Logo

En el Chocó, la selva tiene a sus 'guardianes' contra la minería ilegal

0
0
0
s2smodern
Choco  Foto SemanaEl bosque húmedo tropical y las pequeñas cadenas montañosas al interior de varias regiones del Departamento del Chocó están siendo recuperadas y blindadas contra cualquier tipo de explotación. Dicha tarea está a cargo de un grupo de brigadistas de los Consejos Comunitarios de Villa Conto, San Isidro, Santo Domingo, Boca de Tanando y Cocomopoca, los cuales se han tomado muy en serio su trabajo.
 
Esto es posible gracias a la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (Usaid) a través de su Programa Oro Legal y al trabajo de los residentes de los consejos comunitarios antes mencionados. 
 
Ambas partes han comprometido esfuerzos y recursos para vigilar y proteger, mediante acuerdos comunitarios, 14.994 hectáreas donde predomina una gran variedad de hábitats que albergan especies endémicas de fauna y flora.
 
Para Bismark Palomeque Roa, del Consejo Comunitario Mayor de la Organización Popular Campesina del Alto Atrato (Cocomopoca), “como nativo de este territorio he sido testigo de las afectaciones que ha sufrido la selva chocoana; ahora, como brigadista me siento complacido de trabajar por su protección y recuperación. Más allá del estímulo económico que recibimos por parte de Usaid a través del Consejo Comunitario por las actividades que realizamos, lo más importante es ver que en tan corto tiempo nuestro trabajo se evidencia en el blindaje de cientos de especies de flora y fauna, como también en la conciencia que estamos sembrando en las comunidades”.
 
Es de anotar que el departamento del Chocó es reconocido por ser uno de los territorios más biodiversos del planeta como también por ser una de las regiones más lluviosas del mundo.
 
Los brigadistas identifican las áreas degradas e informan al programa Oro Legal para montar la información en un mapa. Luego se traza el plan de rehabilitación a seguir.
 
Cómo funciona el proyecto
 
Para cumplir con el cronograma se crearon cuatro brigadas de monitoreo ambiental o pequeños grupos conformados por personas de la región, que conocen ampliamente el territorio, la mayoría de ellos se dedicaban a la minería en otros tiempos. 
 
Por lo general, la integran cinco personas, entre ellas tres brigadistas, un técnico de campo y un coordinador. Su trabajo consiste en monitorear periódicamente un área, previamente seleccionada mediante coordenadas, en las que se establecen ‘parcelas permanentes de monitoreo’.
 
En estas se realizan jornadas como las siguientes:
 
1. Detectar si existe actividad minera mecanizada ilegal. 
 
2. Identificar áreas degradadas por minería e iniciar su proceso de rehabilitación con especies maderables.
 
3. Levantar inventario de especies maderables de alto valor comercial.
 
4. Recolectar semillas y trasladarlas a los viveros de cada zona para el proceso de germinación. Posteriormente, las introducen en las áreas degradadas por minería mecanizada ilegal.
 
Según explicó Miguel Molano, subdirector del programa Oro Legal de Usaid, “trabajaremos sobre el 30 % del total del área impactada por minería ilegal en el departamento del Chocó. Este trabajo lo acompañaremos con un proceso de desarrollo productivo basado en el cultivo del achiote en los cinco territorios colectivos vinculados al programa”.
 
El último estudio de Naciones Unidas identificó entre 35.000 y 40.000 hectáreas de bosque degradadas en el departamento del Chocó tan solo por minería ilegal.
 
ELPAIS.COM.CO
 
 
Bogotá - Colombia - 2003 © PAISMINERO. Todos Los Derechos Reservados.