Menu
RSS
 

Países del Golfo Pérsico no apoyan reunión urgente de la OPEP

0
0
0
s2sdefault
Ali I  NaimiDUBAI (EFE Dow Jones)—Los productores árabes de petróleo del Golfo Pérsico no son partidarios de celebrar una reunión de urgencia de la Organización de Países Productores de Petróleo, lo que reduce las posibilidades de que el grupo actúe para apuntalar los bajos precios del crudo.
 
Los delegados de los países árabes del Golfo Pérsico que pertenecen a la OPEP prefieren esperar a la próxima reunión ordinaria del grupo, en junio, cuando habrá una idea más clara sobre cómo afectan los barriles de petróleo de Irán al mercado tras la retirada de las sanciones occidentales al país. Irán se ha comprometido a aumentar la producción en un millón de barriles diarios este año, con lo que podría inundar un mercado en el que ya hay demasiada oferta.
 
“Aún no sabemos cuánto petróleo puede añadir Irán al mercado y pasarán semanas hasta que eso quede claro, si no meses, por lo que no tiene sentido convocar una reunión de urgencia”, dijo un delegado de un país del Golfo en la OPEP.
 
Entre los estados árabes del Golfo Pérsico en la OPEP se destacan Arabia Saudita, Kuwait, Qatar y Emiratos Árabes Unidos, un influyente bloque que lidera actualmente la política de la organización de permitir al mercado manejarse solo.
 
Estos comentarios llegan en un momento en el que el ministro de Energía de Venezuela, Eulogio Del Pino, está llevando a cabo una gira por países productores de petróleo como Rusia o Arabia Saudita para intentar conseguir apoyos para una reducción coordinada de la producción con la esperanza de que eso haga subir los precios. La inacción de la OPEP ha contribuido a que los precios del petróleo bajen a niveles que no se veían desde hace más de una década. El mes pasado, el barril de petróleo llegó a US$27.
 
Estos precios han sacudido a la economía de Venezuela y otros miembros de la OPEP, como Argelia o Nigeria, y han provocado la petición de una reunión de urgencia.
 
Pero algunos grandes productores se oponen a rebajar la producción, como Irán, donde un alto funcionario dijo el viernes que su país “no considerará una rebaja” hasta que sus exportaciones hayan aumentado en 1,5 millones de barriles al día y alcanzado los niveles precios a la imposición de las sanciones. Podría tardarse más de un año en alcanzar dicha cantidad. Libia tampoco desea reducir su producción porque el violento conflicto en que está sumido el país ha diezmado su sector petrolero.
 
Por su parte, las autoridades rusas, un país en cuyo presupuesto tiene mucho peso el petróleo, han dicho en reiteradas ocasiones en los últimos días que están dispuestas a hablar con otros productores, pero no han dado señales de estar preparadas para reducir la producción.
 
Por Summer Said y Benoît Faucon
 
WSJournal.com

FERIA MINERÍA Y CONSTRUCCIÓN

Promo Feria T(1)