Menu
RSS
  • Stock en EE.UU. opacó acuerdo de OPEP y el petróleo cerró semana en baja

    El petróleo cerró hoy en leve alza, sin embargo, el acumulado semanal terminó en rojo,  presionado por un aumento de los inventarios globales que  contrarrestó el optimismo por los esfuerzos de la OPEP para reducir el superávit mundial de crudo.     
     
    Los precios también fueron presionados por un avance del dólar.Los precios también fueron presionados por un avance del dólar.Los futuros del petróleo West Texas Intermediate (WTI) de Estados Unidos subieron 4 centavos de dólar, hasta los u$s 53,40 el barril.                
     
    Los futuros del Brent cerraron con una alza de 16 centavos o un 0,3%, a u$s 55,81 por barril.      
     
    Ambos referenciales terminaron la semana en baja: el precio del barril del WTI cayó un 1% y el del Brent un 2%. En lo que va del año los precios se mantienen dentro de una franja promedio de alrededor de u$s 1,30 por barril.                                    
     
    La semana estuvo marcada por un nuevo incremento en el número de plataformas petroleras en Estados Unidos -por quinta semana  consecutiva- según datos de Baker Hughes.
     
    Esto se debe a que las compañías estadounidenses buscan aprovechar el alza los precios, por encima de 50 dólares desde que la OPEP acordó un recorte del bombeo, que permite retomar proyectos antes no rentables.                
     
    El mercado de petróleo fue presionado también por una segunda semana de avances del índice dólar, que subió el viernes haciendo que el crudo -que se transa en esa moneda- se encarezca para tenedores de otras divisas.
     
     
    ElCronista.com
  • Sube el petróleo aunque sigue preocupando el acuerdo de la OPEP

    El petróleo se aparta de mínimos aunque las dudas en cuanto al acuerdo de la OPEP limitan las ganancias - Foto lPlataforma Gulfalk - StaOilEl petróleo se aparta de mínimos aunque las dudas en cuanto al acuerdo de la OPEP limitan las ganancias - Foto lPlataforma Gulfalk - StaOilInvesting.com– Los precios del petróleo repuntaron este miércoles con respecto a los mínimos registrados esta noche, aunque las preocupaciones suscitadas en torno a los obstáculos a los que se enfrenta el acuerdo de reducción de la producción de la Organización de Países Exportadores de Petróleo han limitado las ganancias.
     
    El petróleo se ha situado en 51,17 USD por barril a las 9:44, hora de Londres (las 10:44 en España), con un avance del 0,51 % o 26 centavos desde su último cierre, tras haber registrado mínimos en 47,04 USD anteriormente.
     
    El petróleo Brent de referencia se situó en 54,20 USD por barril, avanzando un 0,45% o 23 centavos, tras haber registrado mínimos intradía en 53,35 USD.
    Los precios del petróleo cerraron la jornada del martes con pérdidas de más del 1,5%, pues los traders recogían los beneficios del pronunciado repunte después de que la OPEP llegara a un acuerdo para reducir la producción por primera vez en ocho años.
     
    El acuerdo supondrá una reducción de la producción del cártel petróleo de 1,2 millones de barriles al día y entrará en vigor desde enero de 2017.
     
    El acuerdo incluía también una acción coordinada con los países no miembros de la OPEP, incluida Rusia, de los que se espera que reduzcan su producción en 600.000 barriles al día.
     
    Rusia se ha comprometido a reducir “paulatinamente” la producción en 300.000 barriles al día el año que viene.
    Sin embargo, se han suscitado dudas acerca de si estas reducciones serán eficaces a la hora de frenar la superabundancia que ha hecho bajar los precios durante los dos últimos años.
     
    La producción de petróleo sobrepasa el consumo en 1-2 millones de barriles al día desde finales de 2014.
     
    Tanto la OPEP como Rusia han anunciado que la producción ha registrado máximos desde que se ha anunciado el acuerdo, lo que contribuye a los temores de que la superabundancia global podría persistir bien entrado 2017.
     
    Los inversores dirigen ahora la atención hacia una reunión entre los países miembros y no miembros de la OPEP que se celebrará en Viena el próximo día 10 para ultimar los detalles del acuerdo.
     
