log in

De Interés Ambiental

Buscar Noticias

Sector petrolífero europeo tomó la decisión de salvar el clima

0
0
0
s2smodern
Grandes petroleras anunciaron su apoyo a las iniciativas de poner un costo a la contaminación.
Varios ejecutivos de petroleras comenzaron a hablar sobre los precios del carbono.
 
Plataforma ShellPlataforma ShellLos responsables de algunas de las empresas de energía más grandes de Europa decidieron pensar en un giro histórico de 180°. Era hora de prestar atención a los manifestantes que marchaban bajo la nieve frente a la conferencia de su sector exigiendo actuar para contrarrestar el calentamiento global.
 
Para cuando la charla de la convención se transformó en acción, Royal Dutch Shell Plc, BP Plc, Total SA, Eni SpA, Statoil ASA y BG Plc, publicaron una carta abierta sin precedente sobre el cambio climático. Rompiendo con sus competidores estadounidenses más grandes, anunciaron su apoyo a las iniciativas de poner un costo a la contaminación, reconociendo que estaban del lado equivocado de la historia.
 
“Cambiaron masivamente la postura retórica”, dice Charlie Kronick, asesor sénior sobre clima de Greenpeace en Londres. “Saben que si no están sentados a la mesa, podrían terminar siendo el almuerzo”.
 
Obviamente, hacer el bien también significa que les vaya bien a los patrocinadores de una de las industrias más contaminantes del mundo. Los signatarios de la carta también son grandes productores de gas natural y la transformación los ayudará a promocionar al combustible como una alternativa más limpia al carbón. Shell comenzó a producir más gas que petróleo en 2013 y Total al año siguiente.
 
Si la estrategia tiene éxito, los perdedores serían empresas mineras como Glencore Plc y Anglo American Plc y países ricos en petróleo como Australia, Indonesia y Colombia.
 
La marcha hacia el iluminismo climático había comenzado unos meses antes.
 
La rama de inversiones de la Iglesia de Inglaterra, que tiene activos por casi US$10.000 millones, anunció en diciembre que este año presentaría resoluciones de los accionistas sobre el cambio climático en las asambleas generales anuales de varios gigantes petrolíferos. Las compañías sabían que deberían responder en tanto la iglesia reunía el apoyo de otros inversores institucionales.
 
Respuesta de Davos
 
La respuesta comenzó a tomar forma en enero en Davos durante el Foro Económico Mundial. Allí, bajo el paraguas de un grupo conocido como la Oil Gas Climate Initiative, varios ejecutivos comenzaron a hablar sobre los precios del carbono durante una cena a puertas cerradas. Sin embargo, la amplia base de miembros del grupo, que incluye a empresas como la estatal Saudi Arabian Oil Co. y Petróleos Mexicanos, frenó el avance, según personas que participaron en las conversaciones.
 
Las firmas europeas decidieron avanzar con una cohorte más reducida que incluyera a sus homólogas estadounidenses. La tarea era difícil: Exxon Mobil Corp. y Chevron Corp. se han opuesto a fijar precios al carbono sin exenciones fiscales para compensarlos, diciendo que elevaría el costo de la energía. No obstante, Exxon utiliza internamente un precio del carbono en “las sombras” para decidir qué proyectos llevar adelante, posiblemente una admisión tácita de que se avecinan los precios del carbono.
 
Luego tuvo lugar la división durante el Foro de Energía de Oslo en febrero, lo más granado del sector del petróleo y el gas globales, en el idílico hotel Scandic Holmenkollen Park, rodeado por colinas cubiertas de nieve y una pista de esquí centenaria que albergó los Juegos Olímpicos de Invierno en 1952. Los activistas congregados en la entrada dijeron que la nieve sería “algo que sólo se ve en los libros de historia” si las emisiones relacionadas con el petróleo no disminuían, según un panfleto subido online.
 
Por: Bloomberg News -ElEspectador.com
Links to Best Bookmaker Bet365 it The UK