Menu
RSS
  • Compañías petroleras piden poner precio a carbono

    Emisiones Co2En un hecho impensable hace unos años, las mayores compañías de gas y petróleo pidieron a Naciones Unidas impulsar un acuerdo para poner valor al principal gas de efecto invernadero.

    BG Group, BP, Eni, Royal Dutch Shell, Statoil y Total, consideradas las mayores empresas de hidrocarburos a nivel global, enviaron una carta conjunta a la Secretaría Ejecutiva Convención Marco de la ONU sobre Cambio Climático pidiendo que se introduzca un precio al carbono en la economía global.
     
    La noticia era impensable hace unos años cuando muchos líderes del sector de hidrocarburos eran el principal obstáculo para lograr un acuerdo climático. De hecho, en el pasado algunas de las compañías petroleras fueron señaladas de difundir información falsa sobre el cambio climático, financiar investigaciones fraudulentas y sabotear los intentos de llegar a un acuerdo climático global. La carta no significa que sigan siendo un actor en contra de muchas de las medidas, pero al menos dan una señal positiva y tácitamente aceptan el problema global.
     
    Las seis compañías han pedido “introducir un sistema de precios de carbono y crear un marco político claro, estable y ambicioso que eventualmente permita conectar los sistemas nacionales”. El anuncio ocurre seis meses antes de que se reúnan en París delegados de 192 naciones para intentar una vez más pactar un acuerdo para frenar el cambio climático.
     
    Para las seis compañías un acuerdo en este sentido reduciría la incertidumbre económica y sería una de las vías más costo efectivas para reducir las emisiones de carbono a nivel global.
     
    Christiana Figueres, Secretaria Ejecutiva de la Convención Marco de la ONU sobre Cambio Climático comentó que que las industrias del petróleo y el gas deben estar entre las grandes soluciones al cambio climático utilizando su poder y conocimiento para reducir las emisiones más rápidamente.
     
    Entretanto, el presidente del Banco Mundial, Jim Yong Kim emitió una declaración respondiendo a la carta: “Doy la bienvenida a la llamada hoy para un precio del carbono hecho por seis de las empresas de petróleo y gas más importantes del mundo. Este es un paso importante en los esfuerzos globales para conducir a la economía mundial hacia un futuro bajo en carbono, resistente y con menores riesgos climáticos”.
     
    Poner un precio al carbono ha sido visto como una solución que obligaría a los mayores consumidores de combustibles fósiles a pagar por su mayor contribución al problema al mismo tiempo que se reduciría el estímulo a la demanda. Pero hasta ahora no ha sido fácil traducir este deseo en una realidad.
     
    Esta es la carta completa enviada por las compañías:
     
    El cambio climático es uno de los grandes desafíos de nuestro tiempo. Nosotros, grandes empresas petrolíferas y de gas, reconocemos la importancia de este desafío y de la energía para el bienestar de las poblaciones mundiales. Reconocemos que la tendencia actual de la emisiones de gas de efecto invernadero es superior de lo que el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC, por sus siglas en inglés) dice que necesita limitarse por debajo de 2 grados centígrados con respecto a la era pre-industrial. El reto es cómo responder a una demanda creciente de energía que sea menos emisora de CO2. Estamos listos para poner de nuestra parte.
     
    Nuestras empresas ya han llevado a cabo una serie de acciones para contribuir a limitar las emisiones: aumentar la parte de gas de nuestras producciones, mejorar la eficiencia energética de nuestras operaciones y nuestros productos, desarrollar la producción de energías renovables, invertir en la captura y almacenamiento de CO2 y explorar nuevas tecnologías y nuevos modelos de negocios bajos en carbono. Estas acciones son una parte clave de nuestra misión de proveer el acceso a una energía sostenible y segura al mayor número de personas.    
     
    Para ir más allá todavía, necesitamos que los estados de todo el mundo nos proporcionen marcos reglamentarios transparentes, estables, ambiciosos y de larga duración. Esto reduciría las incertidumbres y ayudaría a estimular tanto las inversiones en tecnologías bajas en carbono apropiadas como los recursos más pertinentes a un ritmo adecuado.
     
    Pensamos que el precio del carbono debe ser un elemento clave de estos marcos reglamentarios. Actuando sobre el precio del carbono, los gobiernos disuadirían las opciones fuertemente emisoras y al contrario animarían opciones más eficaces para disminuir las emisiones de CO2 en todo el mundo, sobre todo la reducción de la demanda de las energías fósiles, la mejora de la eficiencia energética, la substitución del carbón por el gas natural, el aumento de inversiones en la captura y almacenamiento de carbono, las energías renovables, los edificios y redes inteligentes, el acceso a la energía desconectada de la red, los vehículos limpios así como nuevos modelos de negocio y comportamientos en materia de movilidad.
     
    Nuestras empresas ya están sometidas a una tarificación de emisiones ya que operan en los mercados de carbono existentes y aplican internamente los precios del CO2 a sus propias actividades para determinar si sus inversiones son viables en un mundo donde las emisiones de carbono serán más caras.
     
    Aún así, nuestros esfuerzos, sean los que sean, para instaurar una tarificación del carbono no serían suficientes o comercialmente sostenibles sin una acción de los estados apuntando a la introducción en todo el mundo de sistemas de tarificación y la vinculación entre sí de los diferentes sistemas nacionales. Algunos países todavía no han dado ese paso, generando un desequilibrio que es a su vez un factor de incertidumbre sobre las inversiones y disparidades en el impacto de las políticas sobre la economía.
     
    Esta es la razón por la cual llamamos a los estados, principalmente de cara a las negociaciones de la COP 21 en París, y después de esa fecha, a:
     
    • instalar sistemas de tarificación de carbono donde todavía no existan a nivel nacional o regional; y
    • crear un marco internacional capaz de armonizar estos sistemas.
     
    Para contribuir a la realización de estos objetivos, nuestras empresas desearían empezar un intercambio directo con las Naciones Unidas y los estados dispuestos a comprometerse.Tenemos interés es este ámbito y podemos contribuir a crear e implementar un enfoque viable para la tarificación del carbono, incluyendo:
     
    1. Experiencia: hace más de un siglo que abastecemos de energía al mundo. Nuestras empresas cubren el planeta entero, conocen perfectamente la gestión de grandes proyectos, los riesgos de todo tipo y tienen experiencia en comercio y logística. Como nosotros somos ya usuarios de sistemas de tarificación de carbono alrededor del mundo, el intercambio de información a escala internacional puede ayudar a identificar las mejores soluciones.
     
    2. Motivación: queremos ser parte de la solución y proveer energía a la sociedad de manera sostenible durante las próximas décadas. Como nuestros homólogos de otros sectores industriales, jugaremos un papel clave en la puesta en marcha de medidas y el despliegue de tecnología que conducirá a un mundo con menores emisiones de carbono. Estos modelos de actividad y estas soluciones serán frágiles hasta que no alcancen su talla crítica, pero con la armonización de diferentes sistemas de tarificación alrededor del mundo, las incertidumbres se reducirán y estas soluciones empezarán a crear valor para la economía más rápidamente.
     
    3. Pragmatismo: estamos convencidos de que nuestra presencia puede ser valiosa para definir un acercamiento a una tarificación del carbono práctica y factible a la vez que ambiciosa, eficaz y eficiente.
     
    4. Un foro de discusión: nuestras empresas y otras ya se han reunido auspiciadas por el Foro Económico Mundial para formar la Oil & Gas Climate Initiative, o son miembros de la Asociación Internacional para el Intercambio de Derechos de Emisión o de las iniciativas de Tarificación de Carbono del Banco Mundial o el Pacto Mundial de la ONU. Pensamos que estos foros podrían proveer un terreno adecuado para un diálogo público-privado sobre la mejor manera de atribuir un precio al carbono en la producción de energía.
     
    Desde un punto de vista práctico, nosotros, directores generales y nuestros colaboradores más cercanos, nos esforzaremos en compartir convicciones sobre el papel del precio del carbono en diferentes marcos importantes:
     
    • en nuestros encuentros con ministros y representantes del Ejecutivo,
    • en conferencias en las que participamos o intervenimos,
    • en encuentros con los inversores,
    • en encuentros con otras partes interesadas tales como socios, proveedores y profesionales de la educación superior y la investigación, y
    • en el marco de reuniones destinadas a la dirección y a los colaboradores de nuestras propias empresas.
     
    El precio del carbono comportará naturalmente un sobrecoste para nuestras operaciones y nuestros productos, pero los marcos reglamentarios en todo el mundo darán a nuestras empresas y a sus numerosas partes interesadas una visibilidad clara para sus futuras inversiones y un rol bien definido para construir un futuro más sostenible.
     
    Somos conscientes de que el desafío es a largo plazo y sabemos que supone una transformación del sector de la energía. Desde hace numerosas décadas ya, nuestra industria ha sido innovadora y se sitúa en la primeras línea del cambio. Estamos seguros de que sabremos construir esta trayectoria de innovación para responder a los retos del futuro.
     
    Cada uno de nosotros enviará personalmente una copia de la presente (carta) a sus principales contactos, entre ellos, inversores, poderes públicos, sociedad civil y sus propios colaboradores.
     
    Firmantes:
     
    BG Group plc - Sr. Helge Lund
    BP plc - Sr. Bob Dudley
    Eni S.p.A. - Sr. Claudio Descalzi
    Royal Dutch Shell plc - Sr. Ben van Beurden
    Statoil ASA - Sr. Eldar Saetre
    Total S.A. - Sr. Patrick Pouyanné


    Fuente: Elespectador.com

  • WWF afirma que a día de hoy el Planeta ya agotó los recursos de todo 2015

    CLIMA MUNDOLa ONG asegura que si se mantiene esta tendencia, necesitaremos al menos tres planetas para abastecernos en 2050.

    El Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF) ha advertido de que este jueves es el Día de la Sobrecapacidad de la Tierra, la fecha en la que la humanidad ha consumido los recursos naturales que el planeta puede reponer en un año y que en 2015 han sido consumidos en menos de ocho meses.

    A partir de mañana, entrará en “déficit ecológico”, gastando bienes naturales correspondientes al año próximo, según los datos del informe Planeta Vivo 2014 de esta organización ecologista, elaborado en colaboración con sus socios de la entidad Global Footprint Network (GFN), y en el que se calcula que los seres humanos precisan en la actualidad el equivalente a 1,5 planetas para satisfacer su demanda de recursos.

