene “muchas trabas y problemas en este momento”.
     
    Principalmente mencionó dos: licencias ambientales y consultas previas.
     
    En el primero, aunque reconoce que el país ha avanzado al construir una regulación más ágil para tramitar una licencia ambiental, hace falta mucho camino por recorrer, pues el cambio en la normativa aún no se evidencia en el día a día de las empresas del sector.
     
    Por otra parte, Concha Prada señala que es urgente tener una nueva regulación en materia de consultas previas.
     
    “Hay organizaciones dedicadas a sacarle dinero al trámite de consultas previas y eso empieza a desdibujar el proceso. Estamos de acuerdo en que hay que consultar, pero se debe trabajar en los mercanismos l para que se logren los objetivos de la consulta”, señaló.
     
    Agregó que espera que en el congreso de Colombia Genera 2015 se escuchen las iniciativas que tiene el Gobierno para destrabar estos trámites, y otros procesos que tienen detenida la exploración y la explotación de recursos minerales en el país.
     
    A su turno, la Andi también presentará una serie de propuestas para solucionar estos ‘cuellos de botella’ que estancan la actividad.
     
    No obstante, Concha Prada reconoce que el entorno local actual no es el mejor para enfrentar una oleada de precios bajos.
     
    NUEVO CENTRO DE PENSAMIENTO MINERO-ENERGÉTICO
     
    Una de las propuestas que tiene la Andi en su renovada vicepresidencia de Minería e Hidrocarburos es la creación de un departamento de investigaciones especializado en este sector.
     
    “Estamos en la estructuración de Asomineros (que antes de la creación de la Asociación Colombiana de Minería era la cámara dentro de la Andi encargada de los asuntos mineros), queremos que se convierta en ese centro de pensamiento del sector, que nos ayude también a pensar propuestas en el tema de hidrocarburos”, explicó Concha Prada.
     
    Economía y Negocios
     
     
    Porttafolio.co
     
  • Esta vez, repunte de exportaciones fue por el carbón

    Carbon 201Para Analdex, la cifra de exportaciones de mayo 'es positiva'.
     
    El buen momento del carbón, tanto en precio como en producción, fue uno de los motores del crecimiento que lograron las exportaciones colombianas en mayo, cuyo aumento total fue de 23,4 por ciento.
    De esa expansión, el 13,8 por ciento –más de la mitad del crecimiento– lo puso el carbón, mineral que, en dólares, creció en 88,5 por ciento, mientras que en toneladas se impulsó en 57,7 por ciento.
     
    El registro en valor, según el Dane, indica que durante este mes, el país vendió al exterior US$ 3.385 millones (FOB), frente a US$ 2.742,2 millones de dólares en igual mes del 2016.
     
    En lo corrido de este año, el incremento en las ventas externas fue del 24,9 por ciento, con un resultado de US$ 14.669 millones (FOB).
     
    De acuerdo con el informe del Dane, las exportaciones por grupos de productos, en el quinto mes del año, registraron variaciones positivas: combustibles y productos de las industrias extractivas (28,6 %), agropecuarios, alimentos y bebidas (23,5 %), otros sectores (76,8 %) y manufacturas (4,4 %).
     
    Dentro de estos sectores sobresalió en mayo el comportamiento del coque, que creció 396 % y fue uno de los principales impulsores del resultado final logrado por el carbón.
     
    Se destaca también la expansión de las partes y piezas de las máquinas, con un aumento de más de 1.000 por ciento. Además, tuvieron crecimientos por encima del 100 por ciento el ferroníquel y las partes de las aeronaves. Con respecto a los productos agropecuarios, el mejor impulso lo tuvieron el azúcar (163 %) y los bananos (46,2 %). 
     
    “La cifra de exportaciones de mayo es positiva, por lo que se evidencia que el crecimiento no se concentra solamente en los recursos minero-energéticos, sino también en la agricultura y en la manufactura. Este mes muestra un cambio de tendencia en las ventas externas y permite ser optimista para el segundo semestre del año, al pensar que las cosas malas quedaron atrás”, expresó Javier Díaz, presidente de Analdex, quien complementó que esto se da en un contexto favorable con la caída de la inflación y de las tasas de interés. 
     
    Por destino, Estados Unidos se ubicó en primer lugar, como receptor de las ventas de Colombia, con una participación de 29 por ciento en el total exportado. Lo siguieron Panamá, Turquía, los Países Bajos, Brasil, Ecuador y México.
     
    Fuente: Eltiempo.com
  • Extranjeros invierten en carbón y oro

    Mineria MartiNi el desalentador panorama que observa el mercado internacional de los minerales, como el oro y el carbón, impide que los inversionistas sigan demostrando su interés por desarrollar proyectos de explotación en Colombia.

    El pasado viernes el Ministerio de Minas y Energía celebró la llegada al país de Murray Energy, que adquirió los activos carboníferos de Goldman Sachs en la Costa Caribe.

    “Recibimos con satisfacción la noticia de la llegada de una de las compañías más grandes de los Estados Unidos a Colombia para realizar operaciones de carbón. Esto demuestra que somos un país atractivo para la industria mundial”, afirmó el ministro de Minas, Tomás González Estrada.

    Aunque no trascendió el monto de la transacción, Murray Energy será dueña de dos operaciones de carbón de cielo abierto en el Cesar (La Francia y El Hatillo), tres minas que aún no han sido desarrolladas, más de 184 millones de toneladas de reservas de carbón, las instalaciones en el puerto, y tendrá propiedad parcial de una línea férrea, once locomotoras y 530 carros de riel.

    “La inversión de compañías internacionales es una muestra clara de la confianza que existe para apostarle a un sector competitivo y con buena proyección”, insistió el funcionario.

    Oro en Antioquia

    De otro lado, la minera canadiense Red Eagle Mining invierte 120 millones de dólares en la apertura de una mina de oro subterránea en Norte de Antioquia.

    Se trata de la mina San Ramón, ubicada en Santa Rosa de Osos, que se constituye en el primer proyecto aurífero que se pone en marcha en el país en los últimos 20 años.

    “En la fase de exploración, que se realizó entre 2010 y 2015, se invirtieron 40 millones de dólares y para la construcción de la mina 80 millones de dólares adicionales”, indicó el gerente para Colombia de Red Eagle Mining, Rafael Silva, en declaraciones a la agencia Efe.

    La construcción de la mina empezó el pasado 29 de julio tras obtener la licencia ambiental por parte de la Corporación Autónoma Regional del Centro de Antioquia (Corantioquia).

    “Esperamos que la mina esté terminada antes del próximo año y empezar a producir antes de que finalice 2016 unas mil toneladas de minerales al día y unas 50.000 onzas de oro anualmente”, añadió Silva.

    Durante la fase de construcción Red Eagle proyecta generar 120 empleos directos y en la de producción unos 150. Las reservas estimadas de San Ramón, calculadas hasta los 200 metros de profundidad, son de 400.000 onzas en los ocho años que Red Eagle Mining cree que la veta estará activa.

    Fuente: Elcolombiano.com

  • Gigante de la minería recortará hasta 85,000 empleos en América Latina

    Anglo American Malas noticias para los mineros en América Latina. El gigante del sector Anglo American anunció este martes que recortará en los próximos años hasta 85,000 empleos.
     
    Ante el desplome del precio de las materias primas, las empresas mineras anunciaron planes de choque.
     
     
    Anglo American, una compañía británica con varias minas en Latinoamérica, dijo que reducirá su plantilla de 135,000 a menos de 50,000 empleados. La mayoría de esos empleos se destruirán, pero miles dependerán de nuevos propietarios.
     
    La empresa explicó a los inversores que reducirá su plantilla de empleados y subcontratados mediante los despidos y la cesión de activos. El recorte será progresivo y concluirá después de 2017.
     
    Anglo American opera ocho minas en Brasil, cuatro en Chile y una en Colombia, según su página web.
     
    Si en 2013 contaba con 162,000 trabajadores, a finales de 2016 contará con 99,000, a finales de 2017 con 92,000, y "en el futuro" la cifra caerá a los mencionados menos de 50,000.
     
     
    Un portavoz de la empresa dijo a la agencia AFP que no se destruirán el total de los 85,000 puestos de empleo, ya que la compañía venderá algunas de sus propiedades y los trabajadores deberían mantenerse en nómina de un nuevo gestor.
     
    "La gravedad del deterioro de los precios de las materias primas requiere medidas más audaces", dijo en un comunicado el gerente general Mark Cutifani.
     
    Anglo American quiere reducir su gasto en inversiones en 1,000 millones de dólares adicionales antes del fin de 2016.
     
    Recortes en más empresas
     
    Otra gran empresa minera, la angloaustraliana Río Tinto, también anunció este martes que reduciría sus inversiones en casi mil millones de dólares el próximo año, de 6,000 a 5,000 millones.
     
    En Trinidad y Tobago, en el Caribe, la empresa ArcelorMittal despidió este lunes de manera temporal a 600 trabajadores por la ralentización del sector y la caída de los precios de las materias primas.
     
     
    Fuente: Univision.com
  • Gobierno decreta nuevas medidas de seguridad en minería subterranea

    Seguridad Minera WebDesde hoy el país cuenta con la actualización del reglamento de seguridad minera para la ejecución de actividades subterráneas con altos estándares de seguridad. De acuerdo al decreto 1886 de septiembre 21 de 2015 adoptado por los Ministerios de Minas y Energía, el Ministerio del Trabajo y de la Protección Social, y el Ministerio de Salud, se establecen normas para realizar una actividad segura y llevar a cabo procesos de vigilancia, inspección y control rigurosos que ayudan preservar las condiciones de seguridad en los lugares de trabajo, así como a prevenir y minimizar los accidentes.
     

    "El Gobierno Nacional sigue avanzando en la organización del sector minero con normativas que garantizan la seguridad tanto para los trabajadores como para los titulares. Contar con reglamentos técnicos que regulan la actividad de explotación subterránea fortalece la formalización minera y asegura el mejoramiento de las prácticas de trabajo en todo el país. Estamos haciendo posible una actividad responsable y cuidadosa”, aseguró el Ministro de Minas y Energía, Tomás González Estrada.

    De otra parte, el Ministro de Trabajo Luis Eduardo Garzón celebró el trabajo mancomunado del gobierno: “Este es el resultado de un trabajo que actualizó las normas de labores subterráneas después de 28 años. Esta nueva norma es el compromiso del gobierno con la seguridad y la salud de los trabajadores mineros, para prevenir accidentes y enfermedades laborales, así como muertes en el desarrollo de actividades subterráneas”.  

     
    El nuevo reglamento, el cual reemplazó al Decreto 1335 de 1987, se establecen obligaciones para el titular minero, quien es, entre otras, el responsable de lo siguiente:
     
    1. Implementar el reglamento en su totalidad  y velar porque todos sus trabajadores estén afiliados a los sistemas de salud, pensión y riesgos laborales.

    2. Deberá incluir inspecciones permanentes y mantener un monitoreo continuo del estado de la mina para evitar cualquier accidente.

    3. Asegurar la realización de mediciones ininterrumpidas de metano, monóxido carbono, ácido sulfhídrico y contaminantes, antes iniciar las labores y durante la exposición de los trabajadores en explotación minera y mantener el registro actualizado en los libros y tableros de control.

    4. Capacitar a todos los trabajadores en competencias laborales subterráneas.

    5. Entregar a todo el personal elementos y equipos de protección personal certificados por organismos reconocidos dentro del Sistema Nacional de Acreditación.

    6. Definir e implementar un plan de sostenimiento de la explotación, de acuerdo con el estudio geomecánico del área y con lo aprobado en el Programa de Trabajos y Obras del proyecto.

    7. Implementar un circuito de ventilación forzada que asegure mínimo un diecinueve por ciento de oxígeno en la atmósfera del lugar bajo tierra. 

    La inspección y verificación de este reglamento es responsabilidad de las autoridades competentes, quienes harán un reporte detallado con las modificaciones pertinentes que deben ser realizadas en la mina para mayor seguridad.

     

    MME- paisminero.co

  • Gremios dan visto bueno a Silvana HabIb

    Mineros Cascos11La ACM y Fenalcarbón opinan que la candidata del Minminas es adecuada para presidir la ANM.
     
    Con buenos ojos vieron dos de los principales gremios del sector minero en el país la postulación de Silvana Beatriz Habib Daza para la presidencia de la Agencia Nacional de Minería, ANM.
     
    La abogada especialista en gestión pública e instituciones administrativas fue postulada por el ministro de Minas y Energía, Tomás González Estrada, al cargo la semana pasada y, en los próximos días, sería nombrada en propiedad por decreto presidencial.
     
    Habib Daza venía liderando, de la mano de la ministra de Presidencia, María Lorena Gutiérrez, la descongestión de los Proyectos de Interés Nacional Estratégicos, entre ellos varias iniciativas de exploración y explotación de minerales como los proyectos de Eco Oro en Santander y AngloGold Ashanti en el Tolima.
     
    “Creemos que es una persona adecuada para el cargo, es una persona joven, una profesional que viene manejando estos temas mineros estratégicos desde la Presidencia, por eso lo vemos con buenos ojos”, señaló el presidente de Fenalcarbón (Federación Nacional de Productores de Carbón) Alfonso Saade.
     
    A su turno el presidente ejecutivo de la Asociación Colombiana de Minería, ACM, Santiago Ángel Urdinola, sostuvo que, pese a que su formación y su experiencia no ha sido centrada en temas mineros, sí tiene cancha en solucionar cuellos de botella y eso es lo que necesita el sector.
     
    Para el ejecutivo la prioridad de esta funcionaria debe ser implementar un plan de descongestión para los trámites represados en la ANM.
     
    “Necesitamos a alguien que tenga la capacidad de tomar decisiones ágiles y rápidas, sin tantas vueltas legales. Nosotros los empresarios estamos dispuestos a dar nuestro grano de arena para que esto funcione”, declaró.
     
    Habib Daza ha trabajado en la Superintendencia de Servicios Públicos, el Ministerio de Desarrollo, el Tribunal Superior de Cartagena y el Ministerio de Justicia, y ha asesorado en materia de contratación estatal entidades públicas como a la Unidad de Planeación Minera Energética y el Invías.
     
    DESCONGESTIÓN DEBE SER PRIORIDAD
     
    La Agencia Nacional de Minería tiene en la actualidad más de 13.000 trámites represados que van desde solicitudes de cesiones, hasta requerimientos para títulos mineros.
     
    De hecho, según información de la Agencia Nacional de Minería, uno de los alivios del Plan Nacional de Desarrollo para el sector, que consistió en la reducción de las tarifas para el canon superficiario (el impuesto que pagan las empresas por explorar minerales en el subsuelo), no se ha podido hacer efectivo pues, desde la promulgación de la ley, no se ha entregado ni un solo permiso para exploración.
     
     
    Fuente: Portafolio.co /
  • Hoy fue el día de la Minería Bien Hecha

    Mineros A La PlazaBogotá 1 de Agosto - (Cubrimiento Especial) 
     
    La emblemática Plaza de Bolívar en Bogotá fue testigo de la concentración en favor del sector minero. Un evento liderado por la Asociación Colombiana de Minería (ACM) y respaldado por las pequeñas, medianas y grandes compañías que realizan su actividad en el marco legal y responsable.
     
    El evento denominado ‘Cascos a la Plaza” convocó a una jornada en donde se mezcló la cultura, los testimonios, narraciones de cientos de mineros y  personas que se ven beneficiadas de la industria minera legal,  respetuosa de las comunidades y el medio ambiente.
     
    El Viceministro de Minas y Energía, Carlos Andrés Cante Puentes, quien participó activamente de la jornada, dijo que, “es necesario que el país entienda que no se puede caer en la contradicción de minería y agua. Nosotros somos vida a través de la minería y nosotros sí protegemos el agua. La minería es desarrollo para las comunidades rurales y para las poblaciones vecinas a las áreas de explotación. Esta industria ha construido más de siete mil kilómetros de vías e instituciones de salud y educación a lo largo y ancho del país”.
     
    Por su parte la Presidenta de la Agencia Nacional de Minería, Silvana Habib, manifestó, “estamos orgullosos de todos los que en Colombia hacen Minería Bien Hecha. El mensaje es que nos unamos todos para defender el sector y para luchar contra la minería ilegal que no queremos”.
     
    De igual forma el Presidente Ejecutivo de la Asociación Colombiana de Minería, Santiago Ángel, instó a los presentes en la Plaza de Bolívar a defender la
    actividad que, según dijo, representa estabilidad económica y familiar para miles de personas en todo el país.
     
    Música y Danzas
     
    Desde la Guajira hasta Boyacá pasando por Córdoba y Antioquia, el canto Vallenato y la Carranga se hicieron sentir en la plaza de Bolívar, en una muestra de unión, entre la pequeña y gran minería , para defender el empleo, las buenas practicas y los beneficios socio ambientales que la Minería Bien Hecha, trae para el país. 
     
    Las presentaciones musicales y de danzas por parte de algunas comunidades y trabajadores mineros que han sido apoyados constante por las empresas dedicadas a la extracción de minerales, buscan impulsar y mantener viva la tradición oral de las diferentes regiones, La compañía Cerro Matoso en el marco de su programa de fortalecimiento cultural presento el Grupo Musical Semillas Vallenatas conformado por jóvenes del corregimiento Centroamérica, municipio de Puerto Libertador, por su parte la compañía MTC -Minería Texas Colombia S.A.-, que opera en Boyacá, presento los grupos de danza juvenil Esmeral Dance y Renacer Minero, integrado por adultos mayores, por su parte Cerrejón hizo presencia con una  muestra cultural de Vallenato y cuentería, Boyacá y Cundinamarca se hicieron presentes con musica tradicional carranguera.    
     
     
    Por: Paisminero.co / Cubrimiento Especial
     
  • Huila: Minería Bien Hecha

    Cante 2

     Carlos Andrés Cante, viceministro de Minas, estuvo en Neiva para la firma de dos importantes convenios: el primero, con la CAM para apoyar la  de regularización ambiental de pequeños mineros a través de la ventanilla ambiental, y el segundo, con la Corporación Noropita para brindar acompañamiento a 40 Unidades de producción Minera (UPM) en formalización y apoyo para los mineros de subsistencia.

    La agenda del viceministro inició con la entrega de maquinaria a mineros en el municipio de Tesalia el pasado jueves 16 de febrero, con lo que inició en firme la entrega de ocho  para pequeños y medianos mineros a los que tradicionalmente les rechazaban este tipo de préstamo.
    En su paso por LA NACIÓN, Cante habló sobre temas trascendentales para el sector: créditos, formalización, paleros, paz y expectativas.
     
    ¿Cómo inicia el 2017 en tema de minería para el Huila?
    Estamos en el departamento con motivo de la primera Junta Nacional Minera para mostrar todos los resultados de las intervenciones que hemos desarrollado como institucionalidad.

    ¿Qué acciones se desarrollaron en esta visita de trabajo?
    Estuvimos revisando con todos los alcaldes el tema de la caracterización de la pequeña minería de los 26 municipios donde trabajamos el año pasado, donde logramos identificar cerca de 400 Unidades de Producción Minera (UPM). Identificar los temas de titularidad, licenciamiento ambiental, las capacidades técnicas que tiene la UPM y los retos que enfrentamos para este año.

    ¿Qué municipios faltan en la caracterización de este trabajo?
    En El Pital, Tarqui, La Argentina, Elías, Timaná, Palestina, Hobo, Algeciras, Villavieja, Baraya y Colombia.

    ¿Qué trabajo se viene adelantando?
    Suscribimos un convenio con el Centro Provincial Agroempresarial Noropita donde los dotaremos de capacidades técnicas para que ellos, en representación del Ministerio, acompañen una serie de UPM, que cuentan con un título minero en todo su ejercicio de formalización. De igual manera, como complemento firmamos un convenio con la CAM para tener una ventanilla ambiental especial para los trámites de minería.

    ¿Cómo está el proceso de licenciamiento para los pequeños mineros, en términos ambientales?
    El porcentaje de licenciamiento, incluso de los titulares mineros que son 229 en el Huila, es bastante escaso. Por lo tanto si no tienen una licencia ambiental no pueden desarrollar la actividad minera así tengan el título, y en eso también hace parte el acompañamiento que se va a realizar.

     

    ¿Cómo se viene trabajando en el plan de bancarización para mineros?

    Este aspecto hace parte de nuestro trabajo de Minería Bien Hecha que hemos venido impulsando. En el departamento del Huila los títulos mineros que hay son de pequeña minería, con unos niveles de producción pequeños, y es allí donde nosotros estamos haciendo un gran esfuerzo por apoyar a los mineros. Las entidades tienen el temor, principalmente, del no pago porque no conocen la actividad, por ello desde hace tres años hemos venido abriendo puertas y a generar un proceso de bancarización y acceso al crédito.

    ¿Qué se ha logrado en este aspecto?
    De la mano con el Banco Agrario logramos que una entidad bancaria le apostara al desarrollo de la pequeña minería como una actividad rural que genera empleo y productividad, y que necesita avanzar en materia de competitividad. De esta actividad podemos decir que ya arrancamos con los primeros créditos en la entrega efectuada en Tesalia el pasado jueves.

    ¿Cuáles son las exceptivas de paz ahora en la minería?
    En general todo el gremio minero – energético tiene una presencia rural importante. Llegando en muchas ocasiones a donde el Estado no ha llegado. La oportunidad que tenemos ahora está en poder desarrollar proyectos que históricamente y por temas de conflicto armado no habíamos podido hacer. Ya lo estamos viendo, en un interés importante con las compañías más importantes del mundo, y en la medida en que podamos desarrollar estos planes y proyectos indudablemente vamos a generar desarrollo y ya empezamos.
     

     

    Fuente: lanacion.com.co / GLORIA CAMARGO 

  • Impulso de proyectos, una forma de fomentar la minería formal en Colombia

    Mineros JornadaDe 14.000 actividades mineras, apenas el 37 % cuentan con título. Sin embargo, la formalización y legalización en el país, a través de proyectos impulsados desde la U.N., pueden cambiar este panorama.
     
    Así lo asegura Oswaldo Ordoñez, profesor titular de la Facultad de Minas de la Sede Medellín, quien durante los últimos años se ha acercado a comunidades y empresas para mostrar el otro lado de la minería, que difiere totalmente de lo que se transmite en los medios de comunicación, centrados únicamente en la ilegalidad.
     
     
     
    Los proyectos tienen que ver con formalización y legalización minera en Antioquia. El primero va dirigido a aquellos mineros ilegales, artesanales o tradicionales, y busca incorporarlos al régimen jurídico normativo del país.
     
    “La formalización está hecha para 850 unidades mineras legales ya establecidas, a las que se les hizo un trabajo de evaluación y valoración, con miras a asesorar el mejoramiento de la cadena, su entorno social, ambiental, geológico, administrativo, de seguridad industrial y legislación”, explica el profesor.
     
    En cuanto a la legalidad, de las 600 solicitudes que la U.N. recibió para su revisión, 300 fueron rechazadas por incumplir con requisitos mínimos como la especificación de áreas o la documentación completa.
     
    De las otras 300, tras las visitas y revisiones jurídicas y técnicas, solo 45 (7 %) pasaron a la fase final, para su posterior validación y posible formalización.
     
    “Se trata de abrir una posibilidad para el proceso de legalización, de manera que se conviertan en parte fundamental de la minería antioqueña”, afirma Oswaldo Ordoñez, profesor de la Facultad de Minas.
     
    Según explica, jurídicamente eran ilegales, no tenían títulos, pues se trataba de personas que ejecutaban dicha actividad desde hace 20 años, pero nunca se acercaron a las autoridades competentes para legalizar un título.
     
    El docente destacó el papel de las empresas que cumplen la minería desde lo legal, como Mineros S.A., cuya actividad se centra en Antioquia.
     
    Ellos hacen minería aluvial de oro, pero no recurren al mercurio. Explotan con dragas de alturas similares a las de un edificio de cuatro pisos; así obtienen cerca de 100.000 onzas al año, lo que equivale a alrededor de tres toneladas.
     
    Ordoñez destacó un programa de dicha compañía llamado Parcelas Productivas, en el que la empresa reconforma un terreno y luego se lo regala a una familia desplazada por la violencia. Durante tres años, ellos le pagan un salario mínimo a esa familia, mientras la tierra se reconforma, adquiere productividad y se vuelve autosostenible.
     
    Hoy tienen proyectos en Nicaragua y están explorando posibilidades en Ecuador y Perú, porque, según explica el investigador, allá es mucho más sencillo hacer minería.
     
    Estas apreciaciones hicieron parte de la conferencia titulada “La minería legal, responsable, incluyente, segura, productiva y competitiva como aliada del desarrollo”, que se ofreció en el Auditorio de la Facultad de Ciencias de la U.N. Sede Bogotá.
     
    Fuente: ElEspectador.com
     
     
  • Inició en el Bajo Cauca Antioqueño la construcción de tres centros de beneficio de oro cero mercurio

    Planta Beneficio Oro El BagreCon recursos de USAID,  Inició en firme la construcción de tres centros de beneficio de oro cero mercurio en los municipios de Cáceres y el Bagre, que beneficiarán a pequeños mineros pertenecientes a la Asociación de Minidragueros de Guarumo, la Asociación de Dragueros Artesanales de Jardín de Tamaná (Asodrata) y la Asociación de Mineros y Agropecuarios de El Bagre, (Asotramiagro).
     
    La Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional USAID a través del Programa BIOREDD+ seleccionó a estas tres asociaciones como proyecto piloto en Colombia y destinó $400 millones de pesos para la construcción de la infraestructura y dotación de equipos.
     
    Las asociaciones de mini dragueros beneficiadas aportaron el lote donde se construye  la infraestructura, requisito de contrapartida indispensable para acceder a los recursos
    de cooperación internacional. 
     
    “USAID tenía contemplada la construcción de una planta de beneficio para la Empresa de Mineros de Jobo Medio (Emijon) del municipio de Zaragoza, organización, que pese
    a que se le esperó durante tres meses, no pudo cumplir con el requerimiento de garantizar la propiedad de los terrenos donde se ubicaría la infraestructura para el
    beneficio de oro” dijo Oseas García, Coordinador del Componente de Minería del Programa BIOREDD+ de USAID.
     
    Agregó que “no obstante, los mineros de Emijon han venido recibiendo el apoyo del programa con recursos que alcanzan una cifra de 118 millones de pesos y que se han
    invertido en la formulación del Plan de Trabajo y Obras (PTO), Estudio de Impacto Ambiental (EIA), apoyo con un ingeniero de minas y metalurgia, compra de elementos
    para mejorar la recuperación de oro, pago de la solicitud de licencia ambiental, dotación de equipos de oficina, capacitaciones y fortalecimiento de la asociatividad”, puntualizó
     
    Oseas García, Coordinador del Componente de Minería del Programa BIOREDD+ de USAID. 
     
    Ante este inconveniente presentado, el centro de beneficio le fue adjudicado a la Asociación de Minidragueros de Guarumo, mineros que desde la llegada del proyecto a
    la región se mostraron interesados en participar de esta convocatoria, cumplieron con todos los requisitos y finalmente fueron incluidos como beneficiarios en reemplazo de
    Emijon.
     
    “Tenemos un sentimiento de alegría al saber que hemos alcanzado el sueño que veníamos luchando desde hace años, cual era el de tener un centro de beneficio de oro
    sin mercurio; fuimos nosotros los que planteamos esta iniciativa a BIOREDD+ de USAID, trabajamos por ella y hoy en día vemos que es una realidad”, concluyó German Darío
    Díaz, Representante Legal de la Asociación de Mini Dragueros de Guarumo, municipio de Cáceres, Antioquia..co
     
     
     
    Por: Paisminero
     
     
    {backbutton}
  • Internacional - Fuerte baja en valor de cobre causará quiebras en minería Chile, dice experto

    Cobre 2El director ejecutivo de Antofagasta Minerals, Diego Hernández, uno de los yacimientos más grandes del mundo, advirtió hoy que la fuerte baja en el precio del cobre podría generar en Chile cierres de faenas y también quiebras en algunas empresas mineras. 
     
    Santiago de Chile, 24 nov (EFE).- El director ejecutivo de Antofagasta Minerals, Diego Hernández, uno de los yacimientos más grandes del mundo, advirtió hoy que la fuerte baja en el precio del cobre podría generar en Chile cierres de faenas y también quiebras en algunas empresas mineras.
     
    "En general, todas las empresas ya han hecho sus ajustes. Ahora, si el precio continúa bajando, algunas empresas podrían quedar en quiebra, y si esas empresas no están pagando sus costos, podríamos ver algunos cierres de faenas", recalcó Hernández en una rueda de prensa.
     
    De igual forma, el ejecutivo aseveró que no es algo que debería ocurrir todavía. "Hay que esperar un poco, aunque esperamos que no ocurra", enfatizó.
     
    "Ahora entramos en un periodo de precios bajos, y eso genera una serie de desafíos que tenemos que ser capaces de superar y en eso estamos, de defender nuestros márgenes operacionales y seguir con los estudios", aseguró.
     
    El cobre cerró este lunes, en la Bolsa de Metales de Londres, en 2,04 dólares la libra, el precio más bajo desde mayo del 2009, y en la jornada de hoy su cierre fue de 205,34.
     
    En tanto, el presidente de la Corporación del Cobre (Codelco), Óscar Landerretche, señaló en esta jornada que no descarta que exista un proceso de recorte de trabajadores dentro de la estatal chilena debido al bajo precio del metal rojo.
     
    Landerretche reconoció que si estas proyecciones se concretan, "(las reducciones de personal) se realizarían con muchísimo cuidado, cuando sea apropiado y lo anunciaremos de forma pertinente".
     
    Según el ejecutivo, los recortes son tremendamente difíciles en una empresa de gran tamaño como lo es Codelco especialmente por "los efectos sobre la economía local".
     
    El metal rojo acumula una caída de más del 19 % en su precio en lo que va del año, consecuencia del alza en el valor del dólar y de la desaceleración económica en China, el principal consumidor del metal rojo.
     
    Por otro lado, analistas económicos locales han criticado al Ejecutivo chileno por haber calculado el presupuesto 2016 de la nación, basándose en un valor del cobre -el mayor producto de exportación del país austral- en 2,50 dólares la libra. 
     
    Fuente: wradio.com.co / EFE
  • Internacional - La minería recurre a la energía renovable en Chile

    Codelco 11CALAMA, Chile—Las tres calderas industriales que la mina de la estatal Codelco tiene en la parte alta de las montañas de Calama consumieron alguna vez 67.000 barriles de diésel al año para producir brillantes láminas de cobre para exportación. Ahora, este trabajo está alimentado por la energía que generan casi 3.000 paneles solares que aprovechan el cielo azul y despejado del desierto de Atacama.

    A medida que el costo de la electricidad eólica y solar baja, la energía renovable se ha vuelto más atractiva para las mineras que usan electricidad en forma intensiva. En ningún lugar el fenómeno es tan prevalente como en Chile, donde las empresas han sido pioneras en el uso de alternativas a la electricidad convencional después de soportar durante años algunos de los costos energéticos más altos del mundo.

