updated 7:44 AM, Jul 12, 2020 America/Bogota
A+ A A-

Enel-Codensa instalará equipos sensores de nivel de agua, en subestaciones e infraestructura eléctrica subterránea.

  • Published in Energia
0
0
0
s2sdefault
·         A través de equipos especializados se generan alertas tempranas de manera remota, sobre las condiciones en las que se encuentra la infraestructura eléctrica y en riesgo de inundación.
 
·         Mediante comunicación en tiempo real y de manera automática, se envían señales con mensaje de texto y con una plataforma de seguimiento al Centro de Monitoreo de la zona.
 
·         Una vez se reciben las alertas, la compañía envía equipos técnicos y cuadrillas, con el fin de desaguar las subestaciones, antes de que se generen afectaciones.
 
Calidda WorkBogotá, 26 de mayo de 2020. En el marco de su estrategia para fortalecer y mejorar los niveles de confiabilidad, seguridad y calidad del servicio, Enel-Codensa se encuentra implementando un piloto de innovación en su operación, consistente en la instalación de equipos sensores de nivel de agua, en subestaciones e infraestructura eléctrica subterránea, ubicados en sótanos de edificios, locales o vías públicas, que suelen inundarse en el Centro de Bogotá, y en las localidades de Chapinero y Teusaquillo.
 
Con esta innovación se busca que, a través de equipos especializados, se generen alertas tempranas y se envíen señales en tiempo real a los Centros de Monitoreo, sobre las condiciones en las que se encuentra la infraestructura eléctrica, la cual puede verse afectada o generar fallas en el servicio, por las fuertes lluvias o inundaciones en la ciudad.
 
De esta manera, por medio de un sensor inductivo, se detecta el nivel de agua de una subestación y de manera automática, se envían señales con mensaje de texto y con una plataforma de seguimiento, para que se puedan tomar decisiones y asignar equipos técnicos y cuadrillas, que desagüen las subestaciones con motobombas especializadas.
 
“Uno de los grandes desafíos que tenemos en la operación de la Compañía, es anticiparnos a los daños o fallas que pueden producirse en la infraestructura eléctrica de la ciudad, a causa de las inundaciones y fuertes lluvias en Bogotá. Por esto, estamos poniendo a prueba un novedoso mecanismo que nos permitirá monitorear los equipos y tomar decisiones oportunas para ello”, aseguró Francesco Bertoli, gerente general de Enel-Codensa.
 
Además de medir el nivel del agua, estos sensores también emiten alertas cuando las subestaciones son abiertas por personal no autorizado y supervisan los niveles de tensión de la infraestructura. En la primera etapa de este proyecto piloto, se han instalado 20 de estos equipos en subestaciones del barrio Marly de la localidad de Chapinero, Nicolás de Federman de Teusaquillo y en otros sectores del Centro de Bogotá.
 
Esta innovación es la primera de su tipo en Latinoamérica y tendrá importantes impactos en el sector de distribución de energía. Los sensores inductivos se suman a los demás esfuerzos realizados por la Compañía, para la operación de la infraestructura eléctrica en situaciones lluvias, como la instalación de equipos sumergibles en subestaciones, la impermeabilización de subestaciones de sótano y la disposición de motobombas permanentes y automáticas en ciertos lugares.
 
Los trabajos técnicos e innovaciones desarrolladas, hacen parte del robusto plan de inversiones que Enel-Codensa viene realizando en toda su zona de operación, con el objetivo de fortalecer la infraestructura eléctrica, atender la creciente demanda de energía requerida para el desarrollo económico e industrial del centro del país y mejorar los niveles de confiabilidad, estabilidad, seguridad y calidad del servicio en Bogotá y Cundinamarca.