    “Si se mantiene esta tendencia, necesitaremos al menos tres planetas para abastecernos en 2050″, señala WWF en un comunicado, en el que recuerda que “España también contribuye a ello: si toda la humanidad consumiese como los españoles, ya necesitaríamos el equivalente a dos planetas”.

    Los costes de este exceso de consumo son “cada vez más evidentes” porque producen deforestación, sequías, escasez de agua dulce, pérdida de suelos y de biodiversidad, así como el aumento de la concentración de dióxido de carbono en la atmósfera.

    La ONG destaca además que las emisiones de carbono suponen más de la mitad de nuestra demanda sobre la naturaleza: esa huella de carbono es la parte más importante de este “exceso ecológico” global, que sigue aumentando la diferencia entre los recursos exigidos para el desarrollo comercial e industrial y la capacidad de la naturaleza para proveerlos.

    “La humanidad puede talar árboles a mayor velocidad que el tiempo que tardan en crecer, pescar más peces de los que los océanos pueden criar, o emitir más dióxido de carbono a la atmósfera de lo que los bosques y océanos pueden absorber”, indicaron.

    Capacidad del planeta

    Según esta organización, en 2015, la absorción de gases de efecto invernadero requerirá hasta el 85 % de la capacidad del planeta; según la GFN, haría falta el doble de la biocapacidad actual de los bosques para absorber todo el carbono emitido por la humanidad a la atmósfera.

    Para WWF, el acuerdo global que debería alcanzarse en la próxima Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático que se celebrará el próximo mes de diciembre en París (COP21) con el fin de recortar el uso de combustibles fósiles es “clave” para frenar el crecimiento “desmedido” de la huella ecológica humana.

    No obstante, todavía “es posible cambiar el rumbo para que la humanidad viva con prosperidad dentro de los límites del planeta”, siempre que se apliquen soluciones para preservar el capital natural, mejorar la producción y el consumo, reorientar los flujos financieros para valorar la naturaleza, y distribuir los recursos de forma equitativa “midiendo el éxito de los países más allá del PIB”.


    Fuente: Elespectador.com

  • ¿Puede ser 2016 el año más caliente de la historia?

    Calentamiento Global 0Naciones Unidas advirtió que los niveles de dióxido de carbono -el mayor causante del cambio climático- rompieron todos los récords entre enero y junio.
     
    Las temperaturas medias en el mundo han batido otro récord en el primer semestre del año, lo que anticipa que 2016 puede convertirse en el año más caliente desde que se efectúan mediciones, advirtió este jueves la Organización Meteorológica Mundial (OMM).
     
    En este periodo, el deshielo en el Artico ha ocurrido de manera más temprana y acelerada, un indicador irrefutable del ritmo al que avanza el cambio climático.
     
    La OMM, que actúa como un brazo científico de las Naciones Unidas y es la autoridad mundial en cuestiones de clima, reveló que los niveles de dióxido de carbono -el mayor causante del cambio climático- también rompieron récords entre enero y junio.
     
    La temperatura media del primer semestre de este año estuvo 1,3 grados centígrados por encima de la media de la era preindustrial, a finales del siglo XIX.
     
    El pasado junio fue el decimocuarto mes consecutivo más caluroso tanto en la superficie terrestre como de los océanos y el trigésimo octavo mes consecutivo en el que las temperaturas estuvieron por encima de la media del siglo XX.
     
    La última vez en que las temperaturas en el mundo estuvieron por debajo de esa media fue en diciembre de 1984.
     
    "Otro mes, otro récord, y así otro y otro. La tendencia al cambio climático está alcanzando nuevas escalas, intensificadas por el fuerte fenómeno de El Niño entre 2015 y 2016", explicó el secretario general del organismo, Petteri Taalas.
     
    Aunque El Niño haya desaparecido, el cambio climático causado por los gases de efecto invernadero que contienen el calor no ha menguado en lo absoluto, explicó en una rueda de prensa el director de Investigación Climática de la OMM, David Carlson.
     
    La consecuencia es que el mundo afrontará más olas de calor, lluvias muy intensas y ciclones tropicales de mayor impacto, según los expertos.
     
    Mientras, las concentraciones de dióxido de carbono en la atmósfera han superado este año la barrera simbólica de 400 partes por millón y la tendencia es al alza.
     
    En el Ártico, el calor ha conducido a que el deshielo anual se produzca de forma anticipada.
     
    En la actualidad, la extensión del mar Ártico en pleno verano cubre el 40 por ciento de lo que solía cubrir en la década de 1970 y principio de los ochenta.
     
    La OMM también ha observado que las lluvias han variado de manera significativa alrededor del mundo.
     
    Mientras se ha vivido una temporada muy árida en España, el norte de Colombia, el noreste de Brasil, en Chile, el sur de Argentina y en varias partes de Rusia, se han registrado condiciones más húmedas de lo normal en el norte de Argentina, el norte y centro de Europa, en Australia y en varias zonas de Asia central y del sur.
     
    Fuente: EFE
  • Alerta roja: China se ahoga con su propia contaminación

    “En China más de 100 millones de personas han sido conminadas a permanecer en sus casas el día de Nochebuena, después de que al menos 10 ciudades emitieran alertas rojas a causa del smog.”  Fuente: http://www.ecoticias.com/co2/110505/Alerta-roja-China-se-ahoga-con-su-propia-contaminacion“En China más de 100 millones de personas han sido conminadas a permanecer en sus casas el día de Nochebuena, después de que al menos 10 ciudades emitieran alertas rojas a causa del smog.” Fuente: http://www.ecoticias.com/co2/110505/Alerta-roja-China-se-ahoga-con-su-propia-contaminacionLa Contaminación cubrió gran parte del este y del centro del país, por lo que las autoridades de cada provincia recibieron la orden de implementar una serie de medidas orientadas a frenar la neblina tóxica. 
     
    La alerta llegó como consecuencia de que amplios sectores del país sufrieran su cuarta ola de aire asfixiante a causa de la intensa contaminación, en lo que va de este mes.
     
    Las diez ciudades más afectadas constituyen el centro industrial en expansión de Tianjin, en el noreste del país. Además, la provincia oriental de Shandong, donde viven casi 96 millones de personas y es uno de los sitios más contaminados, emitió su primera advertencia de nivel superior (alerta naranja) el miércoles 23, según anunció la oficina de medio ambiente provincial. ¿Un primer paso? Aparentemente es la primera vez que en una provincia entera se ha emitido una alerta roja, ya que China se caracteriza por no ser muy comunicativa respecto a lo que sucede de fronteras adentro de su nación, pero en esta oportunidad al parecer es tan grave el problema que los comunicados han trascendido a nivel internacional. 
     
    En el centro de Xinxiang, provincia de Henan, el rango de las PM2.5 (partículas microscópicas muy dañinas que penetran profundamente en los pulmones) alcanzaron cotas que superaron los 720 microgramos por metro cúbico durante el transcurso del jueves 24/12. 
     
    Dado que según la OMS (Organización Mundial de la Salud), el nivel de exposición máxima recomendado es de 25 microgramos por m3 en un período de 24 horas, la lectura alcanzó cotas que multiplican esta cifra casi 30 veces. 
     
    La crítica pública mordaz sobre el manejo del gobierno de la neblina tóxica, ha obligado a Pekín a emitir las primeras alertas rojas, el nivel más alto de los cuatro con que se mide el estado del aire en ese país, aunque la capital pudo cancelar la suya propia gracias al ingreso de un frente frío que limpió gran parte del smog que la cubría. 
     
    Pero en otras partes no tuvieron tanta suerte, por lo que los colegios debieron cerrar, así como las grandes fábricas y se prohibió la circulación de la mitad de los coches privados. Este problema viene azotando al país desde hace ya mucho tiempo, pero la gran mayoría lo sufre en silencio. 
     
    Esta vez, al parecer ante la alerta roja emitida por la capital, muchas ciudades siguieron su ejemplo y se lanzaron a advertir a sus habitantes de que el grado de contaminación era muy alto y que por ello no se les aconsejaba salir de sus hogares, ya que ni las mascarillas resultaban adecuadas para protegerse de la polución. 
     
    El problema del carbón Desde hace ya varios años, los ciudadanos de esta enorme potencia que basa su increíble desarrollo en el consumo de combustibles fósiles, especialmente el carbón (del que poseen grandes reservas) se ven atormentados por la contaminación, que hace prácticamente irrespirable el aire. En muchos puntos de China, especialmente en las zonas más industrializadas, la mascarilla es un elemento imprescindible para poder salir a la calle, ventilar una casa resulta una utopía y tender ropa al sol para que se seque es una medida impensable, ya que las prendas ennegrecen a “ojos vista” impregnándose de carbonilla. 
     
    Pero las consecuencias de la contaminación no se quedan ahí; los habitantes de las zonas más polucionadas sufren de problemas respiratorios graves, agudización de enfermedades, afecciones en la piel y muchos otros inconvenientes, a los que han tenido que adaptarse como han podido, ante la inacción gubernamental para parar de contaminar. 
     
    Medidas “descontaminantes” El presidente de China, Xi Jinping, ha dicho que las emisiones de CO2 del país, a las que el carbón es el principal contribuyente, llegarán a su máximo "alrededor de 2030", una fecha que coincidentemente es una de las que se han barajado en la última Cumbre del Clima, donde este país se comprometió, como todos los demás, a reducir sus emisiones “lo antes posible”. 
     
    Según las declaraciones del Consejo de Estado de China existen planes para reducir en un 60% la cantidad de "contaminantes principales" procedentes de sus plantas eléctricas de carbón para el año 2020, aunque Greenpeace denunció que Pekín había aprobado la construcción de 155 nuevas centrales eléctricas que queman carbón en 2015. Una reflexión final 
     
    El ascenso de China que le ha ubicado como la segunda economía más grande del mundo fue impulsado en gran medida por el carbón, que si bien les resulta barato, es una de las fuentes más sucias de producción de energía. Como el crecimiento se desacelera, el país está viviendo un momento muy difícil y si bien ellos alegan que están tomando medidas para no depender de los combustibles fósiles, la contaminación sigue causando estragos en el medio ambiente y en la salud pública y a la vista está que los paliativos resultan ser insuficientes y poco efectivos.
     