    Este miércoles, el ministro del petróleo de Nigeria, Emmanuel Ibe Kachikwu, anunció que el acuerdo de la OPEP para limitar la producción seguirá adelante incluso si sólo Rusia se compromete a reducir su producción en esta reunión.
     
    Sin embargo, algunos analistas han afirmado que los recortes probablemente provoquen que otros productores, especialmente los de petróleo de esquisto de Estados Unidos, aumenten su producción.
     
    Los analistas dudan también acerca de si el acuerdo se materializará, pues la OPEP no tiene autoridad para hacer que sus miembros lo cumplan.
     
    Los inversores aguardan la publicación del informe semanal sobre reservas de petróleo de Estados Unidos de la Administración de Información Energética para conocer nuevos indicios acerca de las reservas y la demanda.
     
    Investing.com
  • Tarifas de transporte de crudo bajarán por orden presidencial

    A petición de la industria petrolera, el presidente le ordenó a Cenit rebajar los costos para darle otra mano al sector en estos momentos.

    El presidente de la República Juan Manuel Santos se la está jugando toda por la industria petrolera en esta época de crisis: así como ordenó rebajarles la carga tributaria a las empresas del sector, también dio el mandato de tratar de reducir al máximo posible las tarifas de los oleoductos por donde se transporta el crudo.

    Para esto dispuso que el Ministerio de Minas y Energía, la Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH), Ecopetrol y Cenit (la empresa transportadora) estudiaran fórmulas de los diferentes oleoductos del país.

    Se está estudiando el porcentaje correcto para darle un alivio a la industria en el transporte del crudo, pero es una potestad tanto de Cenit (propiedad de Ecopetrol) como del Ministerio de Minas y Energía. Estamos trabajando para que sea posible y esperamos que en máximo dos semanas haya noticias”, dijo el saliente presidente de la ANH, Mauricio De La Mora.

    Una vieja petición


    A raíz de la drástica caída de los precios internacionales del crudo y de la crisis que desató en el sector petrolero colombiano, la Asociación Colombiana de Petróleo (ACP) había pedido desde junio del año pasado, en una reunión con el Presidente de la República, una reducción de los costos en el transporte del crudo por oleoducto, propiedad en su mayor parte de la Nación.

    Un estudio de Campetrol, que agrupa a las empresas prestadoras de servicios del sector, muestra que transportar crudo por oleoducto desde el Putumayo hasta Coveñas, por ejemplo, cuesta unos 15 dólares por barril, con el agravante que por las características de densidad del petróleo colombiano es necesario mezclarlo con diluyentes como la nafta3, lo cual agrega a los costos aproximadamente dos dólares por barril.

    En una reunión en marzo pasado en la Casa de Nariño, la industria volvió a transmitirle su preocupación al primer mandatario y además le hizo saber que un análisis comparativo con otros países demostró que Colombia se ubica entre el 25 por ciento más costoso en el mundo en términos de transporte y que la no revisión de los costos ponía en grave riesgo la producción de crudo.

    También le dejó saber que en una encuesta el 86 por ciento de las empresas de la industria aseguró estar preocupado por los altos costos del transporte de crudo.

    Así mismo, le manifestó que con los precios actuales del crudo, entre 35 y 40 dólares por barril, muchos proyectos no alcanzan a cubrir la deuda, capex, impuestos, y retorno, por lo que se verían abocados a suspender sus operaciones.

    Para Francisco José Lloreda, presidente de la ACP, el costo del transporte de crudo puede llegar a ser hasta un 50 por ciento de los costos operativos en estos momentos, en donde cada peso cuenta.

    Depende del oleoducto


    Una fuente del sector explicó que las rebajas en los precios del transporte de crudo dependen de cada oleoducto, cuenta mucho el tiempo de haberse construido y de composición del crudo que se transporta, por lo que las rebajas en las tarifas serán muy diferentes en cada caso.

    Cenit es una de las compañías más rentables de Ecopetrol, pues mientras la petrolera dio pérdidas por 3,9 billones de pesos el año pasado, la transportadora logró utilidades por 2,8 billones de pesos, a pesar de la crisis.

