Logo

Grandes petroleras dan giro hacia la petroquímica

0
0
0
s2smodern
El negocio petroquímico e industrial de la petrolera colombiana alcanzó un nivel de facturación de $3,4 billones, incluyendo su filial Essentia. La producción de ésta representa el 62 % del negocio del grupo empresarial, destaca informe corporativo.   En la discusión mundial sobre el uso futuro del petróleo, este combustible puede desaparecer como energético, pero como materia prima de bienes y servicios nunca se va a ir del diario vivir de la humanidad. Las grandes multinacionales de hidrocarburos consideran que los compuestos petroquímicos son esenciales para obtener mayores ganancias por cada barril de crudo extraído. Hacia allá están apuntando, y en Oriente Medio ha comenzado una fiebre por el desarrollo de la industria petroquímica.  “Diversas compañías en el mundo han encontrado en este segmento una oportunidad de dar mayor valor agregado a productos derivados del petróleo y ampliar sus portafolios de negocio”, señala Francisco Lloreda, presidente de la Asociación Colombiana del Petróleo (ACP).  En Colombia existe una producción petroquímica que atiende en buena medida las materias primas para la industria de los plásticos, precisa el presidente de Acoplásticos, Carlos Alberto Garay. En el país, el desarrollo de la petroquímica asociada a la producción petrolera ha estado en cabeza de Ecopetrol. Primero en la refinería de Barrancabermeja y luego en la cuestionada de Cartagena (Reficar).  “Es muy valioso que los países con petróleo puedan avanzar en el desarrollo de la petroquímica, porque eso significa dejar de ser exportadores primarios de materias primas. Es bueno producir y exportar productos de valor agregado, como la petroquímica”, sostiene, Julio César Vera, presidente de Acipet.  El negocio petroquímico e industrial de Ecopetrol alcanzó en 2017 un nivel de facturación de $3,4 billones, incluyendo la facturación de la compañía y de su filial Essentia, destaca un informe de la petrolera colombiana. La producción petroquímica e industrial de Essentia representa el 62 % del negocio petroquímico del grupo empresarial, mientras el restante 38 % corresponde a ventas hechas por Ecopetrol.  “El negocio petroquímico e industrial genera gran valor para Ecopetrol. La venta de ciertos productos petroquímicos se concreta a un precio mayor que el de un barril de gasolina”, explica un vocero de la empresa colombiana.  “Para el país, la refinación y la industria petroquímica significan la oportunidad de aprovechar aún más sus recursos naturales, de ahí la importancia de contar con un sector competitivo”, considera Lloreda. Ecopetrol destaca que la petroquímica impacta varios sectores, como el de plásticos, con polietileno y polipropileno, el primero producido en Barrancabermeja y el segundo en la planta de Essentia, o el industrial, con varsol, azufre y ácido sulfúrico producidos en la refinería de Barrancabermeja, y azufre y coque, también en Cartagena.  En la construcción de viviendas está presente en disolventes alifáticos y aromáticos que vienen de Barrancabermeja. Las obras de infraestructura se benefician con el suministro de asfalto para las vías, que se produce en Barrancabermeja y en la refinería de Apiay.  Para la industria automotriz se hacen lubricantes en Barrancabermeja y en Cartagena se produce el negro de humo, que interviene como insumo en el proceso de fabricación de llantas.  De la producción total de los productos petroquímicos e industriales de Ecopetrol, casi el 40 % se exporta a mercados, principalmente de la región, como Brasil, Argentina, Centroamérica, Perú y Ecuador. “Colombia consume alrededor de 1,3 millones de toneladas de resinas plásticas”, recuerda Garay.  