    Fuente: ecoticias.com
     
  • Análisis – Cambio Climático, Petróleo Y Carbón

     

    Emisiones Co2La administración Trump en Estados Unidos da claros pasos para impulsar el uso intensivo de petróleo y carbón. El primer paso lo da el presidente al postular y luego el Senado al ratificar el nombramiento de Scott Pruitt como director de la Agencia de Protección del Medio Ambiente (EPA por su sigla en inglés). En años anteriores, Pruitt, como fiscal general de Oklahoma, entabló varias demandas contra la EPA por su intervención para controlar la emisión de gases efecto invernadero.

    Pruitt parece superar en astucia a Trump. En recientes declaraciones a la cadena CNBC, no repitió a Trump afirmando que el cambio climático (CC) sea un cuento chino, pues negarlo es un absurdo. A cambio, y como argumento para validar sus acciones, afirmó que probar la relación entre el CC y la actividad humana es muy complejo. Como director de la EPA, contradijo las afirmaciones de sus antecesores que reconocen la evidencia científica de la acción humana como gestor del CC y dijo: “No estoy de acuerdo en que (la actividad humana) sea un contribuyente primario al calentamiento global que vemos”. Y aseguró que para probar esa relación es necesario continuar su revisión y análisis. Anunció que se debe revertir el Plan de Energía Limpia aprobado por la administración Obama —cuyo propósito es disminuir la quema de carbón y otras fuentes de energía fósil— y cuestionó la tarea asignada a la EPA de regular las emisiones de gases efecto invernadero.

    La semana pasada, la EPA retiró la exigencia a las compañías de petróleo y carbón de reportar sus emisiones de metano y está en vía de disminuir las regulaciones para las emisiones de los vehículos. Simultáneamente, Pruitt manifestó su desacuerdo con la firma por parte de los Estados Unidos del Acuerdo de París, diciendo que mientras Estados Unidos asume desde ya unos costos, China e India solo los asumirán a partir del 2030, lo que no cree que sea una buena aproximación desde el punto de vista americano.

    Las declaraciones de Pruitt ratifican la determinación de Trump de no modificar su matriz de producción de energía eléctrica, suspender los subsidios a la energía sostenible alternativa e impulsar la exploración petrolera, incluido el fracking.

    Con el propósito de disminuir la capacidad de la EPA, se anuncia una reducción de su presupuesto en un 25 %. Esto significa la disminución en un 20 % de su fuerza de trabajo. Habrá menos regulación y menor capacidad de supervisión desde la EPA.

    Todo lo anterior repercutirá de una u otra forma en Colombia. Es necesario que nosotros, como país autónomo, definamos la manera como proyectemos nuestro futuro y el cumplimiento del Acuerdo de París. Independientemente de lo que suceda con Trump y sus propuestas —que por ser tan agresivas ya tienen grandes contradictores, aun al interior de los Estados Unidos—, Colombia debe definir su estrategia, cumplir los compromisos adquiridos y hacer buen uso de nuestra capacidad de negociación, sustentada en la oferta al mundo como regulador climático dado que el 50 % de nuestro territorio está cubierto de bosque.


    Fuente: Elespectador.com /Juan Pablo Ruiz Soto

  • Buscan emprendedores capaces de reducir el efecto invernadero

    Canadá, la tercera reserva de petróleo más grande del mundo, quiere tener las tecnologías más limpias para sus campos.
     
    Co2(1)Del total de emisiones de gases de efecto invernadero, una parte importante está relacionada con el petróleo, ya sea por su producción o su combustión. En Canadá, de gran potencial energético, 20% de las emisiones relacionadas con el petróleo es por cuenta de la exploración y la producción, mientras que el 80% restante es por combustión, por ejemplo, en automóviles. La industria del gas y el crudo representan en total el 23% de las emisiones nacionales y 0,5% de las mundiales.
     
    En Estados Unidos, por su parte, según la Agencia Nacional de Energía (EIA, por sus siglas en inglés), el 1% de las emisiones solo de dióxido de carbono relacionadas con generación de energía eléctrica son por cuenta del petróleo, es decir, 19 millones de toneladas métricas. El total por cuenta de la generación de ese tipo de energía es de 2.039 millones de toneladas métricas. Canadá discrimina por sector económico, por lo que se puede observar que el de petróleo y gas produce 173 millones de toneladas de gases de efecto invernadero, mientras que el sector de energía eléctrica produce 83 millones.
     
    Luego de resultados positivos, como reducir el número de emisiones per cápita de 15,3 toneladas métricas a 14,7, según datos del Banco Mundial, Canadá, que tiene la tercera reserva de petróleo más grande del mundo, a través de la multinacional General Electric, busca acelerar el desarrollo de tecnologías limpias para sus terrenos petroleros,
     
    hallando nuevos usos para los residuos de calor y mayor eficiencia para la generación de vapor. Esto, con el lanzamiento del primer Innovation Challenge organizado por ese país. Las cinco versiones anteriores han sido desarrolladas por Estados Unidos, China, Australia, Nueva Zelanda y en Oriente Medio.
     
    Habrá cuatro ganadores que podrán compartir un premio de hasta CAD$1 millón (un poco más de US$900.000) y la posibilidad de convertirse en proveedores y contratistas de la multinacional. La convocatoria está abierta para compañías de cualquier tamaño, investigadores académicos, instituciones de investigación, consultores, capitalistas de riesgo, empresariosred e innovadores de todo el mundo. Las postulaciones se aceptarán hasta el 30 de septiembre de 2014, en www.geghgecochallenge.com, y los ganadores serán anunciados en enero de 2015.
     
    “Encontrar un método más eficiente para disminuir la emisión de gases de efecto invernadero en los campos petroleros será un gran paso para apoyar un futuro más sustentable en términos energéticos”, dijo Luis Carrillo, presidente & CEO GE Región Andina y El Caribe.
  • Cementos Argos propone un plan para la reutilización de las llantas desechadas

    Llantas UsadasBogotá - “La solución del problema de las llantas no es de una sola entidad sino de todos”, eso dice el vicepresidente de innovación de Cementos Argos, Camilo Restrepo quien en entrevista con LR habla de los programas que tiene la cementera para reutilizar las llantas como combustible.
     
    ¿Cuáles son las cifras de las llantas en el país?
    Al año hay entre 120.000 y 130.000 toneladas de llantas y sigue creciendo teniendo en cuenta el parque automotor actual. Entonces son 7 millones de llantas lo que se genera en Colombia y 2,5 millones en Bogotá. El incendio del año pasado fue de cerca de 500.000 llantas, así lo que queda es una cantidad muy grande.
     
    ¿Qué se está haciendo en Cementos Argos?
    Desde hace unos cuatro años lo que hemos hecho es acercarnos a la cadena de producción para decirles que podemos aportar a la solución. Actualmente lo hacemos en nuestras plantas en Estados Unidos y en Honduras y allá se está utilizando llantas como reemplazo de combustible en el horno. Esto se usa desde hace unos 30 años y muchos países lo han visto como una solución.
     
    ¿Cuál es el método que usan para generar energía con métodos alternativos?
    Nosotros lo llamamos coprocesamiento que es reemplazar el carbón por otro tipo de residuos que pueden ser llantas, plástico y otros elementos. Lo llamamos coprocesamiento porque en un mismo proceso se incorpora el combustible y se hace un producto como lo es el cemento y no se afecta la calidad del producto final, al igual que las emisiones.
     
    ¿Desde cuándo usan las llantas en Cementos Argos?
    Desde hace cinco años estamos en conversaciones con la Anla y con la Andi, lo hemos propuesto desde hace cuatro años como solución de combustible.
     
    ¿Cuál sería el impacto de Argos en el uso de llantas?
     
    Argos podría estar usando unas 60.000 o 70.000 toneladas anuales. No solucionamos el total del problema pero, si ponemos a trabajar toda la industria del cemento podría darse un control mayor. El problema es que nosotros podemos aportar en la reutilización de la llanta porque asumimos todos los gastos, pero la recolección y la trituración la debe hacer alguna entidad.
     
    ¿Cuál sería la inversión?
     
    Debemos hacer grandes inversiones pues el horno no está diseñado para eso, calculamos que dependiendo del sistema pueden ser unos US$5 millones hasta US$20 millones. Faltaría lo del manejo y trituración.
     
    ¿Cómo va el proceso en Colombia?
     
    Vamos a arrancar en Colombia en la planta de Rioclaro donde ya tenemos los equipos para usar llantas, textiles y plásticos, el montaje empezó en octubre del año pasado y hoy estamos haciendo pruebas. Somos capaces de recibir entre 15.000 y 20.000 toneladas anuales en la planta e invertimos US$5 millones. Ahí hay una solución parcial.
     
    No hay mercado para que compre las llantas
    Uno de los aspectos que hay que tener en cuenta y que sin duda es el límite para la reutilización de las llantas es que no existe el mercado que demande las 120.000 toneladas que hay. Para Camilo Restrepo, “es complicado vender las llantas. Han buscado convertirlas en un producto de un valor bueno pero no hay mercado. Cuando salieron a vender no encontraron mercado y hay muchas llantas almacenadas”. Aunque ya hay empresas que hacen la trituración y molienda y subsidian el transporte, no hay mercado que lo compre.
     
    La opinión
     
    Elmer Cardozo
    Director del programa corporación Posconsumo Rueda Verde
    “Si bien las llantas no están catalogadas como un residuo peligroso, su inadecuado manejo puede generar riesgos a la salud humana o al medio ambiente”.
     
    Fuente: Larepublica.co / Gabriel Forero Oliveros
     
    {backbutton}
  • China construye mayor proyecto mundial para recuperar gas de metano en minas

    Emisiones Co2(Xinhua) -- La mayor instalación mundial de generación eléctrica con gas metano sobrante procedente de minas de carbón se ha completado en la provincia septentrional china de Shanxi, segunda mayor productora de carbón de China.
     
    El propietario de la instalación, el grupo Lu'an, anunció el martes que las operaciones comenzarían pronto en la mina de carbón Gaohe con una capacidad de generación de 30 megavatios, permitiendo la utilización del 99 por ciento del gas metano producido por la mina de carbón.
     
    El gas, venenoso, es una emisión común en las actividades mineras bajo tierra. Normalmente, las minas licuan el gas convirtiéndolo en metanol cuando la concentración de metano supera el 30 por ciento. Cuando la concentración oscila entre el 10 y el 20 por ciento se captura y se usa como combustible para los motores de combustión interna.
     
    Sin embargo, el gas metano con una concentración inferior al 10 por ciento, que supone el 81 por ciento del total que producen las actividades mineras, no se puede consumir a través de combustión directa.
     