    Tanto por el costo de utilización de los oleoductos, como por la carga tributaria del país, un estudio de la consultora Rystad Energy de Noruega, con datos de más de 65.000 campos en el mundo, ubicó a Colombia como el séptimo país más costoso (dentro de los principales productores en el mundo) para producir petróleo, con un promedio de 35,30 dólares el barril.

    Fuente: Portafolio.co

     

     

     

  • Tras ocho días con pérdidas, barril de petróleo se recupera

    El bajón del precio de las materias primas y muy particularmente del petróleo es un riesgo muy importante para las perspectivas económicas por la amenaza también de una desestabilización sociopolítica en los países productores. El bajón del precio de las materias primas y muy particularmente del petróleo es un riesgo muy importante para las perspectivas económicas por la amenaza también de una desestabilización sociopolítica en los países productores.La refererencia Brent sube 87 centavos hasta 31,73 dólares, mientras que el crudo WTI gana 88 centavos y se cotiza en 31,32 dólares. Sin embargo, precios llegarían hasta 25 dólares.
     
    Los precios del crudo subían este miércoles por primera vez en ocho días, debido a que un dato positivo de comercio en China y una inesperada caída en los inventarios semanales de petróleo en Estados Unidos daban a los inversionistas razones para comprar futuros del activo.
     
    El petróleo Brent, el referencial global, subía 87 centavos a 31,73 por barril, pero se mantenía cerca de su menor nivel de casi 12 años al que cayó recientemente.
     
    El crudo en Estados Unidos, en tanto, avanzaba 88 centavos a 31,32 dólares el barril, recuperándose de la caída del martes por debajo de los 30 dólares.
     
    "Los datos de inventarios de API (Instituto Americano del Petróleo) provocaron una ola de toma de ganancias, esa es la razón principal de este repunte", dijo Hans van Cleef, economista senior de energía de ABN Amro en Amsterdam.
     
    Los inventarios de petróleo disminuyeron en 3,9 millones de barriles, a 480 millones de barriles, lo que se compara con expectativas de analistas de un incremento de 2,5 millones de barriles.
     
    En tanto, las existencias de crudo en el punto de entrega de Cushing, Oklahoma, descendieron en 302.000 barriles, dijo API.
     
    IRÁN MANTENDRÁ LA PRESIÓN BAJISTA
     
    El incremento de la producción petrolera de Irán debería alimentar la sobreabundancia global este año tras el esperado levantamiento de las sanciones occidentales a las exportaciones de ese país, destacó la gubernamental Administración de Información de Energía (EIA, por sus siglas en inglés).
     
    La agencia prevé que una disminución limitada de los suministros en Estados Unidos el próximo año y un crecimiento constante de la demanda global ayudarán a suavizar el exceso solo en el tercer trimestre de 2017, el primer declive tras casi cuatro años consecutivos de ganancias.
     
    En sus primeras estimaciones para 2017, la EIA dijo que la demanda global de petróleo aumentará probablemente hasta cerca de los 96,7 millones de barriles por día (bpd), frente a los más de 95,9 millones de bpd de este año.
     
    La demanda crecería en solo 1,4 millones de bpd en 2017, al mismo ritmo que en 2015 y 2016. La producción en Estados Unidos, que se espera baje en 700.000 bpd este año, hasta los 8,7 millones de bpd, caería a un ritmo menor en 2017, hasta cerca de los 8,5 millones de bpd.
     
    "Si no ocurre nada importante y las economías emergentes no se calientan, no parece probable que el precio del petróleo suba hasta fines de 2017", afirmó Kevin Book, analista de política energética de ClearView Energy Partners en Washington, en relación al reporte.
     
    La EIA predijo también que las exportaciones petroleras de Irán se ampliarán en 2017, incrementándose en 500.000 bpd ese año, tras un alza de 300.000 bpd en 2016, si se levantan las sanciones occidentales.
     
    No está claro cuándo llegarán a su fin las sanciones, pero la EIA asume que la implementación del acuerdo nuclear ocurrirá en los primeros meses de 2016, ya que Irán tuvo "un progreso más rápido de lo esperado" en el cumplimiento de las obligaciones contraídas en el acuerdo.
     
    BARRIL A 25 DÓLARES
     
    El bajón del precio de las materias primas y muy particularmente del petróleo es un riesgo muy importante para las perspectivas económicas por la amenaza también de una desestabilización sociopolítica en los países productores, advirtió hoy Standard and Poor's (S&P).
     
