Menu
RSS
  • Citi: Es poco probable que los precios del petróleo alcancen los $ 80 después del recorte de la producción de Arabia Saudita

    Si bien muchos analistas ven la última sorpresa del recorte de petróleo saudí como alcista o al menos moderadamente alcista para los precios, Citigroup cree que es poco probable que el recorte de 1 millón de bpd del principal exportador de crudo del mundo resulte en un aumento del precio del petróleo hasta los 80 dólares o bajo $ 90 por barril.
    “La probabilidad de que Arabia Saudita aborde esto por su cuenta de manera sostenida es bastante baja”, dijo Citi en una nota el martes publicada por Reuters.
     
    El banco, al igual que otros bancos de inversión, cree que el recorte conducirá a un mayor déficit en el mercado en la segunda mitad de este año. Pero esto no significa que los precios subirán, según Citi.El banco, cuyos analistas han sido bajistas sobre el petróleo este año, considera que la posibilidad de precios más bajos en lugar de más altos podría ser mayor, debido a una posible demanda más débil debido a las recesiones en EE. UU. y Europa, una recuperación más débil en China y una mayor suministro de productores no pertenecientes a la OPEP para fin de año.
     
    Después de la anterior sorpresa de la OPEP+ para el mercado, cuando varios grandes productores anunciaron a principios de abril recortes adicionales hasta fines de 2023, Citi también se opuso y dijo que esperaba que los precios del petróleo cayeran en lugar de subir aún más a pesar de los esfuerzos de la OPEP+ en esa dirección.
     
    Los analistas reiteraron el lunes los pedidos de precios más altos, luego de la reunión de la OPEP+ del domingo, luego de la cual Arabia Saudita dijo que reduciría voluntariamente  su producción en 1 millón de bpd  en julio a alrededor de 9 millones de bpd.
    Los analistas de ANZ, Daniel Hynes y Soni Kumari, reiteraron su objetivo de Brent de $100 por barril para fin de año y dijeron que "es probable que los inversores agreguen apuestas alcistas, cómodos de que Arabia Saudita y la OPEP proporcionarán un respaldo en caso de que el mercado encuentre algún obstáculo".
     
    Goldman Sachs, que prevé que el barril de Brent se sitúe en 95 dólares por barril en diciembre, describió la reunión de la OPEP+ como "moderadamente alcista" respecto a su pronóstico y compensando algunos riesgos bajistas a la baja, como un mayor suministro de Rusia, Irán y Venezuela sancionados y una demanda china más débil de lo pensado.
     
    Por Tsvetana Paraskova para Oilprice.com
     
  • El factor individual más importante para los precios del petróleo este año

    La economía y la demanda de petróleo de China serán el impulsor más importante de los precios del petróleo este año, incluso si la OPEP+ logra impulsar los precios al alza, según Fatih Birol, director ejecutivo de la Agencia Internacional de Energía (AIE).
    “Hay muchas incertidumbres, como siempre, cuando se trata del mercado del petróleo, y si tengo que elegir la más importante, es China”, dijo Birol a Bloomberg TV en una entrevista el miércoles.
     
    “Si la economía china se debilita o el crecimiento es mucho más bajo de lo que creen muchas instituciones económicas internacionales, por supuesto, esto puede conducir a un sentimiento bajista”, dijo el máximo ejecutivo de la AIE, y señaló que se espera que China represente el 60% de la economía global de este año. crecimiento de la demanda de petróleo, que la AIE actualmente ve en más de 2 millones de barriles por día (bpd) en comparación con 2022.
     
    El domingo, los productores de la OPEP+ decidieron mantener los recortes actuales hasta fines de 2024, mientras que el principal productor de la OPEP y el mayor exportador de crudo del mundo, Arabia Saudita, dijo que reduciría voluntariamente su producción en 1 millón de bpd en julio, a alrededor de  9 millones de bpd. El recorte saudí podría extenderse más allá de julio, dijo el ministro de Energía de Arabia Saudita, el príncipe Abdulaziz bin Salman.
     
    Esos recortes conducirán a equilibrios más ajustados en el mercado petrolero en la segunda mitad del año si la economía y la demanda de petróleo de China no se debilitan, dijo Birol a Bloomberg.
     
    A principios de esta semana, se citó a Birol diciendo que ahora era mucho más probable que los precios del petróleo subieran después de que la OPEP+ extendiera los recortes hasta 2024 y Arabia Saudita anunciara la reducción adicional de 1 millón de bpd para julio.
     
    La AIE ha estado advirtiendo este año que los recortes en el suministro corren el riesgo de aumentar los precios del petróleo y la energía en un momento de mayor incertidumbre.
     
    Después de los sorpresivos recortes de la OPEP+ anunciados a principios de abril, la AIE dijo en su  Informe del Mercado del Petróleo  del mes que los “sorprendentes recortes de la oferta de la OPEP+ anunciados el 2 de abril corren el riesgo de agravar un déficit esperado de la oferta de petróleo en el segundo semestre de 2023 e impulsar los precios del petróleo en un momento de mayor incertidumbre económica, incluso cuando la actividad industrial se desacelera en las economías más grandes del mundo y el crecimiento de la producción fuera de la alianza parece sólido”.
     