Como en el país no hay un gran negocio de refinación privada, Ecopetrol es la única petrolera con activa presencia en el desarrollo de la petroquímica, considera Acipet. ACP destaca que el crecimiento de la industria petroquímica demandará también un impulso a la exploración y producción de los hidrocarburos. Garay destaca que hay petroquímica como consecuencia de la política de combustibles y otra producto del desarrollo per se de la industria.El negocio petroquímico e industrial de la petrolera colombiana alcanzó un nivel de facturación de $3,4 billones, incluyendo su filial Essentia. La producción de ésta representa el 62 % del negocio del grupo empresarial, destaca informe corporativo. En la discusión mundial sobre el uso futuro del petróleo, este combustible puede desaparecer como energético, pero como materia prima de bienes y servicios nunca se va a ir del diario vivir de la humanidad. Las grandes multinacionales de hidrocarburos consideran que los compuestos petroquímicos son esenciales para obtener mayores ganancias por cada barril de crudo extraído. Hacia allá están apuntando, y en Oriente Medio ha comenzado una fiebre por el desarrollo de la industria petroquímica. “Diversas compañías en el mundo han encontrado en este segmento una oportunidad de dar mayor valor agregado a productos derivados del petróleo y ampliar sus portafolios de negocio”, señala Francisco Lloreda, presidente de la Asociación Colombiana del Petróleo (ACP). En Colombia existe una producción petroquímica que atiende en buena medida las materias primas para la industria de los plásticos, precisa el presidente de Acoplásticos, Carlos Alberto Garay. En el país, el desarrollo de la petroquímica asociada a la producción petrolera ha estado en cabeza de Ecopetrol. Primero en la refinería de Barrancabermeja y luego en la cuestionada de Cartagena (Reficar). “Es muy valioso que los países con petróleo puedan avanzar en el desarrollo de la petroquímica, porque eso significa dejar de ser exportadores primarios de materias primas. Es bueno producir y exportar productos de valor agregado, como la petroquímica”, sostiene, Julio César Vera, presidente de Acipet. El negocio petroquímico e industrial de Ecopetrol alcanzó en 2017 un nivel de facturación de $3,4 billones, incluyendo la facturación de la compañía y de su filial Essentia, destaca un informe de la petrolera colombiana. La producción petroquímica e industrial de Essentia representa el 62 % del negocio petroquímico del grupo empresarial, mientras el restante 38 % corresponde a ventas hechas por Ecopetrol. “El negocio petroquímico e industrial genera gran valor para Ecopetrol. La venta de ciertos productos petroquímicos se concreta a un precio mayor que el de un barril de gasolina”, explica un vocero de la empresa colombiana. “Para el país, la refinación y la industria petroquímica significan la oportunidad de aprovechar aún más sus recursos naturales, de ahí la importancia de contar con un sector competitivo”, considera Lloreda. Ecopetrol destaca que la petroquímica impacta varios sectores, como el de plásticos, con polietileno y polipropileno, el primero producido en Barrancabermeja y el segundo en la planta de Essentia, o el industrial, con varsol, azufre y ácido sulfúrico producidos en la refinería de Barrancabermeja, y azufre y coque, también en Cartagena. En la construcción de viviendas está presente en disolventes alifáticos y aromáticos que vienen de Barrancabermeja. Las obras de infraestructura se benefician con el suministro de asfalto para las vías, que se produce en Barrancabermeja y en la refinería de Apiay. Para la industria automotriz se hacen lubricantes en Barrancabermeja y en Cartagena se produce el negro de humo, que interviene como insumo en el proceso de fabricación de llantas. De la producción total de los productos petroquímicos e industriales de Ecopetrol, casi el 40 % se exporta a mercados, principalmente de la región, como Brasil, Argentina, Centroamérica, Perú y Ecuador. “Colombia consume alrededor de 1,3 millones de toneladas de resinas plásticas”, recuerda Garay. Como en el país no hay un gran negocio de refinación privada, Ecopetrol es la única petrolera con activa presencia en el desarrollo de la petroquímica, considera Acipet. ACP destaca que el crecimiento de la industria petroquímica demandará también un impulso a la exploración y producción de los hidrocarburos. Garay destaca que hay petroquímica como consecuencia de la política de combustibles y otra producto del desarrollo per se de la industria.El negocio petroquímico e industrial de la petrolera colombiana alcanzó un nivel de facturación de $3,4 billones, incluyendo su filial Essentia. La producción de ésta representa el 62 % del negocio del grupo empresarial, destaca informe corporativo.
 