    "Estamos ante un riesgo muy importante", subrayó el economista jefe de S&P para Europa, Oriente Medio y África, Jean-Michel Six, en una conferencia de prensa en la que recordó que algunos analistas auguran que el barril de petróleo podría caer a 25 dólares en los próximos meses.
     
    Six hizo notar que la cotización del barril de crudo no tiene que ver únicamente con la disminución de la demanda de China sino, en gran medida, con un exceso de oferta, y eso perturba los equilibrios de los países productores, que disminuyen su demanda al exterior pero también pueden verse desestabilizados.
     
    De hecho, y pese a los sobresaltos bursátiles de las últimas semanas, puntualizó que en su agencia de calificación están "algo menos inquietos" que otros observadores sobre China que sobre "otros emergentes", en concreto países que dependen de la venta de materias primas.
     
    Según su análisis, la ralentización de la progresión del Producto Interior Bruto (PIB) de China era un fenómeno "ineluctable" por la transición hacia otro modelo de producción con mayores salarios y con productos de mayor valor añadido y debería ser "bienvenido" en la medida en que es aceptado por las autoridades de Pekín.
     
    De Brasil, sin embargo -país al que rebajaron la nota soberana en septiembre al nivel de "bono basura"-, dijo que tiene "una situación extremadamente grave" por el impacto que tiene la política monetaria de Estados Unidos, el recorte de la demanda de materias primas de China y, "sobre todo, por una gobernanza económica que tiene debilidades".
     
    El economista jefe de S&P consideró que lo ideal con el petróleo sería que hubiera una estabilización porque un mayor descenso reduciría más la demanda al exterior de los productores y además anticiparía un aumento posterior que podría ser descontrolado.
     
    En cualquier caso, consideró que "por ahora la recuperación de la zona euro aguanta" gracias a la demanda interna de sus miembros y a los intercambios comerciales en su interior.
     
    Sobre la política de compras masivas de títulos del Banco Central Europeo (BCE), Six estimó que cuando se anunció en marzo pasado fue "bien recibida" pero sobre su efectividad ahora pesan "un cierto número de factores exógenos", en particular el "entorno internacional deflacionista", que perturban su transmisión a la economía real.
     
    De acuerdo con su análisis, mientras persista ese contexto internacional, incrementar el programa de compra de títulos del BCE parece "perfectamente inútil" porque hay suficiente liquidez en el mercado. Lo que juzga "probable" es que el BCE intente influir sobre el tipo de cambio del euro frente al dólar con un descenso suplementario de los tipos de interés (ya negativos) sobre los depósitos bancarios.
     
    En cuanto a Estados Unidos, S&P espera un aumento progresivo de los tipos de interés de la Reserva Federal, pero "extremadamente débil" porque la fortaleza del dólar frente a otras divisas limita la necesidad de ese incremento.
     
    Con información de agencias - portafolio.co
     
  • Un analista de Citigroup augura más penurias en el mercado petrolero

    El mercado del petróleo repuntó con fuerza en el segundo trimestre, cuando los operadores se subieron a una ola alcista que llevó el precio del barril de US$44 a mediados de marzo a más de US$60.
     
    En 2014, los precios del crudo perdieron la mitad de su valor debido a la producción en pleno auge de EE.UU. y la Organización de Países Exportadores de Petróleo, así como una inesperada desaceleración de la demanda. No obstante, después de que los precios cayeron en marzo a mínimos de seis años, los inversionistas apostaron a que el aumento de la demanda y los recortes en la perforación reducirían esa superabundancia mundial de combustible.
     
    Luego el mercado se estancó, frustrando por igual a los que apostaban por un alza y a los que preveían una nueva caída. Los precios de referencia en Estados Unidos han pivoteado en torno a US$60 el barril por varias semanas. Por debajo de ese nivel, dicen observadores del mercado, las empresas pierden mucho dinero en la producción, lo que finalmente las lleva a interrumpirla. Sin embargo, algunos productores estadounidenses dijeron que por encima de ese nivel pueden conseguir buenos retornos y aumentar su producción, lo que agrava la sobreoferta mundial.
     