    Jia Jian, subjefe del Instituto de Investigación de Gas Metano de la empresa, afirmó que la nueva tecnología ha ayudado a resolver el problema de cómo aprovechar al máximo el gas residual.
     
    Según el experto, el proyecto puede descomponer el gas en dióxido de carbono y agua a temperaturas superiores a 950 grados centígrados y utilizar el calor y el vapor para generar electricidad.
     
    A través de la recuperación y utilización del gas, el proyecto contribuye a reducir en 1,4 millones de toneladas las emisiones de efecto invernadero y a producir 200 millones de kilovatios/hora de electricidad cada año, agregó Jia.
     
    Las minas de carbón de China producen anualmente más de 10.000 millones de metros cúbicos de gas metano de baja concentración, lo que genera emisiones de gases de efecto invernadero equivalentes a 200 millones de toneladas de dióxido de carbono.
     
    Las instalaciones de demostración del proyecto en la mina de carbón Gaohe han hecho que varias compañías de minería de carbón hayan expresado su interés y firmado acuerdos que reducirán en 15,8 millones de toneladas las emisiones de dióxido de carbono.
     
    Los esfuerzos gubernamentales en la lucha contra dichas emisiones han aumentado en gran medida la presión sobre las empresas carboneras.
     
    China ha establecido la ambiciosa meta de reducir las emisiones de dióxido de carbono por unidad de producto interno bruto (PIB) en entre el 40 y el 45 por ciento sobre el nivel registrado en 2005.
     
    En 2013, las emisiones de dióxido de carbono por unidad de PIB habían caído un 28,56 por ciento frente a 2005. Durante los primeros tres trimestres del año pasado, el consumo de energía por unidad de PIB bajó un 4,6 por ciento en comparación con el año anterior y las emisiones un 5 por ciento.
     
    Fuente: Xinhua
     
    {backbutton}
  • Dinamarca bate el récord en producción de energía eólica

    Energia EolicaDinamarca ha vuelto a batir el récord supliendo un 42% de su demanda con energía eólica. Otro hito más para un país cuya historia de energías renovables es un ejemplo para toda Europa, si no todo el mundo.
     
    Aunque dos de los grandes parques eólicos del país están "desconectados", esto no ha impedido que Dinamarca se anote 2015 como el año que batió el récord produciendo energía renovable a base de viento. Con nada más y nada menos que un 42% de la energía producida en todo el país, el pasado año se tornó en algo digno de mención para Dinamarca. Un país que cuenta con una historia inusual en producción en energías renovables, especialmente en energía eólica.
     
    Batiendo récords en energía eólica
     
    Lo cierto es que esto no es nuevo para Dinamarca. El país ya batió el récord en 2014. Sin embargo, en 2015 han incrementado un 3% la producción con respecto al año pasado. Esto se debe en parte, según explican desde el ministerio, a que ha sido un año especialmente ventoso. Porque, además, lo han conseguido a pesar de no contar con la producción de dos de sus mayores parques eólicos. Aunque eso no es problema para los más de 2.400 parques eólicos disponibles en el país. Dinamarca es casa de las dos empresas que comenzaron a explotar la energía del viento. Así nos lo explica para Hipertextual Rubén Lijó, Ingeniero Eléctrico especializado en integración de energía eólica en red, quien nos cuenta cómo Bonus y Vestas fueron dichas compañías. "Vestas es ahora el mayor fabricante eólico del mundo, seguido de cerca por otras como Siemens, General Electric o la española Gamesa", comenta. "Dinamarca siempre ha sido un referente en este sector".
     
    Según explican desde el ministerio, actualmente Dinamarca está sobreproduciendo un 16% de energía gracias a sus parques eólicos. Esto les permite vender el excedente y comerciar con países vecinos. Para que nos hagamos una idea, las dos regiones danesas de Jutland y Funen produjeron durante el pasado año unas sesenta veces más energía que las que toda su población es capaz de consumir. El dos de septiembre, indican desde el ministerio, el país no necesitó encender ninguna central eléctrica, alimentándose solo de la producción de energía eólica y ciclos combinados. "Dinamarca necesita en torno a 3500 MW y tienen 5000 MW de potencia eólica instalada", explica Rubén, "Tienen una potencia eólica instalada sobredimensionada a propósito".
     
    ¿Por qué no el 100%?
     
    Por poner un ejemplo concreto, España no sería capaz de producir el mismo porcentaje de energía eólica que Dinamarca. "En España nos faltaría espacio si quisiéramos producir el 42% de nuestra demanda... pero no nos quedamos atrás con nuestro 23% para lo grande que es el sistema" explica Rubén mientras analiza la situación de Dinamarca. España es el cuarto país del mundo que más eólica produce, solo por detrás de China, Estados Unidos y Alemania que ya tenía tradición eólica, nos comenta el ingeniero. Pero claro, estamos hablando de producción neta y no de producción relativa. "La clave de Dinamarca es que tienen un sistema eléctrico relativamente pequeño por su pequeña población".
     
    El plan energético danés busca para 2050 que el 50% de su demanda energética se cubra con energía eólica, dejando las centrales convencionales fuera de la ecuación. "En esa línea, han apostado por la eólica desde hace décadas hasta tener en la actualidad la mayor penetración eólica (potencia eólica producida en relación a la potencia total del sistema eléctrico) del mundo" explica Rubén. Pero si son 1500 MW más de energía eólica, los que realmente son capaces de producir, ¿por qué no depender al 100% de la energía eólica?
     
    El resto del mix energético de Dinamarca está compuesto en la actualidad por centrales de combustibles fósiles, con la participación de solo el 5% en energía solar y otras renovables, e importaciones de países vecinos (fundamentalmente de las hidroeléctricas noruegas). La cuestión está en una energía que no siempre se puede producir, por cuestiones meteorológicas, y tampoco se puede almacenar. Inyectar a la red eléctrica supone que la energía debe estar siempre disponible según las necesidades de la red. "Hasta que se consigan gestionar adecuadamente las renovables que tengan participación en el sistema eléctrico de forma que no afecte la variabilidad del recurso a la disponibilidad de la energía" responde Rubén a la pregunta, "el objetivo 100% renovable seguirá siendo inasumible". Mientras tanto, Dinamarca nos acerca cada vez más a ese objetivo con su fuerte inversión en el sector de las renovables, innovadoras investigaciones en mejora de su rendimiento y gestionabilidad; una apuesta decidida por un cambio de modelo que tienda hacia la sostenibilidad.
     
     
    http://hipertextual.com/
  • El alto precio de la ropa 'low cost', la moda que incomoda al planeta

    Foto de Portada del site truecostmovieFoto de Portada del site truecostmovieLa moda sí incomoda. Y mucho. Eso descubrió el documentalista Andrew Morgan una mañana en la que hojeaba The New York Times. La foto de la portada llamó su atención: dos niños de Bangladés que caminaban frente a un muro gigante cubierto de mensajes de reclamo por personas desaparecidas. El 24 de abril del 2013, el edificio de ocho pisos Rana Plaza, en las afueras de Daca, la capital, se derrumbó sobre los empleados de la fábrica textil que alojaba y que producía prendas para una treintena de marcas occidentales. Murieron alrededor de 1.100 personas y más de 2.000 resultaron heridas.
     
    Desde ese momento, Morgan empezó a preguntarse de dónde venía su ropa y a interesarse por los perjuicios sociales, económicos, ambientales y psicológicos que provoca la moda, una industria que cada año genera más de 2,5 billones de dólares en utilidades. Su preocupación por el fenómeno conocido como 'fast fashion' quedó plasmada en el documental The True Cost (el verdadero costo), presentado a finales del mes pasado en el Festival de Cannes.
     
    “Hoy estamos maquilando más ropa, consumiendo más, usando más recursos y pagando menos que en cualquier otra época. Al mismo tiempo, hay unos estragos ambientales insostenibles y un récord de accidentes laborales en factorías”, resume el director. De hecho, aunque la de Rana Plaza ha sido la más grave, no es una tragedia aislada. Los peores tres desastres de la industria de la moda sucedieron en el mismo año, y sus víctimas mortales superaron las 1.500. Paradójicamente, el año siguiente (2014) fue el más beneficioso de la historia para este sector. (Lea también: 'Si Europa acepta modelos 'curvies', Colombia también puede hacerlo')
     
    En los 60, Estados Unidos producía el 95 por ciento de la ropa que consumía. Hoy, según las cifras reveladas en The True Cost, el 97 por ciento se encarga a países en desarrollo, como Bangladés, Camboya, Vietnam y Brasil.
     
    Ninguna industria depende más de la mano de obra que la moda. Uno de cada seis trabajadores está relacionado de alguna manera con este sector, y se calcula que en el mundo hay unos 40 millones de obreros del textil, de los cuales el 85 por ciento son mujeres. Buena parte de estas personas son menores de edad, cobran 2 dólares al día, trabajan en condiciones peligrosas, son oprimidos, golpeados o hasta lisiados.
     
    “La conversación sobre este tema ha sido largamente aplazada, pero por los testimonios que recogí me he dado cuenta de que cada vez hay más gente incómoda con un sistema que hace más ricos a los ricos y más pobres a los pobres. Lo que se necesita hoy es un debate real sobre las alternativas, porque el sistema es contra natura y el planeta está pagando el precio”, opina el documentalista.
     
    Una de esas personas que han tomado conciencia de la precariedad laboral y la inequidad ligadas a la moda de rápido consumo es la productora Livia Firth, esposa del actor británico Colin Firth –ganador del Óscar por El discurso del rey–, a quien conoció en Cartagena. (Además: 'Si la moda no es para todo el mundo, no vale la pena que exista')
     
    “Cuando fui a Bangladés visité una fábrica textil y quedé en shock, porque las mujeres que confeccionaban mi ropa hacían 100 prendas por hora en un espacio con barrotes en las ventanas, de modo que no podían abandonar el edificio. La gente es explotada para producir ropa barata para nosotros. Es la esclavitud de la era moderna”, sintetiza la italiana (su apellido de soltera es Giuggioli), quien, como Lucy Siegle, columnista semanal de The Observer y experta en consumo responsable, ha respaldado el documental 'The True Cost implicándose en su producción ejecutiva.
     
    Livia, radicada en Londres, lanzó Eco-Age, una empresa que fomenta la moda sostenible. Hace dos años acuñó el sello Green Carpet Collection Brand Mark, que garantiza que las firmas que lo ostentan trabajan de manera responsable. Victoria Beckham, Stella McCartney, Erdem Moralioglu, Christopher Bailey, Chopard y Narciso Rodríguez, entre otros, ya cuentan con la certificación.
     
