log in

Hidrocarburos

Análisis : El Petróleo en el 2015, entre Precios Bajos y Baja Inversión

0
0
0
s2smodern
Introducción
 
PerforacionEl 2015 fue un año de ajustes para el sector petrolero después de varios de precios altos del crudo en los mercados internacionales. El año cierra con el barril de petróleo por debajo de los 40 dólares y según analistas en la materia, no se vislumbra un alza significativa en el corto plazo.
 
Esta situación obligó a la industria a hacer cambios en sus proyectos, pues se privilegió la producción sobre la exploración; debido a que el mantenimiento de la meta del millón de barriles diarios, significaba la obtención de recursos, mientras la exploración es gasto sin seguridad. Así, los estudios del subsuelo se vieron gravemente afectados.
 
Las modalidades offshore y fracking, ganaron auge en este periodo, debido a que son oportunidades para el Estado de encontrar nuevos yacimientos que le permitan aumentar las reservas para mantener la suficiencia energética, además que el país es atractivo para la inversión en esta materia por su potencial. Se espera que para el 2016, estas inversiones crezcan y dinamicen la economía colombiana para enfrentar los embates de la situación internacional.
Adicional a lo anterior es importante resaltar que los atentados contra la industria petrolera fueron protagonistas en el 2015. Los grupos armados no estatales continuaron su ofensiva en este tema, generando daños sociales, ambientales y económicos significativos, que hacen necesario que el proceso de paz llegue a feliz término para que estas organizaciones dejen de operar de manera violenta y no generen más impactos negativos.
 
Crudo Transparente hace un balance del 2015 en la industria petrolera, su impacto en la economía del país y sus repercusiones en la población, con el fin de brindarle a la sociedad colombiana herramientas de análisis frente a este tema de importancia.
 
Contexto internacional
 
mundo balance 2015
 
En junio de 2014, el precio internacional del petróleo alcanzó un máximo de US$107,26 por barril; generando preocupación entre los países no productores, pues según la tendencia, continuaría aumentando conforme el paso de los meses. Sin embargo, para finales de septiembre, sucedió lo inesperado: los precios empezaron a descender de forma abrupta, llegando a US$53,27 el barril al finalizar el año. La caída fue gracias a la desaceleración de la economía China –segundo consumidor del hidrocarburo a nivel mundial-, el aumento de la producción de crudo no convencional por parte de los Estados Unidos y el exceso de oferta en el mercado debido a la falta de acuerdos sobre la materia en el seno de la Organización de Países Exportadores de Petróleo -OPEP1.
 
En el año 2015 se mantuvieron los precios bajos, oscilando entre 47 y 62 dólares por barril2. Son varias las causas que explican esto: primero, la disminución de la compra de crudo por parte de China al mantenerse la contracción de su economía. Segundo, Arabia Saudita, el primer exportador mundial y quien preside la OPEP, se negó a producir menos de 10 millones de barriles diarios, pues está interesado en que los países que están implementando fracking, les sea más caro utilizar este método que comprar el petróleo tradicional3. Por otra parte, el autoabastecimiento de Estados Unidos –primer comprador-, por medio de la extracción de petróleo no convencional. 
Por último el levantamiento de las sanciones a la venta de petróleo iraní, luego de acordar un pacto en materia nuclear4.
Impacto del contexto internacional en Colombia
 
Más del 50% de las importaciones del país lo generan los hidrocarburos, cerca del 20% de la inversión extranjera se enfoca en el sector petrolero y la venta de crudo representa el 30% de los ingresos fiscales de la nación5. Frente a este panorama, es claro que los bajos precios del hidrocarburo tenían que repercutir de manera negativa en la economía colombiana para el periodo 2015.
 
Según proyecciones del Gobierno, el PIB se expandiría 4.8% en el 2015, un punto porcentual más que el 2014; pues pese a que el precio del crudo en los mercados internacionales venía descendiendo, se esperaba que se generara un efecto rebote y se estabilizara sobre los 80 dólares por barril6. Sin embargo, esto no sucedió y según cifras oficiales, el crecimiento económico del país se ubicó en 3.2%7.
 
