log in

De Interés económico

Buscar Noticias

¿Por qué se hunde el dólar a nivel mundial? La respuesta está más allá de EE.UU.

0
0
0
s2smodern
En el contexto actual, hay varios factores que deberían estar impulsando al dólar al alza.En el contexto actual, hay varios factores que deberían estar impulsando al dólar al alza.Un mal inicio de año está teniendo el dólar a nivel mundial, con una caída de más de 10% frente a sus principales pares globales, ubicándose así en su punto más bajo desde enero de 2015. ¿Pero qué explica el retroceso de la principal moneda de reserva del mundo? es una pregunta que intriga a la mayoría de los expertos.
 
De hecho, en el contexto actual, hay varios factores que deberían estar impulsando al dólar al alza. La economía estadounidense está creciendo a un ritmo sólido y debería seguir fortaleciéndose. Los rendimientos en los bonos del Tesoro, van en ascenso. Ambos factores normalmente asociados a una mayor fortaleza de la divisa.
 
Y la Reserva Federal parece estar decididamente embarcada en un camino de endurecimiento monetario, con las crecientes expectativas inflacionarias reforzando esta tendencia. Las alzas de tasas normalmente generan presiones al alza del dólar porque atraen a más inversionistas extranjeros a comprar activos denominados en esa moneda. Entonces, ¿qué está ocurriendo? La explicación hay que buscarlas fuera de sus fronteras, particularmente en Europa, Japón y también en China.
 
Europa se afirma
Aunque la mayor economía del planeta está dando muestras de mayor dinamismo, en términos relativos, la mayor fortaleza de otras regiones, como Europa, está pesando más en los inversionistas. En esta región, las renovadas señales de salud, particularmente en Alemania y Francia, están elevando las expectativas de que el Banco Central Europeo (BCE) ponga fin a su masivo programa de alivio cuantitativo, recortando las compras de bonos.
 
Eso está haciendo subir los rendimientos de los títulos europeos, volviéndolos más atractivos respecto de los papeles denominados en dólares. Las expectativas de un giro en la política monetaria aumentaron luego de que el BCE publicara la minuta de su reunión de diciembre, donde reveló que algunos miembros de su consejo están a favor de enviar una señal de endurecimiento en los primeros meses de este año. Los mercados de dinero están incorporando ahora una probabilidad de 74% para un alza de 10 puntos base en la tasa de depósitos del BCE en diciembre, y dos alzas para junio de 2019.
 
Aunque desde entonces el instituto emisor han salido a moderar las expectativas a través de intervenciones verbales, las presiones se mantienen. Una encuesta realizada por Bloomberg entre inversionistas encontró que cerca de 50% de los consultados anticipa que el BCE anunciará el fin de su programa de compra de activos en junio, frente al 38% que antes esperaba novedades para esa fecha. La autoridad europea volverá a reunirse este jueves. Y aunque los inversionistas estarán atentos a cualquier señal de endurecimiento, es poco probable que haya cambios por ahora, y el presidente de la entidad, Mario Draghi, podría incluso salir, por el contrario, a tratar de moderar la ansiedad de los inversionistas.
 
Japón manda mensaje
 
En Japón la racha de crecimiento del PIB más larga en dos décadas está elevando las apuestas de que la política monetaria expansiva comenzará a normalizarse. El Banco de Japón (BoJ) pareció reforzar esas expectativas tras recortar la semana pasada sus compras de títulos de largo plazo, fomentando expectativas de que está dispuesto a permitir que el rendimiento de los bonos a 10 años suba por sobre su meta actual de cerca de 0%. El rendimiento de estos papeles se elevó así a 0,08%, su mayor nivel desde octubre.
 
“Un cambio en el sentimiento sobre el BoJ podrían mandar al yen significativamente más arriba”, comentó a Bloomberg, Nader Naemi, de AMP Capital Investors. “El BoJ ha llegado al final del camino y hay poco más que pueda o quiera hacer para relajar su política aún más, aparte de tratar de empinar la curva”. Kit Trading Fund, un fondo de coberturas basado en Singapur, está apostando ahora con fuerza al yen, anticipando que la moneda japonesa se apreciará entre 10% y 100% frente al dólar.
 
Aunque el gobernador del banco central, Haruhiko Kuroda, reiteró la semana pasada la decisión de mantener su plan de estímulo hasta que la inflación llegue a su meta de 2%, los inversionistas no están convencidos. “Estamos, o nos estamos acercando a un punto de inflexión”, señaló Rajeev De Mello, jefe de renta fija para Asia de Schroder Investment Management. “Los cambios en la política de largo plazo comienzan en el corto, así que los mercados tienen que interpretar las acciones de compras de bonos como una alerta anticipada”. La expectación ha aumentado en los últimos días, a la espera de la próxima reunión de política monetaria del BoJ, que se realizará mañana martes.
 
China gana influencia
 
El dólar también está perdiendo terreno ante el yuan chino, una divisa que ha ido ganando relevancia como moneda de reserva mundial.
 
El billete verde retrocedió el viernes a su punto más bajo frente al yuan en más de dos años, ubicándose en 6,3876 yuanes en el mercado onshore. Esta es la primera vez que el dólar se transa por debajo de la barrera de los 6,40 yuanes desde diciembre de 2015.
 
En un reporte publicado el jueves, Morgan Stanley destacó que el gobierno chino está ansioso de que su moneda sea usada de manera más amplia para el comercio exterior, un factor que puede poner más presión al dólar. Esta percepción ganó fuerza luego de que el influyente Banco Central de Alemania anunciara el lunes su decisión de incorporar al yuan dentro de sus reservas internacionales, lo cual podría dar impulso a la moneda en las finanzas globales. Las apuestas por el yuan también se vieron reforzadas luego de que Beijing informara el jueves que la economía se expandió a una sólida tasa de 6,8% en el cuarto trimestre, superando las expectativas de los economistas. Los últimos datos sugieren que la segunda economía del planeta se mantiene a paso firme, a pesar de las medidas del gobierno para contener la especulación atacando una burbuja en el mercado de créditos.
 
Es probable que el Banco Popular de China relaje en parte sus restricciones al mercado de capitales para permitir un mayor flujo de salida y contener la fortaleza del yuan, aunque no intervendría de manera directa, señaló el estratega de Mizhuho Bank, Ken Cheung. “En términos relativos al resto del mundo, en particular en comparación con los mercados emergentes, EEUU estaría creciendo más lento que antes”, comentó a DF Gonzalo Reyes, economista y fundador de la gestora de inversiones Abaqus. “Un buen ejemplo de esto es la tasa de crecimiento del PIB en China que por primera vez desde 2010 que se aceleró”.
 
 
LAREPUBLICA.CO
 
Links to Best Bookmaker Bet365 it The UK