    El segundo más contaminante
     
    La supervisión que ejerce Eco-Age no se limita al aspecto social y se extiende al ambiental. No en vano la primera empresa en merecer su aval fue Gucci, con una colección de carteras de cuero producido en fincas del Amazonas en las que no se deforesta.
     
    Según las pesquisas de 'The True Cost', la moda es la segunda industria más contaminante del mundo, por detrás de la del petróleo. A su aporte al efecto invernadero, el empleo de millones de litros de agua para teñir las prendas y las cantidades ingentes de basura derivada de su desecho se suma el uso de químicos y semillas transgénicas en el cultivo de algodón. (Especial multimedia: Sueños de talla grande)
     
    “Pasamos de una filosofía de pocos insumos, que implica una cantidad limitada de control de malezas y, por tanto, el empleo de más mano de obra en el campo, a un uso superior al 90 por ciento de semillas modificadas genéticamente y a la aplicación creciente de herbicidas, incluida la fumigación aérea de millones de acres”, lamenta Larhea Pepper, una texana que en su lucha por el algodón orgánico se ha enfrentado a la multinacional Monsanto y que da su testimonio en el documental. Cuando a su marido le diagnosticaron un tumor cerebral, que Pepper asocia a su infancia en una granja con uso intensivo de químicos, ambos se fijaron como un imperativo la transición a la agricultura orgánica.
     
    En el 2002, la activista fundó la ONG internacional Textile Exchange, que promueve las prácticas sostenibles. Desde entonces, el mercado de algodón orgánico creció de 240 millones a 6.800 millones de dólares anuales.
     
    “La producción de algodón convencional tiene una gran cantidad de costos ocultos, como la contaminación del agua, los impactos negativos sobre la biodiversidad, los daños a otros cultivos no modificados genéticamente y la pérdida de empleos, así como las repercusiones sobre la sanidad y el bienestar de las personas que viven en las comunidades agrícolas”, resume Pepper.
     
    Las prácticas 'low cost' del textil también van ligadas a un mal psicológico que marca a la sociedad contemporánea: el consumismo. En las últimas dos décadas, la compra de ropa en Estados Unidos se multiplicó por seis. Hasta hace unos años, la moda se limitaba a dos temporadas, primavera-verano y otoño-invierno, pero ahora hay más, como la ‘crucero’, que busca llenar los supuestos entretiempos. “Esta dinámica conduce a mucha gente a sentirse continuamente descontenta y esa frustración es buena para el negocio. Pero al final del día tenemos que preguntarnos si vale la pena llenar un vacío psicológico yendo de compras”, subraya Morgan.
     
    “En América hemos evolucionado hacia un sistema político, social y económico en el que se privilegian los valores materialistas. La forma de capitalismo que perseguimos es altamente competitiva y se centra en maximizar el crecimiento económico y el nivel de ganancias de las corporaciones. Para que este sistema funcione, se necesitan ciudadanos, empresarios y funcionarios abocados al consumo y las largas jornadas de trabajo”, sostiene Tim Kasser, profesor de psicología en el Knox College, de Illinois. (Además: Los transexuales llegan a las pasarelas del mundo)
     
    El especialista, que analiza en el documental los objetivos y valores de las sociedades materialistas, lleva dos décadas estudiando este tema. Su primera conclusión es que las personas que más se preocupan por consumir tienen un menor bienestar: “Aquellos que se rigen por el dinero, la imagen y el estatus, objetivos que espolea el capitalismo, experimentan una menor felicidad y satisfacción vital, más depresión y ansiedad y un surtido de otros males personales”.
     
    Así mismo, son menos sociables. “Los propósitos materialistas se asocian con conductas menos empáticas y cooperativas, y más manipuladoras y competitivas”, comenta Kasser. Y la tercera conclusión a la que llegó es que los valores materiales están ligados a la despreocupación por la sostenibilidad ecológica, “de modo que este estilo de vida tiende a tener un efecto dañino sobre el planeta”.
     
    ¿Cómo cambiar esta realidad? “Hemos de imbuir nuestra vida y nuestras elecciones financieras de valores intrínsecos, que reemplacen a los materialistas –plantea el psicólogo–. Y, como sociedad, debemos desarrollar nuevos modelos de negocio (como cooperativas o corporaciones de beneficencia) y políticas gubernamentales; por ejemplo, implementar indicadores de progreso nacional alternativos al PIB”. (Lea también: La moda sostenible y étnica de Colombia se presenta en Madrid)
     
    El director de 'The True Cost' lo secunda: “En las últimas dos décadas cedimos el control global a corporaciones multinacionales, y ahora vivimos las consecuencias. Las cosas no van a cambiar porque sus accionistas se despierten un día con la idea de hacer algo diferente, sino por la presión diaria de la gente. No podemos mirar hacia otro lado. Este documental ha sido un proyecto revelador y desgarrador, una experiencia que me ha mostrado que cada uno de nosotros, con sus decisiones, demuestra el tipo de mundo que quiere”.
     
    Begoña Donat
     
    Para EL TIEMPO
  • El País Despierta A Las Energías Renovables

     

    Energias AlterLa UPME tiene inscritos cerca de 200 proyectos para producir energía limpia con inversiones que superan los US$6.000 millones.

    Colombia no quiere perder el paso de lo que sucede en el mundo en materia de energías renovables no convencionales. El fenómeno de El Niño del año pasado, que tuvo al país al borde de un fuerte apagón, develó la necesidad de explorar fuentes energéticas más limpias y amigables con el medioambiente y, a largo plazo, también con el bolsillo de los consumidores.

    Actualmente hay en el país cerca de 200 proyectos de energías renovables no convencionales inscritos en la Unidad de Planeación Minero-energética (UPME) que podrían aportar al sistema eléctrico nacional unos 4.000 megavatios (MW) de potencia que comprometen inversiones por más de US$6.000 millones.

    Alejandro Lucio, director de la Asociación de Energías Renovables de Colombia (SER), indicó que “hay una serie de necesidades desde el punto de vista de la regulación para que estos proyectos cierren financieramente y puedan llevarse a cabo”.

    Los proyectos que actualmente han sido inscritos en la UPME equivaldrían al 40 % de la demanda actual de potencia del país.

    Sin embargo, los empresarios señalan que no se han fijado mayores beneficios, salvo los que contempló la Ley 1715 de 2014, para impulsar el desarrollo de este tipo de energías. Muchos se quejan de las trabas para el licenciamiento de los proyectos. “Uno no ve que haya un matrimonio entre lo que dispuso la ley y lo que hacen las entidades que dependen del Gobierno para terminar de impulsar el desarrollo de estas energías en el país”, dice Andrés Taboada, presidente de la Cámara Colombiana de la Energía, quien considera que en materia de desarrollo de estas iniciativas “estamos en pañales” al lado de otros países de la región.

    Tenemos que mejorar los tiempos y simplificar la aprobación de beneficios que vienen de la Ley 1715, que incentiva estas tecnologías, y adicionalmente evitar que la regulación a través del cargo de respaldo para los operadores actuales limite a los clientes que quieran optimizar y mejorar sus consumos de energía”, considera Ricardo Sierra, presidente del grupo Celsia.

    La directora de energía y gas de Andesco, Kathrine Simancas, consideró que, como generación a futuro de estos proyectos, se requiere establecer el mecanismo regulatorio de remuneración de este tipo de alternativas. Respecto a la región, el país está rezagado, pero frente a lo que queremos “hoy tenemos una matriz con alto porcentaje de renovables, como la hidráulica. Pero nos falta un camino por recorrer y tenemos que hacerlo”. Asimismo insistió en la regulación para la venta de excedentes energéticos.

    En Celsia estamos convencidos de la importancia de las energías solar y eólica. Hemos avanzado y tenemos granjas solares en construcción y más de 100 clientes que han abrazado el servicio de Celsia y el montarse en este boom solar”, destacó Sierra.

    Un vocero de la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales (ANLA) aclaró que la mayor parte de los proyectos son competencia de las corporaciones autónomas regionales (CAR) y lo que la ANLA está promoviendo son los estímulos tributarios, según aclaró un vocero de la entidad estatal para responder a la queja de los empresarios por la demora en los licenciamientos.


    Fuente: Elespectador.com


     

  • Gobierno de EE.UU. anuncia US$110 millones para energía limpia

    Energias AlterWashington. El gobierno de Estados Unidos anunció hoy más de US$110 millones para impulsar la energía limpia en el país.
     
    El Departamento de Energía proporcionará la mayor parte del financiamiento, más de US$102 millones, para energía solar, dijo el departamento.
     
    Más de US$52 millones apoyarán 22 nuevos proyectos en asociación con compañías, organizaciones sin fines de lucro, universidades y laboratorios nacionales que buscan hacer la energía solar más accesible en todo el país.
     
    "Los proyectos anunciados hoy ayudarán a más comunidades de todo el país a alcanzar los objetivos planteados en el Plan de Energía Limpia y a asegurarse de que Estados Unidos siga encabezando al mundo en cuanto a innovación en energía limpia", dijo el secretario de Energía, Ernest J.Moniz.
     
    Además, cerca de US$50 millones en nuevo financiamiento impulsarán la tecnología fotovoltaica solar para reducir el costo total de la energía solar y permitir a las tecnologías, herramientas y servicios solares de vanguardia entrar rápidamente al mercado.
     
    "Desde que el presidente Obama asumió su cargo, el costo total de un sistema doméstico de energía solar ha bajado cerca de 50% y el despliegue solar ha crecido cerca de 20 veces. En la actualidad, la energía solar es competitiva en términos de costo en relación con las fuentes tradicionales de energía en 14 estados", dijo Moniz.
     
    El mismo día, el Departamento de Agricultura de Estados Unidos también anunció nueve subvenciones por US$7,9 millones para promover la energía solar y eólica para los residentes de áreas rurales remotas.
     
     
    Fuente: Americaeconomia.com / Xinhua
  • Gobierno excluye de arancel para vehículos eléctricos

    Coche EcologicoEl Ministerio de Hacienda, después de 3 meses de ser anunciado confirma que finalmente ya está lista la normatividad para quitar esa carga a los eléctricos y reducírsela a 5% a los híbridos.

    El decreto que fue firmado por los ministerios de Hacienda y Comercio con el cual se oficializa cero aranceles para la importación anual de vehículos eléctricos y reducir al 5% el arancel para vehículos híbridos y los cargadores.