    ¿Qué sigue ahora? El mercado aún tiene un exceso de suministro y los productores han demostrado que son más eficientes que lo que se creía con precios bajos. The Wall Street Journal habló con Ed Morse, director global de investigación de materias primas de Citigroup Inc., C -0.56%  y le preguntó por qué piensa que las penurias del mercado petrolero no han concluido.
     
    WSJ: El mercado petrolero se ha estabilizado en las últimas semanas. ¿Es esta recién descubierta calma una señal de que los precios superaron su piso para este año?
     
    Ed Morse: No, no lo es. Nosotros pensamos que los precios van a ser más bajos en el cuarto trimestre que en el segundo trimestre. Gran parte del aumento de los precios del petróleo se basa en datos puntuales que indicaban una demanda mayor a lo que la gente había previsto. (Pero) creemos que parte de la demanda no es sostenible. La demanda china, creemos que no es sostenible. Atribuimos el crecimiento (de la demanda de China) no a un repunte en la economía sino más bien a que hubo una considerable cantidad de combustible que cambió de los vehículos propulsados por gas natural de vuelta al diésel.
     
    WSJ: Después de la caída del año pasado, muchos analistas, incluido usted, dijeron que los precios no se recuperarían sino hasta al menos la segunda mitad del año. Pero el mercado se recuperó en abril y los precios de EE.UU. han subido 12% en el año. ¿A qué se debió este error?
     
    Morse: Yo no anticipé hasta qué punto los flujos financieros iban a ingresar al mercado a través de (los fondos que cotizan en bolsa y otras operaciones de corto plazo). Eso me tomó con la guardia baja. Los flujos financieros reflejaron expectativas de un mercado más fuerte y expectativas de que a finales de año habría una producción considerablemente menor en EE.UU.
     
    WSJ: El número de plataformas de que están perforando en EE.UU. se ha hundido, pero la producción se ha mantenido bastante estable y algunos productores de petróleo de esquisto dicen que pueden aumentar su producción si los precios se mantienen por encima de US$60 el barril. ¿Cuál es su perspectiva para la producción estadounidense?
     
    Morse: La industria es sorprendentemente robusta, reacciona rápido y es eficiente. Alrededor de 70% o más de la producción de crudo proviene de 30% de los pozos perforados. Y las ganancias de eficiencia siguen creciendo. Se podría seguir teniendo el mismo número de plataformas y tener una aceleración de terminaciones de pozos y aun así tener (...) un crecimiento de la producción en el año.
     
    Cuanto más alto sea el precio en el segundo y tercer trimestres, menor será el precio en el futuro, ya que potencialmente habrá más productores que se ajusten al precio. Con el tiempo vamos a ver quiénes sobrevivirán en este juego, los que sean rentables a US$60 o US$65 por barril, y aquellos que tendrán dificultades.
     
    WSJ: Con los precios del petróleo arriba de sus mínimos, ¿siguen teniendo los consumidores un gran beneficio?
     
    Morse: Los consumidores todavía tienen un ahorro que no es insignificante, considerando en qué nivel estaban los precios de la gasolina hace un año. En enero, se podría haber dicho que la familia promedio tenía unos US$700 dólares (de ahorro anual). Hoy, el beneficio anualizado es más bien como de US$500.
     
    Hay muchas personas que argumentan que 90% de ese ahorro ha ido a sus ahorros, no al consumo, pero bien podríamos ver un efecto de retraso de seis meses. Vamos a esperar y ver qué pasa después del fin de semana del 4 de Julio.
     
    WSJ: Usted dijo recientemente que es casi la hora de escribir el obituario de la OPEP. ¿Por qué está el grupo perdiendo relevancia?
     
    Morse: la OPEP, y los sauditas en particular, han demostrado que son relevantes para el mercado. Ellos han hecho un movimiento agresivo en el mercado, que ha sido un factor importante en los precios del petróleo. Pero yo diría que el obituario de la OPEP podría escribirse. El número de países dispuestos y capaces de reducir su producción ha caído, en parte debido a que su producción ha disminuido.
     
