Logo

Batalla de titanes: las mayores potencias de Europa lucharán por los recursos rusos

0
0
0
s2smodern
Gas NaturalEl vicepresidente de la empresa gasística rusa Gazprom, Alexandr Medvédev, declaró a la cadena rusa Rossiya 24 que la compañía estaba dispuesta a construir otra tubería por el fondo del mar Báltico, Nord Stream 3. Dicha declaración provocó una gran polémica en los medios de todo el mundo.
 
Durante su entrevista el representante de la compañía explicó que Gazprom es capaz de satisfacer las necesidades de Europa, ya que dispone de las necesarias reservas de gas y puede transportarlo.
 
Los medios de información —tanto occidentales como rusos— comentaron ampliamente el asunto tratando de determinar las raíces de mencionadas declaraciones.
El columnista de Sputnik Dmitri Lekuj resume que los medios críticos coincidieron en que Alexandr Medvédev estaba fanfarroneando con el fin de "trolear a los ucranianos" o "completar por fin la construcción del Nord Stream 2 que no sirve para nada".
 
"Mientras tanto, quien tiene algún conocimiento de los problemas de los mercados energéticos de Europa, entiende que Alexandr Medvédev no bromeaba ni trataba de trolear a nadie", declara Lekuj.
 
El periodista destaca dos razones principales que prueban la seriedad de Gazprom.
 
El primer factor reside en que las reservas europeas de gas se van agotando. Así, por ejemplo, en enero, el Gobierno neerlandés anunció que la producción en el yacimiento de gas más grande del país, Groninga, se reduciría dos veces para el año 2022. Más que eso, para 2030 la extracción del gas en la zona terminará, según afirma el primer ministro de los Países Bajos.
 
La producción del gas se reduce también en Noruega y Escocia. Según los científicos de la Universidad de Oxford, para el año 2020 la extracción de gas en toda Europa bajará desde 256.000 millones hasta 212.000 millones de metros cúbicos por año, y para 2030, hasta 146.000 millones.
 
Mientras que la producción se reduzca, la demanda aumentará. Así, las centrales térmicas de carbón dejarán de existir, y para 2022 Alemania planea cerrar todas sus plantas nucleares. Al mismo tiempo, la demanda industrial del gas se hace cada vez más alta.
 
Ninguna reserva de gas natural licuado de ningún país será capaces de reemplazar al gas ruso tanto por las dificultades económicas como por las técnicas, según observa el periodista.
 
Lekuj afirma que al tratar de la posible construcción de Nord Stream 3, Medvédev anunció una posible futura licitación que todavía no está discutida, pero se debe a la necesidad.
Además, el vicepresidente de Gazprom recordó que pronto la empresa determinaría la ruta definitiva del Turk Stream que se utilizará para suministrar el combustible a Grecia, Italia, Bulgaria, Serbia y Hungría.
 
En cuanto a Rusia, le favorece tanto la ruta de Nord Stream 3 como del Turk Stream. En esta situación, Turquía y Alemania —los estados más grandes de Europa más allá de Rusia— deberán competir por la construcción de nuevas tuberías, según concluye el columnista.
 
Fuente: mundo.sputniknews.com
Bogotá - Colombia - 2003 © PAISMINERO. Todos Los Derechos Reservados.