    En la mina de Codelco, llamada Gabriela Mistral en honor a la poetisa chilena del mismo nombre, una planta termosolar operada por la chilena Energía Llaima SpA y la danesa Arcon-Sunmark ha remplazado cerca de 80% del diésel que Codelco antes subía en camión 2,6 kilómetros hacia la mina. El cobre de la Corporación Nacional del Cobre de Chile, el nombre oficial de Codelco, el mayor productor del metal del mundo, se destina a China y otros mercados.

    “Este cielo azul me hace feliz”, dijo Rodrigo Aravena, gerente de la planta, mientras inspeccionaba filas de paneles, que brillaban con el sol sobre un área de 44.000 metros cuadrados. “Significa que generamos más y es mucho mejor para el negocio”.

    La consultora Ernst & Young estimó recientemente que las minas en América Latina —una región que produce cobre, hierro, petróleo y carbón— invertirán más de US$1.000 millones en proyectos de energía renovable hasta 2022, frente a US$37 millones en 2013. Buena parte de ese desarrollo será en este país, que produce un tercio del cobre del mundo.

    Durante la última década, los precios de la electricidad para las mineras chilenas se han duplicado a cerca de US$100 por megavatio-hora, según el Consejo Minero con sede en Santiago, un precio que casi duplica el de su vecino Perú. Chile depende excesivamente de la importación de energía, mientras que Perú acude a un suministro interno amplio y barato de hidroeléctricas y gas natural.

    Las empresas de generación solar y eólica dicen que pueden suministrar energía a las minas por US$80 el megavatio hora, un precio costoso para Perú y otros países, pero competitivo para Chile.

    “La escala de lo que está pasando en Chile es actualmente único en el mundo”, dice Mike Elliott, analista jefe de minería de Ernst & Young. Tiene lugar en Chile porque los cálculos económicos simplemente tienen sentido, mientras que en muchos otros países no tiene aún la misma lógica comercial”.

    Imagen

    La presidenta Michelle Bachelet está promoviendo alternativas a la importación de gas natural, carbón y diésel, con una meta del gobierno de que la energía renovable sea la fuente de 20% de la capacidad eléctrica total para 2025. En mayo, las fuentes renovables podrían generar 2.273 megavatios en Chile, cerca de 11% de la capacidad eléctrica, según Cifes, un centro para la innovación en energía sostenible. El año pasado, Chile sumó 982 megavatios de capacidad renovable a su red eléctrica; en 2013, tenía 244 megavatios.

    La agenda energética del gobierno significa que las empresas de minería necesitan depender cada vez más de la energía renovable. En la red eléctrica del norte, cerca de 90% del consumo recae sobre el sector industrial, en buena parte mineras. Cochilco, la Comisión Chilena del Cobre, prevé que las cupríferas duplicarán el consumo de electricidad durante los próximos 10 años, cuando se estima que las empresas inviertan US$74.000 millones en la expansión de las minas o en la construcción de nuevas.

    “A diferencia de muchos países desarrollados donde el primer motor de desarrollo de la energía renovable ha sido la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero, ese no es el principal motor aquí, sino la seguridad energética y los precios competitivos”, dice Fernando Hentzschel, gerente de desarrollo y tecnología de Cifes.

    Chile reconsideró sus políticas de energía después de 2004, cuando sufrió una crisis energética tras la decisión de Argentina de restringir las exportaciones de gas natural para cubrir su propia demanda. Los planes para plantas a carbón y represas hidroeléctricas en el sur del país fueron cancelados debido a la oposición de las comunidades y las protestas de los ambientalistas. El gobierno consideró brevemente la energía nuclear, pero archivó la opción luego del desastre de la planta de Fukushima en Japón en 2011.

    El cielo azul de Atacama surgió como una alternativa. Los niveles de radiación solar allí son algunos de los más altos del mundo, lo que lo hace ideal para producir energía solar.

    “Uno tiene que tener mucho cuidado. Nos ponemos bloqueador solar cada vez que salimos y siempre usamos lentes de sol”, explica Sebastián Carmona, gerente de asuntos externos en la mina Gabriela Mistral, de Codelco.

    La energía renovable tiene limitaciones para las mineras y pocos expertos creen que reemplazará completamente y a corto plazo la energía convencional. Las empresas necesitan un suministro constante para extraer minerales las 24 horas del día, y el sol y el viento pueden ser intermitentes.

    “Si está produciendo (energía) ocho horas, ese es un problema”, dice Carlos Barrera, vicepresidente para América Latina de SunEdison Inc., una firma estadounidense que suministra energía solar a Compañía de Acero del Pacífico, una empresa chilena de mineral de hierro. “Con esas ocho horas aún se puede reducir en gran medida los costos de la minería, pero obviamente no es la solución completa que se requiere”.

    En Gabriela Mistral, Codelco aún usa diésel cuando necesita energía extra para generar calor en la noche, cuando las temperaturas en el desierto de Atacama pueden descender por debajo de los niveles de congelación.

    Otras minas están probando una combinación de viento y sol para tener un suministro más estable de energía. El año pasado, la mina de cobre Los Pelambres, de Antofagasta Minerals, empezó a recibir cerca de 20% de su energía de 50 turbinas de viento operadas muy cerca por Pattern Energy Group Inc., una empresa de California. Antofagasta planea recibir energía solar de SunEdison.

    “Muchas veces los vientos más fuertes no se producen cuando el sol está en su punto máximo”, señala Hunter Armistead, vicepresidente de desarrollo de negocios de Pattern. “Si une los dos tipos de perfiles de generación, termina con uno más estable de generación para venderles a las minas”.

    En el sur de Chile los vientos pueden ser tan fuertes que llegan a superar e incluso apagar las turbinas, dice Dominic Duffy, director operativo de Mandalay Resources Corp. , que empezará este año a recibir electricidad de un parque eólico en su mina Cerro Bayo, en la Patagonia.

    “El viento es constante, todo el año”, dice. “Es bueno que no seamos los primeros haciendo este proyecto, ya que hemos visto los problemas de tener condiciones de viento muy fuertes”.

    Fuente: lat.wsj.com

  • La minería bien hecha no es un mito

    Mineria RespEn momentos en que todo lo relacionado con la minería es blanco o negro, bueno o malo, y los debates son más emotivos que técnicos, es importante reflexionar acerca de un sector que, aunque muchos lo nieguen, ha sido protagonista de la historia de Colombia. Nuestros libros de historia, pasajes de la Colonia, y hasta las reliquias que aún adornan nuestros museos, son testigo de esto.

    Hoy el protagonismo de esta actividad sigue vigente, ya que convive diariamente con comunidades —e incluso con otras actividades productivas— en departamentos como La Guajira, Córdoba, Boyacá, Cesar, Antioquia y Cundinamarca. Para muchos de estos departamentos, la minería, en sus diferentes escalas, es la principal fuente de ingresos, siendo claros los beneficios, ya que genera desarrollo y trabajo y financia proyectos para la región.

    Adicionalmente, buena parte de los proyectos mineros que se encuentran en esos departamentos cumplen las normas técnicas y de seguridad, manejan eficientemente los impactos en el ambiente, pagan sus obligaciones económicas, garantizan la seguridad social y el trabajo responsable con las comunidades del entorno donde se desarrollan. Esa es la minería que queremos para el país.

    Hoy por hoy, la minería representa en promedio el 2 % del PIB de nuestro país, genera 350.000 empleos directos, otros 900.000 indirectos y en los últimos años ha contribuido con regalías cercanas a los $10 billones.

    Desde el 2010, el Gobierno Nacional ha generado los lineamientos para tener un sector minero organizado, incluyente, competitivo y legítimo. Empezó por la reestructuración de la institucionalidad minera y ambiental, fortaleciéndola y modernizándola. Se determinó que la minería debía clasificarse para darle y exigirle a cada uno de los tipos de proyectos según su escala. Y finalmente se construyó la política pública que se concentró en seis pilares para darle una hoja de ruta de mediano y largo plazo al sector y a cada tamaño de minería, incluyendo la de subsistencia, otra de las realidades de la industria en nuestro país.

    Está claro que tenemos una tarea inmensa por cumplir y debemos velar desde las instituciones de Gobierno para que todos los proyectos mineros que se realicen en nuestro país lo hagan respetando el medioambiente, las comunidades y las autoridades locales, y cumpliendo con toda la normatividad, como lo podemos ver en ejemplos de gran minería en Santa Rosa de Osos y de pequeña minería en Iquira. Este sector merece ser visto con otros ojos que reconozcan que la minería bien hecha sí puede ser una realidad.

    Por: María Isabel Ulloa – Viceministra de Minas.

    Fuente: Elespectador.com

  • La Minería Bien Hecha se toma la Plaza de Bolívar de Bogotá

    Cascos A La CalleEste primero de agosto centenares de trabajadores, sus familias, proveedores y empresarios vinculados con la actividad minera del país se congregarán en la Plaza de Bolívar de Bogotá en el marco de una campaña llamada ‘Cascos a la Plaza’ para dejar constancia pública de que la industria minera es motor de desarrollo y que no arrasa con los ecosistemas.
     
    El encuentro empresarial,  cultural, humanista y comunitario copará el centro de la capital con muestras artísticas de las comunidades que se benefician de la actividad minera en la provincia nacional. Igualmente estarán  presentes voceros de las diferentes etnias quienes compartirán sus experiencias y empoderamiento al lado de las compañías mineras.
     
    El evento, que es liderado por la Asociación Colombiana de Minería (ACM) es respaldado por todas las empresas que legalmente ejercen la minería en el país, también insistirá en el mensaje de que el gran daño al medio ambiente es causado por la extracción criminal, también conocida como minería ilegal.
     
    “Queremos que la minería se acerque a los colombianos. Queremos que el país vea que detrás de esta actividad económica legal y sostenible existen miles de personas honradas, preparadas y dispuestas a luchar por sus familias y sus comunidades”, señala Santiago Ángel, Presidente Ejecutivo de la ACM.
     
    Según la convocatoria, en el país son más de 350.000 profesionales que trabajan con la industria minera y una cifra similar que se desempeña en las tareas de exploración, explotación, extracción, procesamiento, transporte, mantenimiento y labores afines.
     
    El Ministro de Minas y Energía, Germán Arce Zapata, quien respalda la jornada de Cascos a la Plaza, señala que, « El enemigo no es la minería, sino la ilegalidad. Las mafias asociadas desangran recursos, arrasan extensas áreas y contaminan suelos y ríos, sin olvidar las bandas criminales asociadas y la conflictividad social y lavado de activos que genera». 
     
    Agrega que el Estado protege los ecosistemas a través de una normativa exigente que deben cumplir las compañías mineras y reitera que, «hoy en día la minería y el sector de los hidrocarburos entregan ingresos a la Nación (impuestos y pago de regalías) por más de 13 billones de pesos al año. Recursos que se invierten en infraestructura, salud y educación, es decir, en atender necesidades sociales».
     
    Ese martes, primero de agosto, quienes se acerquen a la Plaza de Bolívar, podrán conocer los proyectos de carácter social que han crecido en las comunidades al amparo de la  empresa minera. El evento se extenderá desde las diez de la mañana hasta las cuatro de la tarde.
     
    Danzas, cantos, música de Colombia 
     
    La muestra cultural que se tomará la Plaza de Bolívar será un recorrido por el folclor nacional interpretado por artistas de las comunidades que se han formado con el respaldo de las empresas mineras.
     
    Se destacan: La Orquesta Sinfónica del Cerrejón. Una muestra de esta agrupación estará en Bogotá con nueve niños y su director. Interpretarán temas como La gota Fría, El cantor de Fonseca, El mejoral, Matilde Lina y El Detective Yuca (de su propia creación). Cerro Matoso presentará el Grupo Musical Semillas Vallenatas conformado por jóvenes del corregimiento Centroamérica, municipio de Puerto Libertador. Hacen parte del programa de fortalecimiento cultural que lidera en el Alto San Jorge la minera. La compañía MTC -Minería Texas Colombia S.A.-, que opera en Boyacá, presentará los grupos de danza juvenil Esmeral Dance y Renacer Minero, integrado por adultos mayores.
     
    Además, las compañías mineras desplazarán a Bogotá miembros de las comunidades que se han beneficiado con los diferentes programas de índole social, productivo y cultural, que darán testimonio del aporte al desarrollo generado por las empresas dedicadas a la industria minera.
     
    Por: Paisminero.co / CP- ACM
  • La minería ilegal se ensañó con la Amazonia

    Mineria Ilegal ChocoUna investigación realizada en Colombia, Ecuador, Brasil, Perú y Bolivia revela cómo la expansión de la extracción ilegal de oro no sólo está degradando parte de la reserva de biodiversidad más importante del mundo sino modificando drásticamente la vida de sus habitantes
     
    El video de los indígenas peruanos no contactados se volvió viral en junio de 2013. Durante tres días, cien miembros del pueblo mashco piro, que por años permanecieron —voluntariamente— al margen de la cultura occidental, llegaron a la ribera del río Las Piedras, en el estado de Madre de Dios, para pedirles a los nativos de la remota comunidad de Monte Salvado que les dieran plátanos, cuerdas y machetes. El video, más que un hecho curioso, contenía el síntoma de que la vida en esa selva, descrita como la capital de la biodiversidad peruana, ya es otra cosa.
     
    Antropólogos y científicos concluyeron que las comunidades se estaban viendo obligadas a salir de la selva al sentirse acorraladas por las actividades extractivas de oro y madera que están acabando con los árboles y ahuyentando los animales de caza. Después de ese episodio sucedieron al menos otros tres en los que incluso se registraron ataques de los aislados a otras comunidades indígenas. El 1º de mayo de este año los mashco piro ingresaron con arcos y flechas al territorio de la etnia matsigenka, mataron a Leonardo Pérez Peña, de 20 años, y se llevaron los animales y la comida que encontraron apilada.
     
    Madre de Dios, que hasta hace diez años era el estado menos poblado del Perú, se ha convertido por cuenta de la fiebre del oro en el territorio que más nuevos colonos recibe. En cinco años el impacto de cientos de dragas y retroexcavadoras, que remueven tierra de los bordes de los ríos las 24 horas del día y vierten cantidades incalculables de tóxicos como mercurio a las aguas para atrapar el metal, han destrozado 50.000 hectáreas de bosques, modificando el paisaje y provocando un desastre ambiental sin precedentes.
     
    Aunque el caso de Madre de Dios revela la mayor afectación a ecosistemas ligados al impacto de la minería en el Amazonas, esta es sólo una escena de un panorama regional mucho más preocupante y complejo al que se suman Colombia, Brasil, Bolivia y Ecuador. Un escenario que acaba de ser descrito, a partir de estudios de caso, por un equipo de investigadores coordinados por la Sociedad Peruana de Derecho Ambiental (SPDA), bajo la financiación de IUCN Holanda.
     
    Durante el año 2014 un equipo de seis científicos trabajó en cada país. En Colombia los investigadores Alejandra Laina y Rodrigo Botero, de la Fundación para la Conservación y el Desarrollo Sostenible (FCDS), se concentraron en la cuenca media del río Caquetá, en el municipio de Solano, entre el corregimiento de Araracuara y el resguardo Nonuya de Villa Azul. En Brasil, el instituto Giral estudió la situación del estado de Rondonia, en la frontera con Bolivia. La región de Zamora-Chinchipe fue el foco de investigación en Ecuador por parte de la Fundación Futuro Latinoamericano (FFLA). En Perú el caso de Madre de Dios fue reseñado por la SPDA, y en Bolivia el Centro de Documentación e Información Bolivia (CEDIB) se concentró en Riberalta. El resultado es un libro de 300 páginas titulado Las rutas del oro ilegal. Estudios de caso en cinco países amazónicos, presentado el pasado viernes en Bogotá.
     
    A partir de visitas de campo, entrevistas con autoridades, pobladores, mineros e informantes, los investigadores describieron cómo en los últimos quince años la subida de los precios del oro y su demanda internacional, unidas a la falta de control e interés estatal por los poblados fronterizos, han impulsado de manera acelerada la apropiación de la selva por parte de nuevos colonos e indígenas y pobladores locales interesados en la extracción del metal.
     
    “Que la mayoría de casos estén ubicados en fronteras no es casualidad. Son zonas donde el problema de regulación es complicado y el oro termina moviéndose entre países, pasando de mano en mano sin control hasta que llega a ciudades como São Paulo, Bogotá o Quito. Luego termina en mercados y centros financieros de Europa, Asia y Norteamérica. Durante esta cadena de extracción y comercialización mucho de ese metal se funde con oro legal dejando sin rastro sus antecedentes ilegales”, explica Carlos Fierro, investigador del FFLA (Perú).
     
    Según el peruano Lenin Valencia, coordinador del estudio, Naciones Unidas ya ha dicho que las rutas de comercialización del oro extraído en regiones del África, Asia y América siguen siendo oscuras y de difícil control, pero estos estudios de caso entregan importantes indicios de que el oro ilegal de la Amazonia llega principalmente a Estados Unidos y Suiza. “Sólo Colombia tiene un patrón distinto, con las islas Malvinas e Italia como los principales destinos de exportación”, indica Alejandra Laina, investigadora para Colombia.
     
    “La principal ruta de salida del oro extraído en Araracuara se da por vía aérea a través de Bogotá, donde la cadena de comercialización logra legalizarlo e introducirlo en los mercados nacionales e internacionales. En el período 2003-2009 Bogotá fue el punto de salida del 33% de las exportaciones nacionales. Además se reportan exportaciones a través de la zona franca Palmaseca, en el departamento del Valle del Cauca (23,5% procedentes directamente de Bogotá)”, se lee en el capítulo sobre Colombia.
     
    Según los investigadores de la FCDS, aunque es difícil establecer un trazado que permita saber el destino final del oro de la Amazonia colombiana, se puede concluir, al revisar las tendencias de exportación, que todos los puntos de extracción ilegal del territorio colombiano tienen como principales destinos las islas Malvinas (Falkland) (51,71%, procedente principalmente de Santander), Italia (11,23%, que viene casi en su totalidad del Valle del Cauca), Panamá (5,02%, procedente en su mayoría de Antioquia), Estados Unidos (4,06%, procedente del Atlántico principalmente), con exportaciones menores a otros países en Europa.
     
    A pesar de que en los cinco países estas zonas han sido vistas como áreas prioritarias de conservación natural mundial, la falta de un ordenamiento territorial que indique cómo se deben organizar las actividades productivas, y en general la vida, en ese territorio megadiverso, ha provocado que la llegada del boom aurífero esté modificando las costumbres de los pobladores, quienes han visto en la actividad extractiva una oportunidad económica para subsistir, pues a esta situación se ha unido la ausencia de políticas que protejan a las comunidades indígenas y a la vez les entreguen oportunidades productivas económicas a los habitantes del Amazonas.
     
    A su vez, la falta de un marco que regule la minería de oro en estas áreas ha impulsado la llegada de economías ilícitas y mafias ligadas al narcotráfico, y, en el caso de Colombia, también de grupos armados ilegales interesados en “lavar” dinero por cuenta del metal. Con ellos llegan también la prostitución, el encarecimiento de la comida y el combustible, los problemas sociales entre comunidades que se oponen a la minería y las que la avalan, los conflictos familiares y el miedo y las presiones que imponen los armados sobre las poblaciones rurales.
     
    La cadena económica de esta ruta del oro es bastante compleja. Lenin Valencia explica que en el caso de Brasil, Bolivia y Perú no existe una mafia articulada sino que hay actores que están en distintos niveles: “En el nivel de la extracción puede existir un financista que simplemente pone la plata para que otros extraigan y le regresen ganancias, pero también otros que prestan la plata para hacer minería a través de mecanismos de financiamiento informales”.
     
    Por otro lado, hay unos actores formales que no se interesan mucho en saber de dónde proviene el metal, como las refinerías y las casas de compra en Bogotá, Quito o Lima, que pagan por el oro sin preocuparse por el origen. “Pero también existe una cadena de suministros. Empresas que proveen insumos y maquinaria minera que termina siendo utilizada en la selva amazónica. Todos se aprovechan de una situación que no está reglamentada”, dice el investigador del SPDA del Perú.
     
    Los investigadores también identificaron que, más allá del alza en el precio del oro, los proyectos nacionales de infraestructura vial y energética en la Amazonia parecen ser un factor que cataliza el desarrollo de la minería informal e ilegal. En los casos de Brasil y Perú es evidente que la construcción de hidroeléctricas y vías de comunicación en Rondonia y Madre de Dios ha facilitado el crecimiento de la minería informal e ilegal.
     
    Además, los gobiernos promueven discursos encontrados, aseguran los científicos. “Mientras los países hablan de la necesidad de conservar el Amazonas, incentivan políticas nacionales de expansión minera. Entonces no queda claro cuál es el uso que se le quiere dar al territorio amazónico. Hay zonas donde no se debería hacer minería porque los costos ambientales podrían superar cualquier beneficio que se pueda obtener a corto plazo y serían las generaciones futuras las que tendrían que asumir estos pasivos ambientales”, dice el coordinador.
     
    Para buscarle una salida a este problema, el equipo incluyó entre sus recomendaciones a los funcionarios la idea de que, a través de mecanismos democráticos transparentes, los gobiernos lleven a cabo esquemas de ordenamiento territorial. “Pero este tiene que ser un proceso participativo, no una imposición de un gobierno central porque, si los pobladores del Amazonas no tienen voz para definir qué se va a hacer en su territorio, las políticas se quedarán en un papel inútil que simplemente suena coherente”, dice Lenin Valencia.
     
    Con este panorama sobre la mesa, los expertos creen que el problema debe ser visto por los gobiernos como un conflicto regional en el que se deben buscar soluciones conjuntas que no sólo se concentren en frenar a quienes extraen el oro en las minas sino también la cadena de comercialización. “No sólo el minero es ilegal sino toda la cadena. Tenemos que trabajar en romper esos nexos entre quienes sacan oro de Araracuara en Colombia o en Madre de Dios en Perú y los empresarios en Suiza y Estados Unidos que lo están comprando. Se requieren protocolos que obliguen a las empresas a comprar oro legal. Se hace con los diamantes, se hace con la madera, ¿por qué no se está haciendo con el oro?”, se pregunta la investigadora peruana Carmen Heck, del SPDA.
     
     
    Fuente: Elespectador.com / Angélica María Cuevas Guarnizo
  • Las 10 recomendaciones para las mineras en tiempos de crisis

    Carbon AfricaEn el reporte sobre tendencias de minería presentado por Deloitte, explica los principales retos que las compañías mineras en el mundo enfrentan este año, para emerger con éxito del ciclo negativo de la industria.

    Actualmente las compañías mineras operan en geografías complejas, y Colombia no es la excepción. Tanto en el país como en el resto del mundo hay que cumplir con las exigencias regulatorias y normativas y al mismo tiempo adaptarse a las condiciones cambiantes del mercado, adoptando la innovación para poder producir más a un menor costo, independiente de si se está en un mercado declinante o en recuperación.

    Sin embargo, el nuevo escenario de recuperación de la industria minera da paso a nuevos desafíos para las compañías del sector, que tendrán que INVERTIR en nuevos sistemas de información o nuevas tecnologías capaces de generar mayor agilidad y descubrir tendencias inesperadas.

    Las compañías mineras continúan lidiando con un mercado plagado de desafíos, afrontando la volatilidad de precios, la agitación geopolítica, los aumentos en costos, menor grados de calidad y la carencia generalizada de fuentes de FINANCIAMIENTO.

    Colombia, no es la excepción, teniendo en cuenta que se estima una disminución en la INVERSIÓN, que pasó del 60 % al 40 %.

    Para contar con un futuro realmente viable, las mineras  deberán adaptarse y lograr un delicado equilibrio entre las expectativas a corto plazo de los INVERSIONISTAS y sus propios imperativos empresariales de largo plazo.

    Esta es la principal conclusión de la séptima edición del reporte titulado “Tendencias  2015: Los 10 principales desafíos que enfrentaran las compañías mineras durante el próximo año”, divulgado por Deloitte.

    La nueva versión de este reporte sobre la industria minera a nivel mundial, señala que la mayoría de compañías del sector están superando el gran desafío de la volatilidad por medio del fortalecimiento de sus prácticas de reducción de costos y asignación de capital.

    Si bien estos pasos iniciales son adecuados, para lograr un crecimiento a largo plazo, las compañías necesitan agilidad para moverse en direcciones no anticipadas.

    Esto exige una planeación de escenarios más cuidadosa, análisis de datos más sofisticados y una administración de riesgos más inteligente.

    El estudio también refleja que el sector está volviendo a ser favorecido por los INVERSIONISTAS, con evaluaciones de la industria, capitalizaciones mineras y retornos totales que muestran señales de recuperación.

    El panorama de múltiples materias primas también está mejorando, incluyendo el níquel, el aluminio, el zinc y el plomo.


    LAS 10 SOLUCIONES

    1. Volver a lo básico: la búsqueda de la excelencia operacional.

    La fuerte caída  de la productividad  de la industria minera, obligó a las compañías a poner en práctica importantes estrategias de reducción de costos.

    Ahora, están volcando su atención en obtener mayor productividad de sus organizaciones mediante un enfoque orientado hacia la excelencia operacional.

    Para alcanzarla, las empresas deberán replantear sus procesos operacionales tradicionales y asumir un enfoque en costos que se ajuste a su cultura organizacional.

    2. La innovación es la nueva clave para sobrevivir: el futuro dependerá no solo del control de costos. Las compañías mineras deberán dejar atrás sus tendencias tradicionalmente conservadoras e incorporar la innovación a su ADN corporativo.

    Así mismo, pensar en grande, realizando pruebas de alcance reducido y luego llevándolas rápidamente a una escala empresarial; sacar provecho de las tecnologías emergentes; convertirse en parte de un ecosistema de innovación; y, prepararse adecuadamente para asimilar las nuevas realidades operacionales.

    3. El nuevo paradigma de energía: la reducción de los costos energéticos asociados a los proyectos. Las empresas mineras deberán contemplar la adopción de nuevos enfoques energéticos, incluyendo la utilización de combustibles fósiles no convencionales, con el fin de cautivar a todos los involucrados en el desarrollo de capacidades de energía renovables.

    4. Reducción en la cartera de proyectos: el delicado equilibrio entre la oferta y la demanda.

    Para evitar el riesgo de caídas futuras en los niveles globales de la demanda, las compañías mineras deberán encontrar un mejor balance entre la satisfacción de las expectativas a corto plazo de los INVERSIONISTAS y analistas y el sostenimiento de sus propios catálogos de proyectos.

    5. El gran acto de desaparición del FINANCIAMIENTO: la carencia de recursos repercute en todo el mercado.

    Aunque las soluciones al problema del desfinanciamiento son limitadas, las empresas de menor envergadura podrán eludir el desastre si logran atraer inversionistas extranjeros, conjugar sus recursos, explorar diferentes alternativas de financiamiento y posicionarse para asimilar el flujo de CAPITALES DE INVERSIÓN.

    6. Supervivencia de las empresas junior: navegación en aguas turbulentas.

    Para sacar provecho de los cambios observados en los patrones de propiedad corporativa, las pequeñas empresas del sector minero deberán poner en orden sus activos y considerar alternativas que abarquen desde asociaciones corporativas y de riesgo compartido, hasta su propia venta o consolidación.

    7. En busca de nuevas habilidades y conocimientos: las cambiantes realidades de la industria demandan una nueva generación de talentos.

    Para atraer nuevas habilidades al sector, las compañías mineras deberán dar cabida plena a la diversidad, explorar nuevos sistemas de gestión de talentos, mejorar sus operaciones de reclutamiento de talentos apetecidos, e INVERTIR en una capacitación más especializada.

    8. Sobrellevar la incertidumbre geopolítica: de la planeación intuitiva a la asimilación de lo incierto.

    Las estrategias de respuesta a las incertidumbres geopolíticas contemplan el cabildeo en procura de políticas más claras, el aprovechamiento de las asociaciones mineras como medio para influir en las legislaciones gubernamentales, el incremento en la inteligencia de la gestión de riesgos y la planeación orientada hacia múltiples escenarios posibles.

    9. Elevar las apuestas en torno al compromiso de los grupos de interés: las compañías luchan por equiparar intereses encontrados.

    Las empresas mineras deberán promover el desarrollo de plataformas de mutua favorabilidad; comunicarse de nuevas maneras; sacar provecho del poder de los medios sociales; trabajar con sociedades mineras en la negociación de términos con las comunidades locales; mejorar sus prácticas de auspicio corporativo; y, consultar el cierre de operaciones mineras con las comunidades afectadas.

    10. Relaciones con el gobierno: la búsqueda de nuevas formas de comunicación y colaboración – Las estrategias para contrarrestar las incertidumbres regulatorias deberán contemplar el fortalecimiento de las relaciones con los gobiernos; la toma de una vocería más dinámica, tanto a nivel de las asociaciones de la industria como de los medios sociales; la medición del impacto social generado; la participación activa en la definición de una agenda política pertinente; y, el más efectivo aprovechamiento de las tecnologías móviles disponibles.

    PANORAMA LOCAL

    La industria minera en Colombia no está exenta de los desafíos anteriormente planteados.

    Aunque buena parte  de su producción minera se concentra en regiones con una ubicación geográfica privilegiada, gracias a su cercanía a los puertos, a lo que se suma que la demanda no ha experimentado una disminución significativa, la desaceleración de la economía mundial y los precios bajos también han afectado el desarrollo de ésta, disminuyendo su rentabilidad, crecimiento y participación en el producto interno bruto.

    A continuación se presentan algunos de los aspectos más significativos a tener en cuenta a efectos de implementar medidas para que la industria tenga unas mejores perspectivas a futuro:

    -Escasez de fuentes de FINANCIACIÓN: especialmente para las Junior, jugadores determinantes en materia de exploración en el  país, y en la  identificación  y explotación de potenciales áreas que permitan incrementar la producción de la  minería. Es importante explotar, pero también se debe invertir en exploración para garantizar la sostenibilidad de la industria en el país.

     -Medio ambiente y  carga impositiva: el aspecto ambiental y la carga impositiva también está marcando la agenda de la industria, en la medida en que las legislaciones son cada vez más exigentes. En este aspecto Colombia tiene el gran reto de optimizar el tiempo de respuesta a las solicitudes de licencias por parte de los jugadores, los cuales ven frenados sus proyectos ante los trámites y los requerimientos regulatorios, y encontrar fórmulas que permitan mejorar la competitividad del país en materia impositiva.

    -Relación con las comunidades: es preciso mejorar la efectividad en el gasto y en la INVERSIÓNen las comunidades en donde se concentra la actividad minera, para que estas puedan obtener y percibir un mayor beneficio de las regalías y demás recursos que genera la minería.

    -Minería ilegal: continúa afectando la percepción de las comunidades frente a la industria, debido entre otros aspectos, al manejo irresponsable de la operación y del cuidado medio ambiente.