    Con esto el Gobierno Nacional espera que en los próximos 10 años se importen 6.800 vehículos eléctricos y el mismo número de híbridos, distribuidos de la siguiente forma:

    - 1.500 unidades para los años 2017, 2018 y 2019

    - 2.300 unidades para los años 2020, 2021, 2022

    - 3.000 unidades para los años 2023, 2024, 2025, 2026 y 2027

    Esta medida se toma después del visto bueno del Consejo Superior de Política Fiscal de abril pasado y tiene como objetivo el cumplimiento del Plan Nacional de Desarrollo y “los compromisos adquiridos por el Gobierno en el marco de los Acuerdos de París adoptados durante la COP21”.

    También se busca estimular el uso de fuentes que generen menos emisiones contaminantes al aire, con el propósito de proteger la salud humana y buscando disminuir la dependencia de combustibles fósiles no renovables, a través de la incorporación de tecnologías vehiculares eficientes.

    Cabe recordar que entre 2015 y 2016 la matrícula de carros eléctricos e híbridos se redujo en un 42%.

    Por: Paisminero.com

  • Grandes empresas y promesas ambientales

    Las grandes empresas se han unido a los estados-nación en una de las conferencias mundiales más grandes del medio ambiente para prometer que cumplirán con el objetivo Acandimundial de proteger el 17% del suelo mundial y el 10% 
     
    de los océanos para 2020
     
    Los representantes de más de 100 compañías, entre ellas Shell, BHP Billiton y BP, fueron algunos de los 6.000 delegados del Congreso Mundial de Parques de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (IUCN, 
     
    por sus siglas en inglés), un foro mundial que se realiza una vez cada década para revisar la condición y la administración de las áreas protegidas del mundo.
     
    Escucharon cómo la destrucción del hábitat había llevado a la extinción de la tijereta más grande del mundo y la de un molusco de Malasia, cuya desaparición amenaza la supervivencia del atún de aleta azul del Pacífico y el pez 
     
    globo chino. La caza de animales en África amenaza la prosperidad de algunos países donde el cambio climático se considera el reto más grande a la biodiversidad.
     
    El que tantas compañías estén involucradas en la reunión de Sídney genera un agudo contraste con la última conferencia IUCN en Durban, en 2003, donde sólo estuvieron presentes unas pocas. “Se ha producido un enorme cambio 
     
    cultural”, dijo Anthony Hodge, presidente del Consejo Internacional de Minería y Metales (CIMM). “Hace diez años las compañías no estaban muy motivadas para venir a la conferencia, pero ahora hay un diálogo abierto y mucho 
     
    más constructivo”.
     
    El CIMM representa 21 de las compañías más grandes de minería en el mundo, que han hecho el compromiso de no minar en las áreas protegidas por el patrimonio nacional. Dice que se están dando cuenta de que colaborar con 
     
    las comunidades es clave para el éxito de un proyecto y llamaron la atención sobre el hecho de que tres proyectos en América Latina, que representan de US$15.000 millones a US$20.000 millones, entre ellos uno de la minera 
     
    Barrick Gold Corporation, están detenidos por desacuerdos locales.
     
    La presentación de Google incluyó una brillante cantidad de pequeños puntos rojos que llenaban los océanos del mundo. La compañía de tecnología se ha asociado con las compañías sin ánimo de lucro Sky Truth y Oceana para 
     
    construir una herramienta de búsqueda satelital que monitoree la pesca ilegal. Entretanto, Yemen LNG recibió elogios cuando reportó que gastó US$45 millones construyendo “cortinas” para proteger los corales y creando una 
     
    reserva marina.
     
    “Nuestro principal motor es proteger el medio ambiente y cumplir con nuestra propia declaración”, dijo Bill Banner, gerente de seguridad, salud y medio ambiente de Yemen LNG. “No obstante, las compañías también deben 
     
    considerar su reputación corporativa en temas como la biodiversidad”.
     
     
    Fuente: Elespectador.com
     
    {backbutton}
     
  • Grandes petroleras se vuelcan al gas

    Gas NaturalLas compañías petroleras que han extraído billones de barriles de crudo de la tierra ahora dicen que el futuro está en su otro producto principal: el gas natural, combustible que promocionan como el sucesor lógico del carbón.

    Como casi 200 países negociarán un acuerdo vinculante sobre emisiones de carbono en diciembre, las empresas de combustibles fósiles, con Royal Dutch Shell Plc y Total SA a la cabeza, dicen que ahora se centrarán en el gas como alternativa más limpia al carbón barato que actualmente es lo que más se usa para la generación de energía en todo el mundo.

    Esto ha dado lugar a una guerra de palabras entre las dos industrias y a la preocupación de que las grandes petroleras estén más interesadas en conquistar cuota de mercado que en combatir el calentamiento global.

    “Total es gas y el gas es bueno”, dijo el lunes el máximo responsable ejecutivo Patrick Pouyanne, antes de la Conferencia Mundial del Gas de París que tendrá lugar esta semana. Sus comentarios son similares a los efectuados dos semanas antes por el CEO de Shell Ben Van Beurden, que señaló que su compañía ha pasado de ser “una empresa de petróleo y gas a convertirse en una empresa de gas y petróleo”.

    Shell comenzó a producir más gas que petróleo en 2013 y Total al año siguiente. La producción de Exxon Mobil Corp. aumentó de 39% de la producción total hace seis años a aproximadamente un 47% el año pasado. Las compañías están impulsando las ventas en China, India y Europa.

    El carbón de productores encabezados por Glencore Plc y BHP Billiton Ltd. genera alrededor del 40% de la electricidad del mundo. Shell, Total, BP y otras compañías petroleras dijeron el lunes en una declaración conjunta que se unirán para promocionar al gas como un combustible más inocuo para el clima que el carbón.

    ‘El enemigo’

    “El enemigo es el carbón”, expresó Pouyanne el lunes.

    Prometió retirarse de la minería del carbón y dijo que Total también podría suspender la negociación del carbón en Europa.

    “Una estrategia clave para que los productores de gas hagan avanzar esa agenda es pedir a los gobiernos que graven las emisiones de carbono de las centrales eléctricas. Esto crearía un incentivo económico para que se pase del carbón, la principal fuente de gases de efecto invernadero, a opciones más limpias.

    El máximo responsable ejecutivo de BP Bob Dudley reclamó un precio del carbono en la asamblea de accionistas de la compañía el 16 de abril, mientras que el titular de Exxon Rex Tillerson el 27 de mayo reiteró su apoyo a un impuesto al carbono si se llega a un consenso en los Estados Unidos.

    Dudley, Tillerson, Pouyanne, Van Beurden y Eldar Saetre de Statoil ASA se sumarán al CEO de Chevron Corp. John Watson en la conferencia de París esta semana para analizar la forma de promover el gas como combustible principal para lograr un mundo limpio y sostenible.


    Fuente: Dinero.com

  • Invertir en energías renovables generará US$775 millones

    Energias RenovablesLos cálculos de la Upme dicen que en quince años el Estado debería destinar US$554 millones en incentivos para impulsar estas tecnologías. Concluye que el negocio es rentable para el país.

    Nadie pone en duda los beneficios de invertir en energías renovables no convencionales: disminución en las emisiones de gases y material particulado, menos dependencia de los precios internacionales de los combustibles fósiles, menor afectación a los ecosistemas...

    Lo que sí genera inquietudes es qué tan rentable resulta para un país implementar una política de estímulos para estas fuentes de energía.

    Pues bien, la Unidad de Planeación Minero Energética, Upme, y el Ministerio de Minas y Energía, con el apoyo de varias universidades y entes multilaterales realizaron un estudio sobre el tema, el cual concluye que destinar recursos en estímulos para este sector es una apuesta segura.

    En el informe, que será dado a conocer el viernes por el Ministerio, la Upme dice que el costo total de implementar los incentivos fijados en la Ley de Energías Renovables No Convencionales (1715 de 2014) sería de 554 millones de dólares, en los próximos quince años.

    La ley incluye entre este tipo de energías a la solar fotovoltaica, eólica, pequeños aprovechamientos hidroeléctricos, geotérmica y la producida con biomasa, como el bagazo de caña de azúcar.

    Por otro lado, el beneficio de estos incentivos sería de 775 millones de dólares, lo que implica una ganancia neta de 221 millones de dólares en esos tres lustros.

    El estudio contempla entre los gastos tanto los incentivos tributarios planteados en la ley de renovables (deducción en el impuesto de renta, la exención de aranceles y la exclusión de IVA), como las inversiones necesarias para conectar estas nuevas fuentes de energía al Sistema Interconectado Nacional, refuezo de las redes eléctricas, entre otros.

    Entre los beneficios, tiene en cuenta tanto el desarrollo económico generado por la evolución de este negocio, como los beneficios sociales en generación de empleo, ambientales en reducción de emisiones y menores impactos para la salud y la biodiversidad.

    PRIVILEGIO COLOMBIANO

    Puede que en otros países no sean tan evidentes las ventajas de invertir en energías renovables como lo es en Colombia, porque en materia de sol, viento y residuos de biomasa el país cuenta con un potencial privilegiado.

    “Los recursos disponibles a nivel nacional, como son una irradiación solar promedio de 194 W/m2 para el territorio nacional, vientos localizados de velocidades medias en el orden de 9 m/s (a 80 metros de altura) para el caso particular del departamento de La Guajira, y potenciales energéticos del orden de 450.000 TJ (terajoules) por año en residuos de biomasa, representan potenciales atractivos comparados con los de países ubicados en otras latitudes del planeta”, dice la Upme.

    En materia solar, departamentos como Arauca, Casanare, Vichada y Meta tienen unos niveles de radiación que en ciertas épocas del año se comparan con algunas de las regiones con mejor recurso en el mundo, como en el desierto de Atacama en Chile, o los estados de Arizona y Nuevo México, en Estados Unidos.

    El potencial de biomasa, mientras tanto, podría permitir generar hasta el 41 por ciento de la demanda nacional, para fines eléctricos y térmicos, dicen los cálculos de la Upme.

    La entidad proyecta que, de mantenerse los estímulos adecuados, el país va a pasar de tener una capacidad actual de 420 megavatios de potencia en fuentes no convencionales, a tener 3.622 megavatios instalados en el 2030, principalmente de energía eólica.

    Esto, teniendo en cuenta que la energía generada con el viento se complementa a la perfección con la hidroelectricidad porque, cuando ocurren fenómenos como el de El Niño, que disminuye el caudal de los ríos, el viento sopla con más fuerza.