La crisis petrolera producida por el bajo precio del barril de crudo, generó que en el 2015 el país dejara de percibir cerca de $10 billones de pesos y que Ecopetrol disminuyera –a tan solo 40 millones de dólares-, las inversiones para proyectos de hidrocarburos no convencionales8. Se redujo la inversión en el sector en un 30%, la perforación de pozos exploratorios cayó 82%, la sísmica disminuyó 20%9. También se debió aplicar un recorte presupuestal de 16 billones de pesos, que afectó principalmente la inversión y gastos de funcionamiento10.
 
De acuerdo a diversos analistas la caída de los precios de petróleo motivó a que el Gobierno Nacional tramitara, a finales del 2014, una nueva reforma tributaria que le permitiera percibir mayores ingresos y, de continuar la tendencia a la baja de los precios internacionales del crudo, le ayudara a sortear una crisis económica en los años venideros11.
 
Exploración
 
Para el país es importante invertir en el hallazgo de nuevos yacimientos que mantengan su autosuficiencia energética y continuar como exportador. Los últimos grandes descubrimientos petroleros se produjeron en los años 80 y 90: Caño Limón, en Arauca; y Cusiana, en Casanare, campos que aún continúan produciendo, pero cuya vida útil decrece un 17% anualmente. De ahí en adelante, los hallazgos han sido de yacimientos con producción moderada.
 
De acuerdo a la Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH), Colombia necesita explorar alrededor de 200 pozos por año para mantener las cifras de producción y aumentar las reservas que en el momento se calculan para 6.3 años12.
 
Lo planteado anteriormente no fue posible para el año 2015 debido a la crisis internacional del petróleo, que generó una disminución en las inversiones para exploración. En este periodo de tiempo, se perforaron 30 pozos en diferentes zonas del país, 38 menos que el 201413; los proyectos de sísmica14 se ejecutaron sobre 1.000 km², 92% menos que el año pasado15 y se destinaron 730 millones de dólares para esta actividad16. Indicadores desalentadores para el sector y según representantes del gremio, deberían ser tenidos en cuenta por el Gobierno para implementar acciones encaminadas a buscar soluciones17, pues de continuar la producción diaria en un millón de barriles y no invertir en exploración, en menos de una década, el país deberá exportar hidrocarburos para abastecerse.
 
Sin embargo, a finales del año se vislumbró una oportunidad importante en materia de exploración. En zona del Cerro La Teta, en el departamento de La Guajira, estudios realizados por geólogos de la Universidad Nacional, determinaron que existe la posibilidad de encontrar un nuevo yacimiento de magnitudes considerables, que sería la continuación de los campos del Magdalena Medio18. Se espera que en el año 2016 se hagan estudios más específicos que permitan corroborar las investigaciones preliminares de los expertos de la universidad pública.
 
Producción
 
anh
 
Para el año 2015, el Gobierno Nacional planteó la necesidad de producir un millón de barriles por día; meta que logró cumplirse. De acuerdo al Sistema General de Regalías (SGR) y a la ANH, quienes emiten estadísticas oficiales sobre este tema, a corte de septiembre, se produjeron 332’954.964 barriles de crudo19, con un promedio de 1 millón 9 mil barriles diarios20.
 
Durante 10 de los 12 meses del año, la producción se mantuvo en un millón o un poco más; sin embargo, para julio y agosto disminuyó a 947 y 968 mil barriles por día, respectivamente, debido al incremento de los ataques de los grupos armados no estatales21.
 
La producción por regiones22 para el presente año, se divide de la siguiente manera:
 
Región Llanera: 247’270.083 barriles. Meta, mayor productor con 170’223.433
Región Centro – Oriente: 37’257.063 barriles. Departamento de Santander aportó 21’351.337
Región Centro – Sur – Amazonía: 31’545.253 barriles. Putumayo contribuyó con 14’649.327
Región Caribe: 7’852.089 barriles; siendo el departamento de Bolívar el mayor productor de la zona con 4’222.141
Región eje cafetero: 8’595.572 barriles. Único departamento productor: Antioquia.
 