    Frente a este contexto, Julio Berrocal, socio de Deloitte y líder de la Industria de Minería en Colombia, considera que para mitigar el complejo entorno del sector, es necesario que mejore la comunicación entre operadores, Gobierno y comunidad de manera que se puedan encontrar  nuevas formas de trabajar como aliados para lograr sostenibilidad.

    “Es necesario que  tanto Gobierno como las agremiaciones y los empresarios, trabajen alrededor de una agenda que permita garantizar la sostenibilidad de la industria y la promoción consistente de la INVERSIÓN, con una clara visión y comunicación del impacto social positivo de la actividad minera.”

    En resumen, el mensaje es apurarse yendo más despacio, pues un ciclo negativo  como el que experimenta Colombia en este momento, exige un pensamiento de largo plazo.

    Las condiciones cambiantes en el corto plazo hacen que las compañías estén buscando reaccionar rápidamente a las mismas.

    Sin embargo, también  es vital la toma de decisiones prudentes, con información más depurada y de mayor calidad, y las evaluaciones detalladas para identificar y entender los patrones ocultos de los problemas, las interdependencias y los múltiples resultados posibles.



    Fuente: Portafolio.co

  • Las consultas populares definirían proyectos minero- energéticos en 21 municipios

    Los proyectos minero-energéticos que se desarrollan en 11 departamentos del país podrían tener la misma suerte de la mina La Colosa en Cajamarca (Tolima), si su continuidad dependería de las consultas populares.
     
    Ministro de Minas afirma que el mecanismo de participación no es vinculante ni retroactivo.Ministro de Minas afirma que el mecanismo de participación no es vinculante ni retroactivo.Así, los habitantes o autoridades locales de 21 municipios, ubicados en el citado número de departamentos del país, definirían a través de las urnas si una mina, una hidroeléctrica o un pozo petrolero ubicados cerca a sus zonas tendrían luz verde.
     
    El número de cabeceras municipales llama la atención y prende las alarmas en el Ministerio de Minas y Energía, ya que la cifra podría aumentar.
     
    “Desde que la Corte Constitucional sentenció que los entes territoriales sí pueden 
    prohibir la minería, el fallo sentó jurisprudencia para todo el sector minero energético, lo que creó un vacío jurídico ya que no tomó en cuenta un acto administrativo del Gobierno Nacional, el cual definía que las consultas populares deben realizarse antes de la expedición de las licencias”, señaló un vocero de la cartera minero energética.
     
    REGLAS DE JUEGO 
     
    Del total de municipios citados que han manifestado su intención de realizar consultas populares, 13 tienen programados proyectos mineros, cinco los desarrollan en hidrocarburos y cinco para la generación de energía.
     
    “Esta falta de claridad jurídica quita certidumbre para que los inversionistas depositen capitales en algún proyecto, en nuestro caso en minería, ya que aunque haya sido expedida una licencia, una consulta popular puede detener su proceso de producción”, afirmó Santiago Urdinola, presidente de la Asociación Colombiana de Minería (ACM).
     
    Una opinión similar expresó el presidente de Naturgas, Orlando Cabrales Segovia, al afirmar que la decisión sobre los proyectos minero-energéticos no pueden ser tomados en una consulta popular.
     
     
    “Así se abusa de los mecanismos de participación ciudadana. Las decisiones deben ser técnicas, justificadas y fundamentadas, y no políticas”.
     
    Para el ministro de Minas y Energía, Germán Arce Zapata, debe sincronizarse la legislación local con la nacional, ya que si bien el uso del suelo depende de los entes territoriales, el subsuelo es competencia de la Nación, y aclaró que los efectos de las consultas no son vinculantes ni retroactivas por ser un debate político.
     
    “En las actividades de explotación del recurso se requiere un principio de acuerdo entre la Nación y el territorio. Ni la Nación le puede imponer al territorio una actividad, ni el territorio a la Nación un veto”, indicó hace poco en una entrevista a Portafolio el jefe de la cartera minero energética.
     
    PANORAMA DE LAS CONSULTAS 
     
    Recientemente, fue anunciado por la Alcaldía de Cumaral (Meta) que el próximo 4 de junio los habitantes de este municipio definirán en las urnas la continuidad de las tareas que adelanta la petrolera Mansrovar Energy Colombia en la región.
     
    A esta consulta popular se suman dos que ya fueron realizadas hace poco tiempo. La primera fue el pasado 26 de febrero en el municipio de Cabrera (Cundinamarca) y en donde sus habitantes le dijeron ‘No’ a un proyecto para crear ocho minicentrales sobre 50 kilómetros del río Sumapaz, que pretendía adelantar Emgesa, tanto en esta cabecera, como en Pandi y Venecia (Cundinamarca) e Icononzo (Tolima) y que se denominó como El Paso.
     
    La segunda, fue un mes después en Cajamarca (Tolima) y en donde la población negó el desarrollo del proyecto minero de La Colosa.
     
    Otros municipios que podrían tener consultas populares en el corto plazo para que los habitantes definan en las urnas la continuidad de proyectos mineros son: Pijao (Quindío), El Paujil (Caquetá) y Marmato (Caldas).
     
    En la mitad de los municipios del Quindío se habla de consultas populares, pero la que ha estado más cerca de concretarse es la de Pijao, que continúa en su lucha por conseguir que –a través de este mecanismo–, la población decida si quiere esta actividad, luego de que en octubre del 2016 la Corte Constitucional falló a su favor una tutela contra el Tribunal del Quindío, que declaró como inconstitucional la pregunta que se llevaría a las urnas.
     
    En el caso de El Paujil, ya se han recolectado más de 1.500 las firmas, de las 2.737 necesarias, para la realización de una consulta popular que busca suspender las actividades de exploración petrolera adelantadas por Emerald Energy y Ecopetrol en la región.
     
    Y en Marmato, la Corte Constitucional le ordenó al Ministerio del Interior y a la Agencia Nacional Minera (ANM) a dar mayores garantías de participación a diferentes sectores del municipio, sobre la actividad minera de la multinacional Gran Colombia Gold en la zona.
     
    Alfonso López Suárez
    Redacción Portafolio
     
  • Las mineras, una buena opción de inversión para 2016

    Economia BolsasNadie hacía presagiar a comienzos de año, cuando las materias primas no paraban de anotarse nuevos descensos, que el sector de los recursos básicos, en donde se engloban las compañías mineras, se convertiría en el mejor de Europa. En lo que va de 2016, ejercicio en el que la volatilidad se ha apoderado de los mercados, esta industria acumula una revalorización en Bolsa del 29,4%, a gran distancia del resto. Los repuntes han sido constantes en todo 2016, pero especialmente significativo ha sido el comportamiento que ha registrado el sector desde que se conociera el resultado del referéndum en Reino Unido.Desde el pasado 23 de junio la revalorización alcanza el 7,6%.

    En estos ascensos, Óscar Anaya, analista de Carax-AlphaValue, apunta a dos factores que han impulsado esta situación. En primer lugar destacan los fuertes planes de desinversión y reestructuración que muchas de ellas han acometido en los últimos meses. Por ejemplo, a finales ya de 2015 el gigante minero Anglo American anunció el despido de 85.000 trabajadores, las dos terceras partes de su plantilla, para poder hacer frente al mayor desplome del precio de las materias primas y la energía en una década. Y en segundo lugar, la posterior recuperación del precio de las materias primas después de que en febrero tocaran suelo.

    Con estas fuertes revalorizaciones ahora muchos se preguntan si continuará la tendencia alcista. Desde Carax señalan que cuesta ver más subidas en valores que en los últimos seis meses ya se han anotado un 100%, pero nada puede darse por sentado. La clave, según Anaya, está ahora en el ciclo económico. “Estas empresas, caracterizadas por su fuerte apalancamiento operativo, pueden obtener unos elevados márgenes tanto a nivel de ebitda (resultado bruto de explotación) y ebit (beneficio antes de intereses e impuestos) en los momentos alcistas del ciclo”, indica el experto. Además, para que estas empresas prolonguen su rally, el precio de las materias primas debería seguir repuntando. “Viendo la evolución de los datos en Europa, Estados Unidos y con la sombra de China de fondo, nos movemos en una línea muy delgada y las posibilidades de ver nuevos sustos en mercado siguen siendo alta”, concluye Anaya.

    Entre las compañías que integran este sector en Europa destacan nombres como el de Fresnillo, Glencore, Anglo American, Antofagasta, BHPBilliton, Río Tinto oArcelorMittal.

    Fresnillo

    La compañía minera Fresnillo acumula una revalorización próxima al 163% en lo va de año. Este ascenso ha sido especialmente significativo desde el triunfo del brexit. La caída de la libra sumada a la recuperación que han experimentado valores refugio como el oro en las últimas semanas se han dejado sentir con fuerza en la cotización de Fresnillo, que sube un 49,9% desde el pasado 23 de julio. Y es que el 50% de los ingresos de esta empresa proceden del oro.

    De cara a los próximos meses, algunas casas de análisis se muestran desconfiados con el comportamiento en Bolsa de la cotizada. Una de las firmas que cree que la compañía ya ha agotado su potencial es Citi. En su último informe los expertos de la entidad rebajan su recomendación a vender y fijan como precio objetivo las 11 libras. Entre las razones que alegaban para justificar esta decisión, los expertos apuntaban a la caída que experimentará el metal amarillo en los próximos trimestres. Según las estimaciones de Citi el oro podría caer un 21%, hasta los 1.100 dólares la onza. Similar comportamiento es el que prevé para la plata para la que baraja un retroceso del 20%.Las claves

    Evolución. En un año de fuerte inestabilidad como el que está siendo este 2016, el sector de los recursos básicos en Europa consigue desmarcarse de la tendencia bajista y se anota un ascenso del 29,4% en el año.Desde el 23 de junio, día en que se celebró el referéndum británico, los ascensos de esta industria alcanzan el 7,6%. Este buen comportamiento tiene su explicación en el repunte de las materias primas en general, y de manera más particular en la revalorización registrada por el oro, valor que ha servido de refugio para los inversores y que ha llevado a las mineras relacionadas con este metal a registrar ascensos superiores al 100%.

    Futuro. Los expertos consideran que después de estas revalorizaciones es complicado que continúen los ascensos, pero todavía no esta todo dicho. Desde Carax creen que si la economía da muestras de fortaleza, estas compañías serían de las grandes beneficiadas. Es decir, se trata de empresas caracterizadas por su elevado apalancamiento que en momentos alcistas del ciclo pueden obtener elevados márgenes tanto a nivel de ebitda como de ebit.

    Riesgos. El principal riesgo de estas compañías es la situación financiera de sus balances.La caída del precio de las materias primas en el segundo trimestre de 2015, unido a las débiles perspectivas macroeconómicas, provocaron la aparición de las primeras dudas sobre la solidez y viabilidad de muchas empresas que integran el sector, que pusieron en marcha fuertes desinversiones y ajustes de plantillas.El objetivo era evitar una rebaja de la calificación por parte de las agencias de rating.

    Entre los analistas que siguen a compañía solo el 6,7% considera que todavía puede ser un buen momento para entrar en la compañía, frente al 53,3% que aconseja mantener sus títulos en cartera y un 40% que cree que lo mejor sería vender las acciones.Respecto al precio objetivo, el consenso cree que tras los niveles alcanzados, a Fresnillo le toca ahora consolidar las subidas.

    Glencore

    Giro de 180 grados.Así podría definirse el comportamiento experimentado por Glencore desde que en septiembre de 2015 sus acciones cayeran hasta su mínimo histórico: 68,82 peniques.A partir de entonces, solo quedaba un camino, recuperar el terreno perdido, algo que fue especialmente árido en los primeros meses del año cuando las dudas sobre China y la menor demanda del gigante asiático arrastraron a las materias primas a una espiral bajista.En lo va de año los títulos de Glencore se revalorizan un 105,5%, pero si se retrocede a septiembre del pasado año, el ascenso alcanza el 171%.

     

    Óscar Anaya, de Carax, señala que si tuviera que elegir alguna compañía minera, se decantaría por Glencore, empresa la que tienen en cartera desde febrero y a la que otorgan un potencial de subida del 20% respecto a los niveles actuales. El resto de analistas consultados por Bloomberg que siguen a la compañía también se muestran optimistas con el futuro en Bolsa de la cotizada. De hecho, el 52% aconseja comprar; el 37%, mantener y solo el 11% opta por la venta.

    ArcelorMittal

    La siderúrgica se lleva la medalla de oro de la Bolsa española al acumular un ascenso del 69,6% que bate con creces el débil comportamiento del Ibex 35. Desde Citi señalan que la fortaleza del dólar podría impactar negativamente en las ganancias del grupo. Si se toma como referencia la facturación del pasado ejercicio, el 40% de las ventas procedían de Europa, lo que deja muy expuesta a la compañía al tipo de cambio euro dólar. La apreciación de un 10% de la divisa estadounidense provocaría una caída del 6% del ebitda previsto para este año. No obstante, los expertos de la entidad consideran descartan una apreciación de este estilo, de manera que genere un fuerte impacto en los resultados. Esto unido al esfuerzo de desapalancamiento de la compañía (en marzo la compañía puso en marcha una ampliación de capital para reducir su deuda) se convierten en las principales razones que ayudarían a la empresa a continuar el rally en el que está sumida desde que el 11 de febrero sus títulos tocaran mínimos históricos: los 2,03 euros.

    Anglo American

    Si ArcelorMittal es la que más sube del Ibex 35, Anglo American es la que mejor comportamiento registra del sector de recursos básicos europeos al anotarse un 179%. El pasado ejercicio fue un año complicado para la empresa, que se vio obligada a realizar un fuerte ajuste de su plantilla para reducir costes cuando las grandes mineras no atravesaban su mejor momento. La compañía centrada en diamantes, platino y cobre cerró el ejercicio con unas pérdidas de 5.624 millones de dólares. Estos resultados ya habían sido descontados por el mercado y ese año sus acciones retrocedieron un 73,5%. Como ocurre con otras mineras que cotizan en la Bolsa de Londres, aunque el ascenso de sus títulos es significativo, al convertir la inversión a euros, el retorno se ve mermado por la caída de la libra, la peor divisa en lo que va de año.

    Antofagasta

    A diferencia de las anteriores, Antofagasta está registrando un comportamiento mucho más débil que sus competidores, al limitar su ascenso al 8,25% en lo que va de año. La empresa chilena de carácter familiar cuenta como principales riesgos la fuerte dependencia que mantiene de los precios del cobre, pues más del 80% de sus ingresos están relacionados con este metal, que en el año sube un 5,5%, a la cola de los ascensos de las materias primas. El consenso de Bloomberg considera que a los niveles actuales la compañía ya ha agotado su potencial y fijan como precio objetivo los 454,35 peniques.Desde el punto de vista de las recomendaciones, el 16,7% aconseja comprar, frente al 41,7% que se decanta por mantener y vender a partes iguales.

    BHP Billiton

    La mayor minera en términos de capitalización bursátil (58.500 millones de libras, uno 70.000 millones de euros) limita su subida en lo que va de año al 31,12%. Gran parte de este ascenso lo ha registrado en las últimas semanas. En concreto, desde el brexit la compañía sube un 14,5%. Precisamente, este comportamiento más moderado es lo que la convierte en una de las opciones preferidas de Carax dentro del sector. “BHP Billiton cuenta con unos sólidos fundamentales, pero no ha conseguido seguir la senda alcista del sector debido a su mix de producción y a ciertos errores en los últimos movimientos estratégicos. Aun así, consideramos que conserva un potencial de revalorización del 22%”, afirma Anaya.

    Fuente: cincodias.com

  • Las prioridades que inquietan a la minería

    Más presupuesto para las Corporaciones Autónomas Regionales (CAR) y que los funcionarios tengan mayor conocimiento del sector minero son los aspectos que se necesitan reforzar.
     
    CodelcoLos diferentes sectores de opinión consultados en la encuesta Brújula Minera indicaron que las principales prioridades de política que se deben fortalecer para apoyar al sector minero colombiano son en primer lugar la coordinación entre agencias del gobierno.
     
    Luego está el control a la explotación ilícita; claridad en los lineamientos para licencias y permisos; fortalecimiento de la capacidad técnica de los funcionarios y de las Corporaciones Autónomas Regionales (CAR).
     
    César Díaz Guerrero, viceministro de Minas al respecto observa, que el Gobierno ha venido trabajando en mejorar la articulación horizontal para darles solución a los diferentes problemas que aquejan a este renglón productivo. Por tanto, los ministerios que tienen que ver con esta industria se están organizando para apoyar el desarrollo de la misma.
     
    “Tenemos unas mesas al interior del Gobierno para mejorar esta coyuntura. Igualmente, venimos dialogando con las autoridades regionales y locales, para optimizar aún más las relaciones con estos sectores, por tanto, creemos que ya se han dado unos buenos resultados al respecto”, enfatiza Díaz.
     
    En cuanto a la minería ilegal, la administración nacional ha desarrollado dos políticas muy claras, señala el Viceministro, una es de acompañamiento en la legalización y formalización de pequeños mineros y de minería tradicional, a la cual se le ha estado dando un manejo transparente y se han desarrollado unos contratos que sean de formalización.
     
    Igualmente, se tienen siete laboratorios pilotos para la formalización en diferentes regiones. Con relación a la minería criminal se decidió un combate frontal contra esta y el Consejo de Estado, acaba de ratificar la utilización de una herramienta que es la destrucción de la maquinaria que se usa para este tipo de tareas ilícita.
     
    En cuanto a los tiempos de respuesta de las licencias y permisos ambientales, “consideramos que la normatividad es clara para este caso, quizás falta profundizar en algunos funcionarios tanto del nivel nacional, regional y local, un conocimiento más a fondo del sector minero, porque requerimos que tengan una mejor información de este renglón y de lo que es la minería responsable, así como de las técnicas y buenas prácticas mineras. Para esta labor pedagógica requerimos más acompañamiento de las empresas o gremios”, destaca Díaz.
     
    Sobre el fortalecimiento de las CAR, el Viceministro considera que se necesitan unas Corporaciones con mayor presupuesto para que puedan tener una fortaleza más técnica, para abordar algunos temas relacionados con el sector minero.
     
    LA VISIÓN GREMIAL 
     
    Entre tanto, la Asociación Colombiana de Minería (ACM), con el estudio realizado por el Centro Nacional de Consultoría (CNC), confía en que se concrete el debate técnico en el sector minero donde prime las realidades y no las percepciones.
     
    “Por tanto esta investigación permite recolectar información de base que es muy interesante para la toma de decisiones públicas, porque reúne a distintos grupos de interés que manifiestan su opinión de lo que es la minería”, comenta Santiago Ángel Urdinola, presidente de la ACM.
     
    EL PAPEL DE LAS CAR EN LA ACTIVIDAD MINERA COLOMBIANA 
     
    Las Corporaciones Autónomas Regionales (CAR) son entes que no solo ejercen autoridad ambiental al sector minero, sino en general a todos aquellos renglones productivos cuyas labores requieran de una autorización ambiental de competencias por parte de estas autoridades.
     
    Solo en el sector minero, al año 2013, el Ministerio de Minas y Energía (Minminas) tenía otorgados más de 9.000 títulos mineros, de los cuales aproximadamente 2.700 contaban con licencia ambiental otorgada por las autoridades del ramo, lo que implica la necesidad de realizar control a dichos títulos. Por eso, el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible (Mads) con la Asociación de Corporaciones Autónomas Regionales y de Desarrollo Sostenible (Asocars) realizaron un ejercicio que permitió cuantificar el costo que implicaría para el Estado, representado por las CAR, realizar un seguimiento y control ambiental adecuado a los requerimientos tanto del sector minero como del ambiental.
     
    “Este trabajo estimo que para que las CAR puedan adelantar esta labor a 9.200 títulos mineros se requeriría de unos 145 mil millones de pesos al año y si se les hiciera este seguimiento a los 2.700 títulos con licencia ambiental, se necesitarían unos 45 mil millones”, indica Ramón Leal Leal, director Ejecutivo de Asocars.
     
    LOS ASPECTOS CLAVES QUE EL GOBIERNO DEBE TRABAJAR PARA LA MINERÍA 
     
    Santiago Ángel Urdinola, presidente de la ACM, dice que “el Gobierno debe centrar sus esfuerzos en tres aspectos para ayudar al rubro minero. El primero es contar mejor la realidad de este. Para ello se debe perfeccionar el debate público que se fundamente en información técnica, real y contrastable.
     
    El segundo es orientar sus esfuerzos en aumentar la producción de las compañías sin importar su tamaño. Y finalmente, la administración nacional debe trabajar en incentivar la exploración, porque lo más importante en el negocio minero es saber qué tiene en el subsuelo, qué puede extraer, cuánto se puede obtener, cuál es la rentabilidad y que posibilidades de mercadeo existen para ese mineral”.
     
    Fuente: Portafolio.co
  • Lupa a 770 títulos mineros en primer bimestre de 2015

    GuaquerosFiscalización de la ANM intenta atacar ilegalidad.
     
    En medio de las denuncias puestas sobre el tapete en Colombia, según las cuales, solo el 37 por ciento de 14 mil actividades mineras cuentan con el respectivo títulos que respalda su legalidad, la Agencia Nacional de Minería (ANM) anunció una arremetida contra la explotación ilegal de recursos del subsuelo.
     
    Se trata de la estrategia de fiscalización integral de los títulos mineros, que se inició en noviembre pasado y que ahora, en su segunda etapa, pondrá la lupa a 770 títulos en el primer bimestre del 2015.
     
    “Para la ANM, la fiscalización es la herramienta de seguimiento que nos permite hacer cumplir las normas y obligaciones de los contratos mineros, a las que deben sujetarse los titulares para desarrollar sus proyectos de exploración y explotación. Este proceso incluye una evaluación documental, visitas de campo, revisión de aspectos técnicos, jurídicos, ambientales, económicos y de seguridad e higiene minera” explicó la Presidenta de la ANM, Natalia Gutiérrez Jaramillo.
     
    El plan de fiscalización incluye la visita a 100 títulos coordinados desde la Sede Nacional en Bogotá, mientras que en las regiones la cobertura se hará en Bucaramanga (96 títulos), Cali (80 títulos), Cartagena (97 títulos), Cúcuta (56 títulos), Ibagué (80 títulos), Manizales (55 títulos), Medellín (41 títulos), Nobsa (73 títulos), Pasto (32 títulos), y Valledupar (60 más).
     
    La idea de la ANM es completar el 100 por ciento de los títulos mineros vigentes en el país, en la última mitad del 2015.
     
     
    Fuente: Eltiempo.com
     
    {backbutton}
  • Metas mineras, lejos de cumplirse

    Mineria 2013 2Los datos de la Asociación Colombiana de Minería (ACM) indican que para lograr los objetivos de producción en carbón y níquel es necesario alcanzar un crecimiento de dos dígitos en el segundo semestre.
     
    Pese a que el Gobierno Nacional se ha mantenido en su meta de lograr, al finalizar este año, una producción de 97,8 millones de toneladas de carbón y 48.000 toneladas de níquel, los cálculos de la Asociación Colombiana de Minería (ACM) indican que para alcanzar este objetivo se necesitaría un segundo semestre extraordinario para los productores.
     
    El gremio dio a conocer un balance de este sector, para el primer semestre del año y concluyó que en ese lapso la producción de carbón cayó 3,6 por ciento y la de níquel se contrajo en 4 por ciento, con respecto a los primeros seis meses del 2014.
     
    Ambas caídas coinciden con un desempeño débil de las cotizaciones de ambos minerales en el mercado internacional: para el carbón los precios han caído en promedio 13,4 por ciento en los primeros siete meses del año, mientras que el níquel se desvalorizó 25,3 por ciento en la misma temporada.
     
    “Es una realidad que venimos varios años con una descolgada de los precios internacionales de los minerales. Esta situación es analizada constantemente por la industria porque el nuevo panorama nos lleva a estrechar los márgenes operativos de la producción” afirmó Santiago Ángel Urdinola, presidente del gremio.
     
    MÁS ALLÁ DEL PRECIO
     
    En el caso del níquel, la caída de la producción está relacionada con el declive de la mina de Cerro Matoso, donde el material que se extrae es cada vez de menor calidad, es decir contiene menos mineral, y por lo tanto es más costoso de producir.
     
    La producción en este complejo ubicado en Montelíbano (Córdoba) también se vio interrumpida a principios de este año durante quince días, con un paro de trabajadores.
     
    De acuerdo con la ACM, para que se logre la producción de níquel planteada en la meta del Marco Fiscal de Mediano Plazo, en el segundo semestre la producción de este mineral tendría que llegar a las 28.800 toneladas, es decir tener un incremento de 35,7 por ciento, con respecto a los resultados del mismo periodo del año pasado y aumentar 9.600 toneladas con respecto al primer trimestre de este año.
     
    En cuanto el carbón, los cálculos indican que para compensar la caída de la producción del primer semestre y alcanzar la meta total del año, se deberá incrementar en un 24 por ciento el volumen de mineral extraído en los últimos seis meses del año, con respecto al periodo comparable del 2014. Esto implica producir 13,8 millones de toneladas más que en el primer trimestre de este año.
     
    Lograr estas cifras es poco probable, en particular si se tiene en cuenta que el tren de Fenoco, que transporta a puerto la producción de las mineras Drummond, CNR y Prodeco, en el Cesar, tiene suspendida su operación durante la noche, por lo que el 25 por ciento de la producción de estas empresas está paralizada.
     
    De acuerdo con Ángel Urdinola, la única forma de revertir de algún modo esta tendencia es implementando un plan de impulso exclusivo para el sector minero que incluya estímulos tributarias y agilidad en trámites.
     
    NO TODO LO QUE BRILLA ES ORO
     
    El único mineral con el que se pueden cumplir las metas de producción es el oro.
     
    Pese a la caída de los precios de la onza troy este año, en el primer semestre, la producción aumentó 11,2 por ciento. El volumen producido llegó a las 107 mil onzas de oro.
     
    “El resultado en oro requiere un análisis porque el 12% de esa producción se encuentra en las empresas formales medianas y grandes del país. El gran interrogante es cómo se compone ese 88% restante de la producción nacional”, señaló Ángel Urdinola, apuntando a que la ilegalidad en este sector es muy grande.
     
    Fuente: Portafolio.co
  • Mineras júnior se ajustan al mercado

    Mineros CascosColocaciones, compras y ofertas hacen parte de la coyuntura que enfrentan las pequeñas firmas de extracción.
     
    Tal como lo habían anunciado analistas del mercado, la coyuntura de bajos precios en las cotizaciones de las materias primas está originando un reacomodo entre las compañías del sector minero. Las firmas con operaciones en Colombia no son ajenas a estos movimientos empresariales.
     
    Firmas como Red Eagle, con operación en Antioquia y NovaCopper han aumentado sus apuestas haciendo ofertas o concretando negocios para incrementar su participación en nuevos negocios.
     
    En el caso de Red Eagle, una firma de capital canadiense cuyo principal activo son los títulos mineros del proyecto de exploración de oro San Ramón, ubicado en Santa Rosa de Osos Antioquia, anunció una mayor oferta para quedarse con el 46 por ciento de las acciones de CB Gold.
     
    La propuesta de Red Eagle pretende adquirir cada acción de CB Gold por 0,162 de una acción de Red Eagle, lo que significa un precio de 0.051 dólares canadienses por cada acción de CB Gold. En suma, la transacción tendría valor de 8,4 millones de dólares.
     
    CB Gold es también una minera con sede en Canadá, que tiene once títulos mineros en Vetas, Santander. Cabe recordar que buena parte de este municipio fue ubicado dentro de la delimitación actualizada del páramo de Santurbán.
     
    Por otro lado, la también canadiense NovaCopper concretó la adquisición del 58 por ciento de Sunward Resources, una minera que tiene un proyecto de exploración de oro en Titiribí, Antioquia, con recursos inferidos de 6,01 millones de onzas de oro y 216,3 millones de libras de cobre.
     
    NovaCopper se hizo así a la mayoría accionaria del proyecto, en una transacción de 27,6 millones de dólares. La compradora es de propiedad de Thomas S. Kapplan, que está en la posición 1.741 en la lista de multimillonarios del mundo de la revista Forbes.
     
    Por su parte, la firma Angel Gold anunció que continúa en su búsqueda de financiación, por 1 millón de dólares canadienses, mediante una colocación de acciones privada, sin participación de agentes.
     
    Angel Gold tiene los proyectos de exploración El Porvenir, El Pino y Heliconia, en Antioquia.
     
    De acuerdo con el experto en el sector minero y director ejecutivo del Centro de Pensamiento del Agua y del Sector Minero Energético de la Andi, Eduardo Chaparro, este tipo de movimientos es convencional en coyunturas como la actual, en la industria minera.
     
    “Hay un principio básico en el mundo de la minería, que en época de dificultades del sector lo primero que se cae es la inversión en exploración, gastar plata en exploración cuando no hay recursos es muy caro, entonces una alternativa es comprar las reservas que otros han descubierto”, explicó.
     
    En el informe Tendencias 2015 para el sector minero, la firma analista Deloitte también advirtió que las empresas júnior serían las más expuestas a este flujo de fusiones y adquisiciones.
     
     
    Fuente: Portafolio.co
  • Mineras quieren invertir US$ 7.600 millones si hay garantías

    Inversion DolaresTras fuerte baja de los últimos años, esta es la proyección entre el 2017 y el 2021.

    El mejor comportamiento que tuvo la actividad minera del país, a raíz de la recuperación de los precios del carbón, el oro y el níquel principalmente, llevó a las compañías del sector a cambiar el panorama de inversión para los próximos cinco años.

    Luego de caer a niveles negativos los flujos de capital en esta actividad durante el 2016, lo que implicó una contracción del 120 por ciento anual, para este año la previsión es que ingresen recursos frescos por más de 1.500 millones de dólares y, para los próximos cinco años, la cifra prevista supera los 7.600 millones de dólares.

    Este es el monto proyectado por la Asociación Colombiana de Minería (ACM), que este jueves realiza su congreso anual en Cartagena y cuyos directivos y afiliados se lo dieron a conocer al presidente Juan Manuel Santos en un encuentro realizado el pasado 27 de abril.

    El presidente del gremio, Santiago Ángel Urdinola, advierte, sin embargo, que la intención de inyectar esta cuantiosa suma está ligada a que se den las condiciones necesarias para la operación, es decir, a nivel de entorno y de aspectos jurídicos y normativos. 

    “Esta plata no está asegurada si no vemos una agenda que garantice los problemas que hoy tenemos”, recalcó.

    Los nuevos recursos estimados estarán concentrados en inversiones de capital para incrementar la producción, con el fin de aprovechar que las condiciones de precio en los mercados mundiales han mejorado.

    Por ejemplo, la firma Red Eagle está terminando la fase de construcción y montaje de la mina de oro San Ramón, en Santa Rosa de Osos (Antioquia), y Cerro Matoso le está inyectando recursos importantes a la ampliación del yacimiento La Esmeralda.

    Como se recuerda, a través de este proyecto la firma prevé incrementar la producción de ferroníquel en 5.000 toneladas anuales entre el 2018 y el 2020.

