log in

Tecnologías Limpias

Buscar Noticias

Energía: Más cerca de un nuevo modelo

0
0
0
s2smodern
Energiaeolica 90Hablar sobre energías limpias y renovables, nuevos modelos energéticos, sostenibilidad y autosuficiencia en la utilización de los recursos necesarios para la vida humana y animal, podría resultar, en cierta medida, como un tema lejano y ajeno y que solo preocupe a catedráticos, expertos e instituciones. Sin embargo, es un tema que debería preocupar también a la comunidad en general.
 
Y no es para menos. El modelo energético imperante, afirman algunos, no sólo en Colombia sino en todo el mundo, está condenado a la extinción.
El excesivo consumo de carbón, petróleo y otros combustibles fósiles está supeditado no solo por modelos políticos, sociales; también, por económicos. La necesidad de más y más gasolina, en especial para la movilidad, conlleva al incremento monetario por su obtención; en una lucha incesante y entre consumidores y productores.
 
Más por menos
 
Sin embargo, existen otras alternativas a esta problemática. Es un camino lento pero seguro. Tener energía utilizando otros medios distintos a los tradicionales, ya no es ni será un lujo. Más bien, una necesidad. Y no solo por el bien de la humanidad, sino también del planeta y de todo lo que en él habita.
Algunos países ya han tomado medidas al respecto. En Estados Unidos, por ejemplo, el gobierno de Barack Obama anunció una iniciativa de ley diseñada para que las personas tengan acceso a hogares e instalaciones basadas en energía solar; en especial para aquellos que no pueden pagar un panel (instrumento necesario para su utilización) ni su instalación.
 
Las energías del futuro
 
Colombia no se queda atrás. Las fuentes hidroeléctricas del país han provisto de energía, desde hace algunos años, a muchos hogares a lo largo y ancho del territorio. En Médellín, se inició con el Metro y el Metrocable, como apuestas saludables al medio ambiente. Su más reciente proyecto incluye el Tranvía de Ayacucho, y todo impulsado por la energía eléctrica.
 
La Universidad Pontificia Bolivariana (UPB) en Medellín, por ejemplo, probó un modelo de movilidad basado en el sistema eléctrico: un bus. La idea nació como una respuesta a la resolución de unos de los problemas más graves de la ciudad: la mala calidad del aire y su consecuente impacto en la salud pública.
El bus eléctrico, asegura el docente e investigador del Grupo de Transmisión y Distribución de Energía de la UPB, Andrés Emiro Díez Restrepo, “tiene cero emisiones en la ciudad, disminuye los niveles de ruido, tiene un bajo consumo de energía, que proveería Empresas Públicas de Medellín (EPM), y en el caso de Colombia, usaría mayoritariamente con energía hidroeléctrica renovable”.
 
Otro caso de éxito es el vehículo solar de la Universidad Eafit y EPM. Este vehículo equipado con paneles fotovoltaicos que obtienen su carga directamente del sol para poder movilizarse. Y viajará durante un mes por el océano Atlántico antes de participar (por segunda vez) en el World Solar Challenge 2015 en Australia. El modelo está diseñado para alcanzar los cien kilómetros por hora.
 
Falta cultura y conciencia. El modelo energético actual durará hasta cuando las personas así lo quieran.
 
Sin embargo, puntúa Díez Restrepo, “el reto mundial consiste en que cada vez más la energía utilizada para la producción de electricidad provenga de fuentes renovables, usando cada vez menos fuentes fósiles como el carbón, el petróleo o el gas natural. El caso colombiano es privilegiado, porque contrario a las potencias desarrolladas como Estados Unidos, China, y la Comunidad Europea, nuestra energía eléctrica tiene un origen de baja huella de carbono, que es como se mide la contribución al cambio climático”.
 
Fuente: elcolombiano.com
Tagged under: energia energia eolica
Links to Best Bookmaker Bet365 it The UK