    Por Tsvetana Paraskova para Oilprice.com
     
  • El petróleo sube a pesar del aumento de los inventarios de productos

    Los precios del petróleo crudo subieron poco a poco hoy después de que la Administración de Información de Energía informara  una disminución de inventario de 500,000 barriles para la semana hasta el 9 de junio.
    Esto  se compara  con una creación de inventario de 4,5 millones de barriles para la semana anterior, lo que empujó los precios a la baja.
     
    Con 459,2 millones de barriles, los inventarios de petróleo crudo de Estados Unidos están alrededor de un 2% por debajo del promedio de cinco años para esta época del año, dijo la EIA.
     
    En combustibles, la agencia estimó que el inventario se acumula en todos los ámbitos.
     
    Las existencias de gasolina agregaron 2,7 millones de barriles en el período del informe, que se compara con un drenaje de 200.000 barriles de la semana anterior.
     
    La producción de gasolina promedió 10,1 millones de barriles diarios, en comparación con los 10 millones de bpd de la semana anterior.
     
    Los inventarios de destilados medios aumentaron en 5,1 millones de barriles en la semana hasta el 9 de junio, en comparación con la acumulación de 1 millón de barriles de la semana anterior.
     
    La producción de destilados medios promedió 5,2 millones de bpd, en comparación con los 5 millones de barriles diarios de la semana anterior.
     
    Mientras tanto, los precios del petróleo extendieron su caída que comenzó el lunes después de un rápido salto tras el último anuncio de recorte de producción de la OPEP+. Más tarde en el día, revirtieron el declive.
    En el momento de redactar este informe,  el crudo Brent  cotizaba a 77,10 USD por barril y el  West Texas Intermediate  cambiaba de manos a 72,58 USD por barril, ambos por encima de la apertura en más de un punto porcentual.
     
    La obstinada caída de los precios de principios de esta semana fue el resultado de la presión a la baja proveniente de la creciente preocupación entre los comerciantes sobre el crecimiento económico mundial. Sin embargo, hoy parece que las noticias de los recortes adicionales de Arabia Saudita comenzaron a calar, lo que hizo subir los precios.
     
    “Los temores de recesión, a medida que las lecturas económicas cada vez más sombrías apuntan a una desaceleración, han mantenido a raya los precios del petróleo, erosionando todos los esfuerzos de la OPEP+ para mantener los precios a flote”, dijo un analista de Philip Nova en una nota citada por  Reuters  .
     
    A principios de esta semana, el Instituto de Gerencia y Abastecimiento informó que el sector de servicios de EE. UU. se había contraído a 50,3 en mayo desde una lectura de 51,9 en abril.
     
    El sector manufacturero se ha estado contrayendo durante siete meses. Los nuevos pedidos para el sector manufacturero han aumentado, pero solo en la industria de defensa,  señaló Reuters  en un informe el martes.
     
    Por Irina Slav para Oilprice.com
  • El recorte de la OPEP no logró elevar los precios del petróleo, pero el año aún no ha terminado

    Los precios del crudo han estado en una racha de pérdidas durante cuatro semanas consecutivas, borrando todas las ganancias que registraron después del último anuncio de recorte de suministro de la OPEP, ya que los temores económicos tienen prioridad sobre las expectativas de demanda.
    Cuando el cártel anunció los recortes, casi todos los bancos con un departamento de productos básicos se apresuraron a actualizar sus pronósticos de precios, esperando que los precios subieran aún más que antes. Morgan Stanley fue una rara  excepción : revisó a la baja su pronóstico de precios del petróleo.
    “La OPEP probablemente necesite hacer esto para quedarse quieta”, dijo en ese momento Martijn Rats, estratega jefe de materias primas del banco de inversión, y agregó que la decisión de la OPEP+ “revela algo, da una señal de dónde estamos en el mercado del petróleo. Y mire, seamos honestos sobre esto, cuando la demanda ruge... entonces la OPEP no necesita recortar".
     
    Parece haber tenido razón, en su mayor parte. Sólo que no es la demanda en sí misma el problema. Ha sido la expectativa popular de un empeoramiento de la demanda lo que ha impulsado la caída de los precios.
     
    De hecho, las actualizaciones diarias de los medios sobre los precios del petróleo, en las últimas cuatro semanas, han repetido el mismo estribillo una y otra vez: datos económicos débiles de EE. UU. y China, temores de más aumentos de las tasas de interés en EE. ya es un hecho en determinadas industrias, en particular el transporte de mercancías.
     
    Claramente, estas expectativas han tenido una base sólida. Lo que pasa con la demanda de petróleo, sin embargo, es que EE. UU., o el resto del mundo desarrollado, no es de donde provendrá la demanda adicional de petróleo en el resto del año y en los años futuros. Es el mundo en desarrollo el que verá un crecimiento en la demanda de petróleo con el potencial de impulsar los precios al alza.
     
    Dutch ING dijo en una actualización reciente del mercado petrolero   que, si bien los precios del petróleo permanecen bajos por ahora, las cosas podrían cambiar en la segunda parte del año, con un déficit que se avecina en el horizonte. 
     
    La base de este pronóstico es una combinación de menor producción de la OPEP+, mayor demanda fuera de la OCDE y un crecimiento menor al esperado en la producción de EE. UU., según ING. Además, siempre existe la posibilidad de que la OPEP+ reduzca la producción nuevamente, lo que aumentará el potencial alcista del petróleo.
     
    La importante empresa holandesa de servicios financieros no es la única que espera precios más altos a finales de este año. El jefe de materias primas de Citi, Ed Morse,  dijo recientemente  a CNBC que los precios del petróleo pueden haber tocado fondo y que estamos entrando en la temporada de mayor demanda en el hemisferio norte, que es mucho más poblado.
     
    "Los recortes de producción de la OPEP+ y un repunte en la demanda de China probablemente compensarán la demanda más lenta en otros lugares... Por lo tanto, esperamos que los precios toquen fondo pronto", dijo el Commonwealth Bank of Australia en una nota de principios de mayo.
    Goldman es otro banco optimista sobre el futuro inmediato de los precios del petróleo. En una  nota  de principios de marzo, semanas antes del sorpresivo anuncio de recorte de la OPEP+, el banco dijo que el Brent podría alcanzar los 100 dólares a finales de año si la OPEP mantiene su acuerdo de recorte de producción de 2 millones de barriles.
     
    Nuevamente, eso fue antes del anuncio de recorte adicional de la OPEP+ que impulsó temporalmente los precios. Y bien podría impulsarlos una vez más a medida que avanza el año. Todo lo que se necesitaría sería una actualización económica más optimista de China o Estados Unidos.
     
    Por supuesto, todas estas son solo proyecciones basadas en datos históricos y algo de sentido común. Sin embargo, lo que pasa con los mercados es que no siempre obedecen al sentido común, sino que tienden a dejarse llevar por un centavo.
     
    Las últimas cuatro semanas son evidencia de ello, con los comerciantes de petróleo ignorando en gran medida los fundamentos para centrarse en lo que los bancos llaman el panorama macro. Han ignorado los datos sobre el rendimiento de las refinerías chinas y las importaciones de petróleo para centrarse en el último PMI, que ha mostrado una contracción en el ritmo de crecimiento del país. Han ignorado los datos sobre las tendencias de producción de EE. UU. para centrarse en la lectura del IPC de abril, que mostró que la inflación sigue siendo un problema importante.
     
    Todo esto es perfectamente comprensible: el llamado panorama macro tiene una gran influencia en la demanda de petróleo, que tiende a disminuir en épocas de alta inflación y aumento de las tasas de interés. Sin embargo, lo que se olvida, al observar ese cuadro macro, es que el petróleo, a pesar de su mala reputación, es lo que los economistas llaman una mercancía inelástica.
     
    Esto significa que cualquiera que sea el precio del producto, siempre habrá una fuerte demanda. Y esto, a su vez, significa que podría ser hora de que los comerciantes se concentren un poco más en las perspectivas de suministro. Porque cuando la oferta se restringe, los precios subirán; la demanda no irá a ninguna parte, incluso en los EE. UU. afectados por la inflación.
     
    Además, como señaló ING en su actualización del mercado petrolero, la OPEP+ es consciente del poder que puede ejercer en el control de la producción. No hay nada que le impida volver a hacerlo si los precios caen demasiado para su gusto. Después de todo, ¿cuánta cuota de mercado puede perder?
     
    Por Irina Slav para Oilprice.com
  • El viceprimer ministro de Rusia ve el precio del petróleo Brent por encima de los 80 dólares a fin de año

    Se espera que los precios del crudo Brent superen ligeramente los 80 dólares por barril a finales de este año, gracias al aumento de la demanda en el verano y las reducciones de producción de la OPEP+, dijo el viceprimer ministro ruso, Alexander Novak, a Izvestiya en una entrevista publicada el jueves. 
    A primera hora del jueves, el Brent cotizaba a 77,21 dólares, un 1,47% menos en el día.
    Según Novak, la tarea de Rusia no es inflar los precios del petróleo sino equilibrar el mercado.
     
    Rusia advirtió en febrero que reduciría su producción de crudo en 500.000 bpd debido a las prohibiciones de importación de la UE y los precios máximos de su crudo y productos derivados del petróleo. Esos recortes de 500.000 bpd se extenderán hasta finales de 2023.
     
    Pero la semana pasada, la Agencia Internacional de Energía (AIE) dijo que hasta ahora Rusia no había logrado reducir su producción de petróleo en 500.000 bpd como prometió, e incluso podría estar buscando aumentar la producción para compensar la pérdida de ingresos.
     
    Cuando Izvestiya le preguntó sobre su perspectiva de los precios del petróleo a finales de este año, Novak dijo que cree que el precio será ligeramente superior a los 80 dólares el barril.
     
    “Espero que la demanda aumente en el verano”, dijo Novak, y agregó que los recortes de producción en curso en muchos productores de petróleo también deberían restringir el mercado.  
    “Lo repetiré una vez más: no tenemos la tarea de aumentar los precios, nuestra tarea es equilibrar el mercado en interés tanto de los productores como de los consumidores”, dijo Novak, reiterando la narrativa oficial de la alianza OPEP+, de la cual Rusia es parte.
     
    Varios productores de la OPEP+, incluida Rusia, sorprendieron al mercado a principios de abril y dijeron que mantendrían otros 1,6 millones de bpd fuera del mercado durante el resto del año.
     
    A principios de esta semana, el ministro de Energía de Arabia Saudita, el príncipe Abdulaziz bin Salman, advirtió a los comerciantes , nuevamente, que no acortaran los futuros del petróleo, menos de dos semanas antes de la reunión de la OPEP+ el 4 de junio. 
     
    Por Tsvetana Paraskova para Oilprice.com
  • Goldman afirma que los precios del petróleo podrían alcanzar los 107 dólares si la OPEP+ extiende los recortes el próximo año

    Los precios del petróleo podrían alcanzar los 107 dólares por barril el próximo año si los productores de la OPEP+ no revierten sus recortes de producción en 2024, dijo Goldman Sachs, señalando que un precio de tres dígitos no es el escenario base del banco.
    El martes, Arabia Saudita extendió su recorte de 1 millón de barriles por día (bpd) hasta diciembre de 2023, en una medida que, según dice, refuerza “los esfuerzos de precaución realizados por los países de la OPEP Plus con el objetivo de apoyar la estabilidad y el equilibrio de los mercados petroleros”. Los recortes, que significan que los sauditas bombearán 9 millones de bpd hasta fin de año, se revisarán mensualmente para considerar profundizar el recorte o aumentar la producción, dependiendo del estado del mercado.
    Rusia también extendió su recorte de exportaciones de 300.000 bpd hasta diciembre, con la opción de revisar cada mes y potencialmente profundizar los recortes o aumentar la oferta, según las condiciones del mercado.
     
    Las medidas adoptadas por Arabia Saudita hicieron que los precios del petróleo se dispararan: el Brent superó los 90 dólares y el WTI se acercó a los 88 dólares.
     
    Tras los anuncios, Goldman Sachs Commodities Research escribió en una nota que los recortes extendidos aumentan los riesgos al alza para los precios del petróleo.
     
    "Consideremos un escenario alcista en el que la OPEP+ mantenga los recortes de 2023... plenamente vigentes hasta finales de 2024 y en el que Arabia Saudita sólo aumente gradualmente la producción", escribieron los analistas de Goldman, según lo publicado por CNN.
     
    Este escenario alcista puede impulsar los precios del petróleo hasta 107 dólares por barril en diciembre de 2024, dijo el banco de Wall Street, pero advirtió que este no es su escenario base.
    “Esta no es nuestra visión de base porque creemos que es poco probable que el grupo de productores busque precios muy por encima de los 100 dólares el barril dada la fuerte respuesta de la oferta y la inversión a la crisis energética de 2022, nuestro seguimiento de alta frecuencia del esquisto estadounidense y la importancia política de Precios de la gasolina en Estados Unidos”, según la nota de Goldman publicada por Reuters . 
     
    Otros analistas dicen que los recortes extendidos de la oferta por parte de los dos líderes de la OPEP+, Arabia Saudita y Rusia, no justifican un precio del petróleo de 100 dólares el barril, especialmente a la luz de las persistentes preocupaciones económicas y de demanda de petróleo.
     
    Por Tsvetana Paraskova para Oilprice.com
  • La volatilidad del precio del petróleo solo se volverá más extrema

    Las preocupaciones sobre la economía y los nuevos nervios del sector bancario han hecho que los comerciantes de petróleo se apresuren a salir y reduzcan sus apuestas alcistas en el petróleo crudo nuevamente. 
    A medida que más especuladores abandonan el mercado, con el interés abierto en los futuros de petróleo crudo de EE. UU. en su nivel más bajo en tres años, los precios se establecen para una volatilidad más extrema. 
    El crudo WTI , el índice de referencia de EE. UU., experimentó la mayor caída en la posición larga neta, la diferencia entre las apuestas alcistas y bajistas, en seis semanas hasta el 2 de mayo, según mostraron datos de la Comisión de Comercio de Futuros de Productos Básicos de EE. UU. (CFTC) el viernes.   
     
    La gran caída anterior en las apuestas alcistas tuvo lugar justo antes de principios de abril, cuando el grupo OPEP+ sorprendió al mercado petrolero al anunciar recortes adicionales en la producción entre mayo y diciembre de 2023 para garantizar la “estabilidad del mercado”.
     
    El movimiento de la OPEP+ quemó a los vendedores en corto , siguiendo con la promesa proverbial del ministro de Energía de Arabia Saudita, el príncipe Abdulaziz bin Salman, de 2020: "Me aseguraré de que quien apueste en este mercado se sienta como un demonio".  
     
    Después de que se anunciaran los recortes de producción, los precios se dispararon durante dos semanas hasta mediados de abril, antes de que el sentimiento negativo sobre la economía y la decepcionante recuperación china se hicieran cargo nuevamente y los precios volvieran a bajar a los bajos 70 dólares. El crudo WTI incluso cayó por debajo de los 70 dólares el barril la semana pasada. 
     
    Los especuladores han sido sorprendidos constantemente con la guardia baja en los últimos dos meses, y muchos ahora han optado por mantenerse alejados. Según los analistas, el menor interés abierto y la liquidez en el mercado harán que las oscilaciones de precios sean aún más extremas. 
     
    “En resumen, el mercado del petróleo necesita más jugadores en el campo”, dijo a Bloomberg Michael Tran, director gerente de RBC Capital Markets .
     
    Pero en la semana hasta el 2 de mayo, los administradores de dinero recortaron sus posiciones largas y agregaron posiciones cortas, recortando sus apuestas alcistas netas en contratos de opciones y  futuros de crudo WTI y crudo Brent , según mostraron los datos de las bolsas.
     
    Impulsadas por las fuertes ventas de energía, las apuestas alcistas en los principales futuros de materias primas se desplomaron en un tercio en la última semana de informes al nivel más bajo desde junio de 2020, señaló Ole Hansen, director de estrategia de materias primas de Saxo Bank . El Brent, el WTI y el gasóleo europeo, el sustituto del diésel, fueron los más afectados por las ventas.  
    La ruptura técnica a la baja obligó a los especuladores a recortar su posición larga neta en crudo WTI en 36.000 lotes y en Brent en 69.000 lotes en la semana hasta el 2 de mayo. La posición larga neta combinada en los dos contratos de opciones y futuros de petróleo crudo más importantes se redujo drásticamente en una cuarta parte, mientras que la posición corta neta en futuros de gasóleo de ICE siguió aumentando hasta alcanzar un nuevo máximo en más de siete años. 
     
    "Un período de pesadilla de dos meses para los comerciantes de impulso continuó en la semana hasta el 2 de mayo", comentó Hansen . 
     
    “Durante un período de ocho semanas, el mercado del petróleo crudo experimentó una crisis bancaria, un recorte de la OPEP provocó un aumento y el enfoque posterior en el cierre de la brecha y nuevas preocupaciones sobre la demanda”, agregó. 
     
    Los especuladores han respondido vendiendo 393.000 lotes y comprando 213.000 lotes, la mayoría de ellos a niveles no rentables, según el director de estrategia de materias primas de Saxo Bank.
     
    La economía de EE. UU., el ritmo de la recuperación china y la próxima reunión de la OPEP+ a principios de junio seguirán impulsando los mercados petroleros, mientras que nuevas corridas bancarias podrían deteriorar rápidamente la confianza nuevamente en las próximas semanas. 
     
    La semana pasada surgieron informes, cuando los precios del petróleo volvieron a caer , de que la OPEP+ celebraría su reunión del 4 de junio en persona. La última vez que los ministros de la OPEP+ se reunieron en persona en Viena fue en octubre de 2022, cuando la alianza anunció recortes en la producción de petróleo desde noviembre de 2022 hasta diciembre de 2023.  
     
    Mientras tanto, los especuladores y los comerciantes de impulso podrían tener más cuidado con las apuestas en el mercado del petróleo, lo que dejaría los precios expuestos a cambios bruscos en cualquier dirección.  
     
    Por Tsvetana Paraskova para Oilprice.com 
  • Las ganancias del primer trimestre de Saudi Aramco caen un 19% año tras año

    El gigante petrolero saudí Aramco informó el martes un ingreso neto del primer trimestre de $ 31,9 mil millones, un 19% menos que el primer trimestre de 2022, ya que las preocupaciones macroeconómicas arrastraron los precios del petróleo a la baja entre enero y marzo de 2023.
    Aramco aún superó la estimación mediana de los analistas de $ 30.8 mil millones en ganancias netas compiladas por Refinitiv.
     
    El precio promedio realizado del petróleo crudo de la compañía cayó a $ 81.0 por barril en el primer trimestre de 2023, por debajo de $ 97.7 por barril en el mismo período de 2022.
     
    Los gastos de capital aumentaron a $ 8,746 mil millones desde $ 7,583 mil millones, impulsados ​​​​por un mayor gasto en aumentar la capacidad máxima de producción sostenible de Arabia Saudita a 13 millones de barriles por día (bpd) y el desarrollo de proyectos de gas natural, dijo Aramco.
     
    Aparte del dividendo regular de $19.500 millones para el primer trimestre que se pagará en el segundo trimestre, la empresa petrolera más grande del mundo tanto por producción como por capitalización de mercado anunció su intención de introducir un mecanismo de dividendos vinculados al desempeño además del dividendo base que distribuye actualmente.
     
    “La Compañía tiene la intención de apuntar a que dichos dividendos vinculados al rendimiento sean del 50-70% del flujo de caja libre anual del Grupo, neto del dividendo base y otras cantidades, incluidas las inversiones externas, que se determinarán con los resultados anuales”. dijo Aramco.
     
    “También estamos avanzando con nuestra expansión de capacidad, y nuestra perspectiva a largo plazo permanece sin cambios, ya que creemos que el petróleo y el gas seguirán siendo componentes críticos de la combinación energética mundial en el futuro previsible”, comentó el presidente y director ejecutivo Amin Nasser, reiterando la opinión de Aramco. que el petróleo y el gas tendrán demanda durante las próximas décadas.
    Saudi Aramco registró una ganancia neta récord de 161.100 millones de dólares para 2022, frente a los 110.000 millones de dólares del año anterior, ya que capitalizó el aumento de los precios del petróleo el año pasado.
     
    A pesar de la caída de los precios del petróleo y el gas entre enero y marzo de este año, todas las grandes petroleras, incluidas las supergrandes estadounidenses ExxonMobil y Chevron, informaron ganancias del primer trimestre que superaron las estimaciones de los analistas, gracias a una mayor producción  , sólidos resultados comerciales y una refinación aún relativamente alta. márgenes.   
     
    Por Tsvetana Paraskova para Oilprice.com
  • Los precios del petróleo caen a medida que se avecinan nuevas alzas en las tasas de interés

    Los precios del petróleo cayeron un 2% a primera hora del jueves después de que el presidente de la Fed, Jerome Powell, dijera al Congreso que se producirán más aumentos de las tasas de interés en la segunda mitad del año después de una pausa la semana pasada.
    A las 8:11 a. m. EDT del jueves, antes del informe de inventario semanal de la EIA, el índice de referencia de EE. UU., el crudo WTI , cotizaba a $71,12, un 1,92% menos en el día. El referente internacional, el Brent Crude , caía un 1,84% y cotizaba a 75,67 dólares.
     
    El miércoles, el Brent cerró por encima de los 77 dólares, el cierre más alto desde el 24 de mayo, cuando cayó el dólar estadounidense. Pero los precios reanudaron su caída temprano el jueves.
     
    Powell de la Fed dijo el miércoles al Congreso en su testimonio de medio año sobre la economía a los legisladores que serían necesarios más aumentos de tasas para combatir la inflación. El testimonio de Powell continúa más tarde el jueves, y los comentarios adicionales también podrían influir en los mercados de petróleo, acciones y bonos.
     
    Al comentar sobre la decisión de la semana pasada de mantener las tasas de interés sin cambios, por ahora, Power dijo : "No usamos la palabra pausa y no la usaría aquí hoy".
     
    La perspectiva de dos aumentos de tasas más para fines de 2023, incluida en el Resumen de proyecciones económicas publicado por la Fed la semana pasada, “es una muy buena suposición de lo que sucederá si la economía se comporta como se espera”, dijo Powell.
     
    "Powell ha insinuado que el mantra de la Fed ahora está frenando la inflación en lugar de negar los posibles efectos secundarios adversos en el crecimiento económico de las condiciones crediticias más estrictas", dijo el jueves Kelvin Wong, analista senior de mercado de OANDA . 
     
    En Europa, el Banco de Inglaterra sorprendió el jueves a los mercados con un gran aumento de la tasa de interés de 50 puntos básicos, el decimotercer aumento consecutivo, luego de que los datos de inflación del miércoles mostraran que la inflación de mayo en el Reino Unido se mantuvo estancada en un 8,7% anual, estable en comparación con abril. y superior a las expectativas.
     
    Además de la charla sobre las tasas de interés, el mercado estará atento hoy a los datos semanales de inventarios de petróleo de la EIA, luego de que el American Petroleum Institute (API) estimara el miércoles una caída de 1,246 millones de barriles en los inventarios de crudo en Estados Unidos, frente a las expectativas de un menor Sorteo de 433.000 barriles.
     
    Por Charles Kennedy para Oilprice.com
  • Los precios del petróleo se establecen para su primera ganancia semanal en un mes

    Los precios del petróleo crudo parecen estar listos para registrar su primera ganancia semanal desde mediados de abril a medida que mejora el sentimiento sobre la demanda futura en medio de señales de que puede haber progreso en las negociaciones del techo de deuda en el Congreso.
    El jueves, el presidente Biden y el presidente de la Cámara de Representantes, Kevin McCarthy, dijeron que negociarían directamente para levantar el techo de la deuda, lo que generó esperanzas de que se evitaría un incumplimiento.
    “Vamos a unirnos porque no hay alternativa”, dijo el presidente Biden, citado por Reuters. "Para ser claros, esta negociación se trata de las líneas generales del presupuesto, no de si vamos a (pagar nuestras deudas) o no. Todos los líderes (del Congreso) han acordado: no incumpliremos. Cada líder tiene dijo eso."
     
    Como resultado, los precios del petróleo subieron poco a poco, con West Texas Intermediate ganando un 3% desde el comienzo de la semana, según Bloomberg.
     
    En el momento de redactar este informe, el WTI cotizaba a poco más de 72 dólares por barril, mientras que el crudo Brent cotizaba a alrededor de 76,50 dólares por barril. Sin embargo, ambos siguen cayendo un 10% desde principios de año.
     
    Además del optimismo sobre el techo de la deuda, los precios obtuvieron algo de apoyo por el hecho de que la temporada de conducción está a la vuelta de la esquina y se espera que la demanda aumente de acuerdo con la variación estacional habitual. El Departamento de Energía también brindó algún apoyo adicional cuando anunció que planeaba comprar 3 millones de barriles de petróleo para la reserva estratégica de petróleo, dijo a Bloomberg un analista de IG.
     
    Por otro lado, los principales indicadores económicos de EE. UU. sugirieron que la economía está acelerando, lo que a su vez reavivó los temores de más aumentos de tasas, ya que llevó al dólar a su nivel más alto en dos meses.
    "Las buenas noticias para la economía ahora son malas noticias para la perspectiva de la demanda de crudo, ya que la resiliencia económica obligará a la Fed a acabar con la economía", dijo a Reuters el analista de OANDA Edward Moya.
     
    Por Irina Slav para Oilprice.com
  • Ministro de Hacienda confirmó preocupante realidad: "No se tendrían ganancias esperadas"

    El recien llegado líder de cartera, Ricardo Bonilla, se refirió al ciclo petrolero y el déficit fiscal que hay en Colombia. Advirtió afectaciones por petróleo.
    En entrevista con Valora Analitik, el ministro de Hacienda de Colombia, Ricardo Bonilla, anunció que, desde que llegó al cargo, solicitó la renuncia de toda la dirección del Ministerio de Hacienda.
     
    Esto, según anunció, se debe a un protocolo que se usa cada vez que una persona llega a un nuevo un cargo.
     
    “Yo llegué a la entidad y tengo ahí las renuncias protocolarias de toda la dirección, ahí están en el escritorio. Tendré el tiempo y el espacio para decidir, solo que antes de que yo llegara, por ejemplo, el viceministro técnico había renunciado y yo ya tengo escogida la nueva viceministra”, dijo Bonilla.
     
    Esto en referencia a la designación de María Fernanda Valdés, tal y como confirmó en primicia Valora Analitik.
     
    De otro lado, respaldó las decisiones que tomó el nuevo superintendente financiero, César Ferrari, de solicitar la renuncia protocolaria a seis de sus funcionarios.
     
    “Estas son todas protocolarias, como en todas las entidades, cuando llega alguien; no haría drama con eso”, dijo.
     
    Con esto, Bonilla espera que el nuevo superintendente no realice cambios dramáticos en la entidad, sin embargo, señaló que Ferrari está encargado y avanza el proceso de selección y titularidad.
     
    “Esa titularidad seguramente la tendremos en un periodo de 8 a 15 días y esperamos que el superintendente actúe en concordancia para mantener la estabilidad de la entidad y las relaciones con el sector financiero”, agregó.
     
    Bonilla habla de déficit fiscal
    El jefe de la cartera de Hacienda, en la entrevista otorgada a Valora Analitik, señaló que solo les queda un mes para terminar de revisar todas las metas que se presentarán en el Marco Fiscal de Mediano Plazo (MFMP).
     
    “Lo que tenemos hoy está desde diciembre del año pasado y estamos en un proceso de construir el MFMP y tenemos un mes para concluirlo, allí vamos a revisar todas las variables”, dijo.
     
    Sin embargo, la que más le preocupa al Gobierno en este momento es la del déficit fiscal, que se ha afectado por la caída en los precios internacionales del petróleo.
     
    “En el déficit fiscal, encontramos es que el petróleo fue proyectado en US$ 94 y hoy está en US$ 77, por lo tanto, dentro de las proyecciones no tendríamos los ingresos que se esperaban”, anunció Bonilla.
     
    De acuerdo con las cifras entregadas por el gobierno de Gustavo Petro, el año pasado, el déficit fiscal terminó en 5,3 % del PIB y a la fecha se encuentra en 3,8 %.
     
    “Sigue siendo una reducción sustancial y nos mantenemos dentro de la regla fiscal y la tendencia de seguir reduciendo los déficits”, agregó.
     
    Ahora bien, es clave recordar que, días atrás, desde el MinHacienda confirmaron que se revisará la meta de déficit, teniendo en cuenta la caída en los precios del crudo.
     
    ¿Se modificará el ciclo petrolero en Colombia?
    El funcionario anunció, además, que no se va a modificar el ciclo petrolero en el país.
     
    Sin embargo, está esperando el informe sobre las reservas de petróleo y gas que entregará la Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH), para tomar decisiones.
     
    “Nosotros vamos a recibir del informe de la ANH cuáles son las reservas reales del país y también va a decir los resultados para los contratos de exploración vigentes, eso es lo que vamos a tener ahí, pero el ciclo petrolero no se va a modificar”, dijo.
     
    El reporte de reservas y petróleo y gas de 2022, según reveló este medio, se conocerá en la última semana de mayo.
     
    De otro lado, Bonilla puntualizó que las proyecciones que tiene el Gobierno Nacional es que, a 2025, el país va a seguir vendiendo petróleo y gas en las mismas dimensiones que actualmente tiene.
     
    Por Pulzo.com
  • Standard Chartered: El petróleo a 98 dólares está bien respaldado por los fundamentos

    El impulso de los precios del petróleo se ha desvanecido con la prima de riesgo que se disparó en los últimos días tras la incursión terrestre de Israel en Gaza.
    Los precios del petróleo han sido una montaña rusa en los últimos meses, ya que los catalizadores negativos con frecuencia eclipsan a los positivos y viceversa. En los últimos tiempos, los temores de un desbordamiento del conflicto entre Israel y Hamas, que podría involucrar a Irán y sus aliados en la región, han ofrecido un apoyo considerable a los precios del petróleo.
     
    Desafortunadamente para los alcistas, el impulso de los precios del petróleo se ha desvanecido y la prima de riesgo que se disparó en los últimos días tras la incursión terrestre de Israel en Gaza resultó ser  menos extensa de lo que algunos inversores esperaban . Los inversores también se centraron en la reunión de la Reserva Federal del miércoles.
     
    La última serie de malos resultados de las empresas energéticas también ha agriado la confianza. El sector ha  vuelto a emerger  como el de peor desempeño, con una caída de ganancias en el tercer trimestre de 202 de -38,1%, muy lejos del crecimiento promedio del 2,7% del mercado en general. Las grandes petroleras también han sido objeto de escrutinio después de  Exxon Mobil Corp. (NYSE:XOM) y  Chevron Corp.  (NYSE:CVX) no cumplieron las expectativas de Wall Street.
     
    Cuando solo quedan dos meses para terminar el año, tanto los pronosticadores como los inversores de Wall Street recurren cada vez más a sus bolas de cristal para intentar predecir lo que deparará el año 2024 para los mercados petroleros. Al observar las previsiones del precio del petróleo para 2024 realizadas por las principales agencias de energía, se descubre que las predicciones se han reducido considerablemente en los últimos meses en medio de los continuos déficits de oferta (la evolución de estas predicciones se muestra a continuación). Los analistas de materias primas de Standard Chartered han señalado que si bien su pronóstico (la línea verde ininterrumpida) es el más alto en la muestra de Bloomberg, parece menos atípico que antes de los aumentos en algunos otros indicadores clave. A saber, el pronóstico de mayo de StanChart era más de 23 dólares por barril (bbl) más alto que el de la EIA y casi 28 dólares por barril por encima de la franja de futuros; sin embargo, esas brechas ahora se han reducido a $3/bbl y $14/bbl, respectivamente. El banquero también señala que la brecha por encima de la mediana de Bloomberg sólo se ha reducido ligeramente, manteniéndose entre 12 y 15 dólares por barril en los últimos meses a pesar de la reducción del rango de mayor a menor.
     
    StanChart dice que su pronóstico para el Brent de 98 dólares por barril para 2024 está bien respaldado por los fundamentos de la oferta y la demanda, diciendo que espera que la demanda global crezca 1,5 millones de barriles por día (mb/d) en 2024, con un suministro de fuera de la OPEP que aumentará en 0,88 mb/d liderado por por Estados Unidos, Canadá, Guyana y Brasil. También han pronosticado déficits de oferta en el primer y segundo trimestre que eventualmente darán paso a un leve superávit en el segundo semestre. Mientras tanto, StanChart ha pronosticado que es probable que continúe el objetivo de la OPEP de estabilizar los precios en un rango aceptable, y podría conducir a un mayor ajuste de los fundamentos en 2025.
     
    Standard Chartered ha pronosticado una reducción adicional de 120 mb en los inventarios globales en el cuarto trimestre, además de la reducción de 172 mb en el tercer trimestre. Los expertos esperan que la tasa de extracción de inventarios se acelere de 0,52 mb/d en octubre a 1,38 mb/d en noviembre y 1,99 mb/d en diciembre. StanChart dice que es posible que el actual dominio de las principales operaciones en Oriente Medio haya conducido a precios más bajos al distraer al mercado tanto de la caída de los inventarios como de las políticas de los productores destinadas a lograr un aterrizaje suave para el mercado a niveles de precios más altos. En otras palabras, la reciente tendencia hacia precios más altos con menor volatilidad ha sido reemplazada por una tendencia a la baja con mayor volatilidad.
    Se trata de una tendencia notable si se tiene en cuenta el aumento de la producción estadounidense. Los datos  de la  Administración de Información Energética de EE.UU. (EIA) muestran que  la producción de crudo estadounidense creció un 0,7% hasta 12,99 millones de barriles por día (bpd) en julio, su nivel más alto desde noviembre de 2019, cuando la producción alcanzó un pico de 13 millones de bpd. La producción de Texas creció un 1,3% a 5,6 millones de bpd en julio, su nivel más alto registrado; La producción de Dakota del Norte aumentó un 1,2% a 1,2 millones de bpd, mientras que la producción de Nuevo México aumentó un 0,6% a 1,8 millones de bpd.
     
    El lado de la demanda de la ecuación es igualmente alentador. Según StanChart, la demanda mundial de petróleo ya ha superado la demanda de petróleo anterior a Covid establecida en agosto de 2019, con un promedio de 102,33 millones de barriles por día (mb/d), lo que supone un aumento anual de 1,2 mb/d y un aumento anual de 2,3. millones/día. Los analistas han refutado los argumentos de algunos analistas de Wall Street de que los altos precios del petróleo ya han provocado la destrucción de la demanda.
     
    Mientras tanto, los precios de la gasolina en Estados Unidos han seguido bajando en las últimas semanas, y  el galón de gasolina regular  se vende ahora a un promedio nacional de 3,462 dólares, frente a los 3,815 dólares de hace un mes y los 3,758 dólares de hace un año.
     
    Por Alex Kimani para Oilprice.com