    Y, según el directivo, adicional al proyecto aurífero Gramalote de Anglogold Ashanti en San Roque, Antioquia, el año pasado las industrias carboneras tuvieron récord de producción y entre sus planes figura seguirle inyectando recursos a la inversión de nuevos tajos, como La Puente, de Cerrejón.

    “El mercado nos da unas señales, pero lo que pasa es que el entorno nos da otras”, agrega el dirigente gremial.

    Y si bien el año pasado el sector minero creció 4,7 por ciento y estima que su PIB avance este año un 5 por ciento, lo que implicaría un aumento del 20 por ciento en sus exportaciones, sus representantes alertan además por la inseguridad jurídica y por el alza inusitada en los eventos o bloqueos a su actividad.

    El año pasado, según las estadísticas de la ACM, hubo 338 eventos reportados, lo que implicó un aumento del 42 por ciento en este fenómeno frente al 2015, cuando se registraron 238 casos, la mayoría en las vías férreas. Lo llamativo es que la tendencia sigue este año, aunque en el 2013 se presentaron solo 26 casos.

    El sector calcula que como consecuencia de esta situación, entre el 2013 y el 2016, los perjuicios por lucro cesante se acercaron al billón de pesos.

    Al sector no le sirve que la agenda regulatoria sea de un año porque el dinero va a fluir a otros países. Necesitamos una gestión ahora”, enfatizó el presidente Urdinola.

     

    Fuente: Eltiempo.com / Ómar G. Ahumada Rojas

  • Mineras y concesiones portuarias podrán acceder al mecanismo de obras por impuestos

    Construc Vial AutAsí lo establece el decreto 883. Se dará prioridad a los proyectos que estén ubicados en las zonas más afectadas por el conflicto.

    De ahora en adelante las empresas mineras y las concesiones portuarias tendrán rebajas de impuestos si hacen obras en territorios golpeados por el conflicto armado en el país.

    Así lo ordenó el Gobierno a través del decreto de ley 883 en el que se establece que las empresas mineras y aquellas calificadas como grandes contribuyentes dedicadas a la actividad portuaria pro conexión, podrán acogerse al mecanismo de obras por impuestos.

    El decreto también estipula que se dará prioridad a los proyectos que estén ubicados en las zonas más afectadas por el conflicto y que coincidan con aquellos en donde se desarrollen Planes de Desarrollo con Enfoque Territorial.

    De acuerdo con el Ministerio de Hacienda, este permitirá el desarrollo de uno de los aspectos del Acuerdo Final para la Terminación del Conflicto, en el que se promueve la participación del sector empresarial, con el fin de contribuir a garantizar la productividad, el acceso a los mercados y la sostenibilidad de los proyectos de la Reforma Rural.

    Finalmente, las firmas que quieran acogerse con esta medida deberán cumplir con los requisitos legales y reglamentarios establecidos en el decreto.

     

    Fuente: Portafolio.co

  • Minería busca salir del agujero negro

    Mineria SubtLas altas y múltiples inversiones ejecutadas en años anteriores dirigidas al sector minero dispararon la oferta de minerales al punto que, hoy, la demanda no alcanza a disponer de ellos y por ende la reducción de precios que se observa en los mercados internacionales.

    Así lo explica Julio Berrocal, socio líder de la industria de minería de Deloitte en Colombia, quien añade que ese fenómeno ha presionado la rentabilidad de las compañías y las finanzas públicas de muchos países, entre ellos Colombia.

    En ese entorno, ¿cómo deben obrar las compañías para salir adelante? “Si las empresas mineras esperan emerger del ciclo negativo en una posición más fuerte que la que tenían antes de entrar en él, necesitan incrementar la intensidad de extracción y enfocarse en reducir capital, mano de obra y energía”, responde Glenn Ives, director del sector minero en América de Deloitte Canadá.

    Según el experto, “esto requerirá adoptar tecnologías innovadoras utilizadas en otras industrias de manera inteligente y medible en cuanto a los riesgos, así como aumentar el uso de la tecnología de la información”.

    Buscar la excelencia operativa

    Basado en el informe “Tendencias” que anualmente elabora Deloitte, Berrocal señala que en un mundo donde las nubes negras aparecen con más regularidad que nunca, las compañías mineras necesitan capacidades sólidas de planeación de escenarios que las posicionen para adaptarse adecuadamente a una amplia gama de posibles futuros resultados.

    También señala que en un esfuerzo por apuntalar el capital, las compañías mineras están regresando a lo básico como los inventarios racionalizados, la optimización del capital de trabajo, desinvertir en negocios secundarios y fortalecer su enfoque en la administración de la cartera.

    “Otras están adoptando elementos del sector manufacturero al buscar operaciones racionalizadas, eliminar exceso de gastos acumulados durante el superciclo y subcontratando a terceros para funciones no esenciales”, dice.

    Pero las observaciones de Deloitte contrastan con las apreciaciones del informe “Brújula Minera”, presentado hace dos meses en el congreso de la Asociación Colombiana de Minería (ACM), que señalaba que la preocupación por la menor cotización de los minerales en los mercados internacionales y la difícil coyuntura de los negocios no fue identificada por la industria minera ni por el Gobierno como una razón prioritaria para la reducción de las operaciones mineras y, de hecho, figuraba como la menos significativa.

    Innovación es la nueva clave para sobrevivir

    Karla Velásquez, socia de Deloitte en Perú, afirma que tradicionalmente, las compañías fijan sus estrategias evaluando qué sacrificios deben realizar para alcanzar sus metas, pero enfatiza en que “los auténticos innovadores piensan más allá de estos sacrificios. La innovación se trata de lograr un desempeño sobresaliente mediante el cambio de las reglas del juego. No significa implementar las mejores prácticas, sino idear nuevas prácticas”.

    Las nuevas tecnologías, por ejemplo, prometen alterar ampliamente los fundamentos del sector minero. Las herramientas de visualización en 3D pueden ayudar a las compañías a rastrear en tiempo real a su gente, equipo y entorno cambiante en cada una de las minas.

    Además, están surgiendo nuevas tecnologías de procesamiento de minerales para reducir los riesgos de seguridad asociados con la extracción de oro y descubrir previamente depósitos minerales no rentables.

    Reducción de los costos de energía

    Al considerar una nueva manera de abordar la energía como una forma de reducir los costos y mejorar el desempeño ambiental, las compañías mineras, según los expertos, deben administrar ese recurso como parte del portafolio.

    Aunque muchas organizaciones monitorean el uso de la energía en la mina, no cuentan con los detalles necesarios para entender lo que impulsa la demanda. Sin esa visión más detallada, les será difícil identificar oportunidades para utilizar tecnologías, combustibles o sistemas diferentes.

    Se aconseja considerar una amplia gama de alternativas renovables, pues además de las plantas solares y eólicas, existen otras opciones renovables, como la hidroelectricidad, la biomasa y la energía geotérmica.

    También se sugiere tener en cuenta los combustibles fósiles no convencionales, entre ellos los biocombustibles y el gas natural líquido (GNL) como alternativas más económicas que el diésel.

    Financiamiento menos tradicional

    Los analistas sostienen que debido a las dificultades que se presentan en la búsqueda de financiamiento en la industria minera, quizá sea tiempo de que las compañías mineras busquen activamente a inversionistas extranjeros.

    El reporte anual de Tendencias precisa que “ya pasaron los días (si es que alguna vez existieron) en los que se podía esperar ser descubierto por alguna empresa estatal china. Ahora es el momento perfecto para cortejar proactivamente a los inversionistas que poseen los recursos para ayudar a financiar el crecimiento de la industria”.

    Berrocal anticipa que la clave reside en entender la manera cómo operan esos inversionistas y cómo hacer negocios con ellos puesto que esto varía según la región y el país.

    Algo más que se está evidenciando es que la escasez de acceso a las fuentes tradicionales de financiamiento, está provocando que compañías en dificultades exploren alternativas menos tradicionales como contratos de compraventa por el total de la producción o por un gran volumen, acuerdos de suministro continuo de metales a cambio de regalías, financiamiento de equipo y deuda de alto rendimiento.

    También están surgiendo estructuras de deuda convertible, pero las empresas deben tener cuidado: si no elevan rápidamente el precio de las acciones pueden entregar una parte excesiva de la propiedad corporativa.

    Pipe 2.0, ¿le servirá a la minería?

    Desde hace un mes el Gobierno viene presentando el Plan de Impulso a la Productividad y el Empleo (Pipe 2.0) que incluye algunos beneficios para la industria minera y energética.

    Del inventario hacen parte la Ley de Infraestructura para Proyectos de Interés Nacional (Pines) de hidrocarburos, minería y energía, la implementación de una regalía variable para la producción adicional (menor regalía para la producción adicional pactada), la flexibilización de condiciones para la exploración petrolera: ampliación de plazos para fases exploratorias y el mantenimiento de beneficios arancelarios para las inversiones en el sector minero.

    El ministro de Minas, Tomás González Estrada, precisa que la “caja de herramientas” para el sector contiene, entre otras, la promoción de la exploración bajando el canon superficiario o de arrendamiento en promedio un 50%, con lo que cada tipo de minería pagará según su escala y será más competitiva.

    Expertos mineros consultados por El Colombiano que pidieron reserva de su nombre califican como positivo ese elemento y consideran que de esa forma se abaratarán los costos de exploración minera.

    Otro aspecto que resalta el ministro tiene que ver con la certeza jurídica y claridad que en adelante tendrán los tiempos de las prórrogas, pero los especialistas en el negocio minero reciben con cautela ese anuncio porque la experiencia ha demostrado que la falta de integración institucional frena el avance de los desarrollos mineros.

    “Más que Pipe y más que estímulos lo que se requiere es generar confianza y que sí habrá respuesta rápida para que el inversionista esté seguro de que el proyecto ha desarrollar está amparado por las normas”, señalan los expertos.

    Frente a la idea de mantener el beneficio arancelario de cero por ciento para bienes del sector, algunos empresarios han denunciado que las entidades financieras no emiten créditos para la maquinaria que va al interior de las minas.

    “El Pipe es muy bonito, pero cómo genero confianza para que la gente de los bancos aprenda que este es un negocio lícito, posible y factible”, añaden.

    Por su parte el ministro insiste en que “el país requiere una producción por encima del millón de barriles y una minería competitiva para darle viabilidad al desarrollo. Es con los recursos de regalías, impuestos y contribuciones del sector, que financiamos gran parte de los programas sociales del Gobierno”.

    Frente al fenómeno de minería ilegal el ministro González también asume un compromiso claro y contundente: “La institucionalidad y las normas siguen siendo rigurosas y serias, pero adaptadas a las realidades del mercado y a la coyuntura actual”.

    Fuente: Eluniversal.com.co

  • Minería e hidrocarburos, el sector con los mejores sueldos

    Geologo1La Federación Colombiana de Gestión Humana (Acrip) presentó los resultados de la Investigación Nacional de Salarios y Beneficios en Colombia 2014 – 2015. Según el estudio, el sector de hotelería y turismo registra los salarios más bajos.

    La 39ª Investigación Nacional de Salarios y Beneficios en Colombia 2014 – 2015 contó con la participación de más de 750 empresas de 9 ciudades del país (Bogotá, Cali, Medellín, Barranquilla, Cartagena, Armenia, Pereira, Manizales y Bucaramanga) y fue patrocinado por la firma SQL Software.

    Según el informe presentado, que analizó 74 mil registros salariales de los 24 sectores económicos de mayor contribución al PIB del país y homologó 792 cargos a través de las variables de tamaño, región y sector económico, el sector de minería e hidrocarburos es el sector con los mejores salarios de Colombia, y servicios temporales y hotelería y turismo son los menos competitivos, señala el informe.


    Así mismo, el análisis mostró que el incremento salarial en Colombia en el 2014 fue de 4,05%, 2,11 veces el IPC (Índices de Precios del Consumidor) del año 2013. El año anterior el incremento fue de 5,4%, 1,4 veces el IPC del 2012.

    “Estas cifras nos muestran que aunque el incremento salarial fue menor este año en relación al anterior, la tendencia fue positiva, ya que duplicó el IPC del año en curso”, explicó Iván Arenas, Presidente de la Junta Directiva de la Federación Colombiana de Gestión Humana (Acrip).Sectores Menores Pagadores

    El estudio también reveló que los sectores de cauchos y plásticos fueron los que mayor aumento salarial obtuvieron, seguidos de construcción e insumos, y químico farma. Los que menos aumento de salarios registraron fueron las cajas de compensación, hotelería y turismo, y logística y transporte.

    De igual forma, la investigación concluyó que las únicas ciudades que superaron el promedio nacional del incremento salarial fueron Bogotá y Barranquilla, seguidas de Cali y Medellín, las demás ciudades estuvieron cercanas al 3,90%. Sin embargo, los resultados arrojaron que en todas las ciudades los incrementos salariales estuvieron por encima del IPC.

    Por otro lado, uno de los datos más destacados del estudio tiene que ver con el tipo de contrato que emplea a los colombianos. La investigación arrojó que la contratación directa disminuyó, en relación con el año pasado, del 65% al 55% y la contratación tercerizada incrementó del 14% al 22%.

    “Uno de los posibles factores que explican el incremento de la tercerización en relación a las cifras del año pasado, es el aumento de la generación de empleo en el país” Afirmó Lorenzo Ruíz, Director de la Investigación Nacional de Salarios de ACRIP.

    foto

    La investigación reunió estadísticas en cuanto al tipo de contratación, porcentaje de aumento en la remuneración de los colombianos por cargo, ciudad y sector, los beneficios que ofrecen las empresas a sus empleados, prácticas de remuneración fija, variable, bonos, incentivos y beneficios.


    Fuente: Dinero.com


    {backbutton}

  • Minería legal debe aportar al desarrollo y a la paz: Cante

    Mineria MartiEn el mediano plazo, podrán entrar en operación cerca de 85 contratos de concesión en el Huila, que en la actualidad se encuentran en fases de exploración, construcción y montaje.

    Diario del Huila

    Con  una mirada alentadora  al futuro de la  minería  Colombia, especialmente en el Huila,  el  nuevo Viceministro de  Minas Carlos Andrés Cante  Puentes, asegura  que este sector se convertirá  en pilar  fundamental  del desarrollo y el afianzamiento de la  paz .

     

     

    Cante , que  hace parte de la   cuota  opita en el   Gobierno  Nacional,   tiene el gran  el desafío  de liderar la Política Andina de lucha contra la minería ilegal  y un plan  de capacitación  de las autoridades regionales en  competencias para el control  de  la explotación ilícita.

    En diálogo con DIARIO DEL  HUILA,  el  funcionario  habló de sus compromisos   con la región   y de las líneas   gruesas    de su gestión  en ese  importante cargo.

     ¿Cuáles son sus principales retos al llegar al Viceministerio de Minas y Energía?

    Luego de revisar nuestras prioridades con mi equipo de trabajo, con el gobierno, con la industria, con los mineros y con las comunidades, tenemos unos retos principales que apuntan a una minería bien hecha que aporta al desarrollo y a la paz de Colombia. Nuestros principales retos son consolidar proyectos que beneficiarán a las regiones; consolidar la institucionalidad minera lo cual implica reforzar el diálogo a nivel local; promover el desarrollo minero y apoyar los proyectos estratégicos; posicionar el sector y que los colombianos conozcan los beneficios que trae la industria minera; y continuar con la implementación de  los programas de formalización minera para que los pequeños mineros obtengan el acompañamiento que les ayudará a mejorar sus estándares y prácticas.

     ¿Cómo está estructurado el plan de desarrollo del sector minero del país, y qué proyectos concretos hay para el departamento del Huila?

    Hoy contamos con una Política única e integral que es la “Política Minera de Colombia: Bases para la Minería del Futuro” que consta de 6 pilares estratégicos: la seguridad jurídica, la cual cuenta con un marco legal claro y estable para el desarrollo del sector; condiciones competitivas para la industria minera que permiten un eficiente desarrollo de la industria; confianza legítima que busca generar relación de mutua confianza entre el gobierno, el sector productivo y las comunidades mineras; gestión en infraestructura para la ampliación y modernización del transporte existente en el país; ampliar el conocimiento del territorio colombiano desde el punto de vista geológico-minero y los sistemas de información minera; y fortalecer la institucionalidad minera para mejorar los niveles de eficiencia de la autoridad minera en aspectos como tiempos de respuesta y agilidad en los trámites.

    Pero queremos ir más allá y lograr que todo esto suceda. Junto con la Unidad de Planeación Minero Energética (UPME) estamos elaborando el Plan Nacional de Desarrollo Minero, un mecanismo de seguimiento para que esta Política se haga realidad.

     ¿Cómo  están   definidos los planes de  caracterización y formalización    de  este  sector en  la región?

    En el marco del convenio que actualmente tenemos suscrito por cerca de $750 millones de pesos con la Corporación Autónoma Regional del Alto Magdalena – CAM en el departamento del Huila tenemos planeado caracterizar 280 Unidades de Producción Minera en la vigencia 2016, en los siguientes municipios: Aipe, Gigante, La Plata, Neiva, Paicol, Tesalia, Garzón, Yaguará, Altamira, Agrado, Campoalegre, Pitalito, Palermo, Santa María, Teruel y Rivera.

    En materia de formalización minera, buscamos formalizar en el Huila 20 Unidades de Producción Minera en la vigencia 2016 en los siguientes municipios: Neiva, Paicol, Palermo, Teruel, Santa María y Tesalia.

     ¿Cuáles son los ejes del plan de acción que ha puesto en marcha el Gobierno Nacional para combatir la minería ilegal?

    Dentro de las estrategias para el control a la explotación ilícita de minerales establecidas por el Gobierno Nacional, se han diseñado mecanismos de apoyo y trabajo a nivel nacional e internacional, en donde cada entidad, incluido este Ministerio, estamos aportando herramientas para apoyar este control.

    Se ha generado un marco normativo y se adoptó la Política Andina de lucha contra la minería ilegal, en el marco de la CAN, para crear herramientas de control a la explotación ilícita de minerales y en el transporte de la maquinaria pesada. Así mismo, hemos trabajado en el control de la comercialización de minerales, en el fortalecimiento y coordinación de la operatividad de control a la explotación ilícita de minerales; y en precisar que la minería informal no hace parte de la explotación ilícita de minerales. Cabe aclarar que los mineros informales desarrollan su labor productiva dentro del marco legal colombiano, solo que no cumplen con los estándares técnicos mineros, ambientales, sociales y económicos adecuados para el desarrollo de la actividad.

    Además estamos capacitando a las autoridades en región con competencias para el control a la explotación ilícita de minerales junto con Policía Nacional, Comando General de las Fuerzas Militares, Fiscalía General de la Nación, Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, Parques Nacionales Naturales, CTI, Agencia Nacional de Minería y Ministerio de Minas y Energía, brindando las herramientas técnicas, jurídicas y operacionales para ejercer el control de esta actividad ilícita.

     ¿Cómo avanza el plan de formalización de la pequeña minería y con qué recursos se cuenta para su desarrollo?

    Nuestro Programa de Formalización Minera busca que las comunidades mineras que vienen ejerciendo la actividad a pequeña escala trabajen bajo el amparo de un título minero y licenciamiento ambiental y que cumplan con condiciones de formalidad técnica, laboral, ambiental, social y empresarial.

    Entre el 2014 y 2015, en el Huila, suscribimos un convenio con la Corporación Autónoma Regional del alto magdalena – CAM por cerca de $778 millones de pesos para 9 municipios del departamento: Campoalegre, Pitalito, Garzón, Palermo, Teruel, Santa María, Rivera, Iquira y Tesalia. Este convenio tuvo como resultados la intervención y caracterización de un total de 109 Unidades de Producción Mineras; se identificaron 656 mineros en el proceso de caracterización; se capacitaron 301 mineros, en aspectos técnicos mineros, ambientales, sociales, jurídicos y empresariales; se realizaron 4 estudios especializados en temas relacionados a oro, arcilla, material de arrastre y mármol.

     ¿Qué convenios están  hoy vigentes con la autoridad ambiental?

    Actualmente, tenemos un convenio, por cerca de $750 millones de pesos con la Corporación Autónoma Regional del Alto Magdalena – CAM para caracterizar las Unidades de Producción Minera que se desarrollan su actividad en 16 municipios priorizados de: Aipe, Gigante, La Plata, Neiva, Paicol, Tesalia, Garzón, Yaguará, Altamira, Agrado, Campoalegre, Pitalito, Palermo, Santa María, Teruel y Rivera; y formalizar aproximadamente 20 Unidades de Producción Minera en los municipios de: Neiva, Paicol, Palermo, Teruel, Santa María y Tesalia.

    Igualmente, para el tema de formalización, tenemos este año un convenio con el SENA en dos municipios del Huila, Iquira y Palermo. También contamos con un convenio con el Banco Agrario para promover la bancarización y financiamiento de la pequeña y mediana minería y en el departamento del Huila ya iniciamos con este programa que beneficiará al sector.

    Para la reducción y eliminación de mercurio en la minería aurífera trabajé junto con el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible en la formulación y adopción de la Ley 1658 del 2013. Entre el 2013 y el 2014, durante la implementación de dicha norma, se identificaron en el Huila 799 barequeros en los municipios Yaguará, Tesalia, Iquira y Palermo, Campoalegre y Neiva, a los cuales se les brindó capacitación teórico práctica en temas normativos, ambientales, sociales y económicos.

     ¿El departamento del Huila podría mejorar en el futuro su participación en la liquidación de regalías? 

    Es importante tener en cuenta que el artículo 14 de la Ley 1530 de 2012 estableció que la liquidación de regalías es el resultado de la aplicación de las variables técnicas asociadas con la producción y comercialización de hidrocarburos y minerales en un periodo determinado, tales como volúmenes de producción, precios base de liquidación, tasa representativa del mercado y porcentajes de participación de regalía por recurso natural no renovable, en las condiciones establecidas en la ley y en los contratos.

    De tal forma, que las entidades territoriales mejorarán sus ingresos relacionados con la liquidación de regalías por la explotación de recursos naturales no renovables, cuando se dan las condiciones favorables en las variables que le afectan de manera directa y en tal sentido se ha de garantizar la producción o aumentar la explotación de esos recursos y por otra parte, que se den los aspectos propicios para la comercialización, entendidos como buenos precios de esos recursos y una  tasa de cambio favorable para esos períodos.

    Efectivamente, el departamento del Huila podrá mejorar su participación en las regalías, no solamente por las expansiones que indirectamente se darán con los principales proyectos en el país cuyo incremento en aporte de regalías se beneficiarán todas las regiones del país.

     ¿Es promisorio el devenir de la minería en el Huila?

    Eso es lo prevemos, porque  en el mediano plazo podrán entrar en operación cerca de 85 contratos de concesión que se localizan en este departamento y que en la actualidad se encuentran en fases de exploración, construcción y montaje, que seguramente incrementarán las actuales producciones mineras.

    Igualmente, este incremento en Regalías se podría sustentar en la posible entrada en operación de algunos bloques estratégicos de cobre y de oro que posee dicho departamento.

     

    Fuente: Diario del Huila / Jorge Parga Vanegas

     
  • Minería responsable y progreso en Nariño

    Es indudable que el desarrollo de la humanidad desde tiempos prehistóricos ha estado íntimamente ligado a la minería. La disponibilidad de cobre, estaño y hierro fue fundamental en las edades de Bronce y del Hierro, respectivamente. De igual forma, las revoluciones industriales se fundaron en la disponibilidad de metales y/o minerales (hierro, carbón, etc.) y la producción de acero.
     
    “La industria minera legal, bien llevada y responsable en lo social y ambiental genera numerosos puestos de trabajo, bienestar y además regalías”“La industria minera legal, bien llevada y responsable en lo social y ambiental genera numerosos puestos de trabajo, bienestar y además regalías”En décadas recientes la humanidad ha visto un desarrollo tecnológico sin precedentes y principalmente ligados a la fabricación masiva de dispositivos de uso diario, tales como teléfonos celulares, portátiles, televisores, luces LED, discos compactos (CD’s), etc., junto con medios de transporte limpios (autos híbridos y eléctricos) así como también generación de energía limpia como la eólica y solar, entre otros. La fabricación de estos dispositivos hubiera sido imposible sin la disponibilidad de metales y/o minerales provenientes de la industria minera.
     
    Por ejemplo en la fabricación de un celular se emplean 16 de los 17 elementos denominados tierras raras (Rare Earth Elements, en inglés), además de oro, paladio, arsénico, galio, cobre, plata, tungsteno, entre otros. Es más, una amplia variedad de metales o minerales son usados en la fabricación de equipos médicos (scanners, equipos de rayos X, etc.), en dispositivos para generación de energía y movilidad limpios (ej. paneles solares, desde bicicletas hasta autos híbridos) y aleaciones de niobio y tantalio se usan en la industria espacial y en la fabricación de superconductores.
     
    Al menos 155 libras (70 kg) de cobre se usan en la fabricación de un auto hibrido y una batería de auto eléctrico emplea litio y cobalto, además de una lista larga de otros metales. La industria de la construcción requiere de materias primas procesadas en grandes cantidades (hierro, cemento, ladrillo, asfalto, etc.) además de considerar los elementos usados en la produccion de fertilizantes y metales preciosos y gemas empleados en joyería (oro, plata, esmeraldas). Así es inevitable concluir que la comodidad que disfrutamos y avances tecnológicos de estos tiempos es dependiente de la disponibilidad de recursos minerales.
     
    La industria minera legal, bien llevada y responsable en lo social y ambiental genera numerosos puestos de trabajo, bienestar y además regalías. Estas últimas son un factor clave en el desarrollo del país, ya que con estas se financian proyectos de diferente índole, desde programas sociales (ej., primera infancia, restaurantes escolares, subsidios a segmentos sociales más desfavorecidos), educación (recursos para universidades y el SENA), construcción de vivienda de interés social, acueductos y hospitales hasta grandes obras de infraestructura que tanto necesitamos para insertar nuestra economía en el mundo moderno, tales como carreteras, aeropuertos y puertos marítimos/fluviales. Además, un porcentaje de las regalías nutre el presupuesto de las corporaciones autónomas regionales, entidades que velan por la protección del medio ambiente.
     
    Considerando que un depósito mineral es una anomalía de la naturaleza, el detectar su presencia es un reto técnico y la incertidumbre conexa es muy alta. Un proyecto minero bien llevado y dentro de un marco legal, ambiental y social toma fácilmente varios años de estudios e inversiones cuantiosas. Estudios varían desde aquellos exclusivamente técnicos (ej., geología, geoquímica, geofísica, perforaciones, metalúrgicos, etc.), pasando por estudios del orden económico (ej., estudios de pre-factibilidad y factibilidad) hasta ingenieriles (diseño y montaje de planta).
     
    Fácilmente pueden pasar entre 8 a 10 años de estudios antes de extraer la primera tonelada de material de mina, sin embargo la incertidumbre y riesgo son bien altos y solo el 0.1 % (1 en mil) de los proyectos terminan en mina. En Antioquia y a pesar de la fuerte oposición de grupos ambientalistas y algunas comunidades, hay ejemplos muy positivos que demuestran que proyectos con un fuerte compromiso social y ambiental pueden ser viables, destacando los proyectos Buriticá de Continental Gold y San Ramón de la empresa Red Eagle. Estos son proyectos después de inversiones multimillonarias están a punto de entrar en producción y cuentan con planes de estricto control ambiental y social, y sin duda van a traer prosperidad a las comunidades y van a generar regalías que beneficiarán a TODOS los Colombianos.
     
    En este contexto es ampliamente conocido que desde hace varios años en el Norte de Nariño y Sur del Cauca se ha venido gestado un movimiento antiminero, el cual se opone de manera rotunda y en muchas ocasiones violenta al desarrollo de cualquier actividad relacionada con la minería y a la inversión extranjera. Así, numerosos municipios de esta región ven a conformar un frente unido en contra de la minería argumentando que esta actividad va a destruir fuentes hídricas, el medio ambiente y afectar negativamente territorios con una vocación agrícola.
     
    Basado en mi propia experiencia es muy claro que esta posición se ha basado una desinformación malintencionada y manipulación perversa de las comunidades, al poner en el mismo plano la minería legal y bien llevada con la extracción ilegal. Esta última es causante de daños ambientales gigantescos e irreparables, además de no generar regalías, constituyéndose así como un saqueo de los recursos que nos pertenecen a todos.
     
    Esta situación ha llevado a la satanización de la minería lo que ha favorecido que grupos ambientalistas y otras fuerzas sin fundamento técnico o soporte científico encuentren asidero en esta región y así generar enclaves en el territorio donde no se puede desarrollar actividades de prospección y/o exploración. Por el hecho de ver geólogos observando rocas y colectando muestras la gente asume que la apertura de una mina es inminente, lo cual es completamente falso.
     
    Es ampliamente conocido que nuestro departamento tiene una vocación eminentemente agrícola y que de esta noble actividad derivan el sustento numerosas familias en el campo. Sin embargo, esta es una economía de sustento y es muy claro que en nuestro campo la pobreza es una constante que ha prevalecido por décadas, esto en gran parte por el abandono por parte de los gobiernos del orden departamental y nacional. La pobreza y la falta de empleo digno y por ende el hambre motivan a que la gente se dedique a actividades ilícitas (ej. cultivos ilícitos), al delito o migren a las ciudades a engrosar aquellas legiones dedicadas al subempleo o al “rebusque”. Nuestro departamento tiene un enorme potencial en varios frentes ampliamente reconocidos como el turismo, pero también lo tiene en recursos minerales, lo que permanece prácticamente inexplorado.
     
    Es indudable y de eso estoy convencido, que en ciertas regiones de nuestro departamento donde reina la pobreza la minería bien llevada y con un estricto control ambiental y con compromiso social puede convertirse en un factor de progreso a través de la generación de fuentes de trabajo y regalías. Es muy viable que en una región puedan convivir actividades agrícolas, de ganadería y la minera. Hay muchos mitos usados por los ambientalistas y antimineros que pueden ser fácilmente desvirtuados. Actualmente los procesos metalúrgicos no hacen uso de elementos tóxicos como mercurio o cianuro, además los volúmenes de agua usados por una mina son mínimos y las aguas son tratadas antes de ser vertidas a las corrientes.
     
    Como nariñense estoy muy preocupado de que la postura radical y agresiva de estas comunidades esté truncando el desarrollo de nuestra región. Por la magnitud de los proyectos, la inversión extranjera se hace necesaria, pero las reglas de juego las deben poner las comunidades. Francamente, no veo como el ecoturismo o actividades agrícolas a pequeña escala vayan a generar recursos que tanto se necesitan para el desarrollo de nuestra rezagada región y más aun considerando que una etapa de posconflicto necesitara de la generación de fuentes de trabajo digno. Aquí es donde veo que la minería puede entrar a jugar un papel decisivo en el desarrollo económico y social de nuestro departamento.
     