    El nuevo petróleo no convencional, como el crudo de esquisto, la producción de arenas bituminosas y la producción en aguas profundas, termina siendo robusta a una cifra cada vez más baja, porque el costo de búsqueda y desarrollo se ha reducido. De modo que aun si (la OPEP) quisiera un precio de US$100, no podría conseguirlo. Van a tener que encontrar maneras de vivir en un entorno de precios más bajos y no van poder seguir disfrutando del poder oligopólico para fijar los precios.
     
    Por NICOLE FRIEDMAN
     
    Fuente: WSJournal.com
  • Un dólar débil y sabotajes a instalaciones en Nigeria impulsan el barril al alza

    El crudo vuelve a superar los 50 dólares con el Brent cotizándose en US$50,69. La referencia WTI se acerca a este precio: se ubica en US$49,71.

    Los precios del crudo Brent subían el lunes por la depreciación del dólar, que podría impulsar la demanda en momentos en que ataques a las instalaciones petroleras en Nigeria reducen los suministros, pero señales de una recuperación de la producción en Estados Unidos limitaban el alza. 

    Los futuros del Brent ganaban 1,05 dólares a 50,69 dólares el barril, un máximo de 7 meses, mientras que los futuros del crudo en Estados Unidos sumaban 1,11 dólares a 49,71 dólares el barril. 

    El avance del petróleo se producía tras la fuerte caída del dólar el viernes, cuando el débil dato de empleo en Estados Unidos de mayo redujo las expectativas de una próxima subida de las tasas de interés en ese país. 

    Un dólar más débil incentiva la demanda por combustible en el resto del mundo porque abarata la importación de crudo que cotiza en dólares. 

    El mercado estará atento a un discurso de la presidenta de la Reserva Federal, Janet Yellen, a las 1630 GMT el lunes, para ver pistas sobre un posible cambios de tasas. 

    Analistas prevén que el sagrado mes musulmán del Ramadán, que comenzó el lunes, impulse a los precios del petróleo, dado que usualmente en ese período repunta la demanda de los conductores de vehículos en la mayoría de países musulmanes. 

    Según operadores, los precios también eran sostenidos por los ataques contra instalaciones petroleras en Nigeria, que ya han reducido la producción del país a mínimos de más de 20 años. 

    No obstante, el avance del crudo era contenido por datos que mostraron un incremento en el bombeo en Estados Unidos. Baker Hughes informó el viernes que las perforadoras del país agregaron nueve plataformas petroleras en la semana finalizada el 3 de junio, el segundo incremento en el año.

    Fuente: Portafolio.co

     

  • Wall Street, con fe en repunte del petróleo

    Los precios han caído, las reservas están por las nubes y las dudas sobre la eficacia de la OPEP han crecido y, sin embargo, Wall Street no ha perdido la esperanza en la recuperación del petróleo.
     
    Aunque el barril de crudo cayó por debajo de los 50 dólares la semana pasada, Goldman Sachs, Morgan Stanley y Citigroup aseguran que confían en que para fin de año los precios volverán a tener un repunte.Aunque el barril de crudo cayó por debajo de los 50 dólares la semana pasada, Goldman Sachs, Morgan Stanley y Citigroup aseguran que confían en que para fin de año los precios volverán a tener un repunte.El barril de crudo cayó por debajo de los 50 dólares en Nueva York la semana pasada debido a los indicios de que los recortes de producción de la OPEP no están eliminando un exceso mundial de oferta lo suficientemente rápido y que las empresas de perforación de shale estadounidenses están listas para cubrir cualquier déficit. 
     
    Sin embargo, Goldman Sachs Group, Morgan Stanley, Bank of America y Citigroup dicen seguir confiando en que los precios subirán a fin de año.
     
    En un tiempo más, las abultadas existencias mundiales de petróleo disminuirán conforme surtan efecto los recortes de producción de la Organización de Países Exportadores de Petróleo y Rusia, mientras el consumo de combustible sigue siendo fuerte, predicen los bancos.
     
    “El panorama no es menos optimista”, dijo Seth Kleinman, responsable mundial de estrategia energética de Citigroup, que prevé que el barril de crudo superará los 60 dólares más adelante en el año. “Reducir las existencias de petróleo es un proceso complicado, pero los recortes de la OPEP son reales, la demanda de Asia es aceptable y, en última instancia, el mercado se está ajustando”.
     
    Hay muchas razones para dudar de los argumentos alcistas.
     