    LAS BARRERAS

    La inclusión de este tipo de tecnologías al sistema interconectado nacional tiene sus retos.

    Por un lado la Upme asegura que es urgente reglamentar los incentivos contemplados en la Ley 1715 y crear procedimientos “sencillos, ágiles, claros y con los debidos controles, que resulten asequibles tanto a pequeños como a grandes inversionistas” para acceder a ellos.

    Para la presidenta ejecutiva de la Asociación Colombiana de Generadores de Energía Eléctrica, Ángela Montoya, ya han llegado inversionistas al país interesados en apostar en este sector, pero están esperando que se definan cuáles serán los incentivos para definir sus proyectos.

    “Estamos muy pendientes de que salga el decreto reglamentario de la ley 1715. Está demasiado demorado en el Ministerio de Hacienda, no entendemos por qué no ha salido y el sector lo necesita”, señaló.

    La Upme también resaltó que es indispensable mejorar los trámites de consultas previas, fortalecer la infraestructura de transporte de este tipo de energías y adaptar el sistema de asignación de cargos por confiabilidad para permitir a las plantas eólicas ofrecer energía de manera estacional.

    Estas medidas serán claves será fundamental para que las fuentes renovables ganen terreno en la canasta energética del país.


    Fuente: Portafolio.co / Nohora Celedón

  • La ciencia puede ser la respuesta a la mitigación del cambio climático

    Energias RenovablesEl objetivo de limitar a dos grados centígrados el aumento de la temperatura del planeta es "cada vez más difícil" a menos que se desarrollen tecnologías avanzadas, indicó Carlo Carraro, miembro del Panel Intergubernamental de Expertos en Cambio Climático (IPCC).
     
    El italiano explicó en un simposio realizado este jueves en Roma que, a pesar de que la comunidad científica lleva más de tres décadas discutiendo la cuestión del calentamiento global, las emisiones de gases de efecto invernadero no han dejado de crecer entre 1970 y 2010. No obstante, consideró que los países "se están moviendo en la buena dirección" y, aunque el escenario "no es perfecto", al menos tampoco es "malo".
     
    Por su parte, Laurence Tubiana, embajadora francesa de la Cumbre de Cambio Climático de París (COP21) considera que la ciencia y tecnología nos permitirán "monitorear la situación y nos dará soluciones. Necesitamos saber más para reducir la energía basada en el carbono y estudiar la resiliencia de otros recursos como el agua", apuntó.
     
    Si bien países como Estados Unidos o la Unión Europea han apostado por disminuir en general la cantidad de emisiones de gases de efecto invernadero, otros como Rusia o China han elaborado sus propuestas en relación con el impacto que tendrán sobre sus economías. Tubiana anotó que los países deberán buscar el beneficio económico de las nuevas medidas y pasar de invertir en combustibles fósiles a hacerlo en energías renovables y bajas en carbono.
     
    Además, Carraro afirmó que "es justo que los países desarrollados hagan más esfuerzos que aquellos que están en desarrollo". El experto planteó la necesidad de estudiar si la distribución de los esfuerzos está siendo "equitativa" y si las medidas adoptadas van a ser eficientes o no, dadas las grandes diferencias de planteamiento entre los países.
     
    Carraro mostró su confianza en que las últimas negociaciones antes del comienzo de la Cumbre del Clima de París a finales de mes puedan aún mejorar las perspectivas de lograr un acuerdo global y vinculante para reducir las emisiones de dióxido de carbono a la atmósfera. Hasta la fecha, detalló, se han presentado 134 planes que recogen las contribuciones de 161 países (incluidos los de la Unión Europea), lo que cubre alrededor de un 92 % de la población del planeta.
     
    A diferencia de negociaciones anteriores, la estrategia que se está llevando para la COP21 permite a los países proponer contribuciones voluntarias sin que vengan impuestas por una decisión previa a nivel internacional, lo que abre paso a que la ciencia y la innovación se pongan al servicio de mitigar el cambio climático. 
     
    Un ejemplo de estas iniciativas es el compromiso de Italia de exportar tecnologías de energías renovables a aquellos países que carecen de ellas, de acuerdo con lo expresado por el ministro italiano de Medioambiente, Gianluca Galletti.
     
    Roma (EFE)
  • La eficiencia energética ahorrará US$189.000 millones en combustible

    Las mejoras experimentadas en la eficiencia energética desde 1970 permitieron en 2011 el ahorro de 1.337 millones de toneladas equivalentes de petróleo en once países miembros de la AIE evaluados.Las mejoras en la eficiencia energética en el sector del transporte podrán reducir el gasto en combustibles entre US$40.000 y US$189.000 millones anuales en el horizonte de 2020, aseguró este miércoles la Agencia Internacional de Energía (AIE).

    Ahorro EnergiaEl sector automovilístico es uno de los principales mercados para la aplicación de estas medidas, de acuerdo con el Informe de Mercado de Eficiencia Energética (EEMR) 2014 presentado en Verona (norte de Italia).El estudio asegura que la puesta en práctica de estas políticas conducirá a la producción de vehículos más eficientes desde un punto de vista energético en un periodo de cinco años.

    El EEMR 2014 revela que las mejoras experimentadas en la eficiencia energética desde 1970 permitieron en 2011 el ahorro de 1.337 millones de toneladas equivalentes de petróleo en once países miembros de la AIE evaluados.
     
    Según señala el informe, esta cantidad supera el consumo total final (TFC) de la combinación de todas las fuentes de energía de la Unión Europea en 2011 y supuso un ahorro de US$743.000 millones.
     
    "Fruto de la eficiencia energética en once países miembros de la AIE, el ahorro fue superior a la demanda de energía de un continente entero", apunta el análisis.
     
    Asimismo, el informe destaca la reducción en 5 % de la demanda de energía en 18 países pertenecientes a la AIE entre 2001 y 2011, a causa fundamentalmente de estas políticas de eficiencia.
     
    "El ahorro acumulado debido a las mejoras en la eficiencia entre 2001 y 2011 en estos países fue de 1.731 millones de toneladas equivalentes de petróleo", recoge el EEMR 2014.
     
    El sector que registró una mejoría más amplia durante esta década fue el residencial, gracias al ahorro en calefacción, calentamiento de agua, iluminación y consumo de energía de electrodomésticos.
     
    En esta línea, el EEMR 2014 recalca que estas medidas de eficiencia permiten reducir el consumo de energía en un momento en que esta ha experimentado un significativo encarecimiento en los países estudiados.
     
    "Los precios de la energía subieron entre el 11 % y el 52 % en las diferentes jurisdicciones entre 2001 y 2011", puntualiza el informe al resaltar el papel de la eficiencia energética en la moderación del impacto de este aumento.
     
    Además, el informe ofrece información acerca de la inversión total en los mercados de eficiencia energética en 2012, que se situó entre los 310.000 y los 360.000 millones de dólares.
     
    Estas inversiones son superiores a las realizadas en energías renovables o en carbón, petróleo y gas para generar electricidad, según detalla la AIE.
     
    Sin embargo, el estudio recalca también que estas inversiones presentan una penetración desigual en los distintos países y en los diferentes sectores consumidores de energía.
     
    Con respecto al desarrollo de la eficiencia energética y su implantación, el estudio asegura que ha dejado de ser un nicho de mercado para convertirse en un segmento completamente establecido gracias, entre otros factores, a la mejora en los modelos de inversión y a la mayor facilidad para financiar los proyectos.
     
    A este respecto, el análisis añade que grandes cantidades de los presupuestos públicos se consagran a políticas para desarrollar la eficiencia energética.
     
    Es el caso de Alemania, donde el banco KfW, una institución de derecho público, destinó 16.000 millones de euros a promover la eficiencia energética en el país en 2013.
     
    En otros países como Francia, Reino Unido, Malasia, Sudáfrica, Australia, Japón, Emiratos Árabes Unidos y los Estados Unidos, la eficiencia energética se ha convertido en una prioridad, de acuerdo con la información ofrecida por el EEMR 2014.
     
    El informe muestra también la gran diversidad de medidas adoptadas en materia de eficiencia energética en once países con características geográficas y económicas muy diferentes.
     
     

    EFE

     

  • Los biocombustibles se perfilan como el negocio del futuro

    BiocombustiblesBogotá - El mercado de biocombustibles sigue cogiendo fuerza en el país, no solo porque mueve cerca de $1,75 billones al año, sino porque es un nicho que genera empleo, cuenta con terreno fértil de producción y se ha beneficiado gracias a medidas gubernamentales.

    Hay dos leyes que están en vigencia y que se encargan de regir este mercado. La primera de ellas es la Ley 693 de 2001, que ordena que la gasolina que se utilice en el país, en los centros urbanos de más de 500.000 habitantes, debe contener elementos oxigenados como alcoholes carburantes, y cumplir aspectos de calidad y cantidad estipulados por el Ministerio de Minas y Energía. La segunda es la Ley 939 de 2004, que estimula la producción y comercialización de biocombustibles de origen vegetal o animal para uso en motores diésel, entre otras disposiciones.

    En la actualidad, de 100% de la gasolina, 8% debe ser obligatoriamente mezclado con algún líquido oxigenador. El etanol es uno de ellos, y se produce a base de caña de azúcar. El otro es el biodiésel, que se hace contando con elementos propio de la palma de aceite.

    “El mercado de biocombustibles ha tenido un comportamiento favorable. Todo lo que se produce se consume. No hay variaciones negativas de las que preocuparnos. Adicional a eso, este negocio ya cuenta con el reconocimiento del Gobierno Nacional, lo que ha hecho que siga cogiendo fuerza”, comentó Jorge Bendeck, presidente de la Federación Nacional de Biocombustibles de Colombia (Fedebiocombustibles).

    Etanol

    En el primer semestre del año se produjeron 194.185 millones de litros de etanol, 6,4% más que en el mismo periodo de 2013, cuando se registraron cerca de 181.740 millones. El mes en el que más se produjo, en lo que va corrido del año, fue agosto: se alcanzó la cifra de 36,5 millones.

    Por el lado de las ventas, la situación también es favorable. En los seis primeros meses del año se vendieron 198.892 millones de litros de este líquido, 2,6% más que en el último año, cuando se llegó a la cifra de 193.706 millones.

    Si se evalúa la producción de caña molida, las cifras también son positivas. En 2012 se produjeron 20,82 millones de toneladas, según cifras de Fedebiocombustibles, y en 2013, esta cifra aumentó a 21,56 millones.

