log in

De Interés en Minería

Buscar Noticias

Alberto Calderón en las grandes ligas

0
0
0
s2smodern
Foto de Semana.comFoto de Semana.comAlberto Calderón, uno de los ejecutivos colombianos de mayor trayectoria en el exterior, asume como CEO en propiedad de Orica, la mayor productora de explosivos del mundo. Los desafíos son gigantescos.
 
 Además de ser el mayor proveedor de explosivos comerciales, Orica es líder en la prestación de servicios para minas y túneles y proveedor de insumos para extraer oro.
En 1992, cuando Alberto Calderón tenía poco más de 30 años, tuvo su primer gran reto empresarial: desde la gerencia de la Empresa de Energía de Bogotá (EEB) fue el encargado de poner a andar la central hidroeléctrica de El Guavio y terminar el racionamiento de energía que por meses padeció el país.
 
Así inició una de las carreras más sobresalientes de los últimos años quien ha sido considerado el ejecutivo colombiano más exitoso en el exterior, siempre en medio de retos gigantescos. 
 
Calderón presidió Ecopetrol en una época difícil y marcó la senda para la transformación de la empresa. Su gestión le abrió las puertas para dirigir posteriormente Cerrejón, en la Guajira, una de las minas a cielo abierto más grandes del mundo. De allí, uno de los socios de la mina (BHP Billiton) lo reclutó y empezó su carrera en esta gigantesca multinacional que lo llevó a manejar el negocio de diamantes, aluminio y níquel, ocupó el segundo cargo en la multinacional y entró a competir por convertirse en su presidente. Sin embargo, esa carrera no la ganó y en 2013 se retiró de BHP.
 
Siguió trabajando entre Australia, Inglaterra y Estados Unidos, asesorando empresas, explorando oportunidades en el mercado de capital privado y participando en juntas directivas, como la de Orica, el mayor proveedor mundial de explosivos comerciales y sistemas de detonación para los mercados de minería e infraestructura, líder en la prestación de servicios para minas y túneles, y el principal proveedor de insumos químicos para la extracción de oro en el planeta.
 
Sin embargo, en marzo pasado, en medio de una crisis interna originada por el estilo agresivo y confrontacional de Ian Smith, en ese momento CEO de Orica, la junta directiva de la empresa decidió retirar a su presidente del cargo y encargar a Calderón, mientras se cumplía un proceso de selección con candidatos de distintas partes del mundo.
 
El pasado 20 de mayo, Orica anunció la ratificación de Calderón en el cargo. Según un reporte de medios australianos, la única sorpresa en el nombramiento de Calderón como nuevo presidente ejecutivo de Orica fue por qué se tardó tanto en lo que para el sector era una designación obvia y de bajo riesgo. 
 
Smith salió en medio de un escándalo por una confrontación con funcionarios suyos, como la jefe de relaciones con inversionistas, situación calificada como “inaceptable” por la compañía, que agregó que ese estilo de gestión había cruzado la línea, con una conducta agresiva y abusiva.
 
La empresa
 
Orica Limited es una multinacional que nació hace 130 años en medio del boom del oro en la región de Victoria (Australia). Cuenta con una sólida cartera de activos de fabricación y distribución situados en Australia, Asia, Europa, Medio Oriente, África, América Latina y América del Norte. Tiene una fuerza laboral diversa de más de 12.500 personas, con operaciones en más de 50 países y clientes en más de 100. 
 
Aunque, según la compañía, en los segmentos de minería y procesamiento de la cadena de valor los productos básicos en los que se centra Orica son en gran parte influenciados por los volúmenes de producción que demuestran una baja volatilidad, incluso en tiempos de desaceleración económica, hoy la empresa pasa por un momento difícil.
 
No solo a nivel de reputación por la abrupta y escandalosa salida de su anterior CEO, sino porque uno de sus principales productos, el nitrato de amonio, enfrenta un oscuro panorama tras la caída en los precios del mineral de hierro y del carbón, dos minerales en cuya explotación se usa dicho explosivo.
 
Esto ha llevado a un exceso de oferta de nitrato de amonio, que no solo se origina en una débil demanda de sus clientes de minería, sino también en una aceleración en la producción de esta sustancia. 
 
Ya en los resultados al corte de marzo (que implican la mitad de su año fiscal), esta empresa empezó a mostrar una desaceleración de sus ventas que cayeron 2,42%, totalizando 3.293 millones de dólares australianos (US$2.548 millones), así como una caída de 8% en sus utilidades.
 
Su capitalización bursátil, sin embargo, sigue siendo la más alta entre las productoras de explosivos australianas. Al cierre de esta edición estaba en US$6.290 millones y su acción se valorizaba 13%.
 
No obstante, firmas como Morgan Stanley estiman que el mercado australiano de nitrato de amonio se contraerá 4% en 2015. Esto significa que el mercado podría estar sobreabastecido en más de 30% en 2016, lo que generará mayores presiones sobre Orica, empresa que además tiene un elevado apalancamiento operativo.
 
Dicho apalancamiento se refiere a que tiene altos costos fijos y una capacidad limitada para variar sus gastos. Por este motivo, y ante la persistencia de precios bajos de los commodities, algunos analistas australianos recomiendan vender las acciones de Orica.
 
Los retos para Calderón son muy complejos y provienen de dos frentes: uno, el manejo interno de la compañía en su gobierno y administración, pues deberá garantizar una cultura de respeto, colaboración y rendimiento.
 
Y, el segundo, la forma de manejar un entorno cada vez más complejo, con precios de los commodities a la baja y mayores exigencias ambientales y sociales en los proyectos donde pueda prestar sus servicios. Aunque por ahora no hay revisión estratégica de los planes, sí es claro que para hacer frente al panorama el foco que tendrá el nuevo presidente pasa por alcanzar más eficiencias, reducir costos y aumentar la productividad. Además, tendrá que enfrentar líos ambientales.
 
La prensa australiana ha recibido con buen ánimo el nombramiento del colombiano, que llega respaldado por su experiencia como uno de los ejecutivos de mayor rango en BHP Billiton. 
 
Calderón se estrenó presentando los resultados del primer semestre fiscal de Orica y anunció que va a tomar un enfoque racional para enfrentar los problemas de exceso de oferta que amenazan los márgenes de la empresa. Por eso, revisó a la baja las proyecciones de producción.
 
Según el periódico australiano Financial Review, los anuncios de Calderón fueron bien recibidos por los analistas de UBS, para quienes su gestión da señales de estar más dispuesta a afrontar la sobrecapacidad de la industria, mientras que los del Deutsche Bank dijeron que el ejecutivo colombiano “presentó lo que parecía ser una evaluación honesta y sincera de la situación de la compañía y la forma como planea soportar las presiones de la industria minera”.
 
Acostumbrado a retos difíciles, Calderón se monta ahora en uno de los potros más retadores en su historia profesional y, aunque su experiencia lo avala, tendrá que jugarse a fondo en un escenario muy complejo.
 
Fuente: dinero.com
 
Tagged under: Minería BHP Billiton Orica
Links to Best Bookmaker Bet365 it The UK