Menu
RSS
  • "Este año, el precio del Acpm puede quedar así pero aún no es una decisión definitiva"

    Ricardo Bonilla, ministro de Hacienda, dijo que los ajustes fiscales permitirán que el déficit del Fepc quede en $500.000 millones en 2024.
    El ministro de Hacienda, Ricardo Bonilla, aseguró durante el Congreso anual de Andesco, que mediante las medidas que se están tomando, el Gobierno proyecta que el déficit del Fondo de Estabilización de Precios de Combustibles (Fepc) será de $500.000 millones.
     
    Para 2021, la cifra del déficit fue de $11,4 billones. En 2022, la cifra está en $36,7 billones. Se estima que este año sea de $17,8 billones y finalmente, la cifra más baja se proyecta para 2024, en $500.000 millones. Se espera que las reformas tributarias de 2021 y 2022 sumadas a los ingresos del sector de petróleo impulsen la reducción del déficit fiscal entre 2022 y 2023.
     
    El ministro Bonilla también aseguró que el Gobierno prefiere optar por cerrar el déficit de gasolina con el incremento de precios, antes de tocar los del Acpm. "No quiero pegarle con dos precios a la inflación. Este año el precio del Acpm puede quedar así pero todavía no es una decisión definitiva", afirmó Bonilla.
     
    También se refirió a la reducción de la capacidad de la generación de energía cuando llegue el fenómeno de El Niño. "Hay que recurrir a otras formas de generación y la generación térmica es más cara. Entonces estamos trabajando en que otras alternativas de energía puedan entrar a funcionar simultáneamente en un eventual fenómeno de El Niño".
     
    Bonilla dijo que hay plantas solares listas para entrar a generar, pero de igual forma la inflación se verá impactada con el posible incremento a las tarifas de energía.
     
    Por Juliana Arenales para LaRepública.
  • MinHacienda y MinEnergía lanzaron borrador para focalizar subsidio a combustibles

    Se espera que con esta medida se genere un menor gasto para el Fondo de Estabilización de Precios de los Combustibles (Fepc).
    Las carteras de Hacienda y Minas y Energía, encabezadas por Ricardo Bonilla e Irene Vélez respectivamente, lanzaron un borrador de un decreto para comentarios en el cual se adiciona el Decreto 1068 de 2015 en relación con el mecanismo diferencial de estabilización de precios de la gasolina corriente motor (GMC) y el aceite combustible para motores (Acpm).
     
    El borrador propone determinar el mecanismo diferencial para los grandes consumidores en donde el ingreso al productor fósil de la gasolina motor corriente y el Acpm o diésel para los mencionados agentes deberá ser como mínimo el precio de paridad internacional y este no aplicaría a empresas generadoras de energía ubicadas en Zonas No Interconectadas (ZNI).
     
    Con esta medida, los ministerios estiman que la aplicación del mecanismo diferencial de estabilización de grandes consumidores generará un menor gasto para el Fondo de Estabilización de Precios de los Combustibles (Fepc) y, por tanto, una menor incidencia negativa en las finanzas públicas de la Nación.
     
    El borrador expone que los recursos públicos destinados a garantizar menores precios de combustibles son altamente regresivos porque benefician principalmente a las personas con mayores ingresos.
     
    "Los recursos destinados a financiar precios locales de combustibles líquidos fósiles menores a los internacionales para estos grandes consumidores podrían ser asignados a inversión o gasto público social con mayores rendimientos sociales para promover el desarrollo sostenible".
     
    Y se propone hacer una focalización a esos beneficios para incentivar así la transición energética al proyectar un impacto en las decisiones de consumo e inversión de los agentes del mercado de combustibles.
     
    El déficit del Fepc
     
    Según el documento publicado, el Fepc hasta el 2019 acumuló un déficit por $14,2 billones, que ascendía a $17,0 billones incluyendo los intereses causados a favor de la Nación. Esto porque el Fepc no contaba con fuentes corrientes que le permitieran honrar sus obligaciones con los productores y, por tanto, el Gobierno nacional sirvió de acreedor con el Fepc por medio de créditos extraordinarios del Tesoro
    nacional, y emisión de TES de este último y pagos a nombre del Fepc a terceros.
     
    En 2020, "se observó una pequeña posición neta superavitaria del Fondo principalmente asociada al relativo bajo precio internacional del petróleo durante la pandemia".
     
    Sin embargo, en 2021 y 2022, el resultado del diferencial de compensación de los precios de los combustibles líquidos, es decir, el precio local y el de referencia internacional y otros factores, el Fepc acumuló un déficit histórico por $11,4 billones (1% del PIB) y $36,7 billones (1,5% del PIB).
     