    Pese a la adhesión inusualmente firme de la OPEP a sus propias metas, las existencias de crudo de Estados Unidos están cerca de niveles récord, la producción del país se encuentra en el nivel más alto en un año y el número de plataformas de perforación casi se ha duplicado desde mayo. 
     
    Los socios de la OPEP, entre ellos Rusia y Kazajistán, han quedado rezagados en el cumplimiento de los recortes prometidos y la producción saudí repuntó el mes pasado.
     
    Sin embargo, la demanda de petróleo sigue en condiciones de superar la oferta en el segundo trimestre y de comenzar a agotar las existencias mundiales, según Goldman Sachs, que prevé que el barril de West Texas Intermediate, la variedad de referencia en los Estados Unidos, superará los 57 dólares en tres meses.
     
    “El reequilibrio del mercado petrolero sigue avanzando”, dijo Jeff Currie, jefe de investigación de materias primas de Goldman Sachs en Nueva York, en un informe del 14 de marzo. En una nota de dos días antes, Currie señaló que “el mercado necesita un poco de paciencia” para que el efecto de los recortes de la OPEP se haga sentir.
     
    Los precios del crudo estadounidense subirán a por lo menos 64 dólares el barril en el tercer trimestre conforme comience a dispersarse el excedente, dijo Francisco Blanch, jefe de investigación de materias primas de Bank of America, en un informe el 10 de marzo.
     
    Los países miembros de la OPEP se reunirán el próximo 25 de mayo para decidir si extienden o no sus recortes a la producción. Hasta ahora, Arabia Saudita, Irán, Iraq y Rusia han mostrado disposición a ampliar el recorte.
     
    ElFinanciero.com.mx
  • WTI abre en baja hasta los 47.53 dólares por barril

    La cotización del petróleo en Nueva York comenzó la jornada del miércoles en baja, con la esperanza de que la OPEP alcance un acuerdo para reducir la producción, a pesar de la falta de información.
     
    La cotización del petróleo en Nueva York comenzó la jornada del miércoles en baja, con la esperanza de que la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) alcance un acuerdo para reducir la producción, a pesar de la falta de información.
     
    Hacia las 14:00 GMT, el precio del barril "light sweet crude" (WTI), principal referencia estadounidense del crudo, para entrega en enero disminuyó 50 centavos hasta los 47.53 dólares en el New York Mercantile Exchange (Nymex).
     
    AFP - eleconomista.com.mx
  • WTI cierra con leve ganancia en Nueva York

    El petróleo en el mercado de Nueva York cerró la sesión con una leve ganancia de 16 centavos a 47.82 dólares, luego de que las reservas estadounidenses bajaron menos de lo esperado y eso no consiguió animar al deprimido mercado.
     
    Plataforma de ChevronPlataforma de ChevronEl petróleo cerró en leve alza el miércoles luego de que las reservas estadounidenses bajaron menos de lo esperado y eso no consiguió animar al deprimido mercado.
     
    El barril de "light sweet crude" (WTI), referencia estadounidense del crudo, ganó 16 centavos a 47.82 dólares en los contratos para entrega en junio negociados en Nueva York.
     
    En Londres, el barril de Brent, para entrega en julio subió 33 centavos a 50.79 dólares.
     
    "El mercado sigue en bajo nivel", dijo Andy Lipow, de Lipow Oil Associates, al explicar que persiste la preocupación por la elevada producción.
     
    Ya en baja desde fines de abril, los precios del crudo comenzaron mal esta semana, especialmente por la reanudación de la producción en Libia.
     
     
    Los precios siguen en sus niveles más bajos en un mes en un contexto de generalizadas dudas sobre la absorción de la elevada oferta mundial.
     
    Estados Unidos informó este miércoles que sus reservas de crudo bajaron lo cual es favorable a los precios pero aún así el mercado no se entusiasmó.
     
    "Los datos del día son neutros", dijeron analistas de DNB. "La baja de las reservas estadounidenses de crudo es menor a lo que se esperaba en los mercados probablemente porque las importaciones fueron mayores de lo estimado", añadieron.
     
     
    ELECONOMISTA.COM

Consola de depuración de Joomla!

Sesión

Información de perfil

Uso de la memoria

Consultas de base de datos