Logo

Opinión: "Petróleo y tasa de cambio"

0
0
0
s2smodern
Para la salud económica del país es necesario romper la correlación entre petróleo y tasa de cambio.Para la salud económica del país es necesario romper la correlación entre petróleo y tasa de cambio.En lo corrido del año el precio del dólar ha caído de forma acelerada. La revaluación del peso llegó a ser del 10 por ciento a mediados del mes pasado y, aunque se ha recuperado un poco, Colombia ha vuelto a ser el campeón mundial en materia de revaluación. La explicación general que se ha dado a este comportamiento es la subida del precio del petróleo.
 
La correlación entre petróleo y tasa de cambio es válida para explicar las tendencias de largo plazo, pues en la medida en que ingresan más dólares por las exportaciones de hidrocarburos es lógico que caiga el precio de la divisa. Sin embargo, este año hay otros factores que deben ser tenidos en cuenta.
 
Desde principios del siglo, los hidrocarburos han ganado protagonismo en el comercio exterior colombiano, llegando a representar hasta las dos terceras partes de nuestras exportaciones. Aún hoy, cuando quedó atrás el pico de la bonanza, representan un poco más de la mitad de las ventas al exterior, es decir que constituyen una de las principales fuentes de oferta de divisas al país. 
 
Así las cosas, no es de extrañar que en el periodo 2002-2018 el coeficiente de correlación entre el precio del petróleo y la tasa de cambio haya sido muy alto (84 por ciento), lo cual es la causa inmediata de la funesta enfermedad holandesa. Cuando la tasa de cambio sube por factores externos como el precio internacional de una exportación, los demás sectores productivos salen perjudicados porque se abaratan las importaciones y se reciben menos pesos por las demás exportaciones.
 
Sin embargo, aunque el precio del petróleo ha subido 11 por ciento este año, hay hechos que indicarían que la revaluación del mismo periodo tiene otras causas. El primero es que, a pesar del aumento del valor de las exportaciones de hidrocarburos, el monto efectivo de dólares que han entrado al mercado de divisas por este concepto es bajo. 
 
En efecto, según las cifras de la balanza cambiaria del Banco de la República, hasta el pasado 20 de abril los ingresos de divisas por petróleo solo habían sido 51 millones de dólares, un monto demasiado bajo para generar una presión bajista en el precio del dólar. Lo que sí ha aumentado significativamente son los ingresos de capitales golondrina, es decir, los capitales extranjeros que vienen al país a hacer inversiones de corto plazo, en TES, bonos o acciones, y que en cualquier momento pueden volver a salir creando una delicada situación de vulnerabilidad.
 
En los primeros cuatro meses del año, por concepto de inversión extranjera de corto plazo, han entrado al país 2.500 millones de dólares, que representan casi el 66 por ciento del total que ingresó durante el 2017. Esa ha sido la verdadera fuente del aumento de oferta de divisas en el mercado cambiario, que ha presionado la revaluación.
 
No deja de sorprender que vengan tantos capitales a Colombia cuando están subiendo las tasas de interés en Estados Unidos, lo que está induciendo el retorno de capitales de economías emergentes a ese país. La explicación puede ser que el alza de los precios del petróleo, así no genere ingresos a corto plazo, sí alimenta expectativas de ingresos futuros y el mercado se anticipe a la futura revaluación. En cualquier caso, para la salud económica del país es necesario romper la correlación entre petróleo y tasa de cambio.
 
 
MAURICIO CABRERA GALVIAS
 
PORTAFOLIO.CO
Bogotá - Colombia - 2003 © PAISMINERO. Todos Los Derechos Reservados.