    Por Juliana Arenales para LaRepública.
  • Precio del diésel empezaría a subir cuando baje la inflación

    A propósito del aumento de la gasolina, Minhacienda dijo que hay un déficit en la tarifa del ACPM, pero que no se tocará hasta que baje el IPC. 
    Luego del incremento de $600 que anunció el Gobierno para el galón de gasolina para el mes de mayo, el ministro de Hacienda, Ricardo Bonilla, aseguró que seguirán aumentando los precios, y que la meta es llegar a un precio cercano a $16.000 con un horizonte de año y medio.
     
    “El precio de la gasolina va a seguir subiendo todos los meses, responsablemente. Tenemos un déficit de $4.700 por galón frente al precio internacional. En diésel tenemos un déficit de $8.800, pero no lo vamos a tocar”, dijo el ministro.
     
    Además, Bonilla  aseguró que el alza de $600, superior a la de $400 vista en meses anteriores, busca pagar más rápido el déficit del Fondo de Estabilización de Precios de los Combustibles (Fepc) y aseguró que este Gobierno lo recibió econ un saldo negativo de $36 billones, y actualmente se ha logrado bajar a alrededor de $32 billones.
     
    Según explicó Bonilla, la razón por la que no se ha ajustado el precio del diésel es porque detrás de él está el movimiento de carga y el de pasajeros. "Lo que tratamos de hacer es que pese lo menos posible sobre los colombianos de a pie y que solo llegue a los colombianos que tienen carro", dijo. 
     
    Según Bonilla, desde Hacienda se va a ir revisando las cifras de financiación del Fondo de Estabilización, y “en algún momento habrá que volver a revisar el tema del diésel, pero cuando tengamos más controlada la inflación”.
     
    De acuerdo con el titular de la cartera de Hacienda, la meta es que el galón de gasolina llegue a un precio cercano a $16.000 en alrededor de año y medio.
     
    Por Laura Lucía Becerra para Portafolio.
  • Queda una brecha de entre $6.000 y $7.500 con el precio internacional para el diésel

    El Carf estima que el subsidio al Acpm significa cerca de $16 billones del Fepc, y el total si se suma el monto de gasolina es de $20 billones.
    Con dos incrementos mensuales pendientes en la gasolina ya se acerca el inicio para los aumentos graduales del Acpm, más conocido como diésel.
     
    Uno de los factores que tienen quieto el precio del diésel en $9.145, en promedio por galón, es el hecho de que el Gobierno busca evitar un impacto en la inflación a través del transporte de carga, pero es un arma de doble filo que sigue incrementando un déficit que alcanza cerca de $16 billones para 2023, según cuentas del Comité Autónomo de la Regla Fiscal, Carf.
     
    El Ministerio de Hacienda calcula que el déficit completo, contando la gasolina, cierre en $20 billones este año.
     
    Analistas han calculado que la brecha de gasolina ya se cerró. “Desde hace más de un mes el ingreso al productor IP de la gasolina básica superó el costo de oportunidad del refinador, que está definido como el precio de paridad de exportación PPE”, dijo el analista e ingeniero Roberto Alban.
     
    Al inicio del mes, el cálculo de Julio César Vera, presidente de Xua Energy, también arrojó que el precio de la gasolina ya estaba por encima del precio de paridad. Pero el monto de la brecha varía todos los días, pues depende de varios factores: la tasa de cambio, el precio internacional de la gasolina y el Acpm, y el precio regulado que impone el Gobierno.
     
    Esto quiere decir que el camino que le queda a la brecha del Acpm es de, al menos, $6.000 o $7.500, lo que varía dependiendo de los factores mencionados. El Carf calcula que la brecha está entre $7.000 y $7.500. Mientras que Xua Energy estima un aproximado de $6.200.
     
    El “problemón” del déficit del Fondo de Estabilización de Precios de los Combustibles, Fepc, parte del subsidio a los combustibles, porque el diferencial del precio de venta en Colombia y el precio internacional es subsidiado por el Estado.
     
    Cuando los combustibles aumentaron de precio en el resto del mundo, Colombia no incrementó sus precios, lo que hizo crecer el déficit de forma desmedida. El cierre de las brechas es el objetivo actual para no seguir subsidiando los combustibles. Andrés Velasco, director técnico del Carf, estima que aproximadamente $1,2 billones mensuales se destinan el subsidio al diésel.
     
    Por ahora, el MinHacienda sigue revisando el cierre de la brecha para tomar decisiones.
     
    Por Juliana Arenales para LaRepública.