log in

Notas de Carbón

Buscar Noticias

La Industria Del Carbón No Regresará

0
0
0
s2smodern

Donald J. Trump hizo muchas promesas importantes durante su campaña. Pero salvar el carbón es una promesa que no podrá cumplir.

 
Lo que salva la producción de carbón en Estados Unidos podría ser las exportaciones a Europa o China.Lo que salva la producción de carbón en Estados Unidos podría ser las exportaciones a Europa o China.Muchos en la región de los Apalaches y otras regiones de minería de carbón creen que la supuesta guerra del presidente Obama contra el carbón causó una caída fuerte en las fortunas de la industria. Pero las dificultades del carbón para competir son causadas por gas natural barato, renovables baratos, regulaciones de calidad de aire que comenzaron en la administración de George W. Bush y demanda más débil en Asia.
 
A nivel nacional, el empleo en la industria del carbón fue más alto en los años 20. La caída más reciente en el empleo del carbón de los Apalaches empezó en los años 80, durante la administración de Ronald Reagan por causa del papel que la automatización y la mecanización jugaron en reemplazar a los mineros con máquinas. Las pérdidas de empleos en los Apalaches empeoraron por la desregulación de los ferrocarriles. Precios de carga para los trenes decayeron como resultado, lo cual significó que el carbón del oeste, el cual es mucho más limpio y barato que el del este, podía ser vendido a mercados lejanos, interrumpiendo la participación en el mercado de las minas de los Apalaches. Para Trump mejorar el destino del carbón requeriría de enormes intervenciones en el mercado como mandatos directos para consumir carbón o recortes tributarios significativos para beneficio del carbón. Otro manejo, que parece estar ganando popularidad, es abrir más tierras y aguas federales a la producción de petróleo, gas y carbón.
 
Hacerlo solo agravaría los retos del carbón, dado que le añadiría al exceso de provisiones, rebajando el precio del carbón, lo que hace aún más difícil para que las compañías de carbón sigan siendo rentables. Las mismas acciones también llevarían al aumento de la producción de gas, deprimiendo aún más los precios del gas natural, lo que lo haría más competitivo que el carbón. En lugar de ser un ciclo virtuoso para el carbón, parece más como una muerte en espiral. Y todo esto es sin las regulaciones ambientales relacionadas con reducir las emisiones del dióxido de carbono, las cuales ni siquiera entrarán en efecto hasta dentro de varios años.
 
Incluso si el presidente-electo procura tomar estas acciones, oponentes sorprendentes podrían atravesarse en su camino. Las compañías de gas natural son los beneficiarios principales, y ahora los defensores del aire limpio y las regulaciones de bajo carbón. Estas excluyen a Exxon Mobil, la compañía de capital abierto de gas y petróleo más grande del mundo, la cual opera en muchos países que se preocupan por reducir las emisiones de carbón. La compañía hizo una declaración pública en apoyo al acuerdo climático de París el 4 de noviembre, el día en que entró en efecto.
 
En la batalla entre las compañías de carbón y los grandes productores del petróleo y gas, pienso que tal vez los segundos serán victoriosos.
La rápida absorción de renovables baratos también contribuye al deceso del carbón. Trump hizo comentarios de campaña sugiriendo el fin del apoyo a tecnologías para la energía renovable. Pero sus declaraciones recientes piden apoyo a todas las formas de energía, incluyendo las renovables, lo que sugiere que no se enfocará en ellas.
 
Granjas de viento y solares normalmente son instaladas en distritos rurales republicanos, lo cual explica por qué reciben tanto apoyo republicano en primer lugar.
Lo que salva la producción de carbón en Estados Unidos podría ser las exportaciones a Europa o China. Pero la demanda por el carbón en Europa está disminuyendo. Y Trump parece estar marchando en contra nuestro hacia una guerra con China. Hacerlo significa que los chinos podrían abstenerse de comprar nuestro carbón. Y aunque una guerra comercial sea evitada, el carbón barato está disponible fácilmente en Australia.
 
Qué significa esto para el americano promedio? Más de lo mismo cuando se trata de energía, lo cual es algo bueno. Los precios de energía permanecerán bajos y nuestra calidad de aire seguirá mejorando. Y ambos ayudarán a crecer la economía.
 
Sin importar cuánto Trump trata de proteger al carbón de la competencia del mercado, hacerlo será difícil de realizar y lo pondrá en diagonal con importantes accionistas republicanos y prioridades de política republicana de hace mucho tiempo.
 
 
 
Por MICHAEL E. WEBBER
Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Necesita activar JavaScript para visualizarla.
 
Tagged under: Carbón
Links to Best Bookmaker Bet365 it The UK