    La producción de azúcar también creció, pasando de 2,07 millones de toneladas en 2012 a 2,12 millones el año pasado. Además, las ventas de etanol, que pasaron de 368,44 millones de litros vendidos, a 393,78  millones en 2013.  

    Marvin Mendoza, coordinador económico de la Asociación de Cultivadores de Caña de Azúcar de Colombia (Asocaña), comentó que el país es por excelencia productor de sacarosa. “Con el programa de bioetanol del Gobierno, que busca disminuir los gases efecto invernadero y la no dependencia de los combustibles fósiles, los ingenios han empezado a destinar, parte de la producción que se utilizaba para exportar, a la elaboración de etanol. Y además de eso, estas firmas también utilizan el bagazo de la caña para producir energía eléctrica, que les sirve para su propio consumo y para vender a la red eléctrica”.

    Las plantas productoras de etanol que están en funcionamiento suman, en conjunto, 130.000 hectáreas de área sembrada, y producen más de 43.000 toneladas de molienda de caña al día. Para el caso del etanol, se producen diariamente más de 1,1 millones de litros, de acuerdo a información de Fedebiocombustibles.

    A este mercado de biocombustibles se le suma el esfuerzo de compañías del sector de minas y energía, como Ecopetrol, que actualmente se encuentra desarrollando combustibles a partir de residuos agroindustriales. La petrolera realiza este proyecto en las instalaciones del Laboratorio Nacional de Energías Renovables (Nrel) en Denver, Estados Unidos, entidad perteneciente al departamento de energía del gobierno de ese país. El resultado de ese trabajo investigativo será que, en este mes, la empresa abrirá los primeros 9.000 litros de etanol de segunda generación producidos con biomasa colombiana, cuya calidad es igual a la del bioetanol.

    Biodiesel

    En el país hay nueve plantas productoras de biodiesel: Biocombustibles del Caribe, Oleoflores, Romil de La Costa, Biodiésel de La Costa, Odín Energy, BioD, Ecodiesel de Colombia, Aceites Manuelita y Biocastilla. En conjunto suman más de 500.000 toneladas de ese material al año. En promedio se producen y se venden 40.000 toneladas de biodiésel anuales. En lo que va corrido del año, el mejor mes de producción fue marzo, con 46.674 toneladas.

    Los principales departamentos donde se realiza el biodiésel son Meta, Casanare, Cesar, Magdalena y Santander. En el país se cultivan cerca de 470.000 hectáreas de palma de aceite. De ese total, 65% está en producción y 35% en desarrollo.

    El aceite de palma que no se destina a la fabricación de biodiésel va para la industria y para fines alimenticios. Alrededor de 70.000 toneladas se van al año para el exterior: Estados Unidos y el Caribe son los principales mercados. Cada año se involucran cerca de 30.000 hectáreas de palma de aceite.  

    Las amenazas que tiene el mercado local

    Según el presidente de Fedebiocombustibles, aunque este mercado atraviesa por un buen momento, presenta tres inconvenientes principales: la competencia con las importaciones, la caída de los precios de la gasolina y del acpm y la difícil tarea de sacar los materiales de las fábricas por el mal estado de las vías.  

    “Los biocombustibles aportan al desarrollo agroindustrial”

    BioD es una compañía colombiana de producción de biodiésel, que está constituida por 13 firmas de cultivadores de palma de aceite. En 2008 iniciaron la construcción de una planta de producción en el municipio de Facatativá, en la vereda Mancilla, y desde 2009 empezaron a realizar envíos de mercancía.  En entrevista con LR, Tito Salcedo, gerente de la empresa, comentó que le apuestan al negocio de los biocombustibles porque de esa forma construyen tejido social. La organización también prevé cercanas a los $322.000 millones, al finalizar este año.  

    ¿Por qué apostarle al negocio de los biocombustibles?

    Porque aportan directamente al desarrollo agroindustrial de nuestro país, construyendo tejido social alrededor de las plantaciones y llevando desarrollo y estabilidad a  regiones apartadas. Contribuyen a mitigar la acumulación  de  gases de efecto invernadero al reducir en su ciclo de vida hasta 84% la producción de dióxido de carbono, principal causante de los cambios extremos en el clima e incremento de la temperatura del planeta con sus graves efectos. Adicionalmente, contribuyen a diversificar la canasta energética del país.

    ¿Cuáles son las líneas de negocio de la empresa?

    En BioD  refinamos el aceite crudo de palma para luego transformarlo  en biodiésel,  de este proceso sale un subproducto que es la glicerina. Ese es nuestro negocio.

    ¿Por qué es rentable trabajar con biocombustibles?

    El negocio del biodiésel tiene tres pilares: el ambiental, el social y el económico. Ningún combustible alternativo hoy compite en precio con los combustibles fósiles,  y es el caso del biodiésel, su precio es mayor que el del diésel pero no son comparables.  Como comentaba anteriormente el biodiésel de palma Colombiano reduce 84% de gases de efecto invernadero y con inversiones adicionales que esta haciendo el sector se puede llegar hasta 100%. Es un producto que no incrementa los gases de efecto invernadero y sus efectos.

    ¿Cómo está el mercado exportador de lo que produce la empresa?

    Con relación al biodiésel de palma, la totalidad de nuestra producción anual, se coloca totalmente en el mercado nacional; zonas centro y suroccidente. Con nuestra producción aportamos  para mantener la mezcla del biodiésel  en 8% en la zona centro y 10% en el resto del país.

    Debo decirle que competir en el mercado internacional no es fácil, si tenemos en cuenta las distorsiones que generan aranceles a la exportación de aceites crudos en países que son grandes productores como Argentina e Indonesia y  generan ventas de biodiésel a menores precios. En cuanto a la glicerina, alrededor de 8.000 toneladas de glicerina cruda se han destinado para los mercados nacionales especialmente para el sector ganadero, siendo un 75% aproximadamente de nuestra producción. 25% se ha exportado, sin embargo tenemos el firme propósito de que 100% de éste producto retorne al campo como contribución a un sector que está demandando apoyo para una producción más eficiente y rentable.  

    ¿Cuánto suman las ventas proyectadas de la empresa?

    En 2.014 esperamos cerrar con  $322.000 millones en ventas.

    Las Opiniones:
    Jorge Bendeck
    Presidente de Fedebiocombustibles
    “El mercado tiene  un buen comportamiento. lo que se produce, se consume”.

    Marvin Mendoza
    Coordinador Económico Asocaña  
    “Los ingenios destinan parte de su producción a la elaboración de etanol”.  


    Fuente: Larepublica.co / María Camila Suárez Peña

    {backbutton}
     

  • Obama anunció inédito plan de lucha contra el cambio climático

    Emision Co2 2011El presidente Barack Obama reveló ayer un ambicioso plan de lucha contra el cambio climático para limitar las emisiones de las centrales eléctricas de Estados Unidos, cuando faltan seis meses para la conferencia internacional sobre el clima en París.
     
    La Casa Blanca divulgó la última versión de su plan de energía limpia (America’s Clean Power Plan), una serie de reglamentaciones ambientales destinadas a limitar por primera vez las emisiones de carbono de las centrales eléctricas estadounidenses para 2030, en un 32% con respecto a los niveles de 2005.
     
    Al delinear de qué maneras el cambio climático es una amenaza para la economía, la salud, el bienestar y la seguridad de Estados Unidos, Obama señaló en un video emitido el domingo que “el cambio climático ya no es un problema de las siguientes generaciones. Ya no”.
     
    “Las plantas de energía son la única y más dañina fuente de contaminación de carbono que contribuye al cambio climático”, agregó el mandatario, quien hizo de la batalla contra el calentamiento global una de sus principales promesas de campaña en 2008.
     
    “Por el bien de nuestros hijos, por la salud y la seguridad de todos los estadounidenses”, se lanzó el histórico plan.
     
    Fuente: Vanguardia.com / AFP
  • Sector energético mundial está transformándose por cinco nuevas megatendencias globales

    Energias AlterPARIS- De acuerdo con el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF, por sus siglas en inglés) los inversionistas están retirando sus fondos de combustibles fósiles, en anticipación de objetivos climáticos más rigurosos
     
    Cinco nuevas megatendencias están cambiando el sector energético global, señaló un estudio publicado este lunes por el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF, por sus siglas en inglés) durante la Conferencia del Clima en París.
     
    La primera es que ha empezado el fin de la era fósil. De acuerdo con el WWF, los inversionistas están retirando sus fondos de combustibles fósiles, en anticipación de objetivos climáticos más rigurosos y de otros impactos sociales y ambientales de fuentes de energía convencionales.
     
    El ejemplo más reciente es la compañía aseguradora global Allianz, que abandonó las inversiones en carbón.
     
    Segunda, la transición de energía ya es una realidad global, en la que cada vez más países recurren a energías renovables y abandonan la producción de energía nuclear y fósil, dice el estudio.
     
    El estudio señala que por primera vez en 2013, y de nuevo en 2014, se instaló más capacidad en plantas de energías renovables que en fósiles o nucleares. En 2014, el monto del dinero invertido en electricidad renovable fue más del doble que lo invertido en plantas de combustibles fósiles.
     
    Tercera, los impulsores del cambio global son los enormes avances tecnológicos y los precios en rápido descenso. El costo de un kilovatio por hora de energía solar se redujo en unas cuantas décadas de un euro a menos de diez centavos de euro en países con abundante luz solar. En el futuro, podría descender hasta dos centavos, prevé el Instituto Fraunhofer de Alemania, citado por WWF.
     
    Cuarta, el futuro de la energía es descentralizado. El WWF indica que la producción de energía está cambiando a miles de millones de pequeñas y grandes plantas de energía renovable. La escasez de energía en países pobres se erradicará con tecnologías de energía renovable con mejor costo-efectividad y descentralizadas.
     
    Finalmente, la energía futura es digital. El WWF indicó que los sectores de tecnologías de la información y de energía crecen de manera paralela. Sólo una combinación de ambas será capaz de igualar de manera confiable el suministro y la demanda de energía en todo momento.
     
    "El ritmo y la extensión del cambio son sorprendentes y alentadores", comentó el director global de Política Energética del WWF Internacional, Stephan Singer. "Necesitamos un ambicioso acuerdo climático aquí en París y un sólido apoyo político a la transición mundial de energía".
     
    Fuente: Americaeconomia.com / Xinhua