Menu
RSS

Buscar en todas las Noticias

Queda una brecha de entre $6.000 y $7.500 con el precio internacional para el diésel

0
0
0
s2sdefault
El Carf estima que el subsidio al Acpm significa cerca de $16 billones del Fepc, y el total si se suma el monto de gasolina es de $20 billones.
Con dos incrementos mensuales pendientes en la gasolina ya se acerca el inicio para los aumentos graduales del Acpm, más conocido como diésel.
 
Uno de los factores que tienen quieto el precio del diésel en $9.145, en promedio por galón, es el hecho de que el Gobierno busca evitar un impacto en la inflación a través del transporte de carga, pero es un arma de doble filo que sigue incrementando un déficit que alcanza cerca de $16 billones para 2023, según cuentas del Comité Autónomo de la Regla Fiscal, Carf.
 
El Ministerio de Hacienda calcula que el déficit completo, contando la gasolina, cierre en $20 billones este año.
 
Analistas han calculado que la brecha de gasolina ya se cerró. “Desde hace más de un mes el ingreso al productor IP de la gasolina básica superó el costo de oportunidad del refinador, que está definido como el precio de paridad de exportación PPE”, dijo el analista e ingeniero Roberto Alban.
 
Al inicio del mes, el cálculo de Julio César Vera, presidente de Xua Energy, también arrojó que el precio de la gasolina ya estaba por encima del precio de paridad. Pero el monto de la brecha varía todos los días, pues depende de varios factores: la tasa de cambio, el precio internacional de la gasolina y el Acpm, y el precio regulado que impone el Gobierno.
 
Esto quiere decir que el camino que le queda a la brecha del Acpm es de, al menos, $6.000 o $7.500, lo que varía dependiendo de los factores mencionados. El Carf calcula que la brecha está entre $7.000 y $7.500. Mientras que Xua Energy estima un aproximado de $6.200.
 
El “problemón” del déficit del Fondo de Estabilización de Precios de los Combustibles, Fepc, parte del subsidio a los combustibles, porque el diferencial del precio de venta en Colombia y el precio internacional es subsidiado por el Estado.
 
Cuando los combustibles aumentaron de precio en el resto del mundo, Colombia no incrementó sus precios, lo que hizo crecer el déficit de forma desmedida. El cierre de las brechas es el objetivo actual para no seguir subsidiando los combustibles. Andrés Velasco, director técnico del Carf, estima que aproximadamente $1,2 billones mensuales se destinan el subsidio al diésel.
 
Por ahora, el MinHacienda sigue revisando el cierre de la brecha para tomar decisiones.
 
Por Juliana Arenales para LaRepública.