En la discusión mundial sobre el uso futuro del petróleo, este combustible puede desaparecer como energético, pero como materia prima de bienes y servicios nunca se va a ir del diario vivir de la humanidad. Las grandes multinacionales de hidrocarburos consideran que los compuestos petroquímicos son esenciales para obtener mayores ganancias por cada barril de crudo extraído. Hacia allá están apuntando, y en Oriente Medio ha comenzado una fiebre por el desarrollo de la industria petroquímica.
 
“Diversas compañías en el mundo han encontrado en este segmento una oportunidad de dar mayor valor agregado a productos derivados del petróleo y ampliar sus portafolios de negocio”, señala Francisco Lloreda, presidente de la Asociación Colombiana del Petróleo (ACP).
 
En Colombia existe una producción petroquímica que atiende en buena medida las materias primas para la industria de los plásticos, precisa el presidente de Acoplásticos, Carlos Alberto Garay. En el país, el desarrollo de la petroquímica asociada a la producción petrolera ha estado en cabeza de Ecopetrol. Primero en la refinería de Barrancabermeja y luego en la cuestionada de Cartagena (Reficar).
 
“Es muy valioso que los países con petróleo puedan avanzar en el desarrollo de la petroquímica, porque eso significa dejar de ser exportadores primarios de materias primas. Es bueno producir y exportar productos de valor agregado, como la petroquímica”, sostiene, Julio César Vera, presidente de Acipet.
 
El negocio petroquímico e industrial de Ecopetrol alcanzó en 2017 un nivel de facturación de $3,4 billones, incluyendo la facturación de la compañía y de su filial Essentia, destaca un informe de la petrolera colombiana. La producción petroquímica e industrial de Essentia representa el 62 % del negocio petroquímico del grupo empresarial, mientras el restante 38 % corresponde a ventas hechas por Ecopetrol.
 
“El negocio petroquímico e industrial genera gran valor para Ecopetrol. La venta de ciertos productos petroquímicos se concreta a un precio mayor que el de un barril de gasolina”, explica un vocero de la empresa colombiana.
 
“Para el país, la refinación y la industria petroquímica significan la oportunidad de aprovechar aún más sus recursos naturales, de ahí la importancia de contar con un sector competitivo”, considera Lloreda. Ecopetrol destaca que la petroquímica impacta varios sectores, como el de plásticos, con polietileno y polipropileno, el primero producido en Barrancabermeja y el segundo en la planta de Essentia, o el industrial, con varsol, azufre y ácido sulfúrico producidos en la refinería de Barrancabermeja, y azufre y coque, también en Cartagena.
 
En la construcción de viviendas está presente en disolventes alifáticos y aromáticos que vienen de Barrancabermeja. Las obras de infraestructura se benefician con el suministro de asfalto para las vías, que se produce en Barrancabermeja y en la refinería de Apiay.
 
Para la industria automotriz se hacen lubricantes en Barrancabermeja y en Cartagena se produce el negro de humo, que interviene como insumo en el proceso de fabricación de llantas.
 
De la producción total de los productos petroquímicos e industriales de Ecopetrol, casi el 40 % se exporta a mercados, principalmente de la región, como Brasil, Argentina, Centroamérica, Perú y Ecuador. “Colombia consume alrededor de 1,3 millones de toneladas de resinas plásticas”, recuerda Garay.
 
Como en el país no hay un gran negocio de refinación privada, Ecopetrol es la única petrolera con activa presencia en el desarrollo de la petroquímica, considera Acipet. ACP destaca que el crecimiento de la industria petroquímica demandará también un impulso a la exploración y producción de los hidrocarburos. Garay destaca que hay petroquímica como consecuencia de la política de combustibles y otra producto del desarrollo per se de la industria.
 
POR: Jorge Sáenz V
 
ELESPECTADOR.COM
Bogotá - Colombia - 2003 © PAISMINERO. Todos Los Derechos Reservados.