Región Pacífico: 434.904 barriles. Cauca aportó 335.982
Las cifras anteriores demuestran que la región de los Llanos, compuesta por los departamentos de Arauca, Casanare, Meta y Vichada, continúa manteniendo la hegemonía en esta materia.
 
El campo Castilla, localizado entre los municipios de Cubarral y Apiay, Meta, fue el de mayor producción en el 2015, destronando a Rubiales. De acuerdo a la ANH, Castilla produjo en promedio 123.496 barriles diarios, mientras que Rubiales tuvo un promedio de producción de 122.400 barriles/días23.
 
Regalías
 
Según el SGR la extracción de crudo durante el 2015, originó a corte de septiembre, regalías por el orden de $3’397.964’813.677 de pesos24.
 
El aporte por cada región, desde 2012 hasta 2015 es de:
 
Región Caribe: comprendida por los departamentos de Cesar, Córdoba, Bolívar y Sucre, contribuyó con $127.241’116.459 millones de pesos.
Región Centro – Oriente: conformada por Boyacá, Cundinamarca, Norte de Santander y Santander, generó $539.723’443.217 millones de pesos.
Región Centro – Sur – Amazonía: incluye Huila, Putumayo y Tolima, aportó $548.053’983.250 millones de pesos.
Región Llanera: integrada por Arauca, Casanare, Meta y Vichada, participó con $3’475.402’775.376 millones de pesos.
Región Eje Cafetero: Conformada únicamente por Antioquia. Cooperó con $1’299.877’412.537 millones de pesos.
Región Pacífica: contiene los departamentos de Cauca y Nariño, contribuyó con $7.864’623.509 millones de pesos.
 
Offshore o producción costa afuera.
Cuando se habla de petróleo, offshore hace referencia a la exploración y/o explotación del hidrocarburo en alta mar o fuera de costa. Para Colombia, esta oportunidad de negocio ha sido importante en los últimos años porque le permite al Estado explorar zonas de posibles yacimientos fuera del territorio nacional, generando utilidades al país y aumentar las reservas de crudo.
 
En el año 2015 Ecopetrol destinó US$200 millones en esta materia; producto de lo cual se llevó a cabo tres descubrimientos: dos en aguas profundas del Mar Caribe colombiano, pozos Calasú y Kronos, explorados en asociación con Anadarko; y el Sea Eagle en aguas oceánicas del Golfo de México, en Estados Unidos25.
En modalidad offshore, Colombia tiene disponibles 45 áreas: 12 en el Pacífico, 8’287.186 hectáreas; y 33 en el Caribe, con un total de 17’591.527 hectáreas. Según la 
 
Agencia Nacional de Hidrocarburos, se espera que en los próximos 5 años se hagan inversiones de exploración y explotación con diversas empresas extranjeras expertas en el tema, ya que el país es atractivo para este tipo de negocio por su gran potencial y porque es imperioso que se busquen nuevos yacimientos, ya sea bien en tierra o en agua profundas, que le permitan al país incrementar sus reservas26.
 
Fracking
 
Es conocido formalmente como fraccionamiento hidráulico; un método por medio del cual se fracturan las rocas a través de la inyección de una mezcla compuesta, mayoritariamente, por agua y arena, junto con elementos químicos. La extracción de petróleo por medio de esta técnica, es conocida como producción secundaria y es considerada peligrosa debido a que se pueden contaminar las aguas subterráneas con los componentes químicos utilizados, además de presentarse un incremento en la actividad sísmica de las regiones donde se ejecuta27.
 
Existen actualmente en el mundo cerca de 1 millón de pozos petroleros explotados bajo esta modalidad. En Colombia, aún no se implementa porque el Estado no había desarrollado fuertemente la legislación necesaria, sumado a que existía reserva sobre su utilización. Sin embargo, la baja de los precios del petróleo convencional y el mantenimiento de la producción por encima del millón de barriles diarios, han motivado a las autoridades competentes en la materia a considerarlo. En palabras de Mauricio de la Mora Rodríguez, presidente de la ANH, el futuro de la suficiencia energética del país está en los yacimientos no convencionales: fracking y offshore28.
 
