log in

Hidrocarburos

Arabia Saudita logró desvanecer el boom petrolero de Estados Unidos

0
0
0
s2smodern
Min Oil NaimiLa estrategia de la OPEP para mantener su cuota de mercado en la producción y comercialización de petróleo está rindiendo sus frutos, pero a un costo mucho más alto que el esperado, especialmente por su líder, Arabia Saudita.
 
Recientemente el Fondo Monetario Internacional (FMI) dio a conocer su preocupación por el nivel de gasto de los países del golfo, entre ellos Arabia Saudita, pues el 80% de los ingresos del Estado provienen de la comercialización del petróleo, y los precios se derrumbaron casi en un 50% en el último año. 
 
Sin embargo, más allá de una reducción en los ingresos de los países miembros de la OPEP por el desplome de los precios del crudo, liderada por Arabia Saudita, la estrategia de mantener su cuota de mercado de estos países está rindiendo fruto pero a un costo mucho más alto que el esperado, según la revista Foreign Affairs. 
 
La OPEP abandonó su estrategia tradicional de reducir la producción para evitar un exceso de oferta en el mercado internacional de petróleo a partir de noviembre del año pasado como una reacción frente al boom en la producción petrolera de Estados Unidos, que suponía un peligro para la participación de los países miembros de la OPEP en los mercados mundiales. 
 
Más bien, frente a un exceso de oferta de crudo, la estrategia saudí ha sido mantener una alta producción que ha permitido el derrumbe de los precios del crudo con la expectativa de que los productores que tienen costos de producción por barril 6 o 7 veces más altos que los de ellos “sobre todo en Estados Unidos, sean conducidos a la quiebra” afirmó  la revista Foreign Affairs. 
 
¿A qué costo los países productores mantienen su estrategia?
 
Bloomberg asegura que “mientras se desplomaron los precios del crudo conduciendo a recortes históricos de perforación que evidentemente han lastimado la industria petrolera de Estados Unidos, los miembros de la OPEP también han pagado un alto precio”.
 
De acuerdo con la revista Foreign Affairs, “el plan de Arabia Saudita para mantener la cuota del mercado mundial, no tuvo el efecto esperado en el tiempo esperado, pues de hecho el presupuesto nacional de Arabia Saudita de 2015, se basó en el supuesto de un precio del petróleo de alrededor de US$90 por barril”. 
 
El resultado de los bajos ingresos recibidos del petróleo, y el creciente gasto del Gobierno, han llevado a un déficit presupuestario cercano al 20% de alrededor de US$100.000 millones, obligando a los Saudíes a recurrir a sus amplias reservas internacionales a un ritmo acelerando de alrededor de US$12.000 millones al mes, y acelerando la venta de bonos en el mercado internacional.  
 
El sacrificio valió la pena 
 
Sin embargo, pese a los costos que ha incurrido el líder de la OPEP, Arabia Saudita y otros países pertenecientes a la organización, la estrategia ha comenzado a rendir fruto pues de acuerdo con Bloomberg, después de un año de sufrir las consecuencias económicas de la caída del precio del petróleo, la OPEP está finalmente “a punto de estrangular el crecimiento de la producción de crudo en Estados Unidos”.
 
La producción de Estados Unidos está casi de vuelta hasta los niveles de bombeo registrados en noviembre de 2014, cuando la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) cambió su estrategia para centrarse en recuperar cuota de mercado, y que aun sostiene, pues en la última reunión de los líderes de la OPEP llevada a cabo en Viena, Austria, no se tocó el tema de reducir la producción.
 
 
Bloomberg, citó al jefe de investigación de mercados de petróleo de Societe Generale en Londres, Mike Wittner, quien aseguró que "ha sido un infierno de mucho tiempo y que continuará tomando más tiempo, pues la producción de petróleo de Estados Unidos ha sido más resistente de lo que la gente pensaba" incluyendo Arabia Saudita. Wittner concluyó que "el resultado final es que el reequilibrio ha comenzado”. 
 
Dinero.com
 
Links to Best Bookmaker Bet365 it The UK