    POR: JORGE BENAVIDES
     
  • Minería: más Estado = más inversión

    En América Latina se suceden los conflictos sobre temas ambientales o territorialesEn América Latina se suceden los conflictos sobre temas ambientales o territorialesBloqueos de carreteras o de ríos amazónicos por poblaciones erizadas contra inversiones inmensas —mineras o petroleras— percibidas como peligrosas para su territorio o sus ríos son parte del paisaje de hoy. La experiencia latinoamericana reciente va demostrando que los Estados no aciertan aún a saber qué hacer frente al conflicto social contra ese tipo de proyectos de inversión. Mientras prevalecen prácticas básicamente reactivas, no asoman aún políticas públicas preventivas adecuadas.
     
    El viejo dogma de muchos neoliberales de que “a menos Estado, más inversión” no es cierto; se demanda y espera de un Estado fuerte y eficiente —con razón— en áreas críticas como la seguridad o la infraestructura. O en la administración de justicia, para resolver conflictos o perseguir el delito. Tradicionalmente se espera, sin embargo, que el Estado “no se meta” en la ejecución de los procesos de inversión pero tiene que hacerlo.
     
    El sector primario exportador (minería y petróleo, en particular) ha sido decisivo en el crecimiento económico latinoamericano de más del 80% en el lapso 2004-2014. También en la disminución de la pobreza; por ejemplo, la población pobre en Perú bajó del 49% (2005) al 23% en 10 años. Al enfriarse la economía global y disminuir dramáticamente los precios de los minerales y el petróleo, las perspectivas económicas latinoamericanas se ven ensombrecidas y estos logros amenazados. Pero hay otro fantasma que pone en riesgo muchos proyectos de inversión: la conflictividad social. Esta sube como la espuma y no se tiene siempre una visión panorámica de algo que no es aislado sino generalizado. El Observatorio de Conflictos en América Latina ha detectado 215 conflictos en 19 países sobre temas ambientales o territoriales vinculados a la inversión minera y petrolera.
     
    Sería una simplificación reducirlos a que son “obra de agitadores” omnipresentes; equivocado, también, no dimensionar la seriedad del problema sin desarrollar nuevas prácticas y políticas públicas. Hay evoluciones en la dinámica social y en las propias empresas que tienen que ser entendidas y atendidas. Si antes la conflictividad en el sector extractivo se daba, ante todo, en el terreno laboral/sindical, ahora gira alrededor de temas ambientales y territoriales.
     
    Sin negar que en ocasiones hay “incentivadores” políticos a favor del conflicto, el hecho de fondo es que hoy la población está más y mejor informada, tanto de algunas pasadas experiencias de inversión desastrosas como de sus derechos actuales. Que incluyen, entre otros, la obligación internacional de “consulta previa” establecida en el Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo. Hay que anotar que de los 22 Estados que son parte del Convenio, 14 son latinoamericanos. Ninguno puede escapar a esta obligación.
     
    Muchas empresas trasnacionales no han permanecido impermeables y tienen establecidas políticas institucionales sobre “licencia social” impensables hace algunos años. Los estallidos que han bloqueado muchos proyectos han dado la pauta para apuntar a evitar el conflicto y, para lograr, buscar mitigar el impacto de la inversión estableciendo buenas prácticas de relación con las comunidades desde las primeras fases de la inversión.
     
    En esto el actor crucial es el Estado. Las prácticas y políticas públicas avanzan a distintos ritmos sin haber “redondeado” aún en ningún país en algo replicable a los demás. Se está, por el momento, más ante una suma de experiencias en las que se va haciendo “camino al andar”, al decir de Machado. Es decir, con políticas e instituciones públicas abocadas no siempre están claras, recursos presupuestales y profesionales muy modestos y serios límites en su despliegue territorial.
     
    Mientras el Estado no pase de su actual tímido papel a desempeñar una efectiva función de garantizar y conducir los procesos de diálogo y consulta, penderá la incertidumbre sobre los futuros —e indispensables— proyectos de inversión que permitan mantener el crecimiento económico y la reducción de la pobreza.
     
     
    DIEGO GARCÍA-SAYAN
     
    Fuente: elpais.com
     
  • Mineros de Íquira exportan el mejor oro de Colombia

    Mineros De Quira Desde lo más profundo de las montañas de Íquira, occidente del Huila, extrajeron el oro con el que elaboraron la Palma de Oro del pasado Festival de Cannes.
     
    Oro (ético), extraído y procesado por los socios de la Cooperativa Agrominera de Íquira, la única en Colombia conformada por mineros artesanales, legalmente constituidos.
    Hoy son un orgullo para el país, pues de todas partes del mundo están llegando a conocer la experiencia de estos campesinos que en el año 2004 decidieron unirse y aunar esfuerzos por obtener los títulos mineros y apostarle a la minería responsable.
     
    No dudan en decir que el oro que explotan de sus tierras, reposa en las mejores casas de joyas de Francia, Inglaterra, Suecia, entre otras y que por cada kilo de oro exportado obtienen un premio de cuatro mil dólares.
     
    Todo esto debido a la certificación Fairmined, otorgada por la Alianza por la Minería Responsable(ARM), la cual da fe que el oro explotado en zona rural de Íquira, es un proceso justo y que el metal precioso de ahí es extraído por mineros artesanales de pequeña escala certificados bajo el estándar Fairmined.
     
    El metal precioso junto con las actividades diarias del campo les está dando al sustento directo a más de 66 personas todas oriundas de la región.
     
    Las oficinas de la Cooperativa quedan en el centro poblado de Pacarní, a 20 minutos de Íquira y desde hace un mes están estrenando sede que por muchos años estuvo ubicada en una humilde vivienda.
     
    Y desde allí la secretaria, quien está debidamente uniformada e identificada es la encargada de atender y guiar aquellos inquietos como nosotros por el tema de la minería responsable.
     
    LA NACIÓN, llegó hasta lo más profundo de las minas y conoció de cerca el proceso de extracción del preciado metal, desde que sale en pequeñas rocas que a simple vista pasan desapercibidas hasta que es procesada en las gigantescas plantas de beneficio en el que después de un proceso de 15 días, se puede ver el producto.
     
     
    José Ignacio Pérez Valenzuela, representante legal de la Cooperativa Agrominera de Íquira, explica que la Cooperativa fue creada por un grupo de personas que decidieron apostarle a la minería y agricultura.
     
    Fue así que el 4 de abril de 2004, fueron legalmente constituidos, para la fecha 11 mineros artesanales se convirtieron en socios de la Cooperativa Agrominera de Íquira
    En un principio solo fueron 11 socios, hoy tienen 31, están 100 por ciento legalizados y cuentan con el apoyo de varios países, que ven en esta pequeña empresa un ejemplo mundial de minería legalmente responsable.
     
    “Fuimos creciendo y mostrando lo que tenemos, países como Francia, Inglaterra, Estados Unidos, Holanda, Canadá, Suiza, Noriega, Bolivia y Perú, nos reconocen, tienen los ojos puestos en nosotros”, comenta con alegría José Ignacio.
     
    Desde hace dos años han tenido el acompañamiento de la empresa Alianza por la Minería Responsable (ARM), la cual viene asesorándolos, en el tema minero y ambiental, mirando cómo trabaja la cooperativa y cuál es el manejo de los proyectos y compromisos adquiridos.
     
    La certificación
     
    “Cumplimos con muchos requisitos de varios estándares que manejan.  Nos hicieron una auditoria y de 200 requisitos que ellos exigían para el estándar que manejan, nosotros cumplíamos con 189. Vieron que estábamos organizados y comenzaron a visibilizarlo a nivel internacional”, narró.
     
    Otras empresas a nivel internacional que trabajan con la minería y que llevan mucho más tiempo en el mercado que los mineros de Íquira, han comenzado a pedir asesorías.
     
    “Todos estos países han querido venir a pedirnos asesoría, a conocer las minas, las plantas, los asociados. Haciendo miles de preguntas de cómo nos asociamos, qué tiempo llevamos formalizándonos.
     
    Debido a todos estos compromisos que se han cumplido lograron una certificación de ‘oro verde o limpio’, lo que les ha servido para hacer las exportaciones directamente.
     
    Logrando que el oro sea vendido con un sobreprecio por encima del local, fuera de eso reciben un premio de 4 mil dólares por cada kilo que se venta.  
     
    Del campo a la mina
     
    Hace más de 50 años, varios moradores de la región sabían que existía el oro, se encargaron de hacer las primeras exploraciones de la manera más artesanal y las nuevas generaciones se han encargado de tecnificar y llevar a la legalidad la extracción de este metal precioso.
     
    Oro que hoy hace parte del anaquel del director francés Jacques Audiard ganador de la Palma de oro del Festival de Cannes, estatuilla elaborada por la prestigiosa joyería Chopard con el oro de los mineros artesanales de Íquira.
     
    A pesar de ser un grupo pequeño de socios, la minería que hoy realizan poco a poco la han ido tecnificando, ahora cuentan con las plantas de beneficio, compresores, perforadoras, y explosivos.
     
    “Fue difícil llegar a ese momento de concientizarnos de qué queríamos hacer, cada uno estaba dispuesto a trabajar por su cuenta. Cómo empresa nos tocó organizarnos y cumplir los reglamentos”, indicó el representante legal.
     
    La Cooperativa, tiene concesionada un total de 374 hectáreas con 1.125 metros. Hasta el momento solo han realizado un 30 por ciento de explotación.  
     
    “Ser legal es algo que lo compromete mucho a uno, hubo personas que no querían unirse para evadir compromisos. Hoy en día hay personas de esas que ya se han asociado a la cooperativa al ver el crecimiento que se ha tenido”, comentó.
     
    En crecimiento
     
    La cooperativa tiene actualmente 33 socios y alrededor de 300 familias se benefician hoy de la minería, entre dueños, empleados y profesionales, pues cuentan con ingenieros de mina, geólogos, asesores jurídicos, contadores y ambientalistas.
     
    Según ellos, en este momento están generando 69 empleos directos, organizados con todas las prestaciones de ley.
     
    Impacto ambiental
     
    José Ignacio, reconoce que en su momento fue duro mitigar la contaminación, pero a través de muchas capacitaciones buscaron darle una solución de raíz a este problema.
     
    El principal problema ha sido el de los residuos estériles (rocas de las minas que no tienen valores), no cuentan con la infraestructura para depositarlos.
     
    Explica que la mayoría de estos desechos los están depositando en las vías para mejoramiento. Sin embargo, algunas no cuentan con las condiciones acordes para depositar el material.
     
    “Estamos trabajando en el proyecto de una planta de triturado para llevar todo el material y así darle una mejor disposición. Una de las tareas que tenemos es conseguir el lote. Hay unas conversaciones con el dueño de un terreno a ver si podemos concretar el negocio. Lo importante es que esté cerca al pueblo”.
     
    Planta de beneficio
     
    Grandes tanques son los encargados de almacenar parte de los químicos que se utilizan para lograr arrebatarle el oro a la roca una vez convertida en lodo.
     
    Sistema que ha ayudado a mitigar la contaminación en un 98 por ciento ya que en estas plantas no se hacen vertimientos, son circuitos cerrados. Pasaron de un 100 por ciento de utilizar mercurio a un cinco por ciento.
     
    En contra
     
    La historia de Luis Alfredo González, socio de la Cooperativa y concejal del municipio de Íquira, se remonta a los años 65 y 70 cuando su padre supo de la presencia del preciado metal en las montañas de las cuales era dueño.
     
    “Tenía el conocimiento que existía una minería subterránea y fue así que en el año 1999 comenzamos a explorar de nuevo. Fue para estas fechas cuando nació el boom de la minería. Yo fui un crítico de estas prácticas, pero la inestabilidad financiera con los cultivos me llevó a replantear otras formas de sustento”, habló.
     
    Fue así que Luis Alfredo, decidió hacer parte del trabajo de la minería, en el año 2005, ya existía la Cooperativa Agrominera, y fue allí donde se vinculó hasta el día de hoy.
    “Estamos trabajando día a día como empresa, hemos avanzado bastante. Hoy estamos por encima de otras asociaciones que nos están tomando como ejemplo. Uno aprende cosas buenas y cosas malas, pero siempre implementamos las buenas”, expuso.
     
    De acuerdo con González, el tema de la minería tiene en el imaginario de la gente que esta es una gran depredadora del medio ambiente.
     
    Sí miramos otros los municipios de Colombia donde se practica este trabajo, la contaminación es grave en ríos, quebradas, humedales, ya que no tiene un control más técnico.
     
    “Somos pioneros de algunas prácticas muy sencillas, como las de no hacer vertimientos, a través de la utilización de unos tanques sedimentadores en el que se clarifica el agua y vuelve a ser reutilizada. Método que les ha dado buen resultado, y todo el lodo que queda también adquiere valores, obteniendo químicamente el oro”.
     
    Algunas de las maquinarias han sido suministradas por el Banco Interamericano de Desarrollo BID, y el Ministerio de Minas.
     
    “Quienes compraban antes el oro lo fundían con el mercurio el cual se iba al medio ambiente, hoy tenemos un aparato llamado retorta que a base de calor se deposita la amalgama, recogiendo el mercurio en un recipiente con agua para que no se expanda al medio ambiente y así volverlo a reutilizar”, explicó a LA NACIÓN, Luis Alfredo.
     
    Producción  
     
    El año pasado la Cooperativa Agrominera de Íquira, tuvo una producción de 36 kilos de oro, para el mes de diciembre se hizo la primera exportación de 1.200 gramos de oro de 24 quilates.
     
    En lo corrido del 2015 han exportado 6.788 gramos de oro.
     
    “La explotación aún es muy baja, estamos tratando de conseguir un proyecto de repotencialización de la energía para la zona minera ya que es deficiente. Por eso no se puede desarrollar mucho la explotación, la idea es tener una buena energía para comprar equipos, ascensores y taladros”.
     
    Las minas están a lo largo de tres veredas vecinas -todas cubiertas por cafetales casi verticales- en las que sobresalen las compuertas que dan entrada a los estrechos laberintos de túneles que serpentean hasta 300 metros bajo tierra, siguiendo el camino de las vetas de oro que relucen como estrías sobre la piedra gris.
     
    Internacionalización
     
    “Tenemos un estándar de calidad el cual no dice que estamos haciendo las cosas bien. Queremos seguir exportando. Entre más ventas tengamos, más recursos nos entran, buscaremos cómo devolverle a la tierra lo que nos ha prestado”.
     
    Y es por eso que buscando devolverle a la naturaleza lo que les ha prestado, la Cooperativa compró varias hectáreas de selva virgen cerca de las minas declarándola reserva forestal.
     
    Lugar en el que la mayoría de las minas se encuentran en la vereda El Cedro, Damitas, Buenos Aires y San Luis.
     
    Minas como La Milagrosa, San Roque, San José, El Silencio, El Filón, Cipriana, La Unión, Higuerón, Santa Ana, Sata Martha y El Túnel, hacen parte de la Cooperativa Agrominera de Íquira.
     
    “Hace dos meses nos visitaron representantes de la moneda extranjera de la Reserva Federales. Se fueron muy contentos de ver de donde era extraído el oro con que son elaborados sus productos”, explicó Luis Alfredo.
     
    James Pérez Alarcón, es otro de los socios y dueño de la mina la Milagrosa, en la cual trabajan desde hace 11 años.
     
    Pérez, reconoce que estar legalmente constituidos les ha generado mucha tranquilidad a la hora de trabajar, pues estar así les ha ayudado a internacionalizarse y ser reconocidos.
     
    Fuente: la nación.com.co
     
  • Ministerio de Minas y Energía expidio normas técnicas aplicadas a la minería

    Minerales En Mano1El MME expidió la Resolución No. 40600 del 27 de mayo de 2015, con la que se adoptaron nuevas normas técnicas oficiales - especificaciones técnicas para la presentación de planos y mapas aplicados a la minería, ahoralos proponentes y titulares mineros cuentan con una nueva herramienta de carácter metodológico y de orientación técnica para la presentación y entrega de la documentación e información, y de la misma manera los funcionarios o autoridad no podrán realizar mas exigencias que los criterios, principios y reglas allí consignadas.

    La anterior expedición tuvo como soporte lo dispuesto en el artículo 67 del Código de Minas, el cual determina el deber de establecer de manera detallada los requisitos y especificaciones de orden técnico minero que deban atenderse en la elaboración de los documentos, planos, croquis y reportes, relacionados con la determinación y localización del área objeto de la propuesta de contrato de concesión, así como de los documentos e informes técnicos que se deban rendir por parte de los titulares mineros.

    El objetivo principal de esta reglamentación, es facilitar la evaluación y aprobación de los documentos técnicos por parte de la autoridad minera, en especial lo relacionado con la presentación del Programa de Trabajos y Obras (PTO), y darle claridad al concesionario minero para la presentación de acuerdo a unos estándares previamente definidos por el Ministerio de Minas y Energía, con lo cual de ninguna manera se pretende desconocer que el sector minero ya contaba con unas normas técnicas para la presentación de dichos documentos, sino que precisamente se hace necesario actualizarlas para contar con mayores instrumentos que faciliten la actividad minera en nuestro país.

    De esta manera se establecen los estándares para la presentación del Programa de Trabajos y Obras  (PTO), en el cual se incluyen el Plan Minero de Explotación, el Plan de Obras de Recuperación Geomorfológico Paisajistico y Forestal, y el Plan de Cierre de Explotación y Abandono de los Montajes, y es en este último, en el cual se hace referencia a que se deben tomar en consideración las condiciones antes de la explotación, es decir, las lineas base ambientales, durante el desarrollo de la actividad, la finalización de la explotación minera y el uso posterior del suelo, determinando la estrecha relación que debe tener con el Plan de Recuperación Geomorfológico, es decir que debecorresponder a la información presentada en el Estudio de Impacto Ambiental (EIA) del Instrumento de Manejo y Control aprobado por la autoridad ambiental para el desarrollo del proyecto minero.

    La expedición de este acto administrativo, se realizo gracias al trabajo que realizó y lideró el Ministerio de Minas y Energía, con participación de otras entidades como el Instituto Geográfico Agustin Codazzi, ajustandose a los requerimientos nacionales, y considerando estándares y normas internacionales, con lo cual se busca enmarcar la actividad minera dentro de una terminología única para el sector. Así mismo se busca su difusión y consulta a través de Sistema de Información Minero.

    Con lo anterior se modificaron las normas técnicas que estuvieron vigentes para la presentación de planos desde el año 2003, con el Decreto 3290, con lo cual el gobierno nacional pretende hacer mas eficiente la evaluación por parte de las autoridades mineras, actualizando dichas normas e incluyéndolas a esquemas internacionales, con lo cual nos permite asociar la actividad minera a parámetros claros y exigencias mayores que harán sin duda fortalecer cada vez más el sector, iniciando por lograr la presentación de documentos técnicos más robustos que sean realmente concebidos para el desarrollo de proyectos analizados y estudiados para su ejecución  por parte de los titulares, y que permitan mejorar la supervisión de cada uno de los títulos mineros otorgados.


    Por: Paisminero.co / CP- MME

  • MinMinas y Banco Agrario firman convenio para seguir apoyando e impulsando la pequeña minería bien hecha

    Mina Boyaca1 El Ministerio de Minas y Energía firmó convenio con el Banco Agrario de Colombia con el fin de financiar proyectos de pequeños mineros con el acceso a créditos con una tasa de interés inferior a la que ofrece actualmente el mercado, dentro del Programa de Formalización Minera.
     
    "Con recursos del Ministerio de Minas y Energía se apoyará a los pequeños titulares mineros del país en que puedan obtener créditos más baratos con el Banco Agrario de Colombia. Gracias a este convenio el Ministerio dará un beneficio de 3 puntos porcentuales a los créditos de pequeña minería que sean aprobados en el marco del convenio", afirmó el Ministro de Minas y Energía German Arce Zapata.
     
    Solo podrán acceder a estos préstamos las personas naturales o jurídicas que realizan explotaciones mineras en pequeña escala de producción y que cuentan con un título minero o estén amparados como beneficiarios de subcontratos de formalización minera y cuenten con un instrumento ambiental vigente, entre otros.
     
    Por otro lado, el Viceministro de Minas, Carlos Andrés Cante explicó las características generales de los créditos que serán apoyados económicamente por el Ministerio de Minas y Energía, "estos créditos estarán dirigidos a pequeños mineros y solo pueden ser destinados exclusivamente a inversiones que les permitan mejorar y modernizar las unidades de producción minera. El monto máximo de los créditos que recibirán el beneficio en tasa será hasta $500 millones".
     
    Los pequeños mineros que puedan acceder a estos créditos se verán beneficiados ya que se le aplicará una tasa de interés inferior en tres puntos porcentuales a la tasa de interés remuneratorio que la entidad financiera fija ordinariamente a préstamos similares.
     
    "Entre el 2017 y el 2018 el Ministerio podrá financiar hasta $ 2 mil millones, lo que significa que se podrán apalancar créditos hasta por $ 30 mil millones para pequeña minería", aseguró Cante Puentes.
     
    El Banco Agrario de Colombia, en convenio con el Ministerio, podrá otorgar estos préstamos con tasa compensada a los solicitantes que cumplan los requisitos y el tiempo del crédito no podrá superar los 5 años.
     
    "De esta forma vamos apoyar e impulsar la pequeña minería a través de unos créditos asequibles, con unas mejores tasas de interés que les permitirá hacer una minería bien hecha, para el beneficios de ellos y de sus comunidades",  concluyó el Ministro Arce Zapata.
     
    Cabe recordar que a la fecha ya se han aprobado 8 créditos a pequeños y medianos mineros en proceso de formalización en el Huila, Magdalena, Antioquia, y Boyacá por la suma de $4.490 millones a mineros de carbón y de materiales de construcción.
     
    Por: Paisminero.co / CP- MME
  • Mirada Política Al Sector Minero

    Senador Robledo Congreso ACMLos precandidatos presidenciales Alejandro Ordoñez,  Carlos Holmes Trujillo, Iván Duque y Jorge Enrique Robledo compartieron sus posiciones frente a los retos de la minería en nuestro país. Seguridad jurídica, consultas populares, inversión, rentabilidad y el modelo de negocio fueron algunos temas tratados en este panel. 

    Para el exprocurador Ordoñez un tema central de la discusión es la seguridad jurídica y administrativa, “hay una permanente modificación de las reglas de juego, son numerosas la sentencias tanto de constitucionalidad como de las acciones constitucionales de tutela y acciones populares que por su carácter confuso y ambulatorio terminan afectando la actividad minera”, sostuvo además que se hace necesario crear jueces especializados en materia minera y ambiental, ya que hay un desconocimiento del tema por parte de los servidores judiciales. “Se debe fortalecer la institucionalidad tanto para obligar el cumplimiento de las normas como para dar garantías al sector”. Y agregó que “es necesario pensar en desmontar nuestro actual sistema tributario, la presión fiscal que soporta el ciudadano es increíble”.

    De otro lado Carlos Holmes Trujillo los temas esenciales relacionados con el sector minero son aumentar la inversión para el sector y lograr seguridad jurídica, “hay gran preocupación por la consulta popular y el uso de los mecanismos constitucionales para resolver los conflictos con el sector, este es un tema de política económica y así se debe abordar”.  Señaló que es necesario volver a puntualizar las competencias de la Corte constitucional y evitar su desbordamiento, invitó también a revisar y precisar los convenios con la OIT en materia de consultas populares. “El liderazgo presidencial en la industria minera es muy importante, a la minería todo el mundo la ataca, todos le piden y nadie la protege, soy un convencido de que no apoyar al sector minero es darle alas a la ilegalidad y a la minería criminal.” Y añadió: “es necesario mantener un escenario permanente de concertación con el sector y diálogo con las autoridades regionales liderado por el presiente tanto en la definición seguimiento e implementación de las medidas, también hay que generar mejores condiciones de inversión como el tema de obras por impuestos.”

    El senador Iván duque habló del futuro del sector minero desde la perspectiva actual.

    Hay que precisar que cuando se habla de la minería se tiene que hablar de distintas minerías, hay minería de subsistencia, minería informal, minería ilegal y gran minería, si queremos desarrollar nuestro potencial debemos abordar el tema desde sus diferentes ángulos. Tenemos un problema serio de informalidad, hay un ahogo tributario del sector minero, hay también incertidumbre jurídica e institucional, se desarrollan procesos consultas y licenciamientos con un gran costo y después pueden ser revocadas por consulta popular, hay activismo jurídico contra el sector”. Dijo el senador Duque. También propuso acciones en temas como información, reglas de juego claras y transparentes, tener una ventanilla única para trámites y procedimientos mineros, habló del fortalecimiento de la pequeña minería e incentivos de inversión para la gran minería.

    El senador Jorge Enrique Robledo sostuvo que los temas de discusión alrededor de la minería han venido transformando la realidad de la actividad, “hace años el tema del medio ambiente era menor y hoy hay unas discusiones y unas realidades devastadoras de la minería, también hay otra idea de progreso”, dijo. Insistió en que no se puede seguir viendo a la pequeña minería como una  amenaza al sector, dijo que al país le conviene tener una clase media fuerte haciendo minería y cumpliendo los estándares ambientales y sociales, haciendo las cosas bien. Habló el senador Robledo de que “no se puede imponer la minería, el uso del subsuelo sobre los habitantes del suelo, debe haber una minería respetuosa del medio ambiente, se debe ser capaz de hacer la minería en buenas condiciones, bien hecha, pagando regalías e impuestos.” En su análisis el senador robledo dijo que “el peor problema del proyecto minero en el modelo económico es que no se ve a la minería como un sector que le aporte al agro sino que lo sustituye, no podemos ser un país que viva solo de la minería, puede haber minería pero hacerla bien como en todas las actividades industriales y el agro”.

    Fuente: ACM / Congreso Nacional de Minería

  • Níquel, la nueva preocupación para el sector minero del país

    Niquel ManoEl lunes la cotización de este mineral, que aporta el 1 por ciento de las regalías que recibe Colombia, llegó a su nivel más bajo desde marzo de este año. La producción nacional ha caído 17 % en el 2014.

    A la intensa caída de los precios del carbón y del oro, que en los últimos 20 meses ya acumulan una desvalorización de 19 y 20 por ciento, respectivamente, se suma una nueva preocupación para el sector minero del país: la cotización del níquel.

    El lunes, este mineral se transó en la Bolsa de Metales de Londres a un precio promedio de 14.775 dólares por tonelada, lo que representa una caída de 20 por ciento, con relación a la cotización promedio del tercer trimestre del año (18.561,44 dólares por tonelada).

    De acuerdo con la agencia de noticias Bloomberg, la caída en los precios de este mineral, utilizado principalmente para la producción de acero inoxidable, se debió a los bajos pronósticos de crecimiento de China.

    Esa pérdida de dinamismo del gigante asiático es un tema particularmente problemático para los productores de níquel y ferroníquel del mundo, dado que en este país se concentra el mayor consumo del mineral.

    De hecho, el 28,8 por ciento del ferroníquel que se despachó desde Colombia hacia los mercados internacionales en el tercer trimestre tenía como destino ese país.

    Pero, además, en un informe publicado la semana pasada por el Ministerio de Minas y Energía de Colombia, se explica que la caída del precio también se debe a la acumulación de existencias, al ingreso de nuevos proyectos y a la ampliación de minas ya existentes, lo que ha aumentado la oferta en un entorno en el que la demanda crece a menor ritmo. “También se ve la reducción de la demanda de acero inoxidable y una menor demanda de níquel, que se reemplaza por el empleo de chatarra como materia prima para la producción de acero”, explica además el informe.

    EL IMPACTO LOCAL

    A Colombia la caída del precio la afecta de dos maneras: por un lado, las exportaciones de este mineral, que en agosto ascendieron a los 59,68 millones de dólares FOB, representan el 1,2 por ciento del total de las ventas externas.

    El ferroníquel es el séptimo producto de exportaciones del país, así que una caída en la cotización reduce las ganancias por cada tonelada exportada.

    Además, este sector genera el 1 por ciento de las regalías que recibe el Estado por cuenta de las industrias extractivas (minería y petróleo), de acuerdo con datos del Sector de Minería a Gran Escala, que está integrado a la Asociación Colombiana de Minería.

    Precisamente, el presidente ejecutivo de este gremio, Santiago Ángel Urdinola, señaló, que la caída en los precios es una preocupación grande.

    “Las proyecciones no muestran recuperación en el corto plazo y los análisis de prospectiva de organismos internacionales, como el Banco Mundial, muestran que para los próximos años los precios continuarán su tendencia decreciente”, explicó.

    Al problema del precio se le suma una caída en la producción, que en el periodo enero-septiembre reportó 17,08 por ciento menos que durante los mismos trimestres del año anterior.

    Los cálculos del Ministerio de Minas estiman que, así las cosas, este año la producción podría oscilar entre 41.000 y 42.000 toneladas, lo cual significa una caída con relación a las 49.320 toneladas extraídas en el 2013.

    “La industria se encuentra realizando esfuerzos para mantener su competitividad, pero requiere del apoyo institucional y una acción coordinada entre sector público y privado para mantener y viabilizar los proyectos mineros en el país”, señaló el presidente ejecutivo de la Asociación Colombiana de Minería.

    Cerro Matoso, operada por BHP Billiton, es la única mina de níquel que tiene el país.

    LEJOS DEL MÁXIMO HISTÓRICO

    En el 2007, los precios del níquel alcanzaron una cotización histórica que está cada vez más lejos de la realidad actual. Ese año la tonelada del mineral se cotizó en promedio en 38.968 dólares.

    Sin embargo, tras la crisis financiera del 2008, los precios cayeron, a tal punto que la cotización promedio registrada en el 2009 fue de 14.644 dólares por tonelada, un nivel cercano a lo que se registra por estos días en la Bolsa de Minerales de Londres.

    De acuerdo con analistas del sector, de no presentarse un repunte en la demanda de China y de mantenerse altos los inventarios del sector, difícilmente se logrará alcanzar nuevamente las altas cotizaciones registradas hace siete años.

    Fuente:Portafolio.co

    {backbutton}

  • Nuevo Decreto para Fiscalización Minera

    Fiscalizacion MLos pequeños mineros recibirán apoyo para implementar los planes de mejoramiento resultantes de su informe de fiscalización.
     
    MinMinas, Bogotá, D.C., 13 de enero de 2016. El Gobierno Nacional presenta el Decreto No. 2504 en el que se establecen los lineamientos para realizar la fiscalización minera y el acompañamiento a los títulos de pequeña minería que se encuentren en el programa de formalización y los subcontratos de formalización de todos los tipos minería en todo el territorio nacional. 
     
    “Estamos buscando un sector minero ordenado y competitivo. Es así, como estamos convencidos de que la mejor manera de lograrlo es haciendo un seguimiento exhaustivo y riguroso de los procesos mineros en todo el territorio. Con este nuevo decreto podremos aumentar nuestra capacidad operativa para realizar la fiscalización de manera que podamos elevar los estándares de la minería en el país”, aseguró el Ministro de Minas y Energía, Tomás González Estrada.
     
    El nuevo decreto define los criterios para realizar la fiscalización de acuerdo con la etapa en que se encuentre el título minero; y diferenciando las labores en la fiscalización realizada a los títulos de pequeña minería y Subcontratos de Formalización Minera.
     
    Como elemento novedoso, este acto administrativo establece la elaboración de unos planes de mejoramiento para la pequeña minería, así como para los Subcontratos de Formalización Minera, con el fin de garantizar el cumplimiento de las mejores prácticas de exploración y explotación minera, planes que, en su formulación podrán contar con el apoyo y acompañamiento del Gobierno Nacional.
     
    La Viceministra de Minas, María Isabel Ulloa, agregó “estamos dispuestos a brindarle apoyo a los pequeños mineros. Por eso, estos planes de mejoramiento contarán con un acompañamiento permanente por parte del Gobierno Nacional, con el fin deque el minero cumpla de una manera efectiva y eficaz los requerimientos y recomendaciones señalados en el informe de fiscalización”
     
    Adicionalmente, en el decreto se exige a la autoridad minera presentar un plan de acción anual, en el cual se deben establecer las visitas que se realizarán el año siguiente a todos los títulos mineros. Este plan debe priorizar los Proyectos de Interés Nacional – PIN y Proyectos de Interés Nacional Estratégicos – PINES, para verificar el cumplimiento de las obligaciones de carácter económico y los volúmenes de producción de estos proyectos que deberán visitarse al menos dos veces al año.
     
    Por último, también se deberá dar prelación a los títulos mineros que presenten alto riesgo de accidentalidad por condiciones de inseguridad minera y, los títulos cuyos beneficiarios sean pequeños mineros que estén en los programas de formalización minera adoptados por el Ministerio de Minas y Energía; estos deberán ser visitados por lo menos dos veces al año.
     
     
    Por: Paisminero.co / CP - MME
  • Opinión – Minería y petróleo: oportunidad de desarrollo

    Sector Minero EnergeticoLas industrias extractivas como la minería y el petróleo han creado una paradoja para el desarrollo económico. Con algunas excepciones, los países con abundantes recursos naturales tienen un desempeño económico y un índice de desarrollo humano, en promedio, menor al de países que carecen de estos. De hecho, hay quienes han acuñado el término de ‘la maldición de los recursos naturales’ para referirse a esta situación. 

    Según Michael Porter, los sectores de minería y petróleo representan alrededor del 5 por ciento del PIB global, y 3 de las 10 empresas más grandes del mundo pertenecen a estos sectores, generando millones de empleos. Sin embargo, menciona Porter, entre los países que ocupan los primeros 50 puestos en el Índice de Desarrollo Humano de las Naciones Unidas, solo hay dos con una alta dependencia de la producción de minerales y combustibles. Por otro lado, existe evidencia que demuestra que en Colombia, desde el inicio de este milenio se han multiplicado las luchas sociales relacionadas con la extracción de petróleo, carbón y oro.

    No obstante este contexto, los colombianos debemos ver a estas industrias como una verdadera oportunidad de desarrollo. En lugar de señalar, juzgar y rechazar esta actividad, debemos abrazarla para construir un proyecto nacional estratégico de largo plazo en torno a las industrias extractivas. Como lo concluye una publicación financiada por la Fundación Avina, y realizada por Edgar Bejarano, “convertir a la minería –y demás industrias extractivas– en una oportunidad de creación ética de riqueza y dignidad humana es el gran reto de Colombia y América Latina en el siglo XXI”.

    Para lograr esto, este sector no se puede ver como un simple generador de renta para el Gobierno Nacional, los gobiernos locales, las comunidades y las empresas privadas. Existe una corresponsabilidad de todos los actores para posicionar a estas industrias como uno de los principales motores de crecimiento económico inclusivo. Una de las barreras para ello ha sido la perversa relación que se ha generado entre los diferentes actores a nivel local en varias regiones del país, promoviendo la dependencia sobre estos sectores y limitando la expansión de sus libertades económicas. 

    Tanto Gobierno como empresas privadas deberían direccionar cada vez más las inversiones sociales en la consolidación del tejido empresarial local, conformado principalmente por micro, pequeñas y medianas empresas, las cuáles tienen el potencial de generar mayor empleo. Una manera de hacerlo es invirtiendo en programas de desarrollo empresarial para proveedores locales, para que, por un lado, cumplan con los estándares de proveeduría de los operadores de los campos petroleros y las minas, y por otro, diversifiquen su portafolio de productos y servicios, se expandan a más sectores y regiones, disminuyendo su dependencia de estos ramos y asegurando su sostenibilidad en el largo plazo.

    Un caso ejemplar de esta práctica es el que ha liderado Equión en Casanare, donde ha invertido en el fortalecimiento de varios de sus proveedores locales, quienes han logrado crecer con otros clientes, en otros sectores y en otras regiones. Gracias a este tipo de iniciativas, ante el fin de las operaciones de Equión en Cusiana, parte de sus proveedores locales que crecieron con ellos, seguirán generando empleo debido a su diversificación. Este es un ejemplo que vale la pena seguir para contribuir a que las industrias extractivas se conviertan en una oportunidad de desarrollo local.

    Fuente:portafolio.co / José Mauricio Cano G. – Gerente de Fundes en Colombia

  • Opinión: ¿De la minería abstente?

    Consulta PopularPor: MOISÉS WASSERMAN

    Presentarle a la gente una disyuntiva entre vida o petróleo es falso y tendencioso

    Hace apenas tres años, una de las locomotoras de la economía colombiana era la minería. Hoy parece ser el diablo. Nos cuentan que la producción petrolera se desplomó, y estamos ya lejísimos de la meta del millón de barriles diarios. Las reservas probadas retrocedieron a niveles inferiores a los que teníamos hace nueve años. La inversión extranjera directa cayó de 3.000 millones de dólares en el 2009 a algo más de quinientos en el 2015.

    Otras explotaciones mineras están igualmente amenazadas y desprestigiadas. Consultas populares en 11 departamentos del país van a afectar gravemente la actividad. Yo francamente sospecharía de votaciones que se deciden con mayoría del 97,9 por ciento. Presentarle a la gente una disyuntiva entre vida o petróleo es falso y tendencioso.

    El rechazo a la minería se generalizó. Los políticos lo usan como plataforma para ganar votos. Quienes debían liderar la opinión se han vuelto esclavos acríticos de ella. También en el área académica, infortunadamente, se convirtió en un pecado grave defender la actividad minera. Los geólogos ya se avergüenzan de reconocer su profesión, y solo son llamados como conferencistas aquellos que declaran su adhesión a la posición políticamente correcta.

    Pero se necesita. Colombia es un país de 50 millones de personas, el mundo ya tiene 7.500 millones. Sin energía, colapsaría en una gran tragedia. Algunos demagogos hablan de energía eléctrica con contaminación cero. O son falsos o no han aprendido a sumar. Eso no existe. La más limpia sería la energía nuclear, pero quien se opone a explotar petróleo en su territorio se opondrá más aún a albergar una planta nuclear. La hidroeléctrica es muy conveniente, pero ya nadie quiere aceptar una represa. Hablan en forma abstracta de energía solar o eólica, pero no se dan pasos para concretarla (al menos en el país), y se omiten hechos como que los paneles solares requerirán la minería de materiales sofisticados y la disposición de residuos complicados, o que los molinos de viento son caros y generan problemas en el flujo de aves migratorias, produciendo aislamiento de ecosistemas.

    Algo similar ocurre con otras minerías. Sin embargo, todos vivimos en casas construidas con ladrillos de arcilla, con cemento, con refuerzos de hierro, ventanas de vidrio y marcos de aluminio. Cocinamos con gas o con electricidad (porque si lo hiciéramos con leña, ya habríamos quemado la Amazonia). Incluso, los más ecólogos de entre nosotros usan carros y aviones. Pareciera que la minería se reconoce necesaria, pero con tal de que se haga en otro lado. No es la actitud heroica que nos quieren vender.

    Una realidad de a puño es que la intervención humana no se puede hacer a costo cero. Otra es que hoy en día, el daño no se puede evitar absteniéndose de actuar, a menos que estemos de acuerdo con una reducción poblacional dolorosa. Muchos de los ataques a la minería usan el argumento de que enriquece a unos pocos. Habría que considerar también que cuando un bien se vuelve escaso, se encarece, y los primeros en dejarlo de adquirir serán los más pobres.

    Sin duda, hay problemas. Unos son inherentes a la naturaleza misma de la actividad, pero muchos provienen de mala regulación y control. Entonces, es eso lo que hay que arreglar. Si una actividad lucrativa se prohíbe, se vuelve ilegal, con mayor dificultad para su control, con costos ambientales superiores y sin obligación de restauración.
    Aunque suene paradójico, la solución de los problemas tecnológicos se encuentra solo en más y mejor tecnología. Yo esperaría de la comunidad científica propuestas de solución. Con explotaciones legales es posible moderar el impacto. Abstenerse, a estas alturas del juego, no es una opción viable.

    Fuente: Eltiempo.com / 

  • Opinión: ¿Nos quieren condenar a pobres?

    Aunque en términos comparados, Colombia ya no es un país pobre sino uno de ingresos medianos, aun hay un número enorme de personas que viven bajo la línea de pobreza. La pobreza empezó a disminuir desde hace quince años, cuando se empezaron a recoger los frutos de las políticas de seguridad, inversión y política social de la administración Uribe. Pero en febrero de este año las cifras muestran que no sólo se frenó la disminución de la pobreza sino que por primera vez en tres lustros, hubo un aumento de dos décimas, del 27,8 al 28%, y de seis en indigencia, del 7,9 al 8,5%. Es decir, mal contados casi tres de cada diez colombianos es pobre y uno más es indigente.
     
    Colombia ya no es un país pobre sino uno de ingresos medianos, aun hay un número enorme de personas que viven bajo la línea de pobreza.Colombia ya no es un país pobre sino uno de ingresos medianos, aun hay un número enorme de personas que viven bajo la línea de pobreza.Para disminuir la pobreza se requieren muchas acciones combinadas. Foco y eficacia en el gasto social, transparencia, sostenibilidad económica y medio ambiental, entre otras. Pero antes, y como condición indispensable, se requieren ingresos, se necesita generar riqueza, para poder después hacer el gasto social focalizado.
    Así las cosas, son inexplicables tanto las decisiones en materia de minería y petróleo de la Corte Constitucional como la indiferencia y la parálisis del Gobierno. La Corte ha decidido, una vez más, cambiar su jurisprudencia y emitir sentencias irresponsables, que no sólo no prevén su impacto económico sino que además son ignorantes y van en contra del bien común.
     
    En efecto, so pretexto de amparar los derechos de las comunidades, la Corte ha extendido sin límite los mecanismos de participación popular de las comunidades, incluso en casos como el de Marmato, para impedir el desalojo de mineros ilegales ordenado por otros tribunales. O el de Puerto Bolívar, donde ordena la revisión de la licencia ya concedida de ampliación del puerto del Cerrejón.
     
    Las decisiones de la Corte han convertido la consulta con las “comunidades”, incluso en donde el Ministerio del Interior ha certificado la inexistencia de poblaciones indígenas y afro, en el obstáculo más difícil para el desarrollo. Para rematar, la Corte se niega a definir de una vez y para siempre los términos exactos en que se deben realizar tales consultas y los efectos de las mismas.
     
    Hace apenas unos días, por ejemplo, en la Colosa se realizó una consulta popular en que se votó, con amplísima mayoría, contra el desarrollo del proyecto aurífero en esa región. A hoy nadie está muy seguro sobre cuáles son las consecuencias de esa votación.
     
    Pero las preguntas están ahí: ¿puede un país como el nuestro renunciar a las 30 millones de onzas de oro que hay enterradas? ¿O al carbón o al petróleo o el gas? ¿Puede la voluntad de unos cuantos miles estar por encima de la de millones? ¿Qué debe primar: el interés de unos o el bien común? Yo no tengo dudas: Colombia no puede darse el lujo de dejar bajo tierra miles y miles de millones de dólares, indispensables para sacar de la pobreza a quince millones de personas.
     
    Y sí, por supuesto, debe protegerse el medio ambiente, cuidarse el agua y buscar soluciones alternativas para aquellos que puedan verse afectados. Está probado alrededor del mundo que es posible hacer minería, extracción de petróleo y gas con responsabilidad y sostenibilidad medio ambiental. Colombia no sólo tiene el derecho de hacerlo, sino el deber. Dejar enterradas la soluciones para sacar de la pobreza a millones no es sólo un pecado sino un acto miserable.
     
    Rafael Nieto Loaiza Rafael 
     
    Abogado socioeconomista, especializado en derecho constitucional e internacional y derechos humanos. Fue viceministro de Justicia.
     
    Elpais.com.co
     
  • Opinión:El engaño en Cajamarca

    Cajamarca y la consulta popular, dejaron contra la espada y la pared el futuro del desarrollo económico en Colombia y la advertencia desde ya, de una reforma tributaria aún más agresiva que la de este 2017, a cuentas de las posibles demandas internacionales, el temor de la industria minera LEGAL y el freno a un sector que según cuentas de la ANM, aportó algo más de 10 billones de pesos en regalías, desde el 2010 hasta la fecha.
     
    Proyecto La Colosa - CajamarcaProyecto La Colosa - CajamarcaLa polémica crece con los días, ya no es un problema de Anglogold Ashanti, y la extraordinaria cifra de 28 millones de onzas de oro en la Colosa (con un precio promedio de onza 1246,2 USD) es un problema de todas las compañías mineras que están en este país, escondidas detrás del “no me ven”.
     
    Hemos pasado por alto desde el sector minero, el difícil momento que estamos atravesando y muchas compañías no despertaran y exigirán sus derechos adquiridos, hasta el día que un ambientalista basado en datos sin argumentos, en supuestos, o ficciones creadas con chismes de corredores o auspiciados por un político, salga a mover las masas con el argumento del “si al agua no al oro”, para suspender y declinar la viabilidad de una fuente de empleo e ingresos para el país.
     
    El populismo se tomó las ideas técnicas y científicas, vale más el concepto de un revoltoso con miras a las elecciones, con el fácil discurso de la destrucción y la afectación al agua, sin contar con un mínimo de credibilidad ingenieril, que la realidad de un país que ya no vive del agro, con la industria de capa caída, y la carga impositiva doblegando el espíritu de cualquier emprendedor.
     
    Lo que la Colosa deja de aportar en REGALÍAS al país, equivale en palabras del geólogo senior de exploración Mauricio Valencia Marín, “ a lo que nos clavaron con esta reforma tributaria: 6.2 billones de pesos”.
     
    Sobraría para darle hasta los tuétanos, a la corrupción rampante y galopante que se erige con bustos de mal gusto en cada rincón de Colombia, gastándose lo que se paga en regalías, que eliminan del panorama, lo importante que es la industria extractiva.
     
    Hoy el debate se concentró entre, el derecho consolidado que deja un título minero debidamente otorgado (no a dedo como lo han querido manifestar muchos “críticos” de la minería) y el derecho constitucional, que genera el constituyente primario al salir a votar con un triunfo arrasador y sin precedentes.
     
    Sin duda ENGAÑARON al ciudadano en Cajamarca.
     
    En Colombia, un título minero es, un derecho que otorga el Estado a un particular, a través de un acto administrativo inscrito en el Registro Minero Nacional, con el cual se otorga el derecho exclusivo y excluyente, para realizar labores de exploración y explotación en el suelo y subsuelo colombiano. (Desde ley 20 de 1969, Decreto 2655 de 1988 y Ley 685 de 2001)
     
    Lo que se vislumbra en esta explicación, es que un título minero es un derecho en concreto, “NO ES UNA MERA EXPECTATIVA” como algunos colegas juristas, han tratado de insinuar sin conocimiento y de manera irresponsable.
     
    En nuestro sistema jurídico minero, cuando hablamos de “mera expectativa” nos referimos en otrora, a las solicitudes de licencias, o en nuestro actual código de minas, a las propuestas de contrato de concesión minera.
     
    NO EXISTE en Colombia, jurisprudencia que determine que el título minero, es una mera expectativa en si mismo, es un derecho que se otorga al particular, el cual debe tener una serie de requisitos técnicos geológicos y ambientales, para poder desarrollar actividades extractivas, estos son: Programa de Trabajos y Obras, y licencia ambiental. (previa presentación del Estudio de Impacto Ambiental).
     
    Sin embargo, no tener estos dos estudios no es sinónimo de una mera expectativa hablando jurídicamente, la expectativa para quien tiene un título minero, es simplemente económica, pero señalar que el Estado puede revocarlo simplemente por ser expectativa, desconoce no solamente los principios de contratación estatal, sino también, lo señalado en la misma constitución política de Colombia, en relación a la prioridad de la utilidad pública. (La minería constitucionalmente es una utilidad pública).
     
    En si, el contrato de concesión minera es un derecho desde el momento de su inscripción en el Registro Minero Nacional, y consolida un deber del Estado, en cumplir con lo pactado, si el particular, cumple con cada requisito técnico y legal; no es a discreción ni selectivo.
     
    Al ciudadano le dijeron, que si votaba NO, desparecería la COLOSA, y esto no es cierto, desde el punto de vista jurídico minero, lo decidido operará al futuro, no al pasado, por lo que una vez el Concejo de Cajamarca emita el Acuerdo aceptando la decisión popular, que fue viable según el Consejo de Estado, aún con una pregunta que no fue clara para la población, quedará absolutamente prohibido presentar nuevas propuestas de contrato de concesión minera en el área del municipio, pero los títulos mineros ya otorgados, no podrán ser revocados.
     
    De ser revocados, nos esperarán no solo una, sino varias demandas internacionales, que no alcanzará ni toda la papa, ni la yuca ni el maíz, para responder por nuestros actos irresponsables, de entregarle al populismo, a las mentiras y a la falta de lógica técnica, el futuro de un país que necesita la minería para sobrevivir. @juancaval
     
    Juan Cardona Valerrama
     
     
    Minuto30.com
  • Para recuperar la inversión, minería pide certeza jurídica

    Como todos los empresarios reunidos en su congreso anual, los mineros, que tratan de ganar un espacio en la comunidad, presentaron su pliego de peticiones al presidente Santos. En medio del evento se anunció que Continental Gold acaba de vender el 19 % de sus acciones a la Newmont Mining Corporation por cerca de US$25 millones, para impulsar la explotación de oro en el municipio antioqueño de Buriticá.
     
    Solicitan una reforma al Sistema General de Regalías que permita que con esos recursos se fortalezca la inversión en las regiones.Solicitan una reforma al Sistema General de Regalías que permita que con esos recursos se fortalezca la inversión en las regiones.Aprovechando la presencia del mandatario de los colombianos, el presidente de la Asociación Colombiana de Minería (ACM), Santiago Ángel Urdinola, le recordó los puntos de la agenda revelada en la sede del Gobierno Nacional hace unas dos semanas. (Lea: El espaldarazo de Santos al sector minero)
     
    Entre las estrategias para recuperar la inversión en un sector que recibe dardos desde todos los costados, la industria minera espera una importante participación en sus áreas de influencia para desarrollar obras por impuestos, como quedó contemplado en la reforma tributaria, pero hasta el momento el sector desconoce la forma de participación. Se requiere una reglamentación de la norma, sostiene Ángel. Los CERT piden una reforma al Sistema General de Regalías, sobre todo “en algunos de los mecanismos que permitirán fortalecer la inversión en las regiones”, dice el informe.
     
    Asimismo piden implementar mecanismos para elevar la competitividad y reglamentar la participación ciudadana y la protesta social respetando los derechos de los terceros. El dirigente gremial recomienda al Gobierno una mayor certeza jurídica con normas para compatibilizar el uso del suelo y el subsuelo, reglamentación de la consulta previa, lucha contra la explotación ilícita de minerales y aclarar aspectos relacionados con la restitución de tierras.
     
    El gremio está enfocado en desarrollar estrategias para “mejorar la reputación y la percepción de nuestro sector”, dice el presidente de la asociación.
     
    La minería bien hecha
     
    A estas peticiones del gremio minero se unió un grupo de alcaldes de Santander del área de influencia del páramo de Santurbán. “Permítanos hacer lo que hemos hecho durante 462 años, que es minería. Hoy estamos invitando a la ciudadanía a que firmemos un pacto por la defensa del páramo de Santurbán con una minería bien hecha y así proteger las fuentes hídricas, pero permitir el desarrollo social y local que tanto estamos necesitando”, señala el comunicado respaldado por varias de las alcaldías santandereanas de la provincia de Sotonorte. Los mandatarios municipales pidieron a las organizaciones “ajenas a nuestra región abstenerse de hacer manifestaciones donde asumen una presunta representación y se arrogan la defensa de nuestros derechos y de nuestros territorios”, dice el manifiesto.
     
    La directora de la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales (ANLA), Claudia González, dijo que tanto su entidad como las CAR tienen la obligación de garantizar el desarrollo sostenible. Señaló que “uno de los retos importantes que tienen las empresas es lograr la articulación con las comunidades para hacerlas autosostenibles, sin hacerlas dependientes de la actividad minera”, para que cuando se acaben o disminuyan los recursos las comunidades sigan dependiendo de su actividad productiva.
     
    El gobernador de Antioquia, Luis Pérez Gutiérrez, indicó que cuando la Continental Gold descubrió las reservas de oro, el número de habitantes creció de manera desmesurada y empezó llenarse la zona del mineros ilegales. Entonces “Buriticá pasó de ser un municipio pacífico, en donde no pasaba ni el tiempo, a convertirse en un lugar donde no había sino droga, prostitución y muchos delitos”. Hasta el grupo delincuencial clan Úsuga “se metió. Llegó a tener una mina con mil personas registradas y les pagaban seguridad social y sacaba cerca de US$100 millones anuales de oro en la zona”. Pérez dijo que a su llegada a la administración tomaron la decisión de intervenir esa región y los resultados ya muestran otra cara.
     
    POR:  Jorge Sáenz V
     
    ELESPECTADOR.COM
  • Para recuperar la inversión, minería pide certeza jurídica

    Como todos los empresarios reunidos en su congreso anual, los mineros, que tratan de ganar un espacio en la comunidad, presentaron su pliego de peticiones al presidente Santos. En medio del evento se anunció que Continental Gold acaba de vender el 19 % de sus acciones a la Newmont Mining Corporation por cerca de US$25 millones, para impulsar la explotación de oro en el municipio antioqueño de Buriticá.
     
    Solicitan una reforma al Sistema General de Regalías que permita que con esos recursos se fortalezca la inversión en las regiones.Solicitan una reforma al Sistema General de Regalías que permita que con esos recursos se fortalezca la inversión en las regiones.Aprovechando la presencia del mandatario de los colombianos, el presidente de la Asociación Colombiana de Minería (ACM), Santiago Ángel Urdinola, le recordó los puntos de la agenda revelada en la sede del Gobierno Nacional hace unas dos semanas. (Lea: El espaldarazo de Santos al sector minero)
     
    Entre las estrategias para recuperar la inversión en un sector que recibe dardos desde todos los costados, la industria minera espera una importante participación en sus áreas de influencia para desarrollar obras por impuestos, como quedó contemplado en la reforma tributaria, pero hasta el momento el sector desconoce la forma de participación. Se requiere una reglamentación de la norma, sostiene Ángel. Los CERT piden una reforma al Sistema General de Regalías, sobre todo “en algunos de los mecanismos que permitirán fortalecer la inversión en las regiones”, dice el informe.
     
    Asimismo piden implementar mecanismos para elevar la competitividad y reglamentar la participación ciudadana y la protesta social respetando los derechos de los terceros. El dirigente gremial recomienda al Gobierno una mayor certeza jurídica con normas para compatibilizar el uso del suelo y el subsuelo, reglamentación de la consulta previa, lucha contra la explotación ilícita de minerales y aclarar aspectos relacionados con la restitución de tierras.
     
    El gremio está enfocado en desarrollar estrategias para “mejorar la reputación y la percepción de nuestro sector”, dice el presidente de la asociación.
     
    La minería bien hecha
     
    A estas peticiones del gremio minero se unió un grupo de alcaldes de Santander del área de influencia del páramo de Santurbán. “Permítanos hacer lo que hemos hecho durante 462 años, que es minería. Hoy estamos invitando a la ciudadanía a que firmemos un pacto por la defensa del páramo de Santurbán con una minería bien hecha y así proteger las fuentes hídricas, pero permitir el desarrollo social y local que tanto estamos necesitando”, señala el comunicado respaldado por varias de las alcaldías santandereanas de la provincia de Sotonorte. Los mandatarios municipales pidieron a las organizaciones “ajenas a nuestra región abstenerse de hacer manifestaciones donde asumen una presunta representación y se arrogan la defensa de nuestros derechos y de nuestros territorios”, dice el manifiesto.
     
    La directora de la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales (ANLA), Claudia González, dijo que tanto su entidad como las CAR tienen la obligación de garantizar el desarrollo sostenible. Señaló que “uno de los retos importantes que tienen las empresas es lograr la articulación con las comunidades para hacerlas autosostenibles, sin hacerlas dependientes de la actividad minera”, para que cuando se acaben o disminuyan los recursos las comunidades sigan dependiendo de su actividad productiva.
     
    El gobernador de Antioquia, Luis Pérez Gutiérrez, indicó que cuando la Continental Gold descubrió las reservas de oro, el número de habitantes creció de manera desmesurada y empezó llenarse la zona del mineros ilegales. Entonces “Buriticá pasó de ser un municipio pacífico, en donde no pasaba ni el tiempo, a convertirse en un lugar donde no había sino droga, prostitución y muchos delitos”. Hasta el grupo delincuencial clan Úsuga “se metió. Llegó a tener una mina con mil personas registradas y les pagaban seguridad social y sacaba cerca de US$100 millones anuales de oro en la zona”. Pérez dijo que a su llegada a la administración tomaron la decisión de intervenir esa región y los resultados ya muestran otra cara.
     
    POR:  Jorge Sáenz V
     
    ELESPECTADOR.COM
  • Pequeños comercializadores serían eximidos del Rucom

    Esmeraldas ColombianaLa Agencia Nacional de Minería (ANM) propuso en un proyecto de resolución que los que utilicen poco mineral no tengan que registrarse.

    Esta semana la Agencia Nacional de Minería (ANM) publicó en su página web un proyecto de resolución donde establece algunas excepciones para presentar el Registro Único de Comercializadores de Minerales (Rucom).

    El documento está disponible para comentarios, es decir que aún no es definitivo.

    La propuesta es que las empresas que utilicen como materia prima o para consumo pequeños volúmenes de piedras preciosas, semipreciosas, minerales metálicos, carbón, materiales de construcción y arcilla no deberán presentar el registro ante las autoridades.

    Por ejemplo, los joyeros que utilicen menos de dos kilos de oro, 40 kilos de plata o 300 gramos de platino, por año calendario, no deberán registrarse en el sistema.

    Para las esmeraldas, el límite se fijó en 100 salarios mínimos al año (64,4 millones de pesos), por las particularidades de estas gemas, cuyo valor no está ligado a su peso.

    Mientras tanto, las empresas o personas naturales que utilicen minerales para actividades distintas a la venta tampoco deberán registrarse, siempre y cuando no superen las 600 toneladas por año, para el carbón, y los 720 metros cúbicos por año para materiales de construcción y arcillas.

    La propuesta de resolución también indica que, en todo caso, las empresas que sean requeridas por las autoridades deberán demostrar la procedencia lícita del mineral, con el trámite del certificado de origen.

    El presidente de Fedesmeraldas, Óscar Baquero, señaló que la propuesta está siendo analizada por el gremio, pero que considera que, en principio, las cifras indicadas muestran que la resolución busca darle un alivio a la minería de subsistencia.

    Hasta el miércoles 10 de junio estará publicada la propuesta para correcciones.


    Fuente: Portafolio.co

  • Pequeños mineros de Antioquia a un paso de la legalidad

    Foto: BIOREDD+ de USAIDFoto: BIOREDD+ de USAIDPequeños mineros de Caucasia, Cáceres, Tarazá, Zaragoza, Remedios, Segovia y Buritica se encuentra en la recta final de la ruta de legalización de sus unidades de producción minera. La Secretaría de minas de la Gobernación de Antioquia, en tiempo record, evalúo técnica y jurídicamente los documentos que se entregaron el pasado 2 de diciembre y emitió en los últimos días, la resolución solicitando los requerimientos a los Planes de Trabajo y Obras - PTOs, los cuales se entregarán en el transcurso de esta semana.
     
    Las primeras seis (6) minas que llegan a su etapa final del proceso hacen parte del grupo de 43 que la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional USAID a través de Programa BIOREDD+ viene apoyando en la formulación de los Planes de Trabajo y Obras – PTO y los Estudios de Impacto Ambiental o Planes de manejo Ambiental.
     
     
    Algunos propietarios de las unidades de producción minera en reiteradas ocasiones habían intentado sin éxito este proceso, sin embargo atendieron nuevamente el llamado de la Secretaría de Minas de la Gobernación de Antioquia y el Programa BIOREDD+ de USAID, quienes unieron esfuerzos humanos y recursos para agilizar trámites y procedimientos y brindar acompañamiento directo al pequeño minero para que realice una minería legal, social y ambientalmente responsable.
     
    Es importante mencionar que los propietarios de este primer grupo de minas (Buena Suerte, Operminco, El Rayo, Puerto Escondido, Tenerife y Compañía Minera Piamonte)y las otras 37 que avanzan en este proceso recibieron capacitación por parte del Programa BIOREDD+ de USAID en temas como legislación minera ambiental, seguridad industrial y normatividad empresarial hecho que les ha permitido optimizar sus prácticas extractivas, reducir el uso de mercurio y disminuir el impacto ambiental.
     
    Por: Paisminero.co
     
    {backbutton}
  • Perú: Minería, motor de desarrollo

    Mineria RespLa minería responsable es una fuente de riqueza que ha permitido al Perú lograr los niveles de desarrollo más importantes de su historia. Se trata de un motor dinámico que goza de una sinergia vital con otras actividades económicas, alcanzando un efecto dominó positivo que beneficia a las poblaciones aledañas a los proyectos de extracción y favorece al país en su conjunto. De allí la relevancia del flujo de capitales al sector minero para continuar esa senda de progreso.
     
    El Ministerio de Energía y Minas ha destacado, por ejemplo, que la inversión minera en la macrorregión sur ya supera los 4,000 millones de dólares, todo un récord que convertirá a esa zona del país en el polo de desarrollo más relevante en el esquema de expansión contemplado en el Plan Nacional de Diversificación Productiva.
     
    De hecho, este instrumento tiene previsto que los minerales extraídos puedan ser industrializados y así obtener un valor agregado que generará mayores recursos para el país, dejando de lado esa matriz de nación exportadora de materias primas y evolucionar a un modelo exportador de partes y piezas para la transformación mundial.
     
    Es evidente que esta inversión ya concretada dinamizará la economía, particularmente en aquellas regiones que han generado condiciones adecuadas para la atracción de capitales, tal como lo ha adelantado el titular de Energía y Minas, Eleodoro Mayorga. Eso ocurre precisamente con el sur, donde el Gasoducto Sur Peruano podrá complementarse con proyectos mineros como Tía María, lo que generará un significativo impacto en la economía regional y nacional.
     
    La macrorregión sur –conformada por Arequipa, Cusco, Madre de Dios, Puno, Moquegua y Tacna– se ha visto favorecida no solo por la inversión en la extracción de metales, sino también por el canon minero, y ha recibido 9,061.37 millones de nuevos soles entre 2009 y el primer semestre de este año, de acuerdo con un informe elaborado por la Cámara Nacional de Comercio, Producción y Servicios (Perucámaras).
     
    Tales cantidades tienen perspectivas de aumento porque los proyectos mineros cuentan con una importante cartera de inversiones. Así, a mayo de 2014, se estima que en el sur hay esquemas extractivos ascendentes a 20,893 millones de dólares, repartidos en 16 proyectos que se encuentran o iniciarán operaciones hasta 2017. Y por el lado de la macrorregión centro, la proyección para este año alcanza los 26,840 millones de dólares, cantidad más que relevante para el necesario impulso de la economía, a fin de seguir mejorando los indicadores macroeconómicos.
     
    Como responsable de promover la inversión en el país, el Poder Ejecutivo también asume el compromiso de velar por una industria minera responsable con el entorno natural, de tal forma que las poblaciones no resulten afectadas por la actividad. Para ello, trabaja en el diseño de un reglamento que facilite las inversiones y que también proteja el derecho de la gente a un ambiente sano y equilibrado, sin riesgos de daño ecológico ni en perjuicio de los recursos naturales.
     
    Fuente: elperuano.com.pe
  • Pongámonos el casco por la minería bien hecha

    Mineria Ilegal BajocaucaPor: Silvana Habib Daza / Presidenta de la Agencia Nacional Minera
     
    La extracción ilegal es la enemiga del medio ambiente
     
    Trabajar en el sector minero en un país como Colombia envuelve altas dosis de sacrificio, enorme capacidad de resiliencia, firmeza, serenidad, paciencia, imperturbabilidad, impasibilidad, aguante y todo lo que sea una entereza total de ánimo.
     
    Es como si el espíritu férreo de los mineros, que a diario perforan la tierra, los mismos que con sus rostros llenos de polvo escapan al miedo a las alturas o a las profundidades, nos llenara cada día de fuerzas para pensar en la minería. Como si su valor, resistencia y vigor invitaran a ponernos las botas para trabajar, y el casco para pensar en una “Colombia Minera”.
     
    Poniéndolo en términos mineros, es como si el tenor de nuestro sector no se desgastara, sino que por el contrario la industria le sacara brillo a su entereza, y quilates a sus problemas. Y es que no es para menos: más de 350 mil personas se dedican directamente a labores mineras legales en el país y más de un millón se favorecen por encadenamientos productivos con origen minero.
     
    La industria minera ha generado importantes beneficios para el país y las regiones. Este sector es el 2 % del PIB nacional y aportó más de 8 billones de pesos en regalías desde 2012, una contribución importante a los ingresos del Estado y a los presupuestos de inversión en las regiones, en temas como salud, educación, agua potable y saneamiento básico. Hoy estamos en un momento histórico en el que la minería y sus regalías, son igualmente una oportunidad para la paz. Por medio de estos recursos podemos financiar gran parte de las estrategias que necesitamos para construir un nuevo país, nuestra industria extractiva puede ser la veta para la financiación de nuestro nuevo comienzo. Sin embargo, y pese a la labor incansable, ininterrumpida, y comprometida de quienes conforman la institucionalidad minera, la industria extractiva legal o minería bien hecha, ha sido golpeada injustamente y de manera continua por la falta de información, o peor aún, por la desinformación. En Colombia existen actualmente 8.971 títulos mineros vigentes, equivalentes al 3,9 % del territorio, unas 4,4 millones de hectáreas, de las 114 millones que tiene el país. De esas, solo 2 millones están en explotación, y unas 500 mil están intervenidas. Esa es la verdad oficial en cifras sobre minería legal en nuestro país, nada que ver con el monstruo de la megaminería con que quieren estigmatizar al sector en muchas regiones del país.
     
    Igualmente muchas de las teorías contra el sector y quienes lo integramos, afirman que la minería legal es enemiga del medio ambiente, a lo cual también le cabe una gran dosis de desinformación, pero ninguna explotación minera legal puede funcionar sin el permiso de la Autoridad Ambiental, lo que implica que tampoco se hacen labores mineras donde ellos a su vez lo prohíban, respetando las fuentes hídricas y los ecosistemas. La minería legal es una actividad fiscalizada y regulada por el Estado.
     
    Además del desconocimiento y del oscurantismo antiminero, la actividad extractiva legal tiene otros grandes y poderosos enemigos como la explotación ilícita de minerales, un delito al que equivocadamente le han llamado “minería” ilegal. Cada día las empresas mineras legales pierden espacio y capital frente a este atroz delito, al tiempo que el Gobierno deja de recibir ingresos que serían fundamentales para la puesta en marcha de programas sociales, infraestructura o educación de millones de niños y niñas. La explotación ilícita no es minería. La minería es una actividad productiva que trae desarrollo para el país. La explotación ilícita de minerales es un delito que trae pobreza, contaminación y problemas sociales a las regiones.
     
    Ignorar el flagelo de la explotación ilícita es ignorar que sus ganancias son en gran parte el dinero que deja de percibir el Estado por impuestos y regalías, es ignorar que son fuente de empleo informal que incluye explotación laboral y trabajo infantil, es ignorar que financian en muchos casos organizaciones al margen de la Ley. La explotación ilícita no es otra cosa que el robo de los recursos al Estado. Nos están robando a todos.
     
    El otro reto en este aspecto es combatir la tolerancia a estas prácticas, especialmente en municipios productores de oro y piedras preciosas: sin el concurso de la comunidad, y una cultura de la legalidad, la lucha contra este flagelo y todos los mecanismos que impulsemos como gobierno, van a ser infructuosos.
     
    Debemos cerrarles la “bocamina” a quienes vienen a saquear las riquezas de nuestro subsuelo. El Gobierno a través del Ministerio de Minas y Energía, articulado con las demás entidades del Estado, viene desarrollando procesos de formalización para los pequeños mineros. Formalizar a quienes vienen haciendo históricamente minería artesanal, tradicional, y de hecho, es el camino para ser incluyentes con aquellos que quieren hacer las cosas bien, aportar al país y crecer como empresarios. No podemos permitir que la explotación ilícita le robe el protagonismo a la minería bien hecha. Vamos a seguir en pie de lucha contra este delito. La Fuerza Pública viene dando golpes contundentes, pero paralelamente como institucionalidad minera vamos a seguir hablando, construyendo, acompañando y apoyando al sector minero legal. A los colombianos, los invito a ponerse el casco por la minería bien hecha, una industria que aporta diariamente para el bienestar, progreso y desarrollo de las regiones.
     
    * Presidenta de la Agencia Nacional Minera
     
    Fuente: Elespectador.com
  • Presidente de la Asociación Colombiana de Minería: ''Debacle minero se abre camino''

    La carga tributaria, la caída en los precios de las ‘commodities’ y la ilegalidad están golpeando el sector sostuvo Santiago Ángel Urdinola.
     
    Urdinola sostuvo que hay que hacer algo urgente para evitar que la locomotora minera se descarrile y agudice las finanzas de las empresas y del gobierno.
     
    CatLa suerte que vive el sector petrolero no le es ajena al minero. La bonanza del carbón, con tonelada a US$120, es cosa del pasado. Hoy los bajos precios de los commodities, la caída en la inversión directa extranjera y la carga impositiva hacen pensar a Santiago Ángel Urdinola, presidente de la Asociación Colombiana de Minería, que hay que hacer algo urgente para evitar que la locomotora minera se descarrile y agudice las finanzas de las empresas y del gobierno.
     
    Mientras que en Perú la inversión estará cercana a los US$9.000 millones, en Colombia todavía no esta claro, pero cree que no alcanzará los US$2.000 millones. El monto de la inversión fóranea en ese sector fue de US$1.569 millones en 2014. “De ser una tendencia estaríamos camino a un debacle minero”, advierte Ángel Urdinola.
     
    - ¿Por qué están prendidas las alarmas en el sector minero?
     
    - La disminución de la inversión directa extranjera y la caída en los precios de los commodities han afectado de manera significante la industria y eso nos obligó a encender las alarmas.
     
    - ¿Cómo cerraron las exportaciones mineras?
     
    - A noviembre el volumen de exportaciones cayó 6,1 %. A pesar de que aumentamos la producción, los precios no nos ayudaron.
     
    - ¿Qué está jalonando el sector?
     
    - El carbón. Si bien se registró un aumento frente al histórico de años anteriores, con excepción de 2012, que es bueno, gracias a los esfuerzos de las empresas para aumentar producción, la mala noticia es que está por debajo de todas las metas que tenía el Gobierno. La meta del Plan Nacional de Desarrollo original era de 124 millones de toneladas, la revisada (dos años después) era de 115 millones y la última que anunció el año pasado el Ministerio de Minas era de 95 millones y vamos a cerrar por debajo. Estaría entre 87,5 millones y 89,5 millones de toneladas, faltando la producción de diciembre.
     
    - ¿Qué van hacer para que esto cambie?
     
    - Nos va a tocar ajustar las metas a una realidad operativa. Llegar a estas cifras con el statu quo no es posible. ¿Qué vamos a hacer si queremos llegar a estas metas? Nos va a tocar cambiar algo, toca dar más licencias, priorizar los proyectos y apoyar su competitividad.
     
    - ¿Y al oro cómo le fue?
     
    - En este sector no me detengo mucho. Es un mercado de un 85 % de ilegalidad. No sabemos cómo medir un mercado gris, donde no se sabe quién es el productor. Estimamos que la producción de oro en manos de formales no supera el 20 %. Es un tema muy difícil de medir.
     
    - ¿Este panorama es tan duro como el petrolero?
     
    - Yo creo que no es tan duro como el petrolero, ya que los precios cayeron en menos de seis meses a estos términos. Nosotros estamos haciendo esfuerzos y hay que tener en cuenta que la extracción nuestra es más costosa. Los costos país se han venido elevando, las comunidades piden cada vez más cosas.
     
    - ¿Qué pasa con Perú?
     
    - Nos pusimos a indagar lo que pasaba en ese país y encontramos que las inversiones proyectadas para 2015 son de US$8.500 millones. Esa es mucha plata.
     
    - ¿Y cuánto nosotros?
     
    - Todavía no sabemos si vamos a mantenernos en los US$1.569 millones. Colombia era un país que en minería en los últimos años tenía inversiones entre los US$1.500, US$1.800 y US$2.300 millones, que eran unas cifras significativas.
     
    - ¿Eso significa que el paquetazo tributario de Perú funcionó?
     
    - Parece que sí. La reducción de los impuestos ayudó a atraer más inversión, mientras que en Colombia, a pesar de que lo advertimos, se subió la carga tributaria.
     
    - ¿Qué más los ayudó?
     
    - El tema de licencias ambientales lo han venido corrigiendo y mejorando, y pusieron en orden la ley de consultas previas. Esas tres cosas parece que ayudaron a Perú a que esté recibiendo esta plata. Es una competencia dura, porque es nuestro vecino, es la competencia en el patio.
     
    - ¿Se requiere de un paquetazo tributario en Colombia?
     
    - Sí. El tema de impuestos nos afectará, porque tenemos impuestos más altos que los que teníamos anteriormente. La reforma tributaria que acaba de expedirse, sin duda les pegará a las empresas. Además, el tema social no se puede descuidar, tenemos que seguir manteniendo una inversión muy alta. Hay que mirar cómo somos competitivos con lo que tenemos.
     
    - ¿Qué pasó con el Conpes minero que solicitaron?
     
    - Seguimos insistiendo en este documento que fije las políticas del sector. Pero hay una buena noticia y es que en Ambiente están tomando decisiones y eso es importante, porque uno sabe a qué puede atenerse. Eso ocurrió con Santurbán, ya sabemos qué podemos y qué no podemos hacer.
     
    - ¿Cómo está la inversión extranjera?
     
    - Preocupante. De los US$1.569 millones que llegaron al sector en los primeros nueve meses de 2014, el 90 % ingresó en el primer trimestre. Y en el tercer trimestre la cifra solo alcanzó los US$135 millones, unos niveles similares a 2002.
     
    - ¿Esta es una tendencia o un accidente?
     
    - De ser una tendencia estaríamos camino a una debacle minera. Por ello estamos monitoreando precios a la baja, reforma tributaria y algo muy importante, y es ver cómo nos están viendo los inversionistas, si somos atractivos o no en medio de todas estas circunstancias que estamos viviendo.
     
     
    ELESPECTADOR.COM
  • Producción de carbón aumentó 2,5 % en año corrido

    Carbon 201La Agencia de Minería informó que en el tercer trimestre el ciclo de producción del mineral fue de 19,9 millones de toneladas frente a los 20 millones de toneladas del mismo periodo del año pasado, lo que significa una disminución del 0,15 %.

    Colombia, el quinto exportador mundial de carbón, produjo 19,9 millones de toneladas del mineral en el tercer trimestre, un 0,15 por ciento menos que en el mismo periodo del año pasado, por restricciones en el transporte a través de un ferrocarril, informó el jueves la Agencia Nacional de Minería.

    Entre julio y septiembre del 2014 la producción de carbón de Colombia había superado las 20 millones de toneladas.

    Durante lo que va del 2015 la producción de carbón en Colombia alcanzó 65,6 millones de toneladas, un 2,5 por ciento menos frente a las 67,3 millones de toneladas en los primeros nueves meses del año pasado.

    "A pesar de las condiciones difíciles para el sector por temas como las restricciones en el transporte férreo y fluvial, y la incertidumbre frente a las ampliaciones requeridas por algunas empresas para el desarrollo de sus acciones, el sector ha mantenido una dinámica de producción estable", dijo la presidenta de la Agencia Nacional de Minería, Silvana Habib.

    "Esperamos seguir apoyando a las empresas en el avance de sus planes y promover el potencial minero del país para la apertura de nuevos proyectos", agregó en un comunicado.

    Para este año el Gobierno colombiano fijó inicialmente una meta de producción de 97,8 millones de toneladas, pero después la redujo a 87 millones, principalmente por el impacto de la restricción a la operación nocturna de un tren que transporta carbón entre las minas del norte y los puertos del mar Caribe. 

    Fuente: Portafolio.co / Con información de agencias

  • Producción de carbón de 2014 cerró en 88,5 millones de toneladas, con aumento de 3,6%

    Carbon Produ 1Bogotá - Según cifras oficiales de la Agencia Nacional de Minería (ANM) de los 88,5 millones de toneladas, la Guajira produjo 34,5 millones toneladas, por parte de Cerrejón, lo que significó un millón más que en el año anterior y el Cesar por su parte alcanzó 47.306.242 toneladas, dos millones más que en 2013. Entre los dos departamentos consiguieron en 92% de la producción.
     
    “Es muy importante lograr estas cifras, e incrementar la producción, esto significa mayores ingresos para el país, ya sea desde el punto de vista de regalías, o de impuestos. También es importante porque estamos aprovechando la dotación de recursos naturales que tenemos. La explotación minera trae generación de valor económico en términos de empleo, además de demanda de bienes y servicios a empresas locales y nacionales”, afirmó la presidenta de la ANM, Natalia Gutiérrez Jaramillo.
     
    La funcionaria agregó que los datos “ratifican una vez más que nuestro principal recurso minero es el carbón y que debemos administrarlo con mucha responsabilidad por la importancia estratégica que tiene”. 
     
    Finalmente, el resto de departamentos registraron el 8% de la producción así: Cundinamarca, 2.387.677 toneladas; Boyacá 1.772.054 toneladas; Antioquía 264.708 toneladas; Norte de Santander 2.198.035 toneladas y Santander 102.117 toneladas.
     
    Fuente: Larepublica.co / Lilian Mariño
     
  • Promueven reforma constitucional para prohibir minería en sitios que son fuentes hídricas

    Area ProtegidaAsí lo establece una reforma constitucional que es impulsada en el Congreso para establecer el agua como derecho fundamental.

    Colombia es el segundo país de América Latina con mayor cantidad de recursos hídricos. Tras los alcances de la ley que protege los páramos, en el Congreso están ahora promoviendo una reforma que proteja y defienda el agua en el país.

    El proyecto pretende establecer en la Constitucional el agua como recurso y derecho fundamental de todos los colombianos.

    El promotor de la reforma, el senador Jorge Prieto Riveros de la Alianza Verde, dijo que la intención es defender a toda costa el agua de todos los colombianos.

    “Aún tenemos abundancia de agua y es nuestro deber legislar para que se preserve. Sin agua no puede haber vida ni desarrollo”, argumentó sobre la reforma que radicará el próximo miércoles.

    El acto legislativo establece la prohibición de todo tipo de actividad minera, ganadera y agricultora en lugares que puedan afectar las fuentes hídricas del país.

    “Para nosotros el agua debe estar por encima de los interés del petróleo, la agroindustria y de cualquier otra actividad. Si no se cuidan las fuentes hídricas inevitablemente nos quedaremos sin fuentes de agua y por eso es necesario cuidarlas para poder tener agua en el futuro”, señaló. (Escuche al congresista)

    Este proyecto de acto legislativo pasaría a complementar la ley de cuidado y protección de los páramos.  

    Fuente: Elespectador.com

  • Recuperando la autoridad moral de la industria

    Jaime ArteagaMinería a Profundidad con Jaime Arteaga

    Continuamos con la segunda parte de la entrevista realizada a Jaime Arteaga y en esta oportunidad ahondamos en temáticas que muchas veces parecen no estar asociadas a la minería, pero que, como veremos, tienen una conexión relevante y que resulta fundamental a la hora de excavar en esta compleja y apasionante temática.

    Recopilemos para continuar con el hilo de la conversación y contextualizar a nuestros lectores. Arteaga, venía explicando la importancia de “llegar a acuerdos, así por ejemplo la minería tiene la capacidad de proveer unos bienes públicos que son de gran utilidad para el sector agrícola, lo que pasa es que esas conversaciones son difíciles, no olvidemos que el poder político está asociado al control de la tierra. Entonces, más allá de que los grandes agricultores o gamonales se interesen por el uso del agua, por ejemplo, lo que más les interesa es no perder ni el poder ni el control político”.

    P: Actualmente el debate de la minería gira en torno a una serie de argumentos que fácilmente podrían resultar irrisorios. En este sentido, profundicemos en el tema de la verdad sobre la minería en Colombia y cómo podríamos explicarla mejor.

    J.A: Seguimos siendo personas, seres humanos, que utilizando las nuevas tecnologías y afianzando la comunicación a través de las redes, tenemos la gran facilidad de construir comunidades digitales y reforzar creencias y preocupaciones sobre temas particulares. En este sentido, creer que podemos hacer cambiar de opinión a las personas a través de las redes sociales, quizá sea ingenuo, pero lo que definitivamente si se puede lograr, como se ha evidenciado, es consolidar una comunidad, hacerla crecer, reforzar las creencias y unirnos, por qué no, en torno a la minería.

    Con relación a lo que venimos conversando, en una sociedad hiperconectada ¿cuál es la preocupación principal en el mundo o por lo menos una de las más recurrentes? Sin duda, está asociada al tema medio ambiental y a este tópico significativo le han incluido hábilmente la alternativa “oro u agua”, siendo una gran oportunidad para reforzar las creencias de las personas que tienen una preocupación sobre el medio ambiente y la minería. Eso les permite fortalecer un discurso antiminero.

    En vez de abordar la conversación sobre minería y agua, con tiempo y analizándola, el sector cometió un error al identificar a los que plantearon el debate como opositores. Y algo que todos sabemos actualmente es que si se llega tarde, digamos 5 años, a una conversación en redes sociales, la brecha ya no le permite ni a una empresa ni a nadie abordar la discusión con fluidez y generando aliados. Digamos que a esta conversación se llegó tarde.

    Así las cosas, podemos decir que en este momento las conversaciones sobre el agua en redes sociales, donde los llamados “opositores” intervienen, no vale la pena discutirlas ni buscar participar. Lo que sí se puede hacer es identificar a los validadores, diferentes a los de la industria para conversar sobre las preocupaciones de esos grupos humanos que forman una comunidad interesada en agua y minería. Así, tratar de incorporarse en el discurso de “oro y agua”, porque ahí la minería más que cualquier otra industria tiene conocimiento.

    P: Volvamos sobre el tema de los ambientalistas extremos, ¿qué considera usted de esta visión sobre el medio ambiente?

    J.A: No podemos hablar de ambientalistas extremos, el ambientalismo no puede ser extremo, es decir no hay un extremo para proteger el medio ambiente, cualquier protección al medio ambiente se queda corta. Lo que es muy diferente es que hay personas que hacen política con el medio ambiente y son los que le dan un tono extremo a su discurso y se ciegan frente a los argumentos, pero lleguemos al acuerdo de que en esencia no existe un “ambientalista extremo”, todos estamos interesados en conservar la naturaleza y preservar el medio ambiente y no hay extremos para lograr ese objetivo.

    P: Últimamente están de moda los diplomados anti mineros en el país, quisiéramos preguntarle ¿qué alternativas tiene la minería para incluirse nuevamente con fuerza en el ámbito académico? Además de las carreras que son afines a esta actividad, como la Ingeniería de Minas, la Geología, etc… ¿Qué oportunidades ve usted en este campo?

    J.A: Si usted habla de las victimas desde la izquierda resulta moralmente superior, al igual que si usted defiende el agua o habla de la protección al medio ambiente desde una ONG. Usted dispone de una superioridad en términos morales y tiene un terreno ganado. Entonces a lo qué voy con todo esto, es que el problema de la minería no es técnico ni académico, sino que gira sobre un asunto moral.

    Ahora bien, qué podría devolvernos esa reputación y autoridad moral para conversar sobre todos estos temas que se han planteado, pues dejar de pensar que el fin último es el mineral, entender que ese no es el fin último, el verdadero fin de la actividad minera es lo que la sociedad hace con ese mineral. Y volvemos entonces a los temas que se mencionaban anteriormente, la educación, la salud, etc.

    Tenemos que lograr el puente entre el mineral en bruto y lo que este determina para la sociedad, recuperando la autoridad moral como lo he planteado en múltiples escenarios donde se dan las conversaciones más importantes.

    Fuente: Vanguardia.com

  • Reingeniería a lucha contra minería ilegal

    Mineria MartiPese a los esfuerzos del Gobierno y de las autoridades, no se ha podido contrarrestar la minería ilegal en el país y ahora los planes de choque se encaminan hacia endurecer la normatividad.
     
    La tarea adelantada por Policía, Ejército, Armada Nacional, CTI de la Fiscalía y a los controles de los demás organismos del orden nacional y regional, que incluyen hasta la destrucción de la maquinaria utilizada ha resultado insuficiente y las bandas criminales, conocidas como Bacrim, las Farc y el Eln siguen recaudando millonarios recursos, por cuanto tienen el control de la actividad.
     
    En noviembre de 2012, el presidente Juan Manuel Santos anunció la presentación de un proyecto de ley para tipificar en el Código Penal la minería ilegal y sancionarla con penas más severas.
     
    La iniciativa “lo que hace es darnos más instrumentos y tipificar de una forma mucho más precisa y más drástica, no solamente el delito, sino las penas contra ese delito”, expresó  en su momento el Presidente.
     
    Si con ello se dio paso para que la maquinaria pesada decomisada fuera destruida, situación que dio paso a protestas de los pequeños mineros informales, mientras que Bacrim, Farc y Eln siguieron con la actividad ilegal y centrada en el oro, coltán y carbón, básicamente.
     
    “La minería criminal se ha vuelto el combustible de buena parte de la violencia en este país. Alimenta a las Farc, alimenta al Eln, alimenta a las Bacrim. Es curioso cómo esas tres organizaciones criminales confluyen alrededor de la minería ilegal”, dijo entonces Santos.
     
    Ahora, el ministro de Defensa, Juan Carlos Pinzón, aseguró que la protección de la riqueza ambiental necesita la unión de diferentes entidades del Estado, para enfrentar un fenómeno complejo del que se lucran los grupos “armados ilegales y terroristas”.
     
    “No podemos dejar que con este reto de la minería criminal nos pase lo que ocurrió con el narcotráfico en los 80 y 90: cuando quisimos actuar frente a él, ya implicaba un riesgo para la seguridad nacional. En buena hora actuamos y nuestras Fuerzas Armadas, la justicia y el Estado salvaron al pueblo colombiano de las garras de los grupos criminales”, manifestó el Ministro.
     
    Agregó que las Fuerzas Armadas han hecho un significativo aporte a la seguridad de los colombianos y lo seguirán haciendo.
     
    “Son muchas cosas las que hemos hecho, pero ahora estamos frente a un reto de marca mayor como lo es la minería criminal”. Pero se necesita la participación de diferentes “ministerios y entidades del orden nacional, la Fiscalía General, la Procuraduría General, la rama judicial y el Banco de la República, entre otros, porque nos alientan a trabajar aún más frente al tema”, dijo.
     
    Ya sobre el particular el procurador Alejandro Ordóñez había exhortado al Gobierno nacional y a las distintas autoridades que tienen competencia en el tema para que “se tipifique el concepto de lo que se considera minería ilegal, esto con el fin de brindar la suficiente seguridad jurídica para los proponentes o contratistas de concesiones mineras”.
     
    También pidió que se adelante una revisión de la normativa minera con el fin de que se establezcan las pertinentes sanciones que permitan castigar de manera efectiva a los directos responsables de la llamada minería criminal; así como para avanzar de manera eficiente y concreta en la formalización minera.
    El Jefe del Ministerio Público llamó la atención para que se “cumpla lo dispuesto en el artículo 107 de la Ley del Plan 1450 de 2011, en cuanto a implementar las herramientas que permitan diferenciar la minería informal de la minería ilegal”.
     
    Propuso que se realice un proceso de legalización incluyente que respete los derechos de los mineros tradicionales y barequeros, y se lleve a cabo una fiscalización que garantice el cumplimiento de obligaciones técnicas, económicas, sociales y ambientales que redunden en desarrollo y bienestar para las comunidades que tienen la actividad minera como fuente principal de subsistencia.
     
    Por último, la Procuraduría hizo un llamado a las autoridades de policía competentes a efectos de que se cumplan los criterios fijados para la ejecución de la medida de destrucción de maquinaria pesada prevista en el Decreto 2235 de 2012, como son: la previa verificación de antecedentes judiciales, confirmación sobre la procedencia, uso y destinación de la maquinaria.
     
     
    Fuente: Elnuevosiglo.com
     
     
    {backbutton}
  • Relevo en el viceministerio de Minas

    Carlos Cante MinminasCarlos Cante asumirá el cargo, en reemplazo de María Isabel Ulloa.

    El Ministerio de Minas y Energía anunció la llegada de Carlos Andrés Cante al viceministerio de Minas, quien tendrá entre sus retos continuar con la implementación de la Política Nacional Minera, los Programas de Formalización Minera y el apoyo a la minería bien hecha en todo el país

    La entidad anunció la designación del nuevo viceministro y al mismo tiempo reconoció la labor de María Isabel Ulloa, quien estuvo al frente del cargo desde el 3 de octubre de 2014.

    “La viceministra se retira de su cargo con avances importantes en distintas áreas, las cuales responden a la visión del Gobierno y a los planteamientos dispuestos en el Plan Nacional de Desarrollo”, aseguró el ministro de Minas y Energía, Germán Arce.

    Dentro de los logros de ese Viceministerio se destaca la consolidación de una única Política Minera, que se convertirá en la hoja de ruta para el futuro del sector.

    Además, avanzó en la articulación con diferentes instituciones del orden nacional y territorial, así como entre las entidades del sector minero y ambiental. Finalmente en este periodo, se consolidaron los Proyectos de Interés Nacional y Estratégico (Pine), licenciando, después de 25 años dos proyectos de oro de gran escala.

    También, desde el Viceministerio de Minas, se articularon estrategias para la pequeña minería, en donde se caracterizaron más de 7.000 Unidades Productivas Mineras en once departamentos. Hoy existen 1405 Unidades Productivas Mineras (UPM) en proceso de formalización y se han intervenido más de 30 plantas de beneficio en la lucha por la eliminación del uso del mercurio en este proceso.

    La presidente de la Agencia Nacional de Minería, Silvana Habib, seguirá cumpliendo con su labor en la entidad para procurar continuidad en los procesos que se iniciaron el año pasado, en el marco de la eficiencia y modernización, servicio al cliente y presencia regional de la entidad. Desde su cargo apoyará al nuevo Viceministro de Minas para lograr una minería bien hecha.

    “Le daremos continuidad a la política y a los programas que se han venido desarrollando desde 2010. Sabemos que tenemos que mantener un trabajo articulado entre las instituciones de gobierno, la industria y las regiones para procurar un sector minero organizado, incluyente, legítimo y sostenible", aseguró Germán Arce.

    El nuevo funcionario

    Al liderazgo del Viceministerio llega Carlos Andrés Cante, economista especializado en Finanzas en la Universidad del Rosario, con maestría en Gobierno y Asuntos Públicos de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales FLACSO México.

    Cuenta con estudios en Minería Artesanal de Oro en el Norman B. Keevil Institute of Mining Engineering de la Universidad British Columbia en Vancouver, Canadá; en Gobierno Corporativo en la Universidad de los Andes y en Defensa Nacional en la Escuela Superior de Guerra del Ministerio de Defensa de Colombia.

    Durante su carrera ha desempeñado diferentes posiciones en el Gobierno Nacional y regional durante los últimos años, entre las que se destacan la de secretario de Hacienda del Departamento del Huila, director de Minas y director de Formalización Minera del Ministerio de Minas y Energía, así como Asesor para Asuntos Económicos del despacho del Ministro de Minas y Energía. También se desempeñó como Subgerente de Regiones del Fondo Adaptación del Ministerio de Hacienda y Crédito Público y recientemente participó como investigador asociado del Norman B Keevil Institute of Mining Engineering de la Universidad British Columbia Vancouver Canadá, en temas de entrenamiento minero y coexistencia entre pequeña y gran minería.

    Durante su labor en el Ministerio de Minas y Energía, entre el 2010 y el 2013, participó activamente en la reforma al sistema general de regalías así como en la reestructuración de la institucionalidad minera del 2011 y la construcción de diferentes programas y proyectos para la formalización de la pequeña minería y el control a la explotación ilícita de minerales.

    Fuente: Eltiempo.com

  • Resolución de MinMinas resuelve la situación jurídica de más de 860 titulares mineros de Colombia

    Minerales En Mano1El Ministerio de Minas y Energía expidió hoy una resolución que resuelve la situación jurídica de más de 860 contratos mineros en virtud de aportes y licencias de explotación que llevaban más de 10 años en una incertidumbre legal.
     
    "Esta resolución es de gran importancia para la pequeña y mediana minería del país, porque gracias a esto, cerca del 10% de los títulos otorgados en Colombia, podrán continuar haciendo una minería bien hecha que genera aproximadamente 35 mil empleos directos y 100 mil empleos indirectos y grandes beneficios económicos y sociales para las regiones", aseguró el Ministro de Minas y Energía, German Arce Zapata.
     
    Por su lado, el Viceministro de Minas, Carlos Andrés Cante explicó que de los más de 860 títulos mineros que se verán beneficiados gracias a esta resolución, aproximadamente el 50% corresponde a materiales de construcción (caliza, mármol, arena, arcilla, entre otros) el 24% a carbón y el 9% a metales preciosos (oro y plata).
     
    También aseguró que el 77% de estos títulos se encuentran en su mayoría en Boyacá (27%), Cundinamarca (21%), Norte de Santander (9%), Santander (10%) y Tolima (10%).  "Vamos a seguir impulsando y promoviendo la pequeña minería en Colombia, este es otro gran paso para la minería bien hecha y gracias a esta resolución resolvimos la incertidumbre legal que por más de 10 años afectaba la productividad de estos proyectos que son vitales para las regiones", afirmó Cante Puentes.
     
    Para concluir, el Viceministro de Minas señaló que esta resolución se suma al Decreto 1975 del 6 de diciembre de 2016 que estableció criterios claros para avanzar en los trámites de contratos mineros que se encontraban represados por la ausencia de parámetros que permitieran la integración de áreas.
     
    Por: Paisminero.co / CP - minminas.gov.co
  • Resultados del Tercer Trimestre 2014 de Gran Colombia Gold

    Gran Colombia Gold LogTORONTO, CANADÁ,– Gran Colombia Gold Corp. (TSX: GCM, OTC: TPRFF) anunció hoy la publicación de sus estados financieros no auditados condensados consolidados y su correspondiente informe de gestión (MD&A) para los tres y nueve meses que culminaron el 30 de septiembre de 2014. Todas las cifras financieras contenidas en el presente comunicado están expresadas en dólares de los Estados Unidos de América, salvo que se indique otra moneda.
     
    Información Destacada del Tercer Trimestre de 2014
     
    •La Compañía ahora espera que la producción de oro total anual del 2014 será aproximadamente 100,000 onzas. La producción de oro total en el tercer trimestre de 2014 alcanzó 24.666 onzas, por debajo de las expectativas anteriores dado que los retos en las Operaciones en Segovia producto de las limitaciones en la histórica infraestructura de la mina impactó de forma adversa la producción de oro de Segovia en el en el tercer trimestre mientras continuaba progresando su programa de desarrollo de mina. Aunque la Compañía tiene un plan para enfrentar estas limitaciones, principalmente relacionadas con los sistemas de manejo de materiales y el desempeño de los equipos, ahora se espera que el aumento de la producción de oro de Segovia será más gradual, alcanzando el rango de las 10.000 onzas por mes a mediados del 2015. Algunas mejoras ya comienzan a surtir efectos a medida que la Compañía produjo un record total mensual de 11.127 onzas de sus Operaciones en Segovia y Marmato en el mes de octubre de 2014.
     
    •Ingresos de $30.9 millones en el tercer trimestre de 2014 que estuvieron aproximadamente 23% por debajo del tercer trimestre hace un año, atribuible a la reducción de 20% del volumen de ventas de oro. Sin embargo, una mejora de $30 por onza en el margen en efectivo por onza en el tercer trimestre de 2014 comparado con el mismo periodo el año pasado, principalmente como resultado de las iniciativas de ahorro de costos de la Compañía, mitigó el impacto en el flujo de efectivo de esta reducción de los ingresos del trimestre.
     
    •El enfoque de la Compañía en la reducción de sus costos desde principios de 2013 ha generado una reducción de los costos totales en efectivo a $1.054 por onza en el tercer trimestre de 2014. Los Costos de Sustento en Efectivo con Todo Incluido (“AISC” por sus siglas en inglés) continuaron mostrando una mejora comparados con el año pasado, con una reducción a $1.216 por onza (ver el MD&A de la Compañía para el cálculo de estas medidas no incluidas en las NIIF) en el tercer trimestre de 2014. Los AISC del tercer trimestre de 2014 sobre base por onza fueron más altos de lo esperado debido al impacto adverso sobre los costos fijos por onza de la producción de oro reducida y gastos de capital de sustento más altos en Segovia este trimestre. Con el precio al contado del oro actualmente en el rango entre $1.150 a $1.170 por onza, la Compañía espera que sus AISC del cuarto trimestre de 2014 serán aproximadamente $1.025 por onza, beneficiándose de la cobertura natural de los cambios del precio de contado del oro dentro de su estructura de costos, el aumento de la producción en Segovia en el cuarto trimestre and el reciente debilitamiento del peso colombiano (“COP”) al nivel actual de alrededor de COP 2.100 por USD 1.00.
     
    •La Compañía continua controlando sus gastos generales y administrativos (“G&A”), que alcanzaron $2.3 millones en el tercertrimestre de 2014, lo que lleva el total del año a $6.4 millones, equivalente a aproximadamente $90 por onza vendida (excluyendo depreciación), y en camino a cumplir los pronósticos de la Compañía de aproximadamente $8 millones para el año completo.
     
    •tems no operativos, tal como ganancias cambiarias y costos de financiamiento, fueron los principales elementos que contribuyeron a la reducción de las pérdidas netas ajustadas de la Compañía (ver el MD&A de la Compañía para una reconciliación) o $3.0 millones, o $0,13 por acción, en el tercer trimestre de 2014 comparadas con pérdidas netas ajustadas de $6.8 millones, o $0,44 por acción, en el tercer trimestre el año pasado. Las reducciones de costo fueron exitosas mitigando el impacto sobre las ganancias de los ingresos reducidos comparados con el periodo en el año anterior.
     
    Lombardo Paredes Arenas, Chief Executive Officer de Gran Colombia, comentando los resultados de la Compañía para el tercer trimestre de 2014, dijo, “Aunque continuamos progresando las mejoras de las minas en Segovia, nos damos cuenta que tomará más tiempo del que originalmente esperábamos para completar la mecanización y obtener los beneficios completos de nuestro programa de desarrollo de mina. Como tal, nuestra producción del tercer trimestre en Segovia no cumplió nuestras expectativas. En virtud del impacto sobre nuestro flujo de caja operativo del pronóstico de reducción de la producción de oro para el resto de este año y el próximo año, junto con el ambiente actual del precio de oro, hemos contratado asesores para asistirnos en la evaluación de opciones para afrontar nuestra liquidez dados los requerimientos de servicio de deuda de nuestra deuda senior y los fondos necesarios para completar el proyecto Pampa Verde para mediados de 2015.”
     
    Resumen Financiero y Operativo 
     
    El siguiente es un resumen de los resultados financieros y operativos para el tercer trimestre y los meses de 2014 y 2013:
     
    Gran Colombia Gold
    Operaciones en Segovia
     
     
    Las Operaciones en Segovia produjeron 18.479 onzas de oro en el tercer trimestre llevando la producción total de oro para los primeros nueve meses de 2014 a 52.079 onzas. La Compañía está continuando su programa para abrir el acceso a otros niveles y para desarrollar stopes adicionales en las mines, enfocándose en las minas Providencia, Sandra K y El Silencio en este momento. La construcción rampas internas dentro de las mina también está en ejecución para mejorar la eficiencia a través de la mecanización del manejo del material, introduciendo scoops y jumbos en el proceso de minado. Sin embargo, la velocidad de desarrollo enfrenta las barreras en las limitaciones históricas de la infraestructura de las minas que crean cuellos de botella en el manejo del material mientras que tanto las actividades de producción y desarrollo se llevan a cabo simultáneamente. El equipo de izamiento y otros sistemas de manejo de material dentro de las minas aun se encuentran en condición de mayor vetustez lo que los hace susceptible a fallas que generaron tiempo sin operaciones en las minas en el tercer trimestre de 2014 mientras se completaban las reparaciones. La Compañía gastó aproximadamente$0.9 millones en el tercer trimestre en gastos de capital de sustento en las Operaciones en Segovia, un aumento en la tasa trimestral comparado con los dos trimestres anteriores, de los cuales aproximadamente$0,6 millones están relacionados con maquinaria y equipos, principalmente para resolver asuntos de las operaciones de minería. En consecuencia, la obtención del crecimiento esperado en las toneladas de minería y la producción de oro de las minas operadas por la Compañía se está tomando más tiempo. Para mediados de 2015, el actual plan de minería de la Compañía espera una aumento más gradual de la producción de oro mensual total para alcanzar el ámbito de las 10.000 onzas por mes a medida que avanza más el desarrollo, que continúe la introducción de la mecanización en el proceso de minado, y se complete el entrenamiento del personal de minería de la Compañía sobre las nuevas prácticas de minería mecanizada. Los programas de reparación y mantenimiento, incluyendo la adición de personal gerencial con más experiencia, también se están actualizando para reducir el impacto de las fallas de las operaciones de minería. En octubre de 2014, las Operaciones en Segovia produjeron 8.767 onzas de oro, un nuevo record mensual para las minas desde su adquisición por la Compañía en el 2010. Ahora se espera que la producción total anual de oro de las Operaciones en Segovia esté cerca de las 77.000 onzas en el 2014, aumentando a aproximadamente 115.000 onzas en el 2015.
     
    Operaciones en Marmato
     
    En Marmato Subterráneo, un aumento de las toneladas procesadas en el tercer trimestre de 2014 resultó en un aumento de la producción de oro del trimestre a 6.187 onzas, llevando la producción de oro total para los primeros nueve meses de 2014 a 17.500 onzas. En octubre de 2014, la mina produjo 2.360 onzas de oro y se espera que la producción total anual de oro para el 2014 esté cerca de las 23.000 onzas.
     
     
    Gran Colombia una compañía de exploración, desarrollo y producción de oro y plata basada en Canadá enfocada primordialmente en Colombia. Gran Colombia es actualmente la productora de oro y plata subterránea más grande de Colombia con varias minas subterráneas en operación en sus Operaciones en Segovia y Marmato. Gran Colombia esta avanzando actualmente un proyecto para desarrollar una mina de oro y plata moderna, a gran escala, en sus operaciones en Segovia.
     
     
    Por: Paisminero.co / CP-GCG
     
    {backbutton}
     
     
  • Sector de la minería se siente acosado por la Corte Constitucional

    Mina BoyacaDesde 2010, el tribunal ha proferido 25 fallos relacionados con el sector. Solo dos a favor.

    Que la inversión extranjera en el sector minero se haya descolgado un 46,9 por ciento en el 2014 y que un año después, en el 2015, la situación se haya agravado y los flujos desde el exterior para la actividad se hayan desplomado un 66,2 por ciento anual, al bajar a los 533 millones de dólares, no es la mayor preocupación de los directivos de esta industria, ni mucho menos que los precios del carbón o del níquel hayan bajado un 32 y un 48 por ciento, respectivamente, entre el 2013 y el 2015. (Lea también: La Corte Constitucional busca proteger a los más vulnerables)

    Hoy, más allá de estas limitaciones de recursos, los ejecutivos de las principales compañías productoras de carbón, ferroníquel, oro e incluso del sector petrolero en el pasado reciente se inquietan por los indicadores de las decisiones de la Corte Constitucional relacionadas con la alguna vez llamada locomotora minero-energética y petrolera, la cual hoy afronta un serio declive.

    Un análisis realizado por el sector a los fallos del Alto Tribunal entre el 2010 y el 2016 deja en evidencia que en los últimos años ha subido la incertidumbre jurídica, debido a que la gran mayoría de las decisiones han sido adversas a sus intereses.

    Según las cuentas, en ese periodo la Corte Constitucional ha proferido 25 fallos relacionados con el sector, de los cuales más del 90 por ciento han representado decisiones adversas a las compañías y que, en la mayoría de los casos, han revocado decisiones en el sentido contrario tomadas por distintos tribunales.

    A los directivos mineros y a sus asesores jurídicos les llama la atención el hecho de que de esos 25 fallos hubo 24 procesos de tutela que fueron seleccionados en salas de revisión, pero de estos solamente en un caso se seleccionó una tutela en la cual una empresa del sector minero fue demandante (DB SIG Geólogos Consultores Ltda.).

    Sin embargo, mediante sentencia T-474 del 2011 se resolvió en contra de sus pretensiones. Para un consultado, este resultado evidencia que existe una tendencia de la Corte a no seleccionar la revisión de tutelas en las que la parte demandante es una empresa del sector. Incluso, una fuente del sector señala que al interior de la misma Corte hay voces que señalan que no solamente la reciente declaración de inconstitucionalidad del artículo 37 del Código Minero (que prohibía a las municipios excluir zonas de minería) o la decisión de esta semana de declarar inexequible la reserva de más de 20 millones de hectáreas como zonas estratégicas marcan el rumbo del alto tribunal en materia minera.

    El consultado se refiere a las sentencias C-035 del 2016, sobre el Plan Nacional de Desarrollo 2014-2016, que fue declarado inexequible en aspectos mineros, la no existencia de derechos adquiridos en materia de usos del suelo (sentencia C-192 del 20 de abril del 2016) y la decisión sobre la reserva de información geológica (sentencia C-221 del 2016), entre otras.

    “La Corte Constitucional, lo más alto que hay en el nivel judicial del país, está legislando no en derecho sino de acuerdo a los sesgos ideológicos de sus magistrados. Esto representa para el sector no solamente algo muy peligroso, sino que genera mucha inestabilidad”, señaló un alto directivo minero.

    Al respecto, un exmagistrado le dijo a EL TIEMPO que la tendencia de seleccionar tutelas a favor de las comunidades busca “proteger los derechos de la parte más débil”.

    Incluso, al interior de la Corte también es visible, según la fuente, que hay un grupo con una ideología contraria a la minería, conformado por la actual presidenta, María Victoria Calle, y los magistrados Jorge Iván Palacio, Alberto Rojas Ríos y Gloria Stella Ortiz, junto con el magistrado Luis Ernesto Vargas.

    En febrero, cuando se prohibió la minería en páramos, la presidenta de la Corte Constitucional, María Victoria Calle, advirtió que el alto tribunal no es indiferente a la importancia de ciertos proyectos de desarrollo acordados entre organismos del Estado y los particulares, pero que en la Constitución, aunque no está previsto un determinado modelo de desarrollo económico, sí hay algunos límites fundamentales que deben respetarse.

    Algunos casos

    Entre los fallos más sonados de la Corte Constitucional sobre el sector minero aparecen la sentencia C-672 del 2014, en la que se revocó una tutela del Tribunal Administrativo del Cesar y se le concedió a Karen Johanna Vergara y a otras 138 personas el amparo de sus derechos a la intimidad, la tranquilidad y a la salud.

    Para ello, se le ordenó a la firma Ferrocarriles del Norte de Colombia (Fenoco) suspender el transporte del carbón desde el Cesar hasta los puertos de Ciénaga (Magdalena).

    Fenoco recibió la orden de reducir el coeficiente de rozamiento y controlar el ruido mediante pantallas acústicas u otro tipo de aislamientos que permitan la absorción de ondas sonoras para mitigar los efectos sobre las comunidades. Este fallo lo profirieron los magistrados Palacio, Ortiz y Jorge Pretelt.

    Y a esta misma empresa, el año pasado la Corte le revisó un fallo de tutela del Tribunal Administrativo del Magdalena del 2014, el cual negó un amparo ante la posible vulneración de la consulta previa y decidió que, si bien no se violó este derecho fundamental a los consejos comunitarios de los municipios de Zona Bananera, Fundación y Algarrobo (Magdalena), sí se vulneró su derecho a la participación y el derecho a un medio ambiente sano.

    Por ello, en la sentencia T-660 del 2015 la Corte le ordenó a Fenoco realizar un plan de mitigación de efectos sociales, ambientales y de seguridad, fijando métodos para evitar que el ruido, el polvillo del carbón, el bloqueo de los pasos a nivel y la marcha del tren de noche afecte a la población.

    Este fallo estuvo a cargo de Jorge Pretelt, Alberto Rojas Ríos y Luis Ernesto Vargas (hizo aclaración de voto).

    Además, con la sentencia C-035 del 2016, la Sala Plena de la Corte eliminó la posibilidad de que los proyectos declarados como Pines (de interés nacional estratégico, entre los que hay iniciativas de energía, viales y petroleras) hicieran su trámite de licenciamiento ambiental ante la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales (Anla).

    Y en el caso de las zonas de reserva minera, los magistrados que decidieron fueron Gloria Stella Ortiz, Jorge Iván Palacio y Gabriel Eduardo Mendoza.

    Impacto en la inversión

    El presidente de la minera Cerrejón, Roberto Junguito, dice que no solo las decisiones de la Corte producen inestabilidad, pues en el proyecto del desvío parcial del arroyo Bruno, para expandir el área de explotación, tras haber hecho el proceso que mandan las instituciones y cuando está todo en curso, se pararon las obras ante la decisión del Tribunal Administrativo de La Guajira, que pidió consultar a la comunidad de Campo Herrera, lo cual no se hizo luego de un concepto del Ministerio del Interior.

    “Se genera una situación de inestabilidad muy compleja que puede tener un impacto ante los inversionistas, pero en el caso del sector extractivo es lo que está pasando en muchos proyectos”, indicó.

     

    Fuente: Eltiempo.com

  • Sector minero pide acompañamiento estatal en épocas de 'vacas flacas'

    Mineria MartiPresidente del gremio asegura que se necesita una mano eficiente para que puedan manterse a flote.
     
    Mientras los precios del carbón, principal mineral de exportación, siguen por debajo de los 50 dólares la tonelada, con el cambio de mando en la autoridad minera y la próxima llegada de la abogada Silvana Habib a la Agencia Nacional de Minería, el sector le apunta a lo que según ellos más se necesita: una mano eficiente para que pueda mantenerse a flote.
     
    Para la Asociación Colombiana de Minería (ACM),  la nueva timonel de esta entidad, tiene buenas credenciales en materia de gestión de procesos, que aunque se han atenuado, sigue siendo un problema.
     
    Santiago Ángel Urdinola, presidente del gremio, señala que los dos ejes por trabajar tienen que ser la resolución de este tema y darle, por fin, una respuesta al manejo de la información de títulos a través del catastro minero, que no se ha podido desarrollar.
     
    En cuanto al primero, el directivo llama la atención porque luego de que se logró bajar el número de solicitudes de títulos mineros, que en algún momento llegó hasta las 19.000, hoy hay entre 8.000 y 9.000 trámites de todo tipo que siguen sin avanzar, pero con el agravante de que en algunos casos ya cumplieron seis u ocho años.
     
    “Se necesita un acompañamiento estatal y un pacto por la minería, que nos ayudaría mucho en esta época de vacas flacas”, señala. En las solicitudes represadas hay mucho más que peticiones de áreas, pues otros procesos retrasados son las cesiones de derechos, prórrogas, firmas de contratos, legalizaciones, renuncias de títulos, amparos administrativos y devoluciones de canon superficiario, arriendo que se paga por explorar.
     
    Para la ANM es claro que llegó la hora para que el Estado ponga en marcha un plan de descongestión muy serio, porque esto genera fuertes desestímulos entre los inversionistas, quienes necesitan avanzar en sus iniciativas en tiempos razonables.
     
    “Con la carga tributaria de Colombia y trámites que se demoran cuatro, cinco o seis años, hay un desincentivo gigantesco. Necesitamos una ventanilla minera que sea ágil, eficiente y eficaz”, agregó.
     
    En esta actividad se manejan más de 40 procesos y se necesita un gestor de los mismos, cargo que a juicio de Ángel podrá ejercer Silvana Habib con solvencia, dados sus avances con los Proyectos de Interés Nacional Estratégicos (Pines), figura coordinada desde la Presidencia de la República, que buscaba precisamente revisar trámites que no funcionaran.
     
    Sin vericuetos jurídicos
     
    Para la Asociación Colombiana de Minería, la llegada de una abogada a la ANM muestra que se buscó garantizar que no se enrede con vericuetos jurídicos, sino que tuviera una formación para que pudiera tomar unas decisiones claves e integrales.
     
    “No estoy diciendo que nos tengan que decir sí a todo, pero sí debe haber una respuesta oportuna”, advierte el presidente de la ANM al explicar que las renuncias a áreas se dan por la misma dinámica del negocio, que busca llegar al punto de mayor concentración del mineral.
     
    Fuente: Eltiempo.com
  • Sector minero podría invertir al menos 1.500 mln dlr al año en Colombia

    Acm Santiago AngelLa minería podría convertirse en el principal motor de la economía colombiana con inversiones por al menos 1.500 millones de dólares anuales en el próximo quinquenio, si el Gobierno garantiza seguridad jurídica, dijo el martes el principal dirigente del sector.

    Las empresas de minería piden al Gobierno reglamentar las consultas populares sobre proyectos mineros y sostienen que la seguridad jurídica es el mayor desafío para la industria.

    "De darse las condiciones de inversiones que estamos pidiendo, como asociación y como industria, podríamos volver a traer entre 1.500 (millones) y 1.700 millones de dólares año, para una inversión en el quinquenio de 7.500 millones de dólares", dijo el presidente de la Asociación Colombiana de Minería, Santiago Ángel.

    "Esta es una industria que en sus mejores años trajo entre 2.500 (millones) y 3.000 millones de dólares año, desafortunadamente el año 2015 y especialmente el 2016, fueron años muy malos para la atracción de inversión llegando a una cifra cercana a cero", precisó el dirigente.

    El Gobierno de Colombia anunció recientemente que presentará al Congreso un proyecto de ley para evitar los choques entre autoridades nacionales y locales por proyectos petroleros y mineros, e impedir que consultas populares los prohíban.

    La Corte Constitucional eliminó una norma que facultaba solo al Gobierno Nacional para decidir sobre proyectos de exploración y explotación, lo que permitió a alcaldes y gobernadores limitarlos de forma permanente o transitoria en sus territorios generando incertidumbre entre las empresas mineras.

    La sudafricana AngloGold Ashanti suspendió el mes pasado un proyecto aurífero en el centro de Colombia después de que los habitantes del pueblo más cercano a la mina decidieron en una consulta prohibir las actividades de minería en su territorio.

    La economía colombiana creció un 2 por ciento en el 2016, una desaceleración frente al año previo, y el sector de la minería fue el que más cayó con una contracción de 6,5 por ciento.

    Pese a unas mejores condiciones de seguridad por la firma de un acuerdo de paz con la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FARC) para acabar con un conflicto de más de medio siglo que ha dejado 220.000 muertos, las empresas del sector minero piden reglas de juego claro para la inversión.

    Ángel pronosticó producción de cobre para los próximos años, que se sumaría a la de carbón, oro, esmeraldas y ferroníquel.

    "Hay empresas mineras que tienen fases de exploración bastante avanzada, nosotros creemos que en los próximos años podríamos tener un proyecto de cobre andando", concluyó Ángel, quien dijo que después de Perú, Colombia es el país de la región con mejor potencial geológico para la exploración minera.

    Fuente: lta.reuters.com / Reporte de Luis Jaime Acosta; Editado por Javier López de Lérida

  • Sector minero-energético es el principal receptor de divisas

    Potencial Energetico De ColombiaLa balanza de pagos del país registró un déficit en la cuenta corriente de 6,2 % del PIB.

    El Banco de la República reportó que en el primer semestre del año, la balanza de pagos del país registró un déficit en la cuenta corriente por US$9.466 millones (6,2 % del PIB semestral), entradas netas de capital de US$9.019 millones (5,9 % del PIB semestral) incluyendo acumulación de reservas internacionales por US$164 millones y errores y omisiones estimados por US$447 millones.

    Es necesario resaltar que la variación anual del déficit corriente como porcentaje del PIB en dólares, 1,7 puntos porcentuales al pasar de 4,5 % a 6,2 %, se explica por la ampliación en dólares del déficit (US$1.204 millones) que equivale a 0,4 puntos porcentuales del PIB, y el restante 1,3 puntos porcentuales corresponde al efecto de la depreciación del peso frente al dólar (36 %) sobre el cálculo en dólares del PIB corriente.

    Efecto similar ocurre en el indicador de la cuenta financiero como proporción del PIB.

    CUENTA CORRIENTE

    Por componentes de la cuenta corriente de la balanza de pagos, el déficit del país en 2015 hasta junio (US$9.466 millones), se explica por los balances deficitarios de los rubros del comercio exterior de bienes (US$5.745 millones), renta de los factores (US$3.857 millones) y cuenta de servicios (US$2.179 millones), compensados parcialmente por los ingresos netos de transferencias corrientes (US$2.315 millones).

    La evolución trimestral de la cuenta corriente, indica una reducción del déficit corriente entre el primer y segundo trimestre de 7 % del PIB a 5,5 % del PIB equivalente a US$ 829 millones, debido al principalmente a la reducción del déficit comercial de bienes.

    En comparación con lo ocurrido un año antes, el déficit corriente del primer semestre de 2015 se amplió en US$1.204 millones.

    Este incremento anual se explica fundamentalmente por el mayor balance negativo de la cuenta de bienes (US$5.224 millones) debido a la caída del precio de exportación del crudo colombiano en dicho período.

    Lo anterior fue compensado parcialmente por el menor déficit en el rubro renta de los factores (US$2.814 millones) y por los menores egresos netos relacionados con el componente de servicios (US$858 millones).

    Adicionalmente, los ingresos netos por transferencias corrientes aumentaron en US$ 348 m frente a lo observado un año atrás.

    CUENTA FINANCIERA

    Entre enero y junio del presente año, se registraron ingresos netos de capitales por US$9.019 millones, resultado de US$13.485 millones por entradas de capital extranjero, salidas de capital colombiano por concepto de activos en el exterior (US$3.919 millones) e instrumentos financieros derivados (US$382 millones) y acumulación de reservas internacionales por US$164 millones.

    Del total de los ingresos de capital extranjero recibidos en el período de análisis (US$13.485 millones), el 50,7 % correspondió a flujos por Inversión Extranjera Directa, el 47,4 % a recursos obtenidos por la emisión de títulos de deuda externa de largo plazo y acciones, y el restante 1,9 % a préstamos y otros créditos externos.

    Los ingresos de capital extranjero en lo corrido del año a junio fueron inferiores en US$4.943 millones (27 %) a lo ocurrido un año atrás.

    El ingreso de capitales por inversión extranjera directa en el país fue de US$6.834 millones, inferior en 22,5 % a lo recibido en 2014.

    Esta reducción se explica por los menores flujos invertidos en empresas dedicadas a la actividad minero-energética y de comunicaciones.

    A pesar de lo anterior, el sector minero-energético continúa siendo el principal receptor de dichos recursos (37 %), seguido de la industria manufacturera (22 %), servicios financieros y empresariales (18 %), comercio y hoteles (16 %) y el resto de sectores (7 %).

    Por inversión extranjera de portafolio, en 2015 a junio se recibieron US$6.394 millones, inferior en US$3.839 millones al estimado un año atrás.

    El 76,6 % de estos recursos se originaron en la colocación de títulos de deuda de largo plazo en los mercados internacionales en su mayoría emitidos por el gobierno, y el 23,4 % restante en la compra de acciones y TES en el mercado local por parte de inversionistas extranjeros.

    Por concepto de préstamos bancarios y otros créditos externos, el país registró durante 2015 desembolsos netos por US$256 millones, contratados en su mayoría por entidades del sector público.

    Este resultado contrasta con las amortizaciones netas por US$620 millones registradas en igual período un año atrás.

    SALIDAS DE CAPITAL

    Entre enero y junio de 2015, se registraron US$3.919 millones por salidas de capital colombiano para la constitución de activos en el exterior, nivel inferior en US$4.570 millones al observado el año anterior.

    Del total de estos recursos se utilizaron principalmente en la constitución de inversiones financieras de cartera y en menor medida en inversiones directas.

    OPCIONES

    Por concepto de transacciones de forwards y opciones de divisas, durante el año 2015 a junio el país registró egresos netos por valor de US$382 millones como resultado de las pérdidas originadas en la liquidación de estos  instrumentos (US$493 millones)  e ingresos obtenidos por las ganancias por este mismo concepto (US$111 millones).

    ACTIVOS DE RESERVA

    Por concepto de activos de reserva, en 2015 hasta junio, por transacciones de balanza de pagos se acumularon de reservas internacionales brutas por US$164 millones, originadas en ingresos por rendimiento neto de las reservas internacionales por US$203 millones y egresos netos por otras operaciones del Banco de la República por US$39 millones.


    Fuente: Portafolio.co

  • Solo en 2017 estará listo nuevo catastro minero que urge el país

    CanteraDesde que comenzó a funcionar en julio de 2012 la Agencia Nacional de Minería (ANM), asumiendo funciones de vigilancia y control del extinto Ingeominas, se ha planteado la necesidad de que Colombia tenga un nuevo catastro minero.
     
    Pero la tarea indispensable para el sector sigue entre los pendientes que deberá concluir la cuarta presidenta de la ANM, la abogada Silvana Habib Daza, quien asumirá el cargo en próximas semanas (ver Protagonista).
     
    De hecho, ayer el ministro de Minas y Energía, Tomás González Estrada, reconoció que “no existe el catastro minero que necesita el país”, en la apertura de la Feria Minera y Expometálica 2015, organizadas por la Andi, en Plaza Mayor.
     
    Por eso el funcionario planteó el compromiso que asume Habib de tener completamente digitalizado el principal instrumento de gestión minera del país para el próximo año y que en 2017 deberá estar completamente listo. El año pasado la ANM dijo que el nuevo catastro minero estaría listo para 2015.
     
    Lo cierto es que por líos administrativos se ha retrasado la tarea de la plataforma tecnológica que, si bien ya está en línea para consulta de los mineros, aún falta añadirle un volumen de expedientes e información necesaria para una gestión más eficaz de la ANM.
     
    Prioridades a intervenir
     
    Mientras eso pasa, la entidad tiene 10.970 solicitudes pendientes por resolver, no obstante las 2.575 decisiones que ha tomado en lo que va del año. En este grupo se cuentan 1.406 legalizaciones resueltas, de las cuales solo 253 son respuestas positivas, entre legalizaciones y otorgamiento de títulos mineros.
    Incluso, una vez se posesione Habib, ya tiene para la firma 675 minutas de solicitudes que ya tienen viabilidad técnica y jurídica.
     
    Pero al mejorar los tiempos de respuesta, le sigue otra tarea a la nueva presidenta de la ANM. Se trata de consolidar un nuevo esquema de fiscalización, ya no en manos de terceros, como el primero que se hizo en el país en 2013, sino con una mayor supervisión directa y eficiente de la entidad.
     
    “Para 2015 están previstas 5.560 visitas de fiscalización, a septiembre se ha cubierto el 70 por ciento y vamos a cumplir con eso (...) hay que apalancarse en los aprendizajes para una fiscalización más inteligente y focalizada que privilegie áreas de mayor producción”, explicó González.
     
    Finalmente, a diferencia de lo que ocurría hasta ahora, la ANM tendrá, según González, una mayor presencia en las regiones y, particularmente, en los procesos de formalización minera, un complejo en que Antioquia ha dado pasos, pero aún faltan más resoluciones.
     
     
    Por: Elcolombiano.com
     
Links to Best Bookmaker Bet365 it The UK