En la actualidad, la ANH tiene 7 contratos firmados para la explotación por medio de fracking: 5 de Ecopetrol, uno de Parex Resources y otro de Exxon Mobile. Todos se encuentran en etapa exploratoria y ninguna de las empresas ha obtenido la licencia ambiental. Se espera que los primeros barriles sean obtenidos dentro de una década29.
 
Por otra parte, la estadounidense Conoco Phillips, solicitó a principios del mes de diciembre de 2015, la firma de un contrato adicional, pues ya posee uno para explotación convencional, en los departamentos de Cesar y Santander. La intención de la multinacional es aprovechar las reservas del hidrocarburo que se encuentra atrapado en capas más profundas de la tierra, en yacimientos donde ya están explorando30.
 
En la rendición de cuentas del Ministerio de Minas y Energía realizada el 17 de diciembre, Tomás González, ministro de la cartera, argumentó que era imperioso que el país generara mayor exploración en los años venideros, razón por la cual se podría flexibilizar el tema de regalías. En materia de producción de fraccionamiento hidraúlico, las regalías serían escalonadas y menores a las de extracción convencional, para incentivar al sector que ha tenido que hacer ajustes y dejar de lado la exploración por el bajo precio del crudo.
 
No es comprensible cómo un método que pone en riesgo el medio ambiente y las fuentes hídricas subterráneas, como lo hace fracking, sea incentivado por el Estado y que adicionalmente, se le exijan a las empresas que lo emplean, menores ganancias para la nación. La gran pregunta en esta materia es si vale la pena arriesgar el medio ambiente, ya degradado, para la generación de ganancias mínimas para el país.
 
Reficar
 
Reficar es una de las dos refinerías del Estado colombiano. Fue construida en Cartagena en 1957 por International Petrolium Co y en 1974 pasó a ser propiedad de Ecopetrol31. Para el año 2006 se tomó la decisión de ampliarla, ya que la meta del Gobierno era refinar más de 100.000 barriles de crudo por día y permitirle al país incursionar en el mercado de hidrocarburo transformado para diferentes industrias32.
 
El presupuesto inicial para la ampliación de la planta, fue de US$3.700 millones, pero el proyecto terminó con un valor de US$8.015 millones; 4315 millones de dólares más de lo previsto, situación que generó la renuncia del director de la refinería, Orlando Cabrales en 201233. Valor que argumentan expertos es 10 veces el presupuesto de la ciudad de Cartagena para la vigencia 2015 y que genera un gran impacto para el departamento de Bolívar, pues se esperan mayores ganancias e inversión social cuando se logren refinar los 165.000 barriles por día que se presupuesta logrará la planta con la modernización34.
 
La noticia de puesta en funcionamiento de la planta fue celebrada públicamente tanto por el presidente Juan Manuel Santos, como por el ministro de Minas y Energía Tomás González, pues según se estima, el próximo año Reficar ayudará a incrementar el PIB nacional en 0.6%. Sin embargo, la divulgación pública de los sobrecostos y la demora en la entrega de la obra, aún no se ha producido a profundidad.
 
Crudo Transparente instauró un derecho de petición ante la Contraloría General de la Nación, pidiendo claridad sobre las fases para la ampliación de Reficar, informes financieros que detallen el sobrecosto de la obra y reportes detallados de la contratación; pues es imperioso que los colombianos tengan acceso público a esta información de interés nacional35.
 
Devolución Campo Rubiales a Estado colombiano
 
Este campo, ubicado en el municipio de Puerto Gaitán, produjo en el 2015, 75.000 barriles de crudo pesado por día y es considerado actualmente como una gran promesa para el sector petrolero colombiano, pues en estudios realizados en el 2015, se comprobó que tiene 500 millones de reservas comprobadas; aumentando su valor e importancia, pues se espera que en los próximos meses su producción ascienda a los 100 mil barriles diarios36.
 
En el 2015, la canadiense Pacific, y Ecopetrol acordaron la no renovación del contrato que la empresa extranjera venía ejecutando. Desde el primero de enero del 2016, Pacific dejará en manos de la estatal colombiana la operación total del campo, luego de que Ecopetrol decidiera integrar Rubiales a los otros campos de la zona: chichimene y Castilla, ya que esto le permitía disminuir costos en materia de inversión social e infraestructura37.
 
Atentados
 
eln balance2015 DW
 
 
Grupos armados atentan frecuentemente contra la infraestructura petrolera por varias razones: primero, les permite ganar visibilidad e influencia en las comunidades y en la opinión pública; segundo, ponen en aprietos a las multinacionales al producir ceses de actividades y obligarlas a invertir en el arreglo y mantenimiento; tercero, afriman su posición frente a la política de recursos naturales; cuarto, demuestran su capacidad de fuerza y de ataque; quinto, permite que los grupos armados negocien con las empresas la posibilidad de cuotas ilegales o vacunas, para no cometer estos crímenes.
 
Es importante señalar que encontrar datos consolidados para esta actividad es complejo, ya que cada empresa consolida las cifras por medio de metodologías distintas o sólo se concentran en los que se relacionan directamente con sus actividades.
 
Durante el 2015, según declaraciones del director de la Policía General, Rodolfo Palomino, las FARC y el ELN fueron los grupos que atentaron contra la infraestructura petrolera; concentrando sus actividades en la voladura de tramos de oleoductos o en el derrame de crudo en ríos y carreteras. Por su parte, las bandas criminales aportaron su cuota a este problema, mediante la instalación de cientos de válvulas ilegales en las tuberías que transportan el crudo desde los yacimientos hasta las plantas de acopio.
 
Según cálculos realizados por Crudo Transparente en el 2015, se presentaron más de 150 ataques a la infraestructura petrolera en las diversas zonas del país, concentrándose en las regiones de Norte de Santander, Santander, Arauca y Putumayo. Las operaciones más afectadas fueron las de Caño Limón, y Caño Yarumal, en Arauca. Según el ministro de Minas y Energía, Tomás González Estrada, es la pérdida de 54 mil millones de pesos en impuestos, 37 mil millones en regalías y 32 mil millones en dividendos para el Estado38.
 
Entre los hechos más sonados en el 2015, se presentó la muerte de dos contratistas de la estatal Ecopetrol en Norte de Santander a mano del ELN. El hecho se produjo mientras los trabajadores se encontraban realizando reparaciones al Oleoducto Caño Limón39.
El daño medio ambiental producido por esos ataques perpetuados por los grupos no estatales, produjo el derrame de 20 mil barriles de crudo que contaminaron ríos, humedales y reservorios de agua; afectando directamente a la población civil40.
 
Proyección 2016
 
MinistroTomasGonzalez
 
El panorama para el próximo año para la industria petrolera es bastante austero y más difícil que el año 2015, porque los precios bajos del petróleo no vislumbran una subida significativa y no se han producido hallazgos de nuevos yacimientos con importantes reservas.
 
Según informe elaborado por el economista Mauricio Reina, para Fedesarrollo, es probable que en los próximos años y debido a que las reservas colombianas de crudo son solo para siete años máximo, la producción decaerá por debajo del millón de barriles diarios. Sumado a esto, el país está perdiendo atracción para las empresas petroleras internacionales por las disminuciones en la exploración y la sísmica y por el reajuste de la política petrolera mexicana, que permitió que se haga exploración y producción nuevamente con socios de grandes petroleras multinacionales41.
 
Por otra parte, Tomás González Estrada, encargado de la cartera de Minas y Energía, argumentó en la rendición de cuentas del Ministerio, que es imperiosos que el sector petrolero se recomponga y que el Estado aporte su cuota en la revisión y ajuste de la legislación y carga fiscal; ya que este sector deberá generar recursos importantes para llevar a cabo la implementación de los acuerdos de paz, que se espera que se firmen en el primer semestre del 201642.
 
 
Redactora: @yessica1128
Compilador - editor: @avferro
Coordinadora de investigación:  Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Necesita activar JavaScript para visualizarla.
CRUDO TRANSPARENTE 
Tagged under: Petroleo Colombiano
Links to Best Bookmaker Bet365 it The UK