log in

De Interés Ambiental

Enel reducirá en un 70% sus emisiones de Gases de Efecto invernadero

0
0
0
s2sdefault
Enel refuerza su posición líder en la transición de energía por el aumento gradual de su empuje hacia la descarbonización, reduciendo drásticamente sus emisiones respecto a 2017, certificados en base a los estándares de SBTi, una iniciativa mundial que valida estrategias de descarbonización corporativas.
 
La nueva apuesta, que persigue el compromiso de las Naciones Unidas de limitar el aumento máximo de la temperatura global a 1.5°C desde los niveles preindustriales, marca un importante paso adelante para lograr el objetivo de emisiones cero de Enel para 2050.
 
En su avance hacia el objetivo de cero emisiones para 2021, el Grupo Enel incrementará su capacidad de producción de energía renovable en más de un 25%, al tiempo que reducirá la potencia térmica en más de un 15% con respecto a los niveles actuales.
 
 
Light Bulb 1Roma, – Enel se ha comprometido a reducir sus emisiones directas de gases de efecto invernadero en un 70%[1] por kWh para 2030 tomando 2017 como año de referencia. De este modo, se convierte en una de las primeras empresas en adoptar el objetivo de reducción de emisiones establecido en la certificación de la iniciativa Science Based Targets (SBTi) actualizada en abril de 2019.
 
Asimismo, para 2030, Enel se ha comprometido a rebajar en un 16% sus emisiones indirectas relacionadas con la venta de gas natural en el mercado minorista, tomando 2017 como año de referencia. 
 
SBTi es la iniciativa más reconocida a escala mundial en materia de establecimiento de objetivos con base científica con el objetivo de impulsar el compromiso de las empresas con la transición hacia una economía de cero emisiones. Su actualización de abril de 2019 es consecuencia de la publicación en octubre de 2018 del Informe especial sobre el calentamiento global de 1,5°C publicado por el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre Cambio Climático (IPCC) de las Naciones Unidas.
 
El compromiso de Enel con SBTi se enmarca en los planes del Grupo dirigidos a la consecución del objetivo de cero emisiones para 2050 y coincide con las reducciones de gases de efecto invernadero necesarias para mantener el calentamiento global considerablemente por debajo de los 2°C.
 
 
“La reducción de nuestras emisiones directas en un 70% mediante la aplicación de este nuevo objetivo con base científica nos pone, veinte años antes de la fecha límite de 2050, en la justa dirección para cumplir nuestro objetivo de plena descarbonización,” señala Francesco Starace, CEO y director general de Enel. “El cambio climático supone un gran reto, ya que se trata de uno de los mayores desafíos de nuestro tiempo. No obstante, también representa una enorme oportunidad, pues, en la actualidad, las energías renovables contribuyen de manera muy significativa al crecimiento de Enel y la sostenibilidad constituye uno de los principales motores de creación de valor. Nuestra estrategia aborda los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas, creando valor financiero y contribuyendo al establecimiento de una sociedad de cero emisiones. Como marco global, SBTi ha abierto el camino para las corporaciones dispuestas a generar valor a partir de una descarbonización sostenible. La meta general de esta iniciativa es que el establecimiento de objetivos con base científica se convierta en una práctica habitual en el ámbito empresarial y Enel está preparada para liderar el camino a través de nuestros ambiciosos objetivos”.
 
El nuevo objetivo certificado de Enel sigue el compromiso firmado en julio de 2019 por Francesco Starace, CEO y director general del Grupo. En dicho documento, Enel se compromete a perseguir la meta de limitar el incremento máximo de la temperatura global a 1,5°C en comparación con los niveles preindustriales, así como a generar cero emisiones para 2050, de conformidad con el Objetivo de Desarrollo Sostenible (ODS) 13 de la ONU. La iniciativa aspira a responder al llamamiento lanzado por la ONU antes de la cumbre del clima prevista para el 23 de septiembre en Nueva York.
 
Enel fue una de las primeras empresas del mundo en unirse a SBTi en 2015, momento en el que la iniciativa estableció un objetivo con base científica para la reducción de un 25% de las emisiones de gases invernadero por kWh para 2020 tomando el año 2007 como referencia. Enel avanza de manera satisfactoria hacia la consecución de este objetivo, a la vista de la reducción en un 21% de las emisiones de gases de efecto invernadero por kWh en 2018, en comparación con 2007. La empresa continuará esta tendencia mediante grandes inversiones en energías renovables, como los 11.600 millones en gastos brutos de capital que ha previsto invertir para 2021. A través de Enel Green Power, que se ha convertido en el operador de renovables privado más grande del mundo, el Grupo cuenta en la actualidad con una capacidad renovable gestionada de más de 43 GW, que se incrementará en unos 11,6 GW para 2021, lo que equivale a un aumento de más del 25%. Al mismo tiempo, se reducirá la capacidad térmica en torno a 7 GW desde los más de 46 GW actuales, lo que representa un descenso de más del 15%. La aplicación de esta estrategia contribuirá a que el 62% de la producción de la empresa esté exenta de emisiones para 2021.
 
Enel está contribuyendo a la transición energética mediante el fomento de un modelo empresarial sostenible a lo largo de toda su cadena de valor. En la actualidad, Enel gestiona la red privada de distribución de energía más grande del mundo con más de 2,2 millones de kilómetros, que presta servicio a unos 73 millones de usuarios, de los cuales el 60% ya están digitalizados. Además, Enel X, la línea de negocio de soluciones energéticas avanzadas de Enel, permite a la empresa contribuir de manera proactiva a la descarbonización de otros sectores, tales como el transporte, mediante un plan de movilidad eléctrica a gran escala. A través de dicho plan, Enel X prevé tener 455.000 puntos de carga públicos y privados para vehículos eléctricos instalados en todo el mundo para 2021. 
 
SBTi es una colaboración entre el Carbon Disclosure Project (CDP), el Pacto Global de la ONU, el Instituto de Recursos Mundiales (WRI) y el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF). Esta iniciativa ofrece a las empresas una vía para identificar la cantidad de emisiones que deben reducir y a qué velocidad hacerlo, con el objetivo de contener el calentamiento global.  Con su actualización en abril de 2019, SBTi ahora permite a las empresas establecer objetivos de reducción de emisiones en consonancia con la meta más ambiciosa del Acuerdo de París sobre el Cambio Climático de 2018: limitar el calentamiento global a bastante por debajo de 2 grados por encima de los niveles preindustriales. 
 
 
 
Links to Best Bookmaker Bet365 it The UK