Menu
RSS

Doble recesión, un riesgo que crece en la economía mundial

0
0
0
s2sdefault
Cada vez más países de Europa han impuesto de nuevo medidas de restricción, lo que afecta a la actividad económica.Cada vez más países de Europa han impuesto de nuevo medidas de restricción, lo que afecta a la actividad económica.En las últimas semanas, en la economía mundial corre como un rumor un nuevo nubarrón: la posibilidad de una doble recesión, un panorama que si bien puede quedarse tan solo en una amenaza, el riesgo de que ocurra cada vez es mayor.
 
Y es que muchas voces de la economía se han encargado de mostrar que esta posibilidad es real. El gurú económico, Nouriel Roubini, dijo recientemente en una entrevista que prevé un escenario de “recuperación anémica”, el cual derivaría en la doble recesión.
 
Asimismo, Christine Lagarde, presidenta del Banco Central Europeo, aseguró hace poco que “la posibilidad de una doble recesión no puede descartarse aún, dado que las nuevas restricciones elevarán de nuevo la incertidumbre para los hogares, las empresas y los bancos”.
 
Y Chris Williamson, economista jefe de IHS Markit, la firma encargada del índice PMI en Europa y Estados Unidos, apuntó en octubre que “la zona euro se enfrenta a un mayor riesgo de caer en una doble recesión por la segunda oleada de infecciones”, lo que ratificó en noviembre: “es cada vez más difícil predecir cómo la economía podría evitar volver a un declive. Los últimos datos del PMI refuerzan la posibilidad de la temida doble caída”.
 
El PMI de Europa cayó a 50 puntos en la última medición, es decir, que se encuentra a las puertas de volver a la contracción, una caída en el Viejo Continente que ya se da por hecha. El vicepresidente del BCE, Luis de Guindos, aseguró el viernes que “en el cuarto trimestre, la proyección que teníamos no se cumplirá. El crecimiento será cercano a cero, o incluso negativo”.
 
De hecho, Bloomberg Economics rectificó su previsión y apunta a que pese al repunte de más de 12% en la eurozona en el tercer trimestre, en el cuarto se espera una nueva baja de 2,4%, lo que abriría la puerta a la doble recesión en 2021.
 
Pero no solo la UE está en esta situación, pues un informe de JP Morgan también pintó el viernes un peor panorama en Estados Unidos, con un avance de solo 2,8% en el cuarto trimestre, y una vuelta a la contracción en los tres primeros meses de 2021, periodo en el que la baja sería de 1%.
 
Al tiempo, el reporte de IHS Markit para Reino Unido afirma que “la parece encaminarse hacia una doble recesión este invierno y hacia una senda de recuperación mucho más desafiante en 2021”.
 
Y en Japón, el PMI en noviembre bajó a 48,3 puntos, lo que ya indica contracción. Es más, un informe también publicado el pasado viernes por los economistas de Mitsubishi UFJ Research & Consulting Co, señala que “tan solo un pequeño empujón es suficiente para llevar a Japón a una doble recesión”, aunque el documento explica que no es el escenario principal.
 
El mismo Fondo Monetario Internacional (FMI), dijo la semana pasada que la recuperación mundial se está desvaneciendo, y que la reactivación será más difícil de lo esperado en 2021.
 
¿ESCENARIO POSIBLE?
 
Como explica Pedro Aznar, profesor de Economía y Finanzas de Esade, en España, la doble recesión “es un fenómeno que ya ha ocurrido: el crecimiento del PIB parece dibujar una W. La economía cae, como pasó con los confinamientos, luego mejora, y después vuelve a bajar. La segunda ola está llevando a muchos países a volver a aplicar restricciones, algo que produce descensos en la actividad, que pueden generar estos crecimientos negativos y, por tanto, una recesión. Si los confinamientos se alargan, podría ser un factor determinante para que se dé esa situación”.
 
Ante esto, en las economías desarrolladas este panorama tiene más opciones de volverse realidad. Según indica Alejandro Reyes, economista principal de BBVA Research, “en Europa y Estados Unidos se está observando un fuerte incremento de contagios (por cuatro veces el pico previo en el primero y tres veces en el segundo), lo que está llevando a adoptar nuevos confinamientos y medidas que afectan a la actividad. Sin lugar a dudas, el riesgo de la doble recesión es alto en estas economías”.
 
Aunque, como agrega el experto del BBVA, las autoridades ahora saben cómo manejar mejor los contagios, al tiempo que los estímulos y la posibilidad de tener una vacuna pronto reduce un poco esa amenaza.
 
Pero lo que es claro es que si llega a ocurrir en las mayores economías, Latinoamérica y Colombia también sentirían el impacto. Según Reyes, “si se presenta una doble recesión allí, el efecto sobre la economía regional sería importante, con una caída en precios de materias primas, menores exportaciones y efectos sobre ingresos, ya sean remesas, inversión de portafolio e IED, lo que podría causar otra desaceleración”.
 
Y en el caso de Colombia, el economista de BBVA Research apunta que el país “se encuentran en un ciclo rezagado de contagios frente a Europa y EE. UU., pero si estos comienzan a incrementarse podría nuevamente haber efectos sobre salud lo suficientemente relevantes como para realizar cierres de actividad, quizás menos marcados que en abril, lo que ayudaría a materializar el escenario de doble recesión a nivel local”.
 
Cabe decir que, de momento, una doble recesión es un escenario de riesgo o negativo, no el panorama base con el que trabajan los análisis de la actualidad.
 
Jack Janasiewicz, portafolio manager de Natixis, precisa que “una recesión de doble caída es un evento de baja probabilidad en nuestra opinión”, y señala varios aspectos que cree que tendrían que darse para que tenga lugar ese escenario.
 
Entre estas condiciones que indica Janasiewicz, se encuentra que los resultados de las vacunas no sean tan fiables como se piensa (aunque dice que creen que sí lo son), que la liquidez mundial se vuelva más estrecha, porque los bancos centrales retiran estímulos o suben tasas de interés o que las medidas de apoyo de los gobiernos se vuelven draconianas y obliga a nuevos cierres estrictos.
 
“En América Latina, las amenazas asociadas con una crisis significativa de la atención médica se han mitigado, y a esto se suma que una vacuna permitirá que la economía mundial se acelere, lo que arrastraría a los emergentes. Cualquier riesgo de que se produzca una doble recesión en América Latina se percibiría como corta y rápida, dada la recuperación prevista”.
 
Rubén López Pérez
 
